El blog del Dr. Enrique Rubio

Categoría: depresion demencias (Página 1 de 4)

DEPRESION Y DEMENCIAS

Depresión y  Demencias

Dice el Dr. Enrique Rubio que cada día se encuentra con cantidad de libros y artículos en los periódicos o médicos que en TV, dan unas nociones, para ser feliz. Afirma que se queda anonadado, «porque no tienen nada que ver con lo que yo veo en mis enfermos»

Demencia y Depresion. imagen prismasa.org

Imagen: prismasa.org

Comenta: Mis enfermos, tienen mas de 70 años y hasta 96 y la patologia mas frecuentes son:  multiples infartos cerebrales, diabetes, demencias, dislipemias y sobre todo dolores articulares y dominándolo todo, están tristes, no duermen bien, no tienen ganas de nada y están llenos de dolores. Les puedo asegurar que el trato es exquisito y la medicación lo mas ambiciosa posible para cubrir todos los aspectos de su patología. Y si que mejoran, recuperan las parálisis o parte de ella, se mejora la cifra de azúcar en sangre, duermen algo mejor y les quitamos los dolores.

Pero ¿cuanto tiempo dura esto?. Cada vez vivimos mas.

Yo recuerdo mis tiempos de Neurocirujano en Sevilla y la edad media de los pacientes era sensiblemente menor, de forma que si algún paciente con mas de 60 años, tenia un tumor cerebral o un hematoma o una patología importante en el cerebro, nos pensábamos en operarlo, porque los resultados no eran buenos. Hoy no es infrecuente que operemos a un señor con 90 años y además quede aceptablemente bien. Es verdad que la técnica, las unidades de cuidados intensivos y todo un arsenal de medicina ha permitido esto.

Doctor Enrique Rubio Neurocirujano

Dr. Rubio García | Foto DiariodeJerez

Pero yo no hablo de esto. Hablo del señor enfermo y su familia que están metidos en la tristeza, y que le dan vuelta a todo y que cualquier cosa es en su opinión insufrible. Un paciente que ha tenido un cuadro de insuficiencia vascular cerebral y le produce un defecto de la motilidad de uno de sus hemicuerpos, por muy bien que quede, no estará nunca como antes de sufrir el ictus, así se llama a las isquemia fulminantes. Forzosamente aquel enfermo queda peor que antes y no solo físicamente sino siempre con quejas, con matices poco importantes que le amargan la vida. Porque ser feliz no es un estado sublime que nos acerca a lo exquisito. Ser feliz es no tener dolor ni malestar interior. Así de sencillo y así de terriblemente difícil. Hace unos días, escuche a un psiquiatra conocido, dulce y sabio al que repetidamente he oído hablando del poder de la palabra y como él consigue mejorar el ánimo de los pacientes, jóvenes y viejos con simple consejos y lo que más me molesto y cabreó, es que además los pacientes le hacen caso, ponen en practica sus consejos y además para siempre y en todo momento. Esto no es distinto de lo que se lee en las revistas de cómo obtener una salud fácilmente, que convierten en bienestar unos simples consejos y que los enfermos como digo, lo ponen en marcha y lo hacen siempre. Cuando hablo con mis colegas a los que puedo abordar, y les hablo del tema, ellos afirman que cuando un enfermo, afectado de un grave proceso logra sobreponerse y es capaz de superarse y de despreocuparse de sus dolores, insomnio, insatisfacción y ganas de no salir a la calle y estar siempre en la cama. Ellos me contestan que sí, que es posible y además me parece que tienen cara de decir la verdad. Yo me confundo, pues esto no ocurre ni una sola vez en mis pacientes. si no duermen, y no les doy algo que lo induzca al sueño, que le mejore el dolor y algún antidepresivo. Les aseguro que se queda sin dormir, se levanta cansado, no tienen ganas de leer, ni ver TV, ni salir a la calle, ni casi de nada. Esto que parece un estado de desesperación ante lo poco efectiva de la ayuda que estamos prestando a los enfermos con enfermedades cerebrales y distimia, que son muchos , y que estamos intentando convencerlos que la ayuda viene de ellos, que se pueden autoayudar. Nunca lo he creído. Es posible que lo consigan algunos profesionales muy ensayados, pero pocos días después vuelven a estar inquietos e intranquilos, con trastornos del sueño y malestar interior. Hace falta conocer que le pasa a nuestro cerebro, porque se lesiona tan fácilmente y ello no le permite no solo la alegría, sino le induce a la tristeza. Los recientes estudios sobre las enfermedades demenciales sobre todo de la enfermedad de Alzheimer, parece demostrar que en las necropsias se ve su cerebro lleno de detritus, placas seniles, acúmulos de proteínas beta amiloidotica, sobre todo , fenómenos proinflamatorios y múltiples células inflamadas crónicas como la microglia, y esto difícilmente se va a curar con la palabra por muy amorosas que estas sean. Lo que si parece aceptado es la posibilidad que uno o variosa gérmenes sean los inductores de estos cuadros y la inflamación como respuesta de nuestro organismo, lo cronifique.

Posiblemente no matam a las neuronas sino interfiere sobre su función , dificultando su conducción nerviosa y su función.

El otro factor es la frecuencia con que se reagudiza su enfermedad, con un disgusto, con un cambio de hábitat, con una intervención o con un cambio de medicación y entonces, todo se torna dramático, pasan a un estado de alucinaciones, agitación y desespero y otros a una indiferencia, quietud y hasta coma. Todo ello parece un estado terminal que no solo asusta a los familiares, sino a médicos y enfermeras que pese a su frecuencia no se habitúan a esta delirio del anciano. Pero en la mayoría de los casos se controla con medicamentos que inhiben la DOPA, aunque si la dosis de medicación no es la adecuada, aparece un cuadro extrapiramidal, también dramático. Lo cierto es que tras un acertar con la medicación y el paso de unos días el paciente vuelve a su estado previo de una manera sorprendente en un alto porcentaje de casos. Esto indica la posibilidad que la enfermedad la empiece un virus, el deposito de sustancia proinflamatorias en el cerebro produzca la mayor parte del cuadro clínico y algo añadido y no forzosamente el mismo virus, como medicación, estrés psíquico, o intervención quirúrgica sea capaz de desencadenar el conflicto de delirio. Estamos ante una enfermedad orgánica compleja, que como se observa esta compuesta por:

Un germen, una reacción inflamatoria que tiende a la cronicidad, un deterioro y en ocasiones el proceso inflamatorio, se empieza a ver con frecuencia como final…

De forma que yo no me niego a la terapia de la palabra y al cariño que hay que dar a cualquier paciente, sino lo que afirmo es que ni la palabra ni el cariño tienen fuerza para controlar el proceso y si el conocimiento y la medicación adecuada.

Tener siempre en cuenta que un paciente mayor con clínica previa de algún deterioro cerebral, cualquier evento agresivo le puede desencadenar agravar su estado. No es facil, nada es fácil enmedicina.

Pero la polución en un sentido amplio, produce y agrava casi todo.

La psicoterapia tiene sus indicaciones, el amor y el máximo de los cuidados al paciente hay que practicarlo siempre como principio, pero las enfermedades son orgánicas y hay que tratarlas como tales, el cuadro psíquico que se les añade es también por deterioro de su cerebro y rara vez porque el enfermo presida su deterioro, que también.

El corolario: Es no engañarnos.

Estamos mas proximos al control de la polucion y evitar la inflamacion cronica, que es la causa de la mayoria, de las enfermedades degenerativas que a contar cuentos de Adas.

 

 

CONFESIONES DEL PSIQUIATRA CARL ERIK.

CONFESIONES DEL PSIQUIATRA CARL ERIK.

Especializado en adicciones y bioética

Neoyorquino, profesor en la Universidad de Columbia, Nueva York, Casado con un hijo.

Cree que es importante que los ciudadanos se impliquen en temas políticos, el aislamiento es uno de los factores depresivos. Es budista zen practicante.

El valor de este relato es que lo hace un alcohólico de familia alcohólica pero además Psiquiatra que se dedica al tema de la adicción.

Foto: Beowulf Sheehan Carl Erik

Las adicciones han arruinado las vidas de incontables millones de personas; se trata de una enfermedad ancestral aún incomprendida y que seguimos sin saber abordar de manera efectiva. Fisher vivió en propia carne lo que significa ser alcohólico, un problema que había afectado a su familia durante generaciones. Esa doble vertiente de experto y paciente le ha llevado a bucear en el problema, en su historia y en las diferentes maneras de abordarlo. Con una honestidad y una profundidad encomiables ha escrito Nuestra historia de la adicción (Tendencias), donde cuenta su propio caso y todo lo que sabemos, muy poco, de cómo tratarlas. “Necesitamos una visión más amplia y sobre todo compasiva ante un problema común”. Él, en su consulta privada, aplica técnicas complementarias e integrativas para tratar las adicciones.

Yo era un joven psiquiatra adicto al alcohol; como lo eran mis padres, ambos.

¿Cuándo empezó a beber?

A los 16 años en una fiesta pasé de cero a cien, quería ser aceptado en el clan de los chicos guais y me di cuenta de que beber me funcionaba, me ayudaba a eliminar la ansiedad, las inseguridades y esa idea de que no encajaba.

Pudo estudiar la carrera de Medicina.

Sí, era un médico joven en la ciudad de Nueva York, un académico que ganaba un montón de premios, y me sentía en la cima del mundo.

¿Era un triunfador alcohólico?

Sí, y eso es así para muchas personas, que pueden llegar a perder su salud y su serenidad, pero se aferran al trabajo, que para mí tenía que ver con quién yo creía que era, y me demostraba que estaba sano.

¿Un problema hereditario o aprendido?

Ambos. Nuestro pasado y nuestra biología nos influyen, pero podemos revertirlo.

Cuénteme su experiencia como médico y como paciente.

Cuando en mi primer año de prácticas trataba a pacientes con problemas hepáticos o que venían a urgencia con la garganta fracturada de tanto vomitar, pensaba: “Este podrías ser tú”.

Empezaba a ser consciente.

Sí, y eso me ayudó a reconocer la profundidad y la fuerza de la negación. El alcoholismo es muy común, hay mucho dolor, y eso es lo que lleva a las personas a las adicciones.

¿Qué pasos siguió usted?

Pasé muchos años intentando superarlo solo y no funcionó. Tuve la suerte de poder entrar en un programa de médicos con adicciones; no lo hubiera logrado sin esa ayuda.

Alcohólicos Anónimos parece un buen camino.

Es un programa fantástico, pero la evidencia científica nos dice que el abordaje de talla única no es el correcto. Necesitamos más curiosidad sobre las diferentes formas como la gente crece y cambia.

¿Las adicciones son una enfermedad que se ha tratado como dejadez personal?

Sí, los adictos son los grandes abandonados, pero el término enfermedad es muy reduccionista porque en las adicciones también contribuyen cuestiones culturales y sociales.

Son muchas las adicciones.

Alcohol, drogas, juego, trabajo, sexo, comida, al móvil… La adicción es un problema al que puede ayudar la medicina, pero que va más allá de la medicina.

¿La adicción está en todos nosotros?

Sí, y desde siempre. El gran misterio desde hace 500 o 600 años es por qué la gente sigue recurriendo a ellas cuando la necesidad de parar es vital.

El adicto es una persona que llega a este vicio por múltiples causas ya sean familiares ambientales pero sobre todo por una insuficiencia vital y le obliga a proyectarse con el alcohol y la pregunta es qué estructura cerebral se altera para necesitar una droga qué ayude a eliminar el disconfor.

Un adicto no lo es cualquiera necesita una serie de condiciones que van desde un ambiente familiar o social, una cultura que depende de los medios pero sobre todo por un cerebro que se lo permite..

Tengo la impresión de que la educación no sirve para mucho y los medios sociales que te preocupas del tema llegan donde puede llegar.

Ha sido la maldición de los tiempos la historia nos informa de las epidemias de drogadicción, moduladas por un entorno tanto físico como psíquico que empuja al individuo a drogarse. Pero con unas condiciones personales qué hacen que la misma condición que lleva a algunos individuos de la misma familia y la misma educación hacer Pacífico y normales, otros de la misma familia y de la misma educación necesitan de la adicción.

Cuando se ve el brazo de una persona que se hace Cutting te quedas sorprendido de la estupidez del cuadro.

Qué quiere hacer la persona que se lesiona los brazos y por supuesto le da dolor, para tomar esta actitud.

Más explicable es el suicida tengo tanto ruido en mi cabeza que prefiero no vivir.

Pero nuestra sociedad trata de arreglar estos desmanes con palabras y no es este el camino. Es necesario comprender la fisiopatología del acontecimiento y la localización anatómica de las estructuras cerebrales que no están funcionando adecuadamente

Los fenómenos psíquicos tienen un sustrato orgánico sin los cuales no se producen. Pero sobre todo necesitan el control del lóbulo frontal el lóbulo de la recompensa, para permitirlas.

El cambio de Estado anímico que proporciona unas copas de vino es hasta cierto punto explicable pero lo que no lo de hacerse cortes en los brazos o suicidarse porque no se puede soportar el ruido de mi cerebro. No es entendible.

Cuando se parte de una verdad a media cualquier cosa es válida pero no verdadera.

Es casi un tema filosófico.

De hecho, filósofos, teólogos y científicos han estudiado esa zona gris entre el control y la impotencia. Y creo que nunca vamos a ver el final de la adicción. La respuesta es la aceptación tanto en el plano individual como en el humano.

La curación que se obtiene en algunos de estos individuos mediante lesiones frontales desde hace ya 150 años, nos demuestra que esto es orgánico que hay algo que no permite al cerebro controlar los desmanes del cerebro medio que envía a la corteza cerebral de manera continuada y repetitiva mensajes incompatibles con el equilibrio.

La palabra y consejos de experto dudo mucho que sea capaz de organizar lo alterado.

Pero no se quien es capaz de orquestarlo.

Lo peor de todo es que una corporación de malvados y con el objetivo de enriquecerse, facilitan el proyecto, pero en un ambiente idoneo

¿No hay una cura?

Yo hace muchos años que no bebo, pero la adicción está en mí. Creo que la noción de cura­ puede ser muy peligrosa, es algo que aceptar, con lo que trabajar para la transformación, para poder amigarnos con el sufrimiento.

¿Los médicos adictos también recaen?

Los médicos en rehabilitación debemos firmar un contrato de cinco años sin alcohol para no perder la licencia médica y hacer seguimiento. La mayoría lo consiguen, pero muchos vuelven a beber transcurridos esos años.

¿Tiene idea de por qué?

Tiene que ver con la forma en que las personas trabajan con su propio dolor y lidian con todos los desafíos del mundo actual. La adicción es una característica de nuestro sistema psicológico. La cuestión es cómo doy sentido al mundo, y hay que plantear estas cuestiones dentro de la psicoterapia.

¿Es posible superar las adicciones sin los otros?

No creo ni que sea posible vivir sin los otros. Parte de mi recuperación fue poder compartir mi experiencia y saber que yo no era el único que estaba herido.

Ahora se empieza a consumir cannabis a muy corta edad.

En la historia ha habido diferentes epidemias de drogas. Ahora el cannabis no solo está más expandido, sino que cada vez es más fuerte. Muchos jóvenes acaban psicóticos.

¿Hay que prohibir las drogas?

No funciona, se ha intentado muchas veces, todas las sociedades usan drogas, tiene que haber una tolerancia bien controlada, mucha regulación e información cabal.

Ha humanizado usted al psiquiatra.

“Nunca pensé que usted pudiera haber tenido los problemas que yo tengo, y eso me da esperanza”, me dicen los pacientes. Ser adicto no significa que estés roto para siempre, la investigación demuestra que muchas personas tienen una increíble capacidad de transformar su vida, y esto me encanta.

Esto en la historia no ha dado resultados validos y si los agrava determinados acontecimientos como las epidemias y no solo por su maldad y condiciones sociales, sino porque alteran el funcionamiento de la fisiología cerebral, por lo menos, que también participan otras estructuras corporales.

Como se puede entender que una lesión fontal o talamica, haga que el enfermo terriblemente dolorido por una patología, que le impide seguir viviendo, permita que se olvide del dolor “no tiene ya sentimiento de dolor aunque si persiste la sensación del daño.

Mi axioma es, con cuidado, “no cuente con la voluntad de un adicto”

Este escrito como puede entender el lector, si los hay, es el resultado de lo que dice “EL PSIQUIATRA CARL ERIK” y lo que pienso yo

IMA SANCHÍS 19/11/2022

 

LA ANXIEDAD UNA ES UNA RESPUESTA DE LUCHA-HUIDA PERSISTENTE

LA ANXIEDAD UNA ES UNA RESPUESTA DE LUCHA-HUIDA PERSISTENTE

La ansiedad el fenómeno psíquico negativo mas frecuente en nuestros días y posiblemente en todos los tiempos, es algo normal nosotros nacemos con la capacidad de sentir ansiedad y con la capacidad de tener esa respuesta que se llama de HUIDA O LUCHA y básicamente esto nos ayuda a sobrevivir situaciones de peligro . Y es la característica fundamental de los seres vivos

La ansiedad es una reacción normal y saludable que se activa ante una amenaza o un peligro. La ansiedad se convierte en trastorno de ansiedad cuando esta reacción se activa en situaciones habitualmente no amenzantes/peligrosas o de manera persistente, hasta el punto que interfiere de manera importante en la vida diaria.

Los signos y síntomas de la ansiedad más comunes incluyen

Sensación de nerviosismo, agitación o tensión

Sensación de peligro inminente, pánico o catástrofe

Aumento del ritmo cardíaco

Respiración acelerada (hiperventilación)

Sudoración

Temblores

Sensación de debilidad o cansancio

Problemas para concentrarse o para pensar en otra cosa que no sea la preocupación actual

Tener problemas para conciliar el sueño

Padecer problemas gastrointestinales (GI)

Tener dificultades para controlar las preocupaciones

Tener la necesidad de evitar las situaciones que generan ansiedad

Existen varios tipos de trastornos de ansiedad:

La agorafobia es un tipo de trastorno de ansiedad en el que temes a lugares y situaciones que pueden causarte pánico o hacerte sentir atrapado, indefenso o avergonzado y a menudo intentas evitarlos.

El trastorno de ansiedad generalizada se caracteriza por una ansiedad y una preocupación persistentes y excesivas por actividades o eventos, incluso asuntos comunes de rutina. La preocupación es desproporcionada con respecto a la situación actual, es difícil de controlar. A menudo sucede junto con otros trastornos de ansiedad o con la depresión.

El trastorno de pánico implica episodios repetidos de sensaciones repentinas de ansiedad y miedo o terror intensos que alcanzan un nivel máximo en minutos (ataques de pánico). Puedes tener sensaciones de una catástrofe inminente, dificultad para respirar, dolor en el pecho o latidos rápidos, fuertes o como aleteos (palpitaciones cardíacas). Estos ataques de pánico pueden provocar que a la persona le preocupe que sucedan de nuevo o que evite situaciones en las que han sucedido.

El mutismo selectivo es una incapacidad constante que tienen los niños para hablar en ciertas situaciones, como en la escuela, incluso cuando pueden hablar en otras situaciones, como en el hogar con miembros cercanos de la familia. Esto puede afectar el desempeño en la escuela, el trabajo o en la sociedad.

El trastorno de ansiedad por separación es un trastorno de la niñez que se caracteriza por una ansiedad que es excesiva para el nivel de desarrollo del niño y que se relaciona con la separación de los padres u otras personas que cumplen una función paternal.

El trastorno de ansiedad social (fobia social) implica altos niveles de ansiedad, miedo o rechazo a situaciones sociales debido a sentimientos de vergüenza, inseguridad y preocupación por ser juzgado o percibido de manera negativa por otras personas.

Las fobias específicas se caracterizan por una notable ansiedad cuando la persona se ve expuesta a un objeto o situación específicos, y un deseo por evitarlos. En algunas personas, las fobias provocan ataques de pánico.

El trastorno de ansiedad inducido por sustancias se caracteriza por síntomas de ansiedad o pánico intensos que son el resultado directo del uso indebido de drogas, como tomar medicamentos, estar expuesto a una sustancia tóxica o tener abstinencia a causa de las drogas.

Otro trastorno de ansiedad específico y no específico es un término para la ansiedad y las fobias que no cumplen con los criterios exactos para algún otro trastorno de ansiedad pero que son lo suficientemente relevantes para ser alarmantes y perturbadores.

Cabe preguntarse si una clasificación tan amplia no se podía resumir y abreviar ya que ante un cuadro tan frecuente y dramático que va desde una simple molestia hasta cuadro gravísimo que terminan en el suicidio

La aplicación de la matemática a la biología ha dado buenos resultados. La escala de coma de Glasgow o el test minimental, han ayudado mucho a la catalogación de estos procesos

Una serie de sencillas formulas nos ha permitido entendernos, para establecer el pronostico. La condición de los seres vivientes más importante es la de lucha o huida y su persistencia conducen a la ansiedad en mayor o menor grado y es posiblemente la condición psíquica más frecuente y al mismo tiempo más difícil de combatir

Los procedimientos utilizados contra esta enfermedad la desconexión fronto-talamica, por procedimientos, eléctricos, como el electro shock o lesiones quirúrgicas, son las que mejores y persistentes resultados han proporcionado.

Cuando por el motivo que sea, no se frenan los estimulos que desde la periferia vehiculados por las vias paleo o neo espinotalamico cortical, se alteran. El cuadro repetitivo, persiste sin piedad, y llega desde una discreta mania, hasta la persistencia y repetición de la ansiedad que conduce al suicidio, que tan frecuentemente ocurre en nuestros tiempos.

La Dra MS LOpez, de una unidad dedicada a estos cuadros de ansiedad en los niños en Barcelona, y dos años después de la pandemia por Coronavirus, me cuenta como de forma espectacular ha aumentado la intención de suicidio en los niños y el automutilarse el llamado Cutting. Y esto no tienen una explicación lógica, aquí hay una sin razon , que incita a los “NIÑOS” a no querer vivir o mutilarse.

Aquí no intervienen la razón, sino la sin razon, y sobre todo organica, algúna vias moduladora de los estimulos externos evocadores del reflejo de lucha o huida, están marcadamente alteradas.

Estas vias son imprescidible porque nos pueden salvar en determinadas situaciones muchas veces.Mantienen el sistema de alarma

Estas situaciones de huida o lucha, son diarias, pero afortunadamente, no todas dramáticas, pero si probablemente acumulativas.

Si a una persona le dicen que es posible que lo echen en tres meses de su trabajo, es una situación estresante pero no es de vida o muerte

Pero a veces sentir un estrés excesivo puede hacer la situación grave por acumulación y reiteración y se pueda pensar, esta situación es controlable, pero si se acumulan los problemas, puede llegar a ser intolerables y en realidad siempre se puede llegar a algo peor lamentablemente.

La ansiedad tiene dos salidas, luchar o salir corriendo del lugar. Y esto es eficaz en contadas ocasiones.

La suma de un diario de agresiones sociales, no se solucionan huyendo o peleando

Este es el primero de los instintos que tienen los seres vivientes

El reflejo de huida o de lucha, es una reacción rápida e inmediata que esta mediada por el sistema nervioso simpático que aparece en una persona ante la presencia de una situación peligrosa.

Cuando el reflejo de huida o defensa se hace constante, se convierte en obsesión y ansiedad, condiciones que se imbrican negativamente

MS LOPEZ Neuropediatra.

Maria Espinola Neurologa

 

NECESITAMOS OTRO CEREBRO

“LOS TIEMPOS NOS VAN OBLIGANDO A PASAR DE EPICÚREOS A ESTOICOS”

Admito que LA VANGUARDIA , me encanta y me instruye, pero con una frecuencia extraordinaria, como en el caso este profesor Antonio González Iglesias,catedrático de Filología de la Universidad de Salamanca

Me sorprende su ingenuidad.

Coquetear con la felicidad, la hacían los pensadores desde muy antiguo intentando modificar la conducta con posturas filosóficas, y desafortunadamente en nuestros dias todavía se trata a los enfermos psiquiátricos con consejos intentando cambiar su conducta.

Lo que mas me llama la atención es; que, pese a los malos resultados en los jóvenes suicidas, que en nuestros tiempo tiene caracteres de epidemia, se organicen grupos que intentan convencerlos de que no lo hagan.

Los suicidas no son consecuencia de la drogadicción, que también, sino, que toman droga porque no pueden soportar los ruidos de su cerebro “metafóricamente”

Porque siempre afirmo que la educación al hombre de nuestros tiempos nunca le sirvió para nada.

La búsqueda de la felicidad no esta todavía en nuestras manos, porque usamos y tenemos el mismo cerebro que el Australopitecos, al menos morfológicamente y en consecuencia el comportamiento no es diferente.

Los Jinetes de la Apocalipsis son mi martirio, siguen y siguen sin una pizca de cambio. Siempre implantando su técnica de destrucción.

La inflamación que el organismo organiza como consecuencias de la rotura de la microbiota, es el resultado del numero de enfermedades de todo tipo, incluidas las psiquiátricas, a las que llamamos degenerativas, y neurodegenerativas en el caso de las que tienen un predominio de las alteraciones nerviosas.

HACE FALTA OTRO CEREBRO

Todavía existe una diferencia a nivel de dogma entre enfermedades nerviosas y mentales y hasta que un iluminado lo aclare, esto sigue siendo poco compresible y poco tratable.

Estamos intoxicados por un mundo polucionado

Yo no tengo solución alguna, pero creo que le neuroeinflamacion tiene mucho que ver en todas las patologías.

Pero es muy posible que el cerebro no este todavía terminado o le sobren conexiones y las tenga que reparar la evolución.

La entrevista al Profesor Antonio González

Tengo 57 años: titulé un libro ‘Un ángulo me basta’. Soy epicúreo: un rincón en el mundo me basta para ser feliz. Si tienes biblioteca y jardín, lo tienes todo. Dirijo “La felicidad en la historia: de Roma a nuestros días” para la Fundación BBVA. La felicidad se enseña aprendiéndola: lea a Séneca y a Marco Aurelio

Juan Antonio González Iglesias,catedrático de Filología de la Universidad de Salamanca

Algo menos de lo que puedes

“Estaba en creciente desacuerdo con mi época –se sincera González Iglesias–, pero ya he llegado al completo desacuerdo”. Hay que secundarle en el choque del ideal avaricioso en boga del “si quieres, puedes” con la virtus clásica que aconseja ponernos el límite por debajo de lo que podríamos si quisiéramos. Los epicúreos elegían, en un día a día cargado de sensatez horaciana, hasta dónde llegar: nunca ambicionaban todo y siempre compartían lo ganado. La felicidad es así consecuencia de la fecundidad: feliz es quien crea para compartirlo. Nada que ver con la avaricia del éxito individual predicada por los apóstoles del más y más siempre. Al epicúreo le sigue bastando un rincón en el mundo donde disfrutar de un jardín, libros y algunos amigos. Y el estoico, tan oportuno ahora, nos enseña a crecernos en la renuncia frente a la adversidad.

Siete minutos para estar al día. Y todo el tiempo que quieras para saber más. No te pierdas Las claves del día en tu mail cada mañana¡Recíbela!

Qué filósofos nos ayudarán a transitar estos tiempos?

Personalmente me defino como un epicúreo poco convencional; pero la pandemia, la guerra, la inflación…, vivimos de nuevo una época semibárbara que nos va obligando a pasar de epicúreos a estoicos.

¿Malos tiempos; grandes principios?

Sencillez, naturalidad, pragmatismo: filosofía clásica. Y el estoicismo ya enseñaba resiliencia –eso que se cree tan moderno– en el mundo antiguo: caer para levantarse.

¿El fracaso es el principio del éxito?

Los clásicos preferían hablar de felicidad en su sentido etimológico de fecundidad. Es decir, hacer algo para los demás. Eso es ser fecundo ergo feliz. El éxito, tal como se entiende hoy, en cambio, no es necesariamente compartir, sino todo lo contrario.

¿La única virtus ahora es triunfar?

Nuestros clásicos son más elegantes y efectivos enseñándonos a vivir que toda esa literatura de autoayuda con injertos orientales que inunda las librerías…

¿Oriente y Occidente no dialogaron?

Por supuesto: el epicureísmo, de hecho, es el budismo occidental, que intenta evitar el mal y buscar el bien de forma meditada.

¿La felicidad se puede enseñar?

Saber vivir es un arte que se enseña y se aprende, de paso, ejercitándolo… Y con el ejemplo: la lectura –yo ahora recomiendo a Marco Aurelio y Séneca– y la historia. Lean historia, como los clásicos: para entendernos a nosotros mismos y entre nosotros.

¿Marco Aurelio escribía aforismos: era un tuitero avant la lettre ?

Marco Aurelio estaba en un punto de llegada y nosotros, en el de partida…

Que Marco Aurelio nos ilumine, pues…

Su primera lección es no prestar atención ni a los rumores ni a las calumnias…

Retiro, pues, lo de que era tuitero: las redes viven del narcisismo.

El estoicismo, en cambio, defiende la intimidad y el equilibrio interior. Y es un gran enemigo de los chismes y los rumores…Ese qué dirán que a tantos narcisos esclaviza hoy.

¿Higiene anti- fake ?

La virtus se ejercita a diario digamos que como los músculos en un gimnasio: para evitar lo malo y encontrar lo bueno, que es lo bello y ético. Y esa búsqueda siempre es la de la verdad. Marco Aurelio ayuda a recuperar la verdad tras el relativismo posmoderno.

¿Las Meditaciones no son ante todo la busca de un equilibrio?

Un centro, con permiso de Batiatto, de gravedad permanente. Y para conseguirlo tenemos que evitar vivir disociados de la naturaleza: hemos de caminar en el bosque y meter los pies en el río. Horacio lo describe: “No me entusiasma, mozo, el lujo persa/Las trenzadas coronas con ramas de los tilos…/”.

¿Equilibrio frente a acumulación?

Y habla de su vino, hecho por él allí, en su casa: “Me basta su sencilla gracia que no requiere ornatos/Él se sobra a sí mismo y a todos bien nos sienta/A ti también. Mientras vas llenando a la sombra ejemplar de los parrales/mi copa una vez más/Esto sí es lujo”.

¿Elogio de la sencillez y la proximidad?

Aquí tenemos dos categorías antropológicas: Horacio, el poeta, y su mecenas ante quien defiende la sencilla virtud del vino hecho en su casa. No es el mejor ni el más caro porque él vive retirado de vanidades y ambiciones, pero ofrece lo mejor que tiene.

¿El señor de su destino no es quien más posee sino quien menos ambiciona?

Lo estoico en esencia es vivir con algo menos de lo que puedes. Es decir, ponerte límites tú a ti mismo antes de que te los pongan la religión, los padres, los profesores… Lo defenderé en línea el próximo día 15 para todos.  Pueden seguirlo clickando aquí (https://www.fbbva.es/eventos/la-felicidad-fruto-perfecto-de-la-cultura-clasica/)

¿Ponerse límites es liberarse?

De la avaricia, la soberbia y la ambición y de quienes las sufren y no se ponen límites.

¿Si no te limitas, otros deciden tus límites?

Ponerte límites te libra del “más y más”, del “tú lo puedes todo“ y el “si quieres, puedes”.

¿Los estoicos nos aconsejan no quererlo todo, sino solo lo necesario?

Y formándote día a día en la virtus también decides hasta dónde quieres y vas a llegar.

Eso es ir hoy contra corriente.

Y lo sabio para ser feliz es querer llegar a menos de lo que podrías si quisieras.

¿Eso no es predicar el conformismo?

Eso es ser libre para ser feliz: es ser estoico.

¿Nos impone su aurea mediocritas ?

Ese verso horaciano se suele leer mal. No está elogiando la “mediocridad dorada”, sino el “justo medio”. Del mismo modo, el carpe diem no es una invitación al desmadre de un hedonismo destructivo, sino todo lo contrario: saber valorar lo bueno de cada momento en su justa medida.

¿Marco Aurelio supo?

Fue tal vez el mejor emperador que tuvo Roma. Yo lo leí en una antología que editó Georges Pompidou, presidente de la República Francesa… ¡Un político que edita filosofía! ¡Qué sana envidia!

LLUÍS AMIGUET

08/09/2022 00:00Actualizado a 08/09/2022 14:51

16

 

JASMILA ŽBANIĆ,MENTES ROTAS

JASMILA ŽBANIĆ,

Jasmila Žbanić: “Las matanzas en Bosnia son parte de la historia de Europa, aunque muchos políticos no quieran verlo” | Cultura | EL PAÍS

Directora bosnia del filme sobre el genocidio de Srebrenica candidato al Oscar

El fin de las guerras siempre es robar, y la causa, el dinero. Así que busque quién gana el dinero con una guerra y sabrá por qué ha empezado, cómo va a seguir y cómo detenerla. Se guerrea para robar.

Lo siento señora Žbanić, pero no estoy de acuerdo la guerra es algo más que una función material hay algo dentro del cerebro que la condiciona y desde que alboreó la humanidad.

¿No fue por odio étnico?, claro que no había más cosas lo que pasa es que al cerebro le interesa lo sencillo lo fácil lo tangible. Para robar mejor, disfrazan el robo de ideología nacionalista, étnica, ideológica… El odio étnico fue con lo que los serbios de Mladic disimulaban su plan para robarnos.

Voy a hacer un recordatorio de la masacre de Srebrenica  como genocidio de Srebrenica,12345​ consistió en el asesinato de unas 8000 personas6​ de etnia bosnia musulmana en la región de Srebrenica, en julio de 1995, durante la guerra de Bosnia por parte de serbios de Bosnia y elementos provenientes del hasta entonces JNA. Dicho asesinato masivo, llevado a cabo por unidades del VRS, bajo el mando del general Ratko Mladić, así como por un grupo paramilitar serbio conocido como «Los Escorpiones», se produjo en una zona previamente declarada como «segura» por las Naciones Unidas ya que en ese momento se encontraba bajo la supuesta protección de 400 cascos azules neerlandeses.78​ Aunque se buscaba supuestamente la eliminación de los varones bosnios musulmanes, la masacre incluyó el asesinato de niños, adolescentes y ancianos, con el objetivo de conseguir la limpieza étnica de la ciudad. Tras los Acuerdos de Dayton, que pusieron fin a la guerra, Srebrenica quedó ubicada en la subdivisión del país denominada República Srpska, que agrupa al 90 % de los serbios de Bosnia.

La religión, la nación, la bandera, son envoltorios emocionales para disimular la avaricia. Son útiles para acelerar y degradar nuestro razonamiento y reducirlo así a la lógica del blanco o negro, al ellos o nosotros, a robar o que te roben… Y nos roban.

¿Por qué sigue funcionando?

Porque seguimos siendo primates. Eso me desespera, pero intento resistirme al mecanismo. Por eso, estoy contra la reciente decisión de la Academia Europea de Cine de vetar a los cineastas rusos.

¿Porque es lo que habría hecho Putin?

Porque esos cineastas rusos, ¡qué error de la Academia!, son anti-Putin. Marginar el cine ruso o la lengua rusa solo por serlo, hoy es una barbaridad fascistoide.

¿No dirían eso también los serbios que ahora niegan la matanza de Sbrebrenica?

La verdad no consiste en escoger solo lo que te conviene de ella: eso hacen los de Putin, pero no deberíamos hacerlo nosotros. Defender la libertad es decir la verdad siempre.

Decir la verdad, es condenar la invasión de Ucrania igual que la de Irak en su día, porque bajo la bandera de la democracia se robaba petróleo y hoy Putin quiere robar a los ucranianos. Y los europeos, y en especial la UE, vamos a ser los grandes perdedores de esta guerra tras Ucrania. Mi país está sufriendo ya muchísimo.

Los serbios, animados por Putin, insisten en unir parte de Bosnia a Serbia y él les anima para generar inestabilidad en los Balcanes y, de ese modo, en la UE. Los serbios y los rusos ya han hecho maniobras militares juntos.

Creo Sra. Žbanić que el error viene por lo grosero del fundamento para explicar la guerra y las guerras en general

Los Balcanes, Ucrania, Rusia… ¿Por qué las culturas eslavas sufren tanta guerra?

Porque son patriarcales de jerarquía vertical, machistas y belicistas. La autoridad está basada en la fuerza y hay que demostrarla. Es lo que hace Putin y lo que hicieron serbios y croatas contra Bosnia.

¿Y los bosnios eran más débiles?

Y estábamos más mezclados y nos importaban menos las diferencias étnicas o culturales. De hecho, antes de la guerra las disfrutábamos. En mi propio edificio en Sarajevo había musulmanes bosnios, serbios, croatas, y en la ciudad, gitanos, turcos…Vivíamos en paz. Los fascistas no podían soportarlo y ambicionaban quedarse con lo nuestro.

¿Por qué los eslavos siempre han buscado liderazgos fuertes?

Si no los tenemos, nos sentimos desvalidos. No nos fiamos de nosotros mismos. La fuerza es la primera fuente de prestigio y autoridad. No hemos madurado como democracias.

Exactamente eso, hay humanos que no necesitan guerra para sobrevivir .

TIENEN UN CEREBRO, DONDE EL AREA QUE MOTIVA LA GUERRA NO ESTA ACTIVADO.

El socialismo de Tito, que era antiestalinista, dio educación y sanidad a millones de yugoslavos y cierta igualdad para las mujeres. Mi abuela no sabía leer, pero mi madre ya dirigió una empresa. Fue progreso, pero no nos educó como demócratas ni desarrolló el espíritu crítico, discusión, consenso… libertad.

¿Después qué les llevó al genocidio?

El nacionalismo sustituyó al socialismo y fue exacerbándose hasta tornarse criminal.

¿Aporta usted algún detalle desconocido sobre los hechos de Srebrenica en su filme?

Pongo rostros al genocidio. Estuve semanas eligiendo a cada uno de los 500 extras foto a foto y creo que ahora sí explican la historia.

Porque las caras no se olvidan; los hechos, sí. Hoy el alcalde de Srebrenica niega que ocurriera el genocidio. Y si lo niegas y olvidas, pronto lo volverás a cometer. Aun así, confío en los jóvenes. Los veo cada vez más distantes de la propaganda nacionalista que arruinó mi país.

Siempre que hablamos de la unión del cerebro con la parte de el que engarza con funciones superiores, que podríamos llamar espíritu, tenemos que fantasear, no lo sabemos, la parte de inteligencia que nuestro entendimiento soporta, no llega a comprender estos menesteres.

Pero si sabe que determinadas funciones superiores, se malogran con un estimulo positivo o negtivo de determinadas áreas del cerebro.

Si se lesiona el pie de la tercera circunvolución frontal, izda, se altera marcadamente el lenguaje, no se altera la idea, sino la forma de expresarla.

O mi tema, si se lesionan el lóbulo prefrontal o los núcleos intralalaminares del talamo, los enfermos con dolor, lo siguen teniendo, pero ya no valoran su maldad. “El dolor sigue igual pero ya no me importa”. Se ha roto la comunicación, con la estructura que valora su contenido

Masacre de Srebrenica

El conflicto en Bosnia occidental

Situación de Srebrenica dentro de Bosnia Herzegovina.

Bosnia comenzó su camino hacia la independencia con una declaración parlamentaria de soberanía el 15 de octubre de 1991. La República de Bosnia-Herzegovina fue reconocida por la Comunidad Europea el 6 de abril de 1992 y por los Estados Unidos al día siguiente. Sin embargo el reconocimiento internacional no puso fin al problema y estalló una feroz lucha por el control territorial entre los tres grupos mayoritarios de población del país: los bosníacos musulmanes, los serbobosnios ortodoxos y los croatobosnios católicos. La comunidad internacional hizo varios intentos para establecer la paz en la zona, pero su éxito fue muy limitado. En el este de Bosnia, en la zona fronteriza con Serbia, la lucha fue encarnizada entre bosníacos y serbios.

Durante estas operaciones, se ha denunciado que las fuerzas bosnias, al mando de Naser Oric, perpetraron importantes matanzas entre la población civil serbia. Estos hechos tuvieron gran influencia en el fatal desenlace del enclave. Según el testimonio del General de UNPROFOR Philippe Morillon ante el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia, centenares de serbios fueron asesinados durante ataques sobre aldeas por parte de las fuerzas bosnias estacionadas en Srebrenica.14​ Se estima que unos 1000 serbios fueron asesinados a comienzo de la guerra en 1992 en la zona de Bratunac y Srebrenica.15​ De acuerdo a datos más recientes, un total de 3267 serbios fueron asesinados en zonas cercanas. 1617

El líder musulmán Naser Orić, máximo responsable de la mayoría de estas atrocidades, fue juzgado por el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia, siendo considerado culpable solo del delito de crímenes de guerra y condenado a dos años de cárcel.18​ La calificación de genocidio contra el pueblo serbio no fue considerada como tal por este tribunal que interpretó estas matanzas como actos de guerra.

Ratko Mladić, jefe del Estado Mayor del VRS.

El 13 de abril de 1993 los serbobosnios comunicaron al Alto Comisionado de las Naciones Unidas que atacarían la ciudad en un periodo de dos días si los habitantes no la habían rendido al expirar el plazo. Los bosnios se negaron a rendirse.

Mientras las fuerzas sitiadas en Srebrenica se desmilitarizaron supervisadas por la ONU, las tropas serbias que les acechaban permanecieron bien armadas y se negaron a cumplir con su parte del acuerdo de desmilitarización de la zona. El ejército de la República Sprska (VRS) se organizó en distritos militares y Srebrenica quedó dentro del territorio asignado al Cuerpo de Ejército del Drina.

A principios de 1995, cada vez menos convoyes de suministros conseguían entrar en la ciudad. El contingente holandés Dutchbat que tomó el relevo de dos compañías canadienses a principios de ese año comprobó cómo la situación empeoraba cada vez más. Incluso ellos contaban con cada vez menos alimentos, medicinas, munición y combustible, por lo que se vieron forzados a patrullar la zona a pie. Además, a algunos de sus integrantes que abandonaron el enclave en el curso de dichas patrullas, fueron retenidos por las tropas serbias, de modo que el número de soldados en Srebrenica cayó de 600 a 400.20​ El teniente coronel Thomas Karremans, que estaba al mando de dichas fuerzas, denunció posteriormente que los serbios también impidieron la llegada al enclave de las municiones del UNPROFOR.

Radovan Karadžić.

Sepelio en 2007 de 465 víctimas identificadas de la masacre.

Posteriormente, de los 25 000 civiles refugiados, separó a los hombres (más de 1700) que fueron llevados a Bratunac, Petkovci, Kozluk, Kravica y Orohovac. Allí fueron ejecutados de diversas maneras. El 12 de julio de 1995 los serbios comenzaron una campaña de terror, que aumentó el pánico de los residentes. Los refugiados en el complejo podían ver a soldados de VRS incendiando las casas de Srebrenica y dedicándose al pillaje. Por la tarde, los soldados serbios se cebaron con la muchedumbre. Comenzaron las ejecuciones sumarias de hombres y de mujeres.

En la mañana del 12 de julio, un testigo señaló haber visto de 20 a 30 cuerpos apilados detrás del edificio del transporte en Potočari, junto a un tractor. También dijo que vio a soldados serbios ejecutar a decenas de refugiados musulmanes en el área trasera de la fábrica de zinc, y después cargar sus cuerpos sobre un carro, aunque el número y la naturaleza metódica de los asesinatos atestiguaron que las matanzas en Potočari eran esporádicas.

]

Delegados de la Asociación Internacional de Estudios del Genocidio (IAGS) examinan la exhumación de una fosa común de víctimas de la masacre de julio de 1995, en las afueras de la aldea de Potocari, en julio de 2007.

Masacre de Sandici[editar]

Cerca de la aldea de Sandići, en la carretera principal de Bratunac a Konjević Polje, un testigo describe a los serbobosnios obligando a un hombre a llamar a otros bosnios para que bajasen de las montañas. Entre 200 y 300 hombres, incluidos sus hermanos, siguieron sus instrucciones y descendieron para satisfacer al VRS, presumiblemente esperando algún intercambio de prisioneros. El testigo se escondió detrás de un árbol para ver lo que pasaba después. Vio como los hombres estaban alineados en siete filas, cada una de unos cuarenta metros de largo, con las manos detrás de sus cabezas, y fueron pasados por fuego de ametralladora. La Brigada Bratunac descubrió cuatro niños de edades comprendidas entre los 8 y 14 años entre los bosnios, que fueron llevados al cuartel de Bratunac. Allí, uno de ellos aseguró haber visto un gran número de soldados del ARBiH suicidándose y matándose unos a otros, y el comandante Vidoje Blagojević sugirió que la unidad de prensa del Cuerpo del Drina debía registrar este testimonio en vídeo. El destino de los niños sigue siendo incierto. El VRS también envió a uno de los civiles que se entregó de nuevo hacia la columna: le habían sacado un ojo, cortado las orejas y marcado una cruz en la frente. A un pequeño grupo de mujeres, niños y ancianos que habían formado parte de la columna se les permitió unirse a los autobuses de evacuación de Potočari, entre ellos Alma Delimustafić, una soldado de la 28 Brigada que, vestida de civil, fue puesta en libertad.

A raíz de los testimonios aparecidos, el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia dictó orden de búsqueda y captura contra Ratko Mladić, así como contra Radovan Karadzic,30​ este último como autor intelectual de la masacre, que fueron detenidos en Serbia en 2011 y 2008 respectivamente. Otros de los detenidos por su relación con los hechos, fueron:

Ljubiša Beara, coronel del Ejército de la República Srpska.

Vujadin Popović, jefe de la policía.

Ljubomir Borovcanin, comandante adjunto de la Policía Especial del Ministerio del Interior serbobosnio.

Radivoje Miletic y Milan Gvero, oficiales del Ejército serbobosnio, que impidieron la llegada de ayuda humanitaria a los civiles.

Vinko Pandurević y Drago Nikolić, comandantes de las brigadas que tomaron Srebrenica.

El 10 de junio de 2010, el TPIY hizo público el veredicto sobre los procesados en relación con el genocidio, condenando a cadena perpetua a Ljubisa Beara y Vujadin Popovic, y a penas de entre 5 y 35 años de prisión para los otros cinco encausados.31​ El proceso contra Radovan Karadzic, iniciado en octubre de 2009, continuaba su curso cuando se emitió esta sentencia, mientras que el único prófugo relacionado con el caso, Ratko Mladić, fue detenido por la justicia serbia el 26 de mayo de 2011 y condenado a cadena perpetua el 22 de noviembre de 2017. El 20 de marzo de 2019 Radovan Karadžić fue condenado a cadena perpetua en apelación.32

Tras las guerras o en plena guerra siempre hay una explicación de la conducta no solamente del vencedor sino también del vencido y se acude para ello a romanticismos inviables que explican la conducta bestial de la guerra.

El conocimiento de la biología cerebral tropieza siempre con el conflicto con lo espiritual. Es explicable que una lesión frontal produzca severos trastornos del comportamiento hasta el punto de pasar de personas civilizadas y notablemente eficientes a individuos insociables que se ríen de todas las conductas sociales.

A pesar de lo perdiste qué es esta conducta absolutamente reprochable e incívica todos tenemos ocasión deber conductas antisociales que ocurren en personas de comportamiento anterior a las lesiones cerebrales, correctos y incluso sobresalientes, a convertirse después en deshechos de la sociedad.

Es relativamente frecuente encontrar personas que tras lesiones frontales se convierten en obsesivos, indigentes , incivilizados y para mí uno de los más impresionante es los que sufren el falso síndrome de Diógenes que he tenido ocasión de ver en algún enfermo con lesión cerebral frontal o difusa y con motivos traumáticos casi siempre o por enfermedad por ejemplo tumores frontales.

Darle a este tipo de conductas una explicación de sus daños por conflictos sociales es muy difícil de soportar.

Hay algún equilibrio que al romperse libera unos comportamientos no de animales sino de demonios y además tienen capacidades mentales suficiente como para situarse en la sociedad, como héroes por lo menos una temporada.

Este ejemplo podría explicar algo de la maldad adquirida en relación con la educación

Abel Azcona, artista conceptual

Su vida es de película. Es una figura dentro del arte contemporáneo ha realizado más de 200 exposiciones y está considerado uno de los artistas más prolíficos.  Fue el mejor artista internacional de performance según la prensa inglesa en el 2014 . ya está en los libros de historia del arte de las Universidades. Tiene más de 20 libros publicados. Dice ser un azote político para un sistema que lo obligó a nacer .

Inma dice que nunca ha oido una historia de vida más dura que la tuya . Se comio un Coran  y escribió la palabra pederastia con hostias consagradas

Soy hijo de los ochenta, de la epidemia de heroína, de un madre prostituta y toxicómana.

¿La ha vuelto a ver?

Hace ocho años. Estaba enfadada con el mundo, se sentía víctima. Contó que había dado a luz seis veces pero no sabía ni dónde ni cómo.

¿Y qué siente usted?

Ella está presente en mi obra, pero hay gente que me ha hecho mucho más daño. Ella quiso abortar en tres ocasiones y no se lo permitieron. Esos intentos fueron el mayor acto de amor que yo he tenido en mi vida.

Yo, hijo de una prostituta heroinómana con un cliente, no debería haber nacido, y esa defensa está en mi obra. Fui un prematuro. Me abandonó en la clínica acompañada de su novio del momento que acabó secuestrándome del acogimiento familiar en el que estaba.

¿Qué edad tenía?

Tres años. En mi obra Volver al padre , he repetido con él, el secuestro. Como era heroinómano y traficante y entraba y salía de la cárcel me dejó con su familia que me tenían abandonado.

¿Los servicios sociales le sacaron de allí?

Pero acabé con su pareja, una prostituta de 17 años que hacía tríos conmigo y sus clientes. Recuerdo que me arrastraba desnudo cogido por el pene por la habitación.

¿Qué fue de usted?

Fui adoptado a los 7 años por una mujer muy católica. La relación fue mala. Era severa y yo, una pequeña fiera que no me adapté al colegio católico, mordía a todo el mundo. Me expulsaron.

Estuvo ingresado en clínicas psiquiátricas.

Sí, intenté suicidarme con las pastillas que me daba la psiquiatra. Entré en coma. Al salir del segundo psiquiátrico me desnudé, me senté en una silla en medio de una gran avenida de Pamplona y empecé a dar alaridos. La profesora de arte dijo que aquello era una performance y el psiquiatra que era un brote.

El síndrome de Hybris fue detectado por los antiguos griegos para identificar a los lideres o notables que borrachos de poder se comportaban como tiranos y a veces como dioses.

Sin salirme de mis tiempos, estos Hybris, los he visto y los sigo viendo.

Al día siguiente recibir un tratamiento de notable, empiezan a tener este síndrome. Y los demás que le rodean, se contagian de sumisión.
El síndrome es propio de los abusadores que llegan a cometer vejaciones y acciones crueles hacia los que, según su parecer, están “por debajo de ellos.” Héroes militares, políticos, directivos de empresas… todos ellos pueden padecer lo que actualmente se denomina síndrome o mal de Hybris,y es un trastorno paranoide, que se inicia desde una megalomanía instaurada y termina en una paranoia acentuada.”
El síntoma dominante es el egocéntrico como la desmedida seguridad en sí mismo; son impulsivos e imprudentes; se sienten superiores a los demás; le otorgan una desmedida importancia a su imagen; ostentan sus lujos; son excéntricos; se preocupan porque sus rivales sean convencidos y si es posible vencidos a costa de cualquier cosa; no les interesa la opinión de lo demás por supuesto no escuchan a los demás; son monotemáticos (todo ronda en torno suyo); se sienten iluminados y aunque fallan, no lo reconocen.
La pérdida de poder o de popularidad los sume en la desolación, “la rabia y el rencor” y entonces, solo entonces recurren a algún tipo de ayuda psiquiátrica o psicológica. Pero solo tras “dejar muchos cadáveres por el camino.”
La primera etapa se da cuando el sujeto asume un poder y comienza a verse rodeado de aduladores. Si al principio dudaba de su capacidad para ejercer el mando, las dudas pronto se disipan y atribuye todos los éxitos a sí mismo. De aquí pasa a la fase en la que cree que nada de lo que dice, hace y piensa puede ponerse en entredicho. Se siente infalible e insustituible. Y todo aquél que se le oponga será relegado al ostracismo. Estos sujetos confunden realidad con fantasía como cosa normal. Su mundo se divide entre ganadores y perdedores por lo que se asumen como ganadores a la vez que temen enormemente perder su estatus y se afanan a toda costa por mantenerlo ya sea mediante el fraude o la tergiversación de los hechos sin dudar ni por un momento en adoptar actitudes amenazantes y causar a los demás que están por debajo de él, daños irreparables.

En los años de democracia, y no digamos de dictadura, este síndrome se veía en todos los políticos, de todo tipo. No solo son soberbios y megalómanos, algunos claro, sino que no pueden entender, que alguien dude de su integridad y poder.

Es decir estos señores, llenan la historia, los hubo y los hay.

Lo único que pretendo con estas notas es decir, que aquí, la conducta voluntaria no existe, ni el influjo de los demás, pero si es posible que influya el medio y las agresiones polutivas.

PERO EXISTE UN CENTRO DE LA GUERRA Y DEL GUERRERO

Esto es orgánico, lo que pasa es que no se como empezar para localizar la zona del cerebro afectada y mucho menos como meterle mano

Referencias

«European Parliament resolution of 15 January 2009 on Srebrenica». European Parliament. Consultado el 10 de agosto de 2009.

«Office of the High Representative – «Decision Enacting the Law on the Center for the Srebrenica-Potocari Memorial and Cemetery for the Victims of the 1995 Genocide»». Office of the High Reporesentative in Bosnia and Herzegovina. Archivado desde el original el 6 de junio de 2011. Consultado el 10 de agosto de 2009.

«Youth Initiative for Human Rights in Serbia letter to the Serbian President to commemorate the Srebrenica genocide». Youth Initiative for Human Rights in Serbia. Archivado desde el original el 14 de febrero de 2009. Consultado el 10 de agosto de 2009.

«Mladic shadow hangs over Srebrenica trial». 21 de agosto de 2006. Consultado el 1 de noviembre de 2008.

Goetze, Katharina (31 de octubre de 2008). «ICTY – Tribunal Update». Institute for War & Peace Reporting. Consultado el 1 de noviembre de 2008.

Potocari Memorial Center PRELIMINARY LIST of Missing Persons from Srebrenica ’95 [1]

«Serbia: Mladic “Recruited” Infamous Scorpions». Institute for War and Peace Reporting. [2]

Srebrenica Video Vindicates Long Pursuit by Serb Activist;

ICTY «Prosecutor v. Krstic»

Institute for War and Peace Reporting, Tribunal Update: Briefly Noted (TU No 398, 18 March 2005) [3]

ICTY; «Address by ICTY President Theodor Meron, at Potocari Memorial Cemetery» The Hague, 23 June 2004 [4]

El País: Detenido en Serbia Radovan Karadžić, el criminal de guerra más buscado de Europa

El País «Detenido el exgeneral serbobosnio Ratko Mladic, principal acusado del genocidio en los Balcanes» Consultado el 26 de mayo de 2011

Apis Group «Srebrenica and Naser Oric: An Analysis of General Philippe Morillon’s Testimony at the ICTY Archivado el 4 de septiembre de 2011 en Wayback Machine

LLUÍS AMIGUET

 

LAS IMÁGENES MENTALES EMOCIONALES REDUCEN LA ANSIEDAD Y LA DEPRESIÓN EN LOS JÓVENES

:

Cómo actúa una persona con depresion y ansiedad?

Sentirse triste o ansioso con frecuencia o todo el tiempo. No querer realizar actividades que antes eran divertidas. Sentirse irritable, frustrado con facilidad o intranquilo. Tener dificultad para dormirse o seguir durmiendo.

¿Qué porcentaje de adolescentes tienen depresion? Aproximadamente 1 de cada 5 adolescentes, experimentará un cuadro depresivo antes de la edad de 18 años El trastorno depresivo es un problema de salud mental común en la gente joven en el mundo. Los metaanálisis sugieren que la prevalencia en niños menores de 13 años es de 2.8%, y se incrementa a 5.7% en adolescentes y adultos jóvenes; las tasas de recaída son altas. Existe una gran variedad de consecuencias negativas a largo plazo asociadas con el trastorno, por ejemplo, dificultades en la convivencia y la socialización, pobre desempeño vocacional e incremento en el riesgo para autolesiones y suicidio. Por lo tanto, la intervención temprana es la estrategia más efectiva para la prevención de las consecuencias asociadas con la enfermedad.

En un estudio epidemiológico reciente, la prevalencia de depresión a lo largo de la vida y a 12 meses fue de 11 y 75% respectivamente. La prevalencia de depresión aumentó en el periodo de la adolescencia, con mayores incrementos en las mujeres que en hombres. La mayoría de los casos estuvieron asociados con comorbilidad psiquiátrica y disminución severa en el desempeño cotidiano, una minoría reportó suicidalidad. La prevalencia de depresión severa, se presentó en 25% de la muestra; las estimaciones de impacto en el desempeño y el correlato clínico fueron de 2 a 5 veces más grandes en los casos severos que en los moderados, con mayores tasas de pensamientos y conductas suicidas. En el grupo de adolescentes con depresión en los últimos 12 meses, 60% recibió algún tipo de tratamiento, pero solo una minoría recibió tratamiento específico para el trastorno o tratamiento proveniente del sector de atención a la salud mental.

¿Qué provoca la ansiedad en los adolescentes?

Los expertos no saben exactamente qué causa los trastornos de ansiedad. Parece que hay varios aspectos que intervienen, como la genética, la bioquímica del cerebro, una respuesta hiperactiva de lucha o huida, circunstancias estresantes de la vida y comportamiento aprendido.

Es decir esta patología es de etiología plural. Multiples accidentes son capaces de ponerla en marcha

Las imágenes mentales emocionales son una parte poderosa de nuestro paisaje mental. Una imagen mental es concebida como una representación de origen perceptivo o del recuerdo de una experiencia que puede haber sido imaginada o vivida. Constituye un producto sensorial y perceptivo del cerebro, representado en la mente y caracterizado por la variedad de formas, colores o temáticas. Dada su capacidad para representar, procesar y generar eventos emocionales, la imaginería mental podría tener un papel importante en las terapias psicológicas.

La función simbólica consiste, según el propio Piaget, en: poder representar algo por medio de un significante.

Traduciendolo al gran publico, seria Imaginar algo gratificante. Cuando estamos alegres… — Grupo Crece

Yo me pregunto, si a alguien deprimido, que no ve salida, puede imaginar cosas dulces

Y lo que es peor, ¿esto sirve para algo?

Imágenes mentales: se puede entender como una imitación diferida e interiorizada, se trata de representaciones de una situación que no se reducen a las huellas que deja la percepción. Este artículo de la serie explora si aprovechar las imágenes mentales emocionales es significativo para los jóvenes; formas en que las intervenciones utilizan imágenes mentales emocionales; factores contextuales e individuales que influyen en la eficacia de la intervención; y mecanismos que sustentan las técnicas de imaginería. Completamos una revisión sistemática de las intervenciones con imágenes y consultamos a jóvenes con experiencia vivida (n=10) y expertos internacionales destacados (n=7). La búsqueda sistemática identificó 86 artículos que cubrían una amplia gama de intervenciones con imágenes. En las siete categorías de técnicas revisadas, la reescritura de imágenes para recuerdos aversivos, las técnicas dirigidas a imágenes positivas y los protocolos mejorados con imágenes indicaron el mayor potencial. El informe sugiere que aprovechar las imágenes mentales emocionales en las intervenciones psicológicas podría ser un enfoque prometedor para reducir la ansiedad y la depresión y que la ciencia de la salud mental podría informar el desarrollo de nuevas intervenciones y ayudar a maximizar la eficacia de la intervención. La ansiedad que llevó a Edvard Munch a pintar «El grito» – Adamed TV

Esta técnica esta tan comprometida con la imaginación, que puede ser solo eso “Imaginacion”pero la ansiedad que llevó a Edvard Munch a pintar «El grito»esto claramente no

Referencias

1.Pila V shammas d herrero p

Evaluación y tratamiento de la depresión en niños y jóvenes en el Reino Unido: comparación de acceso a servicios y provisión en dos momentos.

Clin Child Psychol Psiquiatría. 2020; 25 : 119-132

2. Weisz JR  Kuppen S  Eckshtain D.  Ugueto AM  Hawley KM  Jensen-Doss A

Desempeño de las psicoterapias juveniles basadas en la evidencia en comparación con la atención clínica habitual: un metanálisis de varios niveles.

JAMA Psiquiatría. 2013; 70 : 750-761

3. Caramba B  reynolds  carrol b  et al.

Revisión profesional: efectividad de las intervenciones escolares indicadas para la depresión y la ansiedad en adolescentes: una revisión metaanalítica.

J Child Psychol Psychiatry. 2020; 61 : 739-756

4. Holmes EA  Blackwell SE Burnett Heyes S  Renner F.  Raes F.

Imágenes mentales en la depresión: fenomenología, mecanismos potenciales e implicaciones del tratamiento. Annu Rev Clin Psychol. 2016; 12 : 249-280

5. pearson j  Naselaris T  Holmes EA  kosslyn SM Imágenes mentales: mecanismos funcionales y aplicaciones clínicas.

6. Nanay B Sustitución sensorial e imaginería mental multimodal. Percepción. 2017; 46 : 1014-1026

7. kosslyn SM  ganis g  thompson wl Fundamentos neurales de la imaginería.

Nat Rev Neurosci. 2001; 2 : 635-642

8. Holmes EA  Mateo A La imaginería mental en la emoción y los trastornos emocionales. Clin Psychol Rev. 2010; 30 : 349-362

9. Pila V  Lau JYF Imágenes intrusivas de un futuro angustioso: vínculos entre imágenes mentales prospectivas, ansiedad generalizada y una tendencia a suprimir la experiencia emocional en la juventud. Behav Res Ther. 2020; 124 103508

10. Pila V  Lau JYF Mirando hacia el futuro: la viveza empobrecida de los eventos prospectivos positivos caracteriza el bajo estado de ánimo en la adolescencia.

J Afecta Desorden. 2018; 238 : 269-276

11. morina n  lancee j  Arntz A La reescritura de imágenes como una intervención clínica para los recuerdos aversivos: un metanálisis. J Behav Ther Exp Psiquiatría. 2017; 55 : 6-15

12 Pila V  herrero p  Leamy M  et al. Aprovechar las imágenes mentales y mejorar la especificidad de la memoria: desarrollar una breve intervención temprana para los síntomas depresivos en la adolescencia. Cog Ther Res. 2020

13. Hankin BL Oppenheimer C Jenness J. Barrocas A Shapero BG Banda de oro J

Orígenes del desarrollo de las vulnerabilidades cognitivas a la depresión: revisión de los procesos que contribuyen a la estabilidad y el cambio a lo largo del tiempo.

J Clin Psychol. 2009; 65 : 1327-1338

14 Pila V  lau j Holmes E. ¿Las intervenciones que aprovechan las imágenes mentales emocionales en los jóvenes reducen la ansiedad y la depresión?

https://www.crd.york.ac.uk/prospero/display_record.php?RecordID=190143

15. Berenz CE Rowe L.  Schumacher JA  Stasiewicz PR  Coffey San Francisco

Terapia de exposición prolongada para el PTSD entre personas en un programa residencial de tratamiento por uso de sustancias: una serie de casos.

Prof Psicología Res Pr. 2012; 43 : 154-161

16. Marrón LA  CD de Davies  Gerlach A  cooper r  steven s  Craske MG

Procesamiento lingüístico e imágenes basadas en guiones para la exposición al trauma: una prueba piloto de concepto. Trastorno de ansiedad J. 2018; 57 : 16-23

17 Carrigan MH  dj levis Las contribuciones de los movimientos oculares a la eficacia del tratamiento de exposición breve para reducir el miedo a hablar en público.

Trastorno de ansiedad J. 1999; 13 : 101-118

18 Haemmerlie FM  Montgomery R.L. Interacciones intencionalmente sesgadas: reducción de la ansiedad heterosocial a través de la teoría de la autopercepción.

J Pers Soc Psychol. 1984; 47 : 900-908

19 Karpelowsky B  eduardo d Trauma, imaginería y relación terapéutica: la historia de Langu.

J Psychol Afr. 2006; 15 : 185-195

20 Publicar ML  Michopoulos V  stevens js  et al. Respuestas psicológicas y psicobiológicas a la intervención temprana inmediata en el servicio de urgencias: informe de un caso de terapia de exposición de una sesión para la prevención del TEPT.

Pract Innov (Lavado DC). 2017; 2 : 55-65

21 Connor-Greene PA

El contexto terapéutico: condiciones previas para el cambio en psicoterapia.

Psicoterapia (Chic). 1993; 30 : 375-382

22 Hekmat H. Trato R lubitz r Desensibilización instructiva: un tratamiento de comportamiento semántico del trastorno de ansiedad.Psicoterapia (Chic). 1985; 22 : 273-280

23 Kuhlman TL Alivio de los síntomas a través de la percepción durante la esensibilización sistemática: un estudio de caso. Psicoterapia (Chic). mil novecientos ochenta y dos; 19 : 88-94

24 Meichenbaum DH Modificación cognitiva de estudiantes universitarios ansiosos por los exámenes. J Consultar a Clin Psychol. 1972; 39 : 370-380

25 Personas JB Generalización de los efectos de los tratamientos de exposición para las fobias: estudio de un solo caso. Psicoterapia (Chic). 1986; 23 : 160-166

26 El uso de un paquete de inundación in vitro en el tratamiento de adolescentes traumatizados. J Dev Behav Pediatr. 1989; 10 : 17-21

27 Inundación in vitro del trastorno de estrés postraumático de un adolescente.

J Clin Child Psychol. 1987; 16 : 147-150

28 panadero h Hipnosis para la reducción de la ansiedad y la mejora del ego.

Aust J Clin Exp Hypn. 2001; 29 : 147-151

29 Boutin GE  Tosi DJ Modificación de ideas irracionales y ansiedad ante los exámenes a través de la hipnoterapia racional dirigida por etapas [RSDH].

J Clin Psychol. 1983; 39 : 382-391

30 Gravitz MA Reconstrucción de la memoria por hipnosis como técnica terapéutica.

Psicoterapia (Chic). 1994; 31 : 687-691

31 Malón DW Berardi D.Hipnosis con autocortadores.

Soy J Psicoterapeuta. 1987; 41 : 531-541

32. Payne Pensilvania Friedman GH Aplicaciones grupales de la hipnosis para estudiantes universitarios. J Coll Estudiante Persona. 1986; 27 : 154-160

33. Taylor RE Imágenes para el tratamiento del comportamiento obsesivo: un estudio de caso. Soy J Clin Hypn. 1985; 27 : 175-179

34. Tosi DJ  Howard L. Gwynne PH El tratamiento de la neurosis de ansiedad a través de la hipnoterapia racional dirigida por etapas: una perspectiva cognitiva experiencial. Psicoterapia (Chic). mil novecientos ochenta y dos; 19 : 95-101

35. Yarnell T. Entrenamiento asertivo simbólico a través de la imaginería afectiva guiada en hipnosis. Soy J Clin Hypn. 1972; 14 : 194-196

36.Çili S Pequeña S Parada L Impacto de la reescripción de imágenes en los recuerdos adversos de autodefinición y los yoes de trabajo posteriores al recuerdo en una muestra no clínica: un estudio piloto. Cog Behav Ther. 2017; 46 : 75-89

37. Lee SO  Kwon JH La eficacia de la reescripción de imágenes (IR) para la fobia social: un ensayo controlado aleatorio. J Behav Ther Exp Psiquiatría. 2013; 44 : 351-360

38.maier a Schaitz C Corona J Connemann B Sosic-Vasic Z Rescripting de imágenes: evaluación exploratoria de una intervención breve para reducir la ansiedad ante los exámenes en estudiantes universitarios. Psiquiatría Frontal. 2020; 11 : 84

39. Norton AR abad mj La eficacia de la reescripción de imágenes en comparación con la reestructuración cognitiva para el trastorno de ansiedad social. Trastorno de ansiedad J. 2016; 40 : 18-28

40 Prerost F.J. Evaluación del uso sistemático del humor en psicoterapia con adolescentes. J Adolescentesc. 1984; 7 : 267-276

41. Reimer SG  Fiscal de distrito de Moscovitch El impacto de la reescripción de imágenes en las evaluaciones de la memoria y las creencias fundamentales en el trastorno de ansiedad social. Behav Res Ther. 2015; 75 : 48-59

42. Strohm M  Siegesleitner M  Kunze AE  Ehring T.  Wittekind CE

Reescritura de imágenes de recuerdos autobiográficos aversivos: efectos sobre la angustia de la memoria, las emociones y los sentimientos de dominio. Cognit Ther Res. 2019; 43 : 1005-1017

43. Waldron SM  maddern l Wynn A Alcance cognitivo-conductual para un adolescente que experimenta ansiedad social, pánico y agorafobia: un diseño experimental de caso único. J Niño Adolesc Psychiatr Nurs. 2018; 31 : 120-126

44. Aritzeta A.  Soroa G  balluerka n  Muela A  Gorostiaga A  aliri j Reducir la ansiedad y mejorar el rendimiento académico a través de un programa de entrenamiento de relajación con biorretroalimentación. Aplicación Biofeedback Psicofisiológico. 2017; 42 : 193-202

45. charette s  Fiola JL  Charest MC  et al. Imágenes guiadas para el manejo del dolor posterior a la fusión espinal en adolescentes: un estudio piloto.

Enfermeras de manejo del dolor. 2015; 16 : 211-220

46. Coelho RW  Keller B  Kuczynski KM  et al. Uso de imaginería multimodal con ansiedad precompetitiva y estrés de tenistas de élite.

Percepción Mot Habilidades. 2012; 114 : 419-428

47. cohen j  Twemlow SO Cambios psicológicos asociados con imágenes guiadas: un estudio controlado.

Psicoterapia (Chic). 1981; 18 : 259-265

48. Esplen MJ  Hodnett E. Un estudio piloto que investiga las experiencias de los estudiantes de música con imágenes guiadas como una técnica para manejar la ansiedad ante la interpretación.

Med Probl Realizar arte. 1999; 14 : 127-132

49. Hazaleus SL  Deffenbacher JL Relajación y tratamientos cognitivos de la ira. J Consultar a Clin Psychol. 1986; 54 : 222-226

50 Iglesias SL  Azara S  Argibay JC  et al. Respuesta psicológica y fisiológica de los estudiantes a diferentes tipos de programas de manejo del estrés.

Promoción de la salud Am J. 2012; 26 : e149-e158

51. Iglesias SL  Azara S  Squillace M  et al. Un estudio sobre la eficacia de un programa de manejo del estrés para estudiantes universitarios.

Educación Farmacéutica 2005; 5 : 27-31

52. jallo n  ruiz rj  Elswick Jr., RK  mi francés Imágenes guiadas para el manejo del estrés y los síntomas en mujeres afroamericanas embarazadas.

Complemento basado en Evid Alternat Med. 2014; 2014 840923

53. jallo n  Bourguignon C  Taylor AG  Utz SO Manejo del estrés durante el embarazo: diseño y evaluación de una intervención mente-cuerpo.

Salud Comunitaria Fam. 2008; 31 : 190-203

54. Jennings S.J. JL Jennings Breve entrenamiento de atención plena dirigido por pares con adolescentes: un estudio piloto.

Int J Behav Consult Ther. 2013; 8 : 23-25

55. kim y El efecto de la desensibilización asistida por improvisación y la relajación muscular progresiva asistida por música y las imágenes en la reducción de la ansiedad de interpretación musical de los pianistas.

J Música Ter. 2008; 45 : 165-191

56. kingston j  Chadwick P.  merón d  Desollador TC Un ensayo piloto de control aleatorio que investiga el efecto de la práctica de la atención plena en la tolerancia al dolor, el bienestar psicológico y la actividad fisiológica. J Psychosom Res. 2007; 62 : 297-300

57. Kraemer KM  Luis CM  O’Bryan EM  Mi cantante E  Algodón S Entrenamiento de habilidades mente-cuerpo para mejorar la tolerancia a la angustia en estudiantes de medicina: un estudio piloto.

Enseñar a aprender Med. 2016; 28 : 219-228

58. McKennaK  Gallagher KAS  Forbes PW  Ibeziako P Listo, listo, relájese: entrenamiento de relajación asistida por biorretroalimentación (BART) en un servicio de consulta de psiquiatría pediátrica.

Psicosomática. 2015; 56 : 381-389

59. nilsson d  wadsby m Symboldrama, un método psicoterapéutico para adolescentes con síntomas disociativos y TEPT: un estudio piloto.

J Trauma Disociación. 2010; 11 : 308-321

60 Schandler SL  Dana Urgencias Protocolos de relajación de imágenes cognitivas y retroalimentación fisiológica aplicados a adultos jóvenes clínicamente tensos: una comparación de efectos de estado, rasgo y fisiológicos.

J Clin Psychol. 1983; 39 : 672-681

61. mota bj El efecto de las imágenes guiadas en estudiantes de enfermería de primer semestre que realizan sus primeras inyecciones.

J Enfermeras Educ. 1990; 29 : 346-350

62. tien kj  Buena JL  Duncan CL  Szabo MM  Larson NA

¿Es asma o un ataque de pánico? Un estudio de caso de asma y ansiedad en un varón adolescente.

Clin Pract Pediatr Psychol. 2014; 2 : 142-152

63. Wilson Hong Kong  Escultura M  Wilcher M.  et al.

Plan de estudios de respuesta de relajación dirigido por maestros en una escuela secundaria urbana: impacto en la salud conductual de los estudiantes y el entorno del aula.

Adv Mente Cuerpo Med. 2015; 29 : 6-14

64. Yahav R  cohen m Evaluación de una intervención cognitivo-conductual para adolescentes.

Int J Estrés Manag. 2008; 15 : 173-188

65. MJ negro  Grisham J.R. Visualización versus modificación del sesgo cognitivo interpretativo verbal para la verificación compulsiva.

Behav Res Ther. 2016; 83 : 45-52

66. toro g  newman-taylor k  Parada L El papel de las imágenes mentales en la paranoia no clínica.

J Behav Ther Exp Psiquiatría. 2016; 50 : 264-268

67. de Voogd EL  de Hullu  Burnett Heyes S  Blackwell SE  Wiers RW Salemink E

Imagine el lado positivo de la vida: un ensayo controlado aleatorio de dos tipos de procedimientos de modificación del sesgo de interpretación dirigidos a la ansiedad y la depresión de los adolescentes.

Más uno. 2017; 12 e0181147

68. Di Simplicio M Appiah-Kusi E Wilkinson P. et al. Imaginator: un ensayo de viabilidad de prueba de concepto de una breve intervención psicológica basada en imágenes para jóvenes que se autolesionan.

Comportamiento de amenaza de vida suicida. 2020; 50 : 724-740

69. Oro SR  Jarvinen PJ Teague RG

Elaboración de imágenes y claridad en la modificación de la depresión de estudiantes universitarios.

J Clin Psychol. mil novecientos ochenta y dos; 38 : 312-314

70. Holden norte  kelly j Welford M taylor pj Respuesta emocional a una técnica terapéutica: el afrontamiento afectivo social de mente amplia.

Psicoterapeuta. 2017; 90 : 55-69

71. Jarvinen PJ  Oro SR

Las imágenes como ayuda para reducir la depresión.

J Clin Psychol. 1981; 37 : 523-529

72. Linke J  wessa m El entrenamiento de imágenes mentales aumenta el deseo de recompensas y la sensibilidad a las recompensas y reduce los síntomas depresivos.

Comportamiento Ther. 2017; 48 : 695-706

73. Meevissen YMC Pedro ML Alberts HJEM Vuélvase más optimista imaginando el mejor yo posible: efectos de una intervención de dos semanas.

J Behav Ther Exp Psiquiatría. 2011; 42 : 371-378

74. Murphy FC barnard pj terry kam Carthery-Goulart MT Holmes EA

SenseCam, imaginería y sesgo en la memoria para el bienestar.

Memoria. 2011; 19 : 768-777

75. Renner F.  Schwarz P Pedro ML Huibers MJH

Efectos de un ejercicio de imágenes mentales del mejor yo posible sobre el estado de ánimo y las actitudes disfuncionales.

Res. Psiquiatría. 2014; 215 : 105-110

76. Rohrbacher H.  Blackwell SE  Holmes EA  Reinecke A Optimización de los ingredientes para la modificación del sesgo de interpretación basada en imágenes para el estado de ánimo depresivo: ¿es la autogeneración más efectiva que la imaginación sola?

J Afecta Desorden. 2014; 152–154 : 212-218

Ver en el artículo

Scopus (23)

PubMed

referencia cruzada

Google Académico

77.

McEvoy PM

Erceg-Hurn DM

barbero kc

Dupasquier JR

Fiscal de distrito de Moscovitch

Transportabilidad de la TCC mejorada con imágenes para el trastorno de ansiedad social.

Behav Res Ther. 2018; 106 : 86-94

Ver en el artículo

Scopus (4)

PubMed

referencia cruzada

Google Académico

78. Reardon JP  Tosi DJ Los efectos de las imágenes racionales dirigidas al escenario sobre el autoconcepto y la reducción del estrés psicológico en mujeres adolescentes delincuentes.

J Clin Psychol. 1977; 33 : 1084-1092

79. Skodzik T  Adelt MH  Nossek VA  Kuck ST  Ehring T.

¿Un novedoso entrenamiento en imaginería mental reduce la preocupación patológica?.

Behav Res Ther. 2018; 109 : 56-67

80. Birtel MD  Crujiente RJ «Tratar» el prejuicio: un enfoque de terapia de exposición para reducir las reacciones negativas hacia los grupos estigmatizados.

Ciencias Psicológicas 2012; 23 : 1379-1386

81. gilberto p  Baldwin MW  Hierros C  Baco JR  palmera m

Autocrítica y autocalidez: un estudio de imágenes que explora su relación con la depresión.

Psicoterapeuta J Cogn. 2006; 20 : 183-200

82. Hart DE Medios JR

Tratamientos cognitivos versus imaginales para la disforia inducida cognitivamente versus imaginalmente.

Imágenes de J Ment. 1985; 9 : 33-51

83. Holmes EA  Coughtrey AE Connor A

¿Mirando o a través de lentes color de rosa? Perspectiva de imágenes y estado de ánimo positivo.

Emoción. 2008; 8 : 875-879

84. Hopf T ayres j

Lidiando con la ansiedad de hablar en público: un examen de varias combinaciones de desensibilización sistemática, entrenamiento de habilidades y visualización.

J Appl Comun Res. 1992; 20 : 183-198

85. Johnsen EL Lutgendorf SK

Aportaciones de la capacidad imaginaria al estrés y la relajación.

Ann Behav Med. 2001; 23 : 273-281

86. Medios JR Wilson GL  Dlugokinski LJ

Componentes imaginarios y cognitivos autoiniciados: evaluación de la efectividad diferencial en la alteración de estados de ánimo desagradables.

Imagina Cog Pers. 1987; 6 : 219-229

87. Puntal LR La eficacia comparativa de las imágenes religiosas y no religiosas para el tratamiento de la depresión leve en personas religiosas.

Cognit Ther Res. 1980; 4 : 167-178

88. Richardson A.  taylor cc

La viveza de las imágenes de la memoria y el cambio de humor autoinducido.

Br J Clin Psychol. mil novecientos ochenta y dos; 21 : 111-117

89. Selcuk E  Zayas V  Gunaydin G  hazán c  KrossE

Las representaciones mentales de las figuras de apego facilitan la recuperación después de un recuerdo autobiográfico perturbador.

J Pers Soc Psychol. 2012; 103 : 362-378

90. thompson t  Steffert T.  Corcel A  Gruzelier J.

Un ensayo controlado aleatorio de los efectos de la hipnosis con animación de realidad virtual en 3D sobre el cansancio, el estado de ánimo y el cortisol salival.

Int J Clin Exp Hipn. 2011; 59 : 122-142

91. RE blanco  Kuehn MM  Duckworth AL  KrossE  Ayduk Ö

Centrarse en el futuro desde lejos: el autodistanciamiento de futuros factores estresantes facilita el afrontamiento adaptativo.

Emoción. 2019; 19 : 903-916

92. Wong SF  Hu DAP  Grisham J.R.

Manipulación de la perspectiva visual para imágenes obsesivas y su impacto en los síntomas obsesivo-compulsivos en una muestra analógica.

Trastorno de ansiedad J. 2020; 72 102227

93. AR catanesa  Rosenthal TL  kelley je Extraños compañeros de cama: estrategias de recompensa, castigo y distracción impersonal en el tratamiento de la disforia.

Cognit Ther Res. 1979; 3 : 299-305

94. Dorfan NM  Woody SR ¿Las imágenes amenazantes sensibilizan la angustia durante la exposición a contaminantes?.

Behav Res Ther. 2006; 44 : 395-413

95. Nelis S.  Vanbrabant K  Holmes EA  Raes F.

Mayor cambio de afecto positivo después de imágenes mentales que pensamiento verbal en una muestra de estudiantes.

J Exp Psicopatología. 2012; 3 : 178-188

96. Rijkeboer MM  daemen jj  Voltear A  Bouwman V  Hagenaars MA

Reescribir el trauma experimental: efectos de la imaginería y la escritura como una forma de reducir el desarrollo de recuerdos intrusivos.

J Behav Ther Exp Psiquiatría. 2020; 67 101478

97. Tolgou T  Rohrmann S.  Stockhausen C  Krampen D  Warnecke I  Reiss norte

Efectos fisiológicos y psicológicos de las técnicas de visualización sobre la ansiedad por la salud.

Psicofisiología. 2018; 55 e12984

98. Warren R.  herrero g  Velten E La terapia racional-emotiva y la reducción de la ansiedad interpersonal en estudiantes de secundaria.

Adolescencia. 1984; 19 : 893-902

99 watson h  Violación R  Todorov norte Reescritura de imágenes de venganza, evasión y perdón por experiencias pasadas de acoso en adultos jóvenes.

Cog Behav Ther. 2016; 45 : 73-89

100. Pila V  herrero p  Leamy M  et al. Una breve intervención temprana para la depresión adolescente que se enfoca en imágenes y recuerdos mentales emocionales: protocolo para un ensayo controlado aleatorio de viabilidad (ensayo IMAGINE).

101. Holmes EA Ghaderi A Harmer CJ et al.La Comisión de Psiquiatría de Lancet sobre la investigación de tratamientos psicológicos en la ciencia del mañana.

Lancet Psiquiatría. 2018; 5 : 237-286 Victoria Pila, PhD  Gracia Williamson, Licenciada en Ciencias aleks saundersProf. Emily A. Holmes, PhD Jennifer YF Lau, PhD: septiembre, 2021DOI: https://doi.org/10.1016/S2215-0366(21)00195-4u

 

DEPRESION E INFLAMACION.

The Inflamed

Edward Bullmore on the 'Inflamed Mind' theory of depression - YouTube
MICROBIOTA Y DEPRESION

El psiquiatra Británico Edward Bullmore en su libro The inflamed mind (la mente inflamada) apunta que la depresión es en realidad un problema inflamatorio

Edward Bullmore,  profesor de psiquiatría en la Universidad de Cambridge y director del Wolfson Brain Imaging Center en el Departamento de Neurociencia Clínica. 

Esencialmente, ‘The Inflamed Mind’ de Bullmore  sienta las bases para el argumento de que parte de la depresión es causada por una inflamación corporal que puede penetrar la barrera hematoencefálica para inflamar las células y redes cerebrales y, por lo tanto, causar distimias de las que predomina  la depresión. 

La  inflamación corporal  es el mecanismo universal que utilizan los seres vivos para repararse tras un trauma o tras las erosiones que nuestra biología se produce por vivir. De forma que su origen es múltiple y cada vez que nos ponemos en contacto con mas polución física y psíquica, la inflamación progresa y los desordenes que se sufre como consecuencia de su exceso y persistencia van a hacernos enfermar.

La inflamación es el mecanismo de reparación el estrés es la clínica que produce este mecanismo y la depresión es una de estas manifestación, de absoluta inespecificidad en su aparición.

La inflamación llena la etiología de las enfermedades neurodegenerativas

Por supuesto que interviene el sistema inmunitario, no hay otro, el problema es que en biología todo debe ser ajustado y tanto el defecto como el exceso pueden producir un exceso o un defecto en la inflamación y también un exceso o defecto de sus manifestaciones psíquicas.

Bullmore comienza su argumento presentando la teoría subyacente del libro que incorpora el funcionamiento del sistema inmunológico. Afirma que esta causa de depresión relativamente simple y a simple vista puede haberse pasado por alto a lo largo de los años

Este concepto de unión de lo físico con lo psiquico, lo ha sabido el hombre desde que alboreo.

Uno de sus problemas es de nomenclatura etiológica.

Depresion es una manifestación psíquica, su origen plural es la consecuencia de la alteración de alguna región o de varias del sistema nervioso. De manera rutinaria y después de los trabajos de Seyle, se llama estrés a las manifestaciones clínicas de un trauma.

El sufrimiento físico y ese otro mal llamado psíquico se deben al compromiso de estructuras preferentemente del diencéfalo.

Se sufre por cualquier cosa, aunque a veces se presenta como dominante y excepcionalmente de causa concreta 

La parcelacion de las manifestaciones del sistema nerviosas nunca ha sido real y si un intento de entenderlas.

Un dolor de cabeza por una meningitis, nunca se acompaña de alegría y siempre de tristeza

Bullmore postula que la depresión puede haber sido seleccionada para proteger a los antepasados ​​enfermos de las obligaciones sociales y la competencia cuando necesitan descansar o como una forma de cuarentena para las personas infectadas para evitar que la infección acabe con toda una tribu. 

El reciente trabajo de que la estimulación de la amigdala del hipocampo, rescata a una enferma con depresión y múltiples intentos de suicidio, intensifica la unión de lo físico con lo psiquico

Inflamación y depresión están vinculados y lo están siempre, es cuestión de que predomina.

Si un dolor de apendicitis pone triste a un enfermo nadie duda de la simbiosis. Si solo aparece depresión acudimos a lo etéreo, a lo social, y nos apartamos de lo orgánico, lo químico que promueve la disfuncion

Pero la estructura nerviosa que proporciona clínica física y psíquica es la misma, posiblemente el lóbulo limbico, de preferencia, aunque su engarce con el lóbulo frontal, le presta cierta modulación.   

Bullmore ofrece algunas pruebas para respaldar sus afirmaciones, pero después de una emoción inicial, el libro me deja decepcionado. Algunas teorías interesantes que, si se prueban correctas, pueden ayudar a un subgrupo de personas deprimidas.  

Lo importante no es la depresión sino como evitar la inflamación crónica imnecesaria no racional responsable de tantas enfermedades. La polucion es el drama y de difícil solucion

Bibliografia

Depression: the radical theory linking it to inflammation Alison Abbott considers a persuasive case for the link between body and mind

The Inflamed Mind A Radical New Approach to Depression Author: Edward Bullmore

DEPRESION Y SUICIDIO

 DEPRESION Y SUICIDIO  

La depresión es uno de los trastornos mentales más frecuentes. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión afecta en el mundo a unos 121 millones de personas, y una de cada cinco personas llegará a desarrollar un cuadro depresivo en su vida.  Algunas personas están más predispuestas a padecerla, aproximadamente un 15% de la población sufre algún episodio a lo largo de su vida. Además, se prevé en el año 2020, la depresión pase a convertirse en la segunda causa más común de discapacidad, después de las enfermedades cardiovasculares. Se estima que afecta a 1 de cada 6 españoles en algún momento a lo largo de su vida. Las personas afectadas de depresión grave presentan un riesgo suicida mayor que la población general. El suicidio constituye un problema de salud pública importante, y en gran medida prevenible. La depresión, es un fenómeno complejo de origen multifactorial, siendo los factores de riesgo diversos, de carácter biológico, psicológico y ambiental. La depresión se puede curar y el suicidio se puede prevenir. A pesar de ser una enfermedad frecuente, sin embargo, como advierte la Organización Mundial de la Salud, sólo una minoría de las personas depresivas solicita o reciben tratamiento.   Los investigadores esperan dilucidar los mecanismos del cerebro asociados con el impulso de querer matarse a sí mismo. El 10% de las personas con depresión intentan suicidarse, y cerca del 10% de los que toman sus propias vidas nunca fueron diagnosticados con alguna condición de salud mental. Qué sucede en el cerebro de una persona que intenta suicidarse y qué es lo que distingue a estas personas del resto.   Carlos Zarate, un psiquiatra en el Instituto Nacional de Salud Mental en Bethesda, Maryland, reviso a 50 personas que han intentado suicidarse en las dos semanas anteriores a la inscripción en un estudio  y comparó la estructura y función del cerebro de estas personas con la de otros 40 individuos que intentaron suicidarse hace más de un año, 40 personas con depresión o ansiedad que nunca han intentado suicidarse y un grupo control de 40 personas sanas. Los estigadores querían ver los mecanismos cerebrales asociados con el impulso de suicidarse. Zarate también administró ketamina, un fármaco psicoactivo conocido como una»droga de fiesta», al grupo que ha intentado suicidarse más recientemente. La ketamina, que a veces se utiliza para tratar la depresión, puede detener pensamientos y conductas suicidas de forma rápida —incluso en casos en los que no tiene efectos sobre otros síntomas de la depresión—. Se conoce que sus efectos duran alrededor de una semana. Para algunos investigadores, estos hallazgos sugieren que la ketamina afecta los circuitos cerebrales específicos del pensamiento suicida. Pero John Mann, psiquiatra de la Universidad de Columbia en Nueva York, dice que la química cerebral anormal y la genética también pueden predisponer a una persona a intentar suicidarse en momentos de gran tensión, como después de perder un empleo. «Son parte de la persona, son un rasgo», dice Mann. «Solo que se vuelven más relevantes cuando la persona se enferma”. ? ¿Escrito en los genes Hay evidencia de que la genética influye en el riesgo de suicidio de una persona. Por ejemplo, los familiares biológicos de niños adoptados que se suicidan son varias veces más propensos a quitarse la vida que la población en general. Fabrice Jollant, psiquiatra de la Universidad de McGill en Montreal, Canadá, sugiere que esta influencia genética está relacionada con la impulsividad y el juicio viciado, en lugar de con una enfermedad mental específica. Jollant ha encontrado que los parientes cercanos de las personas que se suicidaron eran más impulsivos que un grupo de control cuando jugaron un juego de apuestas diseñado para probar la toma de decisiones. «Parece que esto es algo heredado», dice Jollant.   Otros investigadores están buscando biomarcadores que permitirían a los médicos detectar las personas con mayor riesgo de suicidio. Alexander Niculescu, psiquiatra de la Universidad de Indiana, en Indianápolis, y sus colegas han identificado un conjunto de seis genes cuya expresión se muestra alterada en las personas que se han suicidado. El equipo ha encontrado que al combinar estos biomarcadores con los datos de una aplicación que hace seguimiento al estado de ánimo y los factores de riesgo, se puede predecir, con una precisión mayor al 90%, si las personas con trastorno bipolar o esquizofrenia serán eventualmente hospitalizadas por un intento de suicidio. Y Mann está utilizando la tomografía por emisión de positrones para darle seguimiento al biomarcador mejor estudiado, la molécula activa de serotonina, en los cerebros de las personas que han intentado suicidarse. Sus patrones alterados de serotonina son similares a los observados después de la muerte en los cerebros de los que se han suicidado, dice Mann. Aunque los niveles de serotonina resultan alterados en las personas con depresión, Mann ha encontrado diferencias entre las personas que intentan suicidarse y los que están deprimidos pero que no tienen antecedentes de intentos de suicidio. También ha demostrado que los niveles de serotonina se alteran en mayor grado en aquellos cuyos intentos de suicidio han sido más graves —tales como tomar una botella entera de analgésicos— que en aquellos cuyos intentos han sido menos drásticos. Estudios como el de Zarate presentan dificultades logísticas y desafíos éticos. Los investigadores deben considerar si una persona que recién intentó suicidarse puede tomar decisiones informadas sobre si participar o no en una investigación. Michael Minzenberg, psiquiatra de la Universidad de California, en San Francisco, conoce estas preocupaciones muy bien: él estudia a personas suicidas con esquizofrenia. Muchas de estas personas tienen dificultades con asuntos cotidianos básicos. Esto tambien lo tienen muchas personas con éxito social, que tras el paso por las drogas, y una vida a tope, se suicidan           Los individuos con trastorno depresivo mayor (TDS) tienen casi 20 veces más probabilidades de morir por suicidio que la población general.   En pacientes con pensamientos de autolesiones, es importante establecer si el paciente tiene algún deseo de morir, si había tenido pensamientos recientes de suicidarse o si ha comenzado a formular un plan o a hacer preparativos. Cualquier comportamiento preparatorio dentro de los últimos 3 meses debe provocar una consulta cara a cara con un psiquiatra.     La esketamina intranasal más el estándar de atención mostraron una mejoría significativa en los síntomas depresivos a las 24 horas en comparación con el placebo. Está aprobado en Europa para la depresión resistente al tratamiento y como un tratamiento agudo a corto plazo junto con un antidepresivo oral para reducir rápidamente los síntomas depresivos que constituyen una emergencia psiquiátrica. Otras opciones potenciales incluyen la estimulación magnética transcraneal repetitiva o la estimulación del nervio vagal, y enfoques psicosociales como la terapia cognitivo-conductual y la psicoterapia interpersonal, así como una buena higiene del sueño, ejercicio y alimentación saludable  Dra. Anne-Laura van armelen, investigadora en el departamento de Psiquiatría de la Universidad de Cambridge En la última década, y especialmente en los últimos 5 años, ha habido un crecimiento en el número de estudios de neuroimagen que reportan una correlación entre los circuitos cerebrales (estructural y funcionalmente) y los pensamientos y comportamiento suicida. La forma en que las alteraciones cerebrales contribuyen a los pensamientos y comportamientos suicidas es el tema de una nueva revisión publicada en Molecular Psychiatry, realizada por un grupo internacional de investigadores. El estudio revisó más de dos décadas de literatura científica que relacionaba los estudios de imágenes cerebrales con los pensamientos y comportamientos suicidas. En total, analizaron 131 estudios, que cubrieron a más de 12,000 individuos, con especial énfasis a las alteraciones estructurales, funcionales y moleculares del cerebro que podrían aumentar el riesgo de suicidio de un individuo. Identificaron dos redes cerebrales, y las conexiones entre ellas, que parecen jugar un papel importante. La primera de estas redes involucra regiones cerebrales conocidas corteza prefrontal ventromedial, que incluye las cortezas medial y ventral, y sus conexiones con otras regiones del cerebro involucradas con las emociones. Las alteraciones en esta red pueden conducir a pensamientos negativos excesivos y dificultades para regular las emociones, estimulando los pensamientos de suicidio. La segunda red involucra regiones conocidas como corteza dorsolateral prefrontal y el giro frontal inferior. Las alteraciones en esta red pueden influir en el intento de suicidio, en parte, debido a su papel en la toma de decisiones, la generación de soluciones alternativas a los problemas y el control del comportamiento. Los investigadores sugieren que si ambas redes se alteran en términos de su estructura, función o bioquímica, esto podría conducir a situaciones en las que un individuo piensa negativamente sobre el futuro y no puede controlar sus pensamientos, lo que podría conducir a situaciones en las que un individuo está en mayor riesgo de suicidio. Los estudios sobre lobectomías frontales, que son muy amplios pero muy groseros recogen casos de inhibición de la conducta suicida, aunque tras un deterioro importante de su conducta. Las alteraciones funcionales del cerebro tienen muy pocas manifestaciones medibles con credibilidad. Una alteración funcional frontal o de parte del lóbulo limbico evidentemente están implicadas en nuestra psicología, pero los hallazgos  de estas pruebas, son deductivos. El suicido para los médicos organicista, no es mas que una alteración de la interpretación de sus sentimientos, y una incapacidad para resolverlos. Pero esto sigue siendo una groseria, como las demás rteorias. Estamos a la espera de que nuestro cerebro y sobre todo el dee los investigadores, estén mas espabilados y vean mas.   Referencias Schmaal, L, van Harmelen, A.-L. et al. Imaging suicidal thoughts and behaviors: a comprehensive review of 2 decades of neuroimaging studies. Molecular Psychiatry; 2 Dec 2019; DOI: 10.1038/s41380-019-0587-x Carlos Zarate, un psiquiatra en el Instituto Nacional de Salud Mental en Bethesda, Maryland,  Universidad de Yale Major depressive Disorder and Psychiatric Emergencies: A Primer for Primary Care Physicians Med Scape Enriquerubio.net LA PROTEÍNA,  OTX2 REGULA LA ANSIEDAD Enrfiquerubio.net LEUCOTOMIA-LOBOTOMIA       .  

LA PROTEÍNA, OTX2 REGULA LA ANSIEDAD

LA PROTEÍNA,  OTX2 REGULA LA ANSIEDAD

Mujer adulta con problemas de salud mental Foto gratis

La ansiedad (del latín anxietas, ‘angustia, aflicción’) es la persistencia, con niveles patológicos en mjuchas ocasiones, de un mecanismo de defensa natural del organismo frente a estímulos externos o internos que son percibidos por el individuo como amenazantes o peligrosos,1​ y se acompaña de un sentimiento desagradable o de síntomas somáticos de tensión. Se trata de una señal de alerta que advierte sobre un peligro inminente y permite a la persona que adopte las medidas necesarias para enfrentarse a una amenaza.2

La ansiedad es una de las enfermedades más prevalentes en el mundo y los datos de la Organización Mundial de la Salud revelan que solo en España la padece -aunque los datos son anteriores a la pandemia- el 4% de la población -casi dos millones de personas-,

La ansiedad adaptativa o no patológica es un sentimiento de un estado emocional normal ante determinadas situaciones y constituye una respuesta habitual a diferentes situaciones cotidianas 

Cierto grado de ansiedad es necesario para el manejo normal de las exigencias o demandas del medio ambiente.

Cuando sobrepasa cierta intensidad —con síntomas físicos, psicológicos y conductuales, la mayoría de las veces muy inespecíficos.24​, se convierte en patológica y a veces mutilante.

Con ocasión de la epidemia de Coronavirus 19 que estamos padeciendo. La ansiedad esta aumentando marcadamente

Una amplia gama de enfermedades médicas puede producir síntomas de ansiedad.

Ante una situación de alerta, el organismo pone a funcionar el sistema adrenérgico. y se fuerza a todo el organismo a aportar energías de reserva para resolver el problema y lo antes posible normalizará los valores que han disparado esa «alerta amarilla». , pero la persistencia del peligro o daño orgánico, el estado de anxiedad se convierte en patológico, es la llamada  «alerta roja».

El sistema dopaminérgico también se activa cuando el organismo esta ante un peligro, real o imaginario. En esta situación, el organismo entra en alerta amarilla ante la posibilidad de la existencia de una amenaza, que no es lo mismo que cuando la amenaza pasa a ser real, pues en ese caso lo que se libera es adrenalina.

Desde este punto de vista, la ansiedad se considera una señal positiva, de salud, que ayuda en la vida cotidiana, siempre que sea una reacción frente a determinadas situaciones que tengan su cadena de sucesos de forma correlativa: alerta amarilla, alerta roja y consecución del objetivo. Si la cadena se rompe en algún momento y esas situaciones se presentan con ansiedad, entonces el organismo corre el riesgo de intoxicarse por dopaminas o por otras catecolaminas.

En general es una persistencia de un sistema de defensa.

En las sociedades avanzadas modernas, esta característica innata del ser humano se ha desarrollado de forma patológica y conforma, en algunos casos, cuadros sintomáticos que constituyen los denominados trastornos de ansiedad, que tiene consecuencias negativas y muy desagradables para quienes lo padecen.

La enfermedad o estrés que dimana de este desorden es pluriisintomatica, física y psquicamente  y de interpretación personal

Entre los trastornos de ansiedad se encuentran las fobias, el trastorno obsesivo-compulsivo, el trastorno de pánico, la agorafobia, el trastorno por estrés postraumático, el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de ansiedad social, etc. El miedo escénico es una forma de ansiedad social, que se manifiesta frente a grupos y ante la inminencia de tener que expresarse en público o por efecto de imaginar dicha acción. En el caso del trastorno de ansiedad generalizada, la ansiedad patológica se vive como una sensación difusa de angustia o miedo y deseo de huir, sin que quien lo sufre pueda identificar claramente el peligro o la causa de este sentimiento.

Están implicados en esta patologia tanto de factores biológicos como ambientales y psico-sociales. Además, es muy común la comorbilidad con otros trastornos mentales, como los trastornos del estado de ánimo.2

Entre los factores biológicos, se han encontrado alteraciones en los sistemas neurobiológicos gabaérgicos y serotoninérgicos; anomalías estructurales en el sistema límbico (córtex paralímbico), que es una de las regiones más afectadas del cerebro; ciertas alteraciones físicas; una mayor frecuencia de uso o retirada de medicinas, alcohol, drogas o sedantes y otras sustancias; y cierta predisposición genética.2

La ansiedad normal es adaptativa y permite a la persona responder al estímulo de forma adecuada, por lo que es necesaria para la supervivencia. Se presenta ante estímulos reales o potenciales (no imaginarios o inexistentes). La reacción es proporcional cualitativa y cuantitativamente, en tiempo, duración e intensidad.7

La ansiedad se considera patológica cuando el estímulo supera la capacidad de adaptación de respuesta del organismo y aparece una respuesta no adaptativa, intensa y desproporcionada, que interfiere con el funcionamiento cotidiano y disminuye el rendimiento. El límite entre la ansiedad normal y la ansiedad patológica no es fácil de definir y puede variar entre los individuos en función de los rasgos de personalidad o, sobre todo, en función de lo que se ha descrito como un «estilo cognitivo propenso a la ansiedad».

El problema surge cuando esta forma de reacción aguda es excesivamente intensa, como en los ataques de pánico o en las crisis de ansiedad (en los que la persona no puede controlar su ansiedad y alcanza niveles extremos), o bien cuando dicha reacción aguda se establece como un hábito, es decir, si una reacción de ansiedad de alta intensidad se convierte en crónica, o se vuelve muy frecuente.10

Una reacción aguda de ansiedad no siempre es patológica, sino que puede ser muy adaptativa. Por ejemplo, cuando la situación que la provoca requiere una fuerte reacción de alarma que prepare para la acción (si se exige una gran concentración en una tarea para la que se necesitan muchos recursos de la atención); o si requiere una gran activación a nivel fisiológico (porque se necesita tensar más los músculos, bombear mayor cantidad de sangre, más oxígeno, etc.). Dicha reacción de ansiedad ayuda a responder mejor ante esta situación.10

Cuando la ansiedad se convierte en patológica provoca malestar significativo, con síntomas que afectan tanto al plano físico como al conductual y psicológico, entre los que cabe destacar:2

Físicos

vegetativos: sudoración, sequedad de boca, mareo, inestabilidad;

neuromusculares: temblores, tensión muscular, cefaleasparestesias;

cardiovasculares: palpitacionestaquicardias, dolor precordial;

respiratorio: disnea;

digestivos: náuseasvómitosdispepsiadiarreaestreñimientoaerofagiameteorismo;

genitourinarios: micción frecuente, problemas de la esfera sexual.

Psicológicos y conductuales

aprensión, preocupación;

Sensación de agobio;

miedo a perder el control, a volverse loco o sensación de muerte inminente;

dificultad de concentración, sensación de pérdida de memoria;

inquietud, irritabilidad, desasosiego;

conductas de evitación de determinadas situaciones;

inhibición o bloqueo psicomotor;

obsesiones o compulsiones.

Estos síntomas pueden interactuar entre sí. Por ejemplo, los síntomas cognitivos pueden exacerbar los síntomas fisiológicos y estos a su vez disparar los síntomas conductuales. Cabe notar que algunos síntomas de la ansiedad suelen parecerse, superponerse o confundirse con los de padecimientos no mentales, tales como la arritmia cardíaca, la hipoglucemia o la enfermedad celíaca. Se recomienda a los pacientes someterse a un examen médico completo para evaluarlos.

Existe un amplio abanico de enfermedades que cursan con síntomas psiquiátricos o que pueden simular un trastorno mental. Su identificación puede llegar a resultar complicada y no siempre se realiza una adecuada evaluación del paciente.21314151617

La de ansiedad cursa con períodos de reducción y desaparición de los síntomas durante un intervalo de tiempo variable. De la misma forma que ocurre con cualquier otra enfermedad crónica, con un tratamiento apropiado se puede convivir con este problema de manera adecuada, consiguiendo llevar una vida normal. Un tratamiento efectivo ayuda a disminuir los síntomas, mejorar la autoestima, volver a disfrutar de la vida de nuevo y prevenir recaídas, si bien pueden aparecer altibajos durante el proceso.2

Los tratamientos habituales son la psicoterapia (terapia cognitivo-conductual) y la medicación (principalmente antidepresivos y ansiolíticos), que pueden ser usados o no de forma conjunta, según el trastorno que presente el paciente.2

Según la psicología cognitiva, los pensamientos generados por la ansiedad «producen distorsiones a la hora de orientarse en el mundo» y mirar la realidad.

Los estados que proporciona se mezclan entre si y en general proporcionan:

1. Pesimismo: «tendencia a focalizarse en el problema sin ser capaz de ver las soluciones».

2. Generalización: «los pensamientos son tipo siempre/nunca, todo/nada».

3. Pensamiento negativo: «el foco está en los aspectos negativos y se olvidan o descalifican los positivos».

4: Catastrofismo: «ver los aspectos negativos de una manera excesiva y exagerada».

5. Leer el pensamiento: «creen saber lo que los otros están pensando y sus motivos negativos ocultos».

6. Adivinar el futuro: «tendencia a anticipar que las cosas van a salir mal».

7. Comparación: «medirse con los demás para acabar siempre perdiendo y sintiéndose inferior».

8. Exageración: «si alguien se equivoca una vez pasa a ser un torpe o si le sale mal una cosa le llama fracasado en todas las áreas».

9. Culpabilidad: «sentir que las circunstancias desagradables que suceden siempre están en relación con uno mismo»

10. Perfeccionismo: «establecer exigencias a los demás, a uno mismo o a cómo deberían ser las cosas».18​.

Investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y al Collège de France, Molecular Psychiatry del grupo Nature, ha conseguido desentrañar, en modelos animales, el mecanismo cerebral que regula la ansiedad
Han descrito por primera vez cómo una proteína, llamada OTX2, regula el comportamiento nervioso en ratones adultos, lo que abre la puerta para conocer mejor la ansiedad y cómo está regulada en individuos a través de vías hasta ahora desconocidas.

 La ciencia ya conocía la implicación de esa proteína en procesos de aprendizaje y de plasticidad neuronal, y que también se había observado que intervenía en la susceptibilidad a padecer comportamientos depresivos. Pero se desconocía su intervención en la regulación de la ansiedad, y esta proteína podría ser una buena diana terapéutica y facilitar el efecto de muchos fármacos que se están utilizando en la actualidad para el tratamiento de algunos trastornos mentales, aunque ha insistido en la importancia de hacer más estudios en animales superiores.

Los resultados, ha informado la Universidad Autónoma de Madrid, se lograron mediante estudios en ratones mutantes que fueron sometidos a diferentes pruebas de comportamiento con el fin de determinar su respuesta al ambiente, y junto a esos ensayos los investigadores realizaron estudios genéticos y de tejidos en diferentes áreas del cerebro.
Javier Gilabert ha explicado a EFE que han comprobado que cuando los ratones expresan menos cantidad de esta proteína (la OTX2) se produce un efecto ansiolítico, y cuando expresan más cantidad se produce el efecto contrario. «No conocemos con exactitud el mecanismo por el cual esto sucede, pero sabemos que, de alguna forma, la cantidad de proteína condiciona la respuesta a las situaciones estresantes», ha precisado el investigador.

Y ha explicado las diferentes estrategias que han utilizado durante los ensayos en el laboratorio con los modelos animales, que se completaron con una infección cerebral mediante virus modificados para poder comparar los efectos en diferentes modelos y para estar seguros de que el fenotipo observado se repetía en las diferentes condiciones.

Trastornos estigmatizados socialmente

Como todos los trastornos mentales, el estigma social dificulta el diagnóstico y el tratamiento de la ansiedad, pero Javier Gilabert ha valorado la importancia de estos descubrimientos científicos y ha incidido en la importancia de normalizar las enfermedades mentales «como normalizamos la diabetes o el cáncer» y de visibilizar este tipo de trastornos para derribar las barreras sociales que todavía existen.

«Durante muchos años la enfermedad mental ha sido menospreciada por la sociedad», ha asegurado el investigador, ha advertido de que estas enfermedades son de las más incapacitantes para el individuo «y de las que más cuesta salir», y ha observado que en concreto la ansiedad aumenta día a día «y después del año pandémico podría llegar a dispararse».

Insiste por ello en la necesidad de avanzar en la investigación y en el tratamiento de este tipo de enfermedades y de normalizar la visita al psicólogo o al psiquiatra «para tratarlas y atajarlas en la medida de lo posible», y en la importancia de que aumente la conciencia social sobre la importancia de la terapia mental y de que ésta sea accesible a todos los ciudadanos.

Referencias[

 I. Iruarrizaga et al. «Reducción de la ansiedad a través del entrenamiento en habilidades sociales». Consultado el 13 de julio de 2016.

Saltar a:a b c d e f g h i j k l m n ñ o «Grupo de Trabajo de la Guía de Práctica Clínica para el Manejo de Pacientes con Trastornos de Ansiedad en Atención Primaria. Madrid: Plan Nacional para el SNS del MSC. Unidad de Evaluación de Tecnologías Sanitarias. Agencia Laín Entralgo. Comunidad de Madrid; 2008. Guías de Práctica Clínica en el Sistema Nacional de Salud SNS: UETS Nº 2006/10.». 2008. Archivado desde el original el 27 de marzo de 2015. Consultado el 5 de abril de 2015.

Alcala Hoy. «La ansiedad, el mal de este principio de siglo». Consultado el 18 de febrero de 2018.

 Lorenzo Fernandez et al. (2013). Manual de Farmacología Básica y Clínica. Panamericana. ISBN 978-84-9835-437-9.

 Jeronimus et al. (2016). «Neuroticism’s prospective association with mental disorders halves after adjustment for baseline symptoms and psychiatric history, but the adjusted association hardly decays with time: a meta-analysis on 59 longitudinal/prospective studies with 443 313 participants»Psychological Medicine 46 (14): 2883-2906. PMID 27523506doi:10.1017/S0033291716001653.

 Gestión del estrés. Relajación. Autoestima.

Saltar a:a b Área de Psiquiatría de la Universidad de Oviedo CIBERSAM, ed. (2010/2011). «Ansiedad». Archivado desde el original el 22 de febrero de 2016. Consultado el 5 de abril de 2015.

 P. Lorenzo et al. (2008). Velázquez. Farmacología Básica y Clínica (18 edición). Panamericana. p. 275.

 Nuss, P (2015 Jan 17). «Anxiety disorders and GABA neurotransmission: a disturbance of modulation»Neuropsychiatr Dis Treat 11: 165-75. PMC 4303399PMID 25653526doi:10.2147/NDT.S58841.

Saltar a:a b c Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés – SEAS (ed.). «Ansiedad normal y ansiedad patológica – ¿Las diferencias individuales en la reacción de ansiedad ante una misma situación indican patología?». Consultado el 5 de abril de 2015.

Hamilton, M (1959). «The assessment of anxiety states by rating»Br J Med Psychol 32 (1): 50-5. PMID 13638508.

Saltar a:a b c Lobo, A; Chamorro, L; Luque, A; Dal-Ré, R; Badia, X; Baró, E; Grupo de Validación en Español de Escalas Psicométricas (GVEEP) (2002 Apr 13). «Validation of the Spanish versions of the Montgomery-Asberg depression and Hamilton anxiety rating scales» [Validación de las versiones en español de la Montgomery-Asberg Depression Rating Scale y la Hamilton Anxiety Rating Scale para la evaluación de la depresión y de la ansiedad]Med Clin (Barc) 118 (13): 493-9. PMID 11975886.

Saltar a:a b c d e f g h i j k l m n ñ Testa A, Giannuzzi R, Sollazzo F, Petrongolo L, Bernardini L, Daini S (febrero de 2013). «Psychiatric emergencies (part III): psychiatric symptoms resulting from organic diseases»Eur Rev Med Pharmacol Sci (Revisión). 17 Suppl 1: 86-99. PMID 23436670.

Saltar a:a b c d e f Jackson JR, Eaton WW, Cascella NG, Fasano A, Kelly DL (Mar 2012). «Neurologic and psychiatric manifestations of celiac disease and gluten sensitivity»Psychiatr Q 83 (1): 91-102. PMC 3641836PMID 21877216doi:10.1007/s11126-011-9186-y.

Saltar a:a b c Bonnot O, Herrera PM, Tordjman S, Walterfang M (19 de mayo de 2015). «Secondary psychosis induced by metabolic disorders»Front Neurosci (Revisión) 9: 177. PMC 4436816PMID 26074754doi:10.3389/fnins.2015.00177.

Saltar a:a b c Bonnot O, Herrera P, Kuster A (septiembre de 2015). «Treatable neurometabolic diseases. Association with schizophrenia spectrum disorders»Presse Med (Revisión) 44 (9): 889-97. PMID 26248708doi:10.1016/j.lpm.2015.02.023.

Saltar a:a b Demily C, Sedel F (24 de septiembre de 2014). «Psychiatric manifestations of treatable hereditary metabolic disorders in adults»Ann Gen Psychiatry (Revisión) 13: 27. PMC 4255667PMID 25478001doi:10.1186/s12991-014-0027-x.

 Serrano-Sosa, Isabel (5 de enero de 2019). «Así te mata la ansiedad»El Mundo.

J Gilabert  Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y al Collège de France, Molecular Psychiatry del grupo Nature,

EL FACTOR TRKB EN LOS ANTIDEPRESIVOS

EL FACTOR TRKB EN LOS ANTIDEPRESIVOS

MOLINER

Es necesario saber cómo actúan los antidepresivos , ya que se utilizan múltiples veces en múltiples enfermos y de una manera creciente. Y se indican no solo en los enfermos que están tristes, sino en los que están Distimicos.

En psiquiatría, la tesis que desde hace décadas sostiene el uso de estos fármacos se conoce como hipótesis monoaminérgica y viene a decir que la depresión o ansiedad están provocadas por una deficiencia en el nivel de neurotransmisores como la serotonina, noradrenalina y dopamina. Por tanto, en teoría, estos medicamentos eliminarían el problema al elevar la concentración de estas sustancias en el cerebro. Sin embargo, esto no es lo que siempre acaba sucediendo.

Lo que si es cierto que el numero de enfermos afectados y de medicación utilizada y su variedad quizá sea el mayor experimento en tiempo real jamás realizado en la especie humana.

Múltiples fármacos y en millones de personas se han  utilizado para el tratamiento de la depresion: Fluoxetina por escitalopram, paroxetina por sertralina o viceversa, tratando de que en algún momento la combinación de fármaco-dosis sea la adecuada. Pero en menos de la mitad de pacientes alcanzan la salud de manera continuada.

.

Con la pandemia, se ha multiplicado el número de personas que dependen de estos medicamentos El covid-19 ha hecho que los servicios de psiquiatria mundiales, esten  colapsados con nuevos casos.

En España, la encuesta sobre salud mental que el CIS ha publicado esta semana indica que el 16% de los españoles ha sufrido uno o más ataques de ansiedad o pánico desde el comienzo de la pandemia.

Plinio Cassaroto y Eero Castrén, dos neurocientíficos de la Universidad de Helsinki , han publicado en ‘Cell’ un artículo revolucionario.han desmontadola hipótesis monoaminérgica 

El TrkB, es el receptor del factor neurotrófico derivado del cerebro o, en inglés, BDNF, clave para la neuroplasticidad en mamíferos y otros vertebrados.

Los factores tróficos son un conjunto de sustancias, la mayoría de naturaleza proteica que junto con las hormonas y los neurotransmisores desempeñan una importante función en la comunicación intercelular

Plinio Casarotto, descubrio que todas estas drogas usadas lo que hacian es facilitar la activación del receptor TrkB, lo cual incrementa la plasticidad del cerebro adulto

Un ⅓ de pacientes con depresión responden satisfactoriamente a estos tratamientos, lo cual es un problema grande, porque significa que los otros ⅔ solo responden parcialmente o no responden para nada.

 Los antidepresivos clásicos como la fluoxetina, el Prozac, tardan normalmente semanas en empezar a actuar, pero a nivel sináptico sabemos que estos fármacos comienzan a incrementar la concentración de serotonina inmediatamente; entonces, había algo que para nosotros no cuadraba.

P: Sin embargo, esta hipótesis sobre el origen de la depresión ha imperado durante años y todavía sigue haciéndolo.

 Eero Castrén investiga los mecanismos detrás de los antidepresivos. Y empezamos a entrever que la neuroplasticidad era algo clave.

En 2008, Castrén, en colaboración con el laboratorio de Lamberto Maffei en Italia, publicó un artículo en ‘Science’ que era bastante rompedor en el campo de los antidepresivos, que mostraba que efectivamente lo que hacen estos fármacos es aumentar la neuroplasticidad después de dosificarlos de manera crónica durante semanas. Trabajaron con ratones que eran ambliópicos, es decir, que no veían bien con los dos ojos, similar a esos niños con síndrome del ojo vago en los que el parche busca potenciar que ese ‘ojo vago’ haga las conexiones adecuadas en el sistema primario visual para que ambos tengan una misma agudeza.

Los ratones ambliópicos cuando eran adultos, aunque les pusieras el parche, el sistema era ya tan rígido que no podíamos reconectar sus cerebros del mismo modo; al contrario que pasa con los niños, cuya plasticidad neuronal ofrece unos resultados mucho más activos. Sin embargo, con el uso de fluoxetina logramos recuperar funciones visuales en ratones ambliópicos adultos.

«Interpretamos que los antidepresivos solo tienen efectos terapéuticos cuando se combinan con psicoterapia»

En otro estudio de 2011, también publicado en ‘Science’, demostramos que el tratamiento crónico con fluoxetina incrementaba la plasticidad en circuitos neuronales involucrados en la respuesta al miedo, facilitando una suerte de ‘psicoterapia’ para ratones que les hacía mostrarse menos estresados en situaciones que asociaban con un estímulo negativo. Sin embargo, y esto fue lo más interesante, los ratones tratados con fluoxetina que no tuvieron sesiones de ‘psicoterapia’ no respondieron igual, sino que se mostraban mucho más estresados. Interpretamos esto como que los antidepresivos solo tienen efectos terapéuticos cuando se combinan con psicoterapia.

Porque los fármacos mejoraban la plasticidad y lograban devolver al cerebro esa capacidad de adaptación.

Exactamente. Y lo que hemos descubierto es que si estos medicamentos funcionan a base de incrementar la plasticidad del cerebro adulto, lo que básicamente hacen es incrementar el efecto que el entorno tiene sobre el cerebro. Dar estos fármacos en sí no tiene por qué ser terapéutico, solo incrementan esa neuroplasticidad. El problema es que hasta hace muy poco no teníamos claro cuál era este mecanismo molecular que permitía a los antidepresivos potenciar la plasticidad.

Las neurotrofinas, que a nivel biológico son uno de los principales reguladores de la neuroplasticidad, tanto desde la etapa en la que somos bebés —cuando el cerebro es como una esponja— hasta en la más adulta, en la que todavía mantenemos algo de neuroplasticidad; de lo contrario no podríamos aprender nada nuevo.

«Todas estas drogas lo que nos están haciendo es más sensibles a nuestro entorno»

Lo que es revolucionario de nuestro ‘paper’ es que hemos descubierto que los antidepresivos —tanto los clásicos como los más nuevos, como la ketamina, que es un antidepresivo de acción rápida y actúa en horas, no necesita esas semanas— todos tienen en común que se unen directamente al receptor TrkB, que es el receptor del factor neurotrófico derivado del cerebro o, en inglés, BDNF, clave para la neuroplasticidad en mamíferos y otros vertebrados en general.

 Unos cuantos sospechaban un efecto directo sobre el receptor TrkB?», pero nos costaba ponernos manos a la obra porque nos parecía demasiado rompedor. Era una locura que rompía todo lo que el campo de la psiquiatría llevaba 50 años siendo. Pero entonces llegó un ‘postdoc’ a nuestro laboratorio, Plinio Casarotto, que es mi supervisor y dijo: «No, no, vamos a probar esto». Y cinco años después aquí estamos, descubriendo que todas estas drogas lo que están haciendo es facilitar la activación del receptor TrkB, lo cual incrementa la plasticidad del cerebro adulto: nos hace más sensibles a nuestro entorno; si los factores ambientales son positivos, maravilloso, eso es lo que va a hacer el efecto terapéutico y esto explica por qué la combinación de psicoterapia con antidepresivos es el tratamiento más eficaz, incluso más que cualquiera de los dos en solitario.

La pregunta es, que es la plasticidad en estos caso, que es lo  que se recompone.

Lo que si deduzco, es que la serotonina y después de un intervalo produce un beneficio en los depresivos. Pero a nivel anatomico, la palabra trofismo me cuesta trabajo, entender a que se refiere. Si que las estructuras nerviosas mejoran su funcionamiento. Que probablemente pasas por un aumento de su trofismo.

También explicaría estudios en poblaciones bastante curiosos que hasta ahora no estaban muy bien entendidos, como por ejemplo que parte de esta gente que no responde adecuadamente a los antidepresivos no solo no respondan, sino que incluso se ponen peor. Hay un estudio en particular que es muy interesante y asocia cómo la gente se recupera de la depresión cuando están en tratamiento dependiendo de su clase social. Se veía que quienes estaban en una situación más acomodada se recuperaban en un porcentaje mucho mayor que aquellas que estaban en clases más modestas y a las que se presupone están afectadas por un ambiente más negativo o pueden tener falta de necesidades básicas.

P: Sería un poco como la teoría estándar de la física, pero para la psiquiatría.

R: En cierto modo sí, desde nuestro punto de vista esto explica ya cómo funcionan los antidepresivos en general, porque sirve para fármacos que, si coges un libro de farmacología, funcionan de maneras muy diferentes. Pero ahora hemos encontrado a nivel molecular qué es lo que los une.

P: Todos tenemos a algún conocido al que el psiquiatra va cambiando de tratamiento y de dosis hasta dar con la tecla. Un poco ensayo-error, pero siempre dando por hecho que en el centro de ese tratamiento está el fármaco. ¿Este trabajo deja claro que solo un antidepresivo no es suficiente para sacar a una persona de esa situación?

R: Efectivamente, y además más allá; a un nivel preclínico en estudios con ratones, el laboratorio de Igor Branchi ya demostró que, cuando tú sometes a tratamiento crónico con fluoxetina a modelos animales de depresión y los pones en diferentes ambientes, los que pones en uno ‘enriquecido’ con una rueda para hacer ejercicio, más espacio o capacidad de interactuar, se recuperan de los síntomas depresivos mucho más rápido que los que ponemos en condiciones más estresantes. Estos no solo no acaban recuperándose sino que se ponen peor, y lo sabíamos aunque desconocíamos cuál era el mecanismo molecular. Pero ahora ya lo sabemos.

P: Ahora que saben que la plasticidad del cerebro está en el centro de la acción de los antidepresivos, ¿cuáles son los siguientes pasos?

R: Una pregunta clave para nosotros es saber por qué hay fármacos que funcionan mucho más rápido que otros. Los antidepresivos convencionales como la fluoxetina o el escitalopram necesitan semanas para empezar a actuar a un nivel psicológico observable, mientras que otros actúan muy rápido, como la ketamina o la psilocibina, el componente activo de las setas alucinógenas, que se ha descubierto que puede actuar como antidepresivo de acción rápida.

¿Cuál es la diferencia? Con Eero Castrén y Plinio Casarotto estamos trabajando en un modelo farmacocinético para ver si es un tema de que los fármacos tradicionales tardan más tiempo en llegar a las concentraciones adecuadas en el cerebro, por eso se necesita tomarlos todos los días y no se pueden abandonar; mientras que estos compuestos rápidos quizá pueden penetrar más fácilmente la barrera hematoencefálica hasta el punto de adquirir las concentraciones necesarias para activar el receptor TrkB inmediatamente.

«Cuando bajábamos los niveles de colesterol en el cerebro, los antidepresivos perdían su capacidad»

P: En el ‘paper’ mencionan que el colesterol juega un papel en todo esto. ¿Cree que en un futuro se podría usar como marcador para saber si alguien está deprimido o si el cerebro está en el momento adecuado para comenzar la terapia?

R: Hay reportes de que, en muestras de pacientes que son suicidas o han cometido suicidio, el colesterol está más bajo. Lo que pasa es que hacer una asociación directa es complicado, porque el cerebro mayoritariamente utiliza el colesterol que él mismo produce, y además esto podría llevar a cuestiones complicadas con las estatinas, que son medicinas que toman millones de personas para controlar los niveles de colesterol. De hecho esa fue una de las primeras preguntas que nos hicimos: ¿qué está pasando con las estatinas, estarán bloqueando el efecto antidepresivo?

Lo que también encontramos en nuestro ‘paper’ es que cuando inyectábamos dosis muy, muy altas de estatinas para hacer que los niveles de colesterol en el cerebro se viniesen abajo, sí que veíamos que los antidepresivos perdían su capacidad de incrementar la neuroplasticidad. Pero cuando lo miramos en estudios poblacionales con humanos vimos que no es así, porque la mayoría de estatinas no traspasan el cerebro. Con las dosis que se utilizan normalmente para humanos, las estatinas no deberían tener ningún problema.

Creo que este trabajo, lo que aporta es como actúan ciertos transmisores y que inciden en mejorar el trofismo, que es repito un termino muy ambiguo y real. Que va desde la capacidad de las neuronas de regenerarse, o aumentar la capacidad de conducción de las terminaciones nerviosas

ANTONIO VILLARREALTWITTERCONTACT

06/03/2021 05:00 ACTUALIZADO: 09/03/2021 12:27

« Entradas anteriores