El blog del Dr. Enrique Rubio

Categoría: MENTALES (Página 1 de 4)

PERSISTENCIA DEL ESTADO DE ALARMA . LUCHA O HUIDA

PERSISTENCIA DEL ESTADO DE ALARMA . LUCHA O HUIDA

Una de cada ocho personas en el mundo padece un trastorno mental

Un trastorno mental se caracteriza por una alteración clínicamente significativa de la cognición, la regulación de las emociones o el comportamiento de un individuo. Por lo general, va asociado a angustia o a discapacidad funcional en otras áreas importantes. Hay muchos tipos diferentes de trastornos mentales. También se denominan problemas de salud mental, aunque este último término es más amplio y abarca los trastornos mentales, las discapacidades psicosociales y (otros) estados mentales asociados a una angustia considerable, discapacidad funcional o riesgo de conducta autolesiva.

Retrato de mujer asiática enferma estresada con dolor de cabeza mujer deprimida sufre de vértigo mareos migraña resaca exceso de trabajo síndrome de oficina que representa el concepto de atención médica y

 

En 2019, una de cada ocho personas en el mundo (lo que equivale a 970 millones de personas) padecían un trastorno mental. Los más comunes son la ansiedad y los trastornos depresivos (1), que en 2020 aumentaron considerablemente debido a la pandemia de COVID-19; las estimaciones iniciales muestran un aumento del 26% y el 28% de la ansiedad y los trastornos depresivos graves en solo un año (2). Aunque existen opciones eficaces de prevención y tratamiento, la mayoría de las personas que padecen trastornos mentales no tienen acceso a una atención efectiva. Además, muchos sufren estigma, discriminación y violaciones de los derechos humanos.

 

Trastornos de ansiedad

En 2019, 301 millones de personas sufrían un trastorno de ansiedad, entre ellos 58 millones de niños y adolescentes (1). Los trastornos de ansiedad se caracterizan por un miedo y una preocupación excesivos y por trastornos del comportamiento conexos. Los síntomas son lo suficientemente graves como para provocar una angustia o una discapacidad funcional importantes. Existen varios tipos diferentes: trastorno de ansiedad generalizada (caracterizado por una preocupación excesiva), trastorno de pánico (que se caracteriza por ataques de pánico), trastorno de ansiedad social (con miedo y preocupación excesivos en situaciones sociales), trastorno de ansiedad de separación (que es el miedo excesivo o la ansiedad ante la separación de aquellos individuos con quienes la persona tiene un vínculo emocional profundo), etc. Existe un tratamiento psicológico eficaz, y dependiendo de la edad y la gravedad, también se puede considerar la medicación.

 

Depresión

En 2019, 280 millones de personas padecían depresión, entre ellos 23 millones de niños y adolescentes (1). La depresión es distinta de las alteraciones habituales del estado de ánimo y de las respuestas emocionales breves a los problemas de la vida cotidiana. En un episodio depresivo, la persona experimenta un estado de ánimo deprimido (tristeza, irritabilidad, sensación de vacío) o una pérdida del disfrute o del interés en actividades, la mayor parte del día, casi todos los días, durante al menos dos semanas. Concurren varios otros síntomas, como dificultad de concentración, sentimiento de culpa excesiva o de autoestima baja, falta de esperanza en el futuro, pensamientos de muerte o de suicidio, alteraciones del sueño, cambios en el apetito o en el peso y sensación de cansancio acusado o de falta de energía. Las personas que padecen depresión tienen un mayor riesgo de cometer suicidio. Sin embargo, existe un tratamiento psicológico eficaz, y dependiendo de la edad y la gravedad, también se puede considerar la medicación.

 

 

Trastorno bipolar

En 2019, 40 millones de personas padecían trastorno bipolar (1). Las personas afectadas experimentan episodios depresivos alternados con períodos de síntomas maníacos. Durante el episodio depresivo, experimentan un estado de ánimo deprimido (tristeza, irritabilidad, sensación de vacío) o una pérdida del disfrute o del interés en actividades, la mayor parte del día, casi todos los días. Los síntomas maníacos pueden incluir euforia o irritabilidad, mayor actividad o energía y otros síntomas, como aumento de la verborrea, pensamientos acelerados, mayor autoestima, menor necesidad de dormir, distracción y comportamiento impulsivo e imprudente. Las personas con trastorno bipolar tienen un mayor riesgo de cometer suicidio. Sin embargo, existen opciones terapéuticas eficaces, como psicoeducación, reducción del estrés y fortalecimiento del funcionamiento social y medicación.

 

Trastorno de estrés postraumático

La prevalencia del trastorno de estrés postraumático y otros trastornos mentales es alta en entornos afectados por conflictos (3). Este trastorno puede desarrollarse después de la exposición a un suceso o serie de sucesos extremadamente amenazantes u horribles. Se caracteriza por todo lo siguiente: 1) volver a experimentar el suceso o sucesos traumáticos en el presente (recuerdos intrusivos, escenas retrospectivas o pesadillas); 2) evitar pensamientos y recuerdos del suceso o sucesos, o evitar actividades, situaciones o personas que recuerden al suceso o sucesos, y 3) percepciones persistentes de una mayor amenaza actual. Estos síntomas duran varias semanas y causan una discapacidad funcional importante. Existe un tratamiento psicológico eficaz.

 

Esquizofrenia

A escala mundial, la esquizofrenia afecta a unos 24 millones de personas, es decir, a una de cada 300 personas (1). Quienes padecen esquizofrenia tienen una esperanza de vida de 10 a 20 años por debajo de la de la población general (4). La esquizofrenia se caracteriza por una importante deficiencia en la percepción y por cambios de comportamiento. Los síntomas pueden incluir persistencia de ideas delirantes, alucinaciones, pensamiento desorganizado, comportamiento muy desorganizado o agitación extrema. Las personas que padecen esquizofrenia pueden ver entorpecidas de forma persistente sus capacidades cognitivas. Sin embargo, existen diversas opciones terapéuticas eficaces, entre las que se cuentan la medicación, la psicoeducación, las intervenciones familiares y la rehabilitación psicosocial.

 

Trastornos del comportamiento alimentario

En 2019, 14 millones de personas padecían trastornos alimentarios, de los que casi 3 millones eran niños y adolescentes (1). Los trastornos alimentarios, como la anorexia nerviosa y la bulimia nerviosa, se caracterizan por alteraciones en la alimentación y preocupación por los alimentos, así como por problemas notables de peso corporal y forma. Los síntomas o comportamientos dan lugar a un riesgo o daño considerables para la salud, una angustia notable o una discapacidad funcional importante. La anorexia nerviosa suele aparecer durante la adolescencia o a principios de la edad adulta, y puede provocar una muerte prematura debido a complicaciones médicas o al suicidio. Las personas con bulimia nerviosa tienen un riesgo significativamente mayor de abuso de sustancias, suicidio y complicaciones de salud. Existen opciones de tratamiento eficaces, como el tratamiento de base familiar y la terapia cognitiva.

 

Trastornos de comportamiento disruptivo y disocial

En 2019, 40 millones de personas, incluidos niños y adolescentes, sufrían un trastorno de comportamiento disocial (1). Este trastorno, también conocido como trastorno de conducta, es uno de los dos trastornos de comportamiento disruptivo y disocial, el otro es el trastorno desafiante y oposicionista. Los trastornos de comportamiento disruptivo y disocial se caracterizan por problemas de comportamiento persistentes, como comportamientos persistentemente desafiantes o desobedientes que violan de manera permanente los derechos básicos de los demás o las principales normas, reglas o leyes sociales apropiadas para la edad. La aparición de trastornos disruptivos y disociales es común durante la infancia, aunque a veces se da en otras épocas de la vida. Existen tratamientos psicológicos eficaces, que suelen involucrar a padres, cuidadores y maestros, y también la resolución de problemas cognitivos o la capacitación en habilidades sociales.

 

Trastornos del neurodesarrollo

Los trastornos del neurodesarrollo son trastornos conductuales y cognitivos que surgen durante el desarrollo y que dan lugar a dificultades considerables en la adquisición y ejecución de funciones intelectuales, motoras o sociales específicas.

 

Los trastornos del neurodesarrollo incluyen trastornos del desarrollo intelectual, trastorno del espectro autista y trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), entre otros. Este último se caracteriza por un patrón persistente de falta de atención o hiperactividad-impulsividad, que tiene un impacto negativo directo en el funcionamiento académico, ocupacional o social. Los trastornos del desarrollo intelectual se caracterizan por limitaciones significativas en el funcionamiento intelectual y el comportamiento adaptativo, que se refiere a dificultades con las habilidades conceptuales, sociales y prácticas cotidianas en la vida diaria. El trastorno del espectro autista (TEA) constituye un grupo diverso de afecciones caracterizadas por cierto grado de dificultad con la comunicación social y la interacción social recíproca, así como patrones de comportamiento, intereses y actividades restringidos, repetitivos e inflexibles.

Existen opciones terapéuticas efectivas, que incluyen intervenciones psicosociales y comportamentales, terapia ocupacional y logoterapia. Para determinados diagnósticos y grupos de edad, también se puede considerar la medicación.

 

¿Quién corre el riesgo de presentar un trastorno mental?

Existe un conjunto diverso de factores individuales, familiares, comunitarios y estructurales que, en conjunto, protegen o socavan la salud mental. Aunque la mayoría de las personas son resilientes, quienes están expuestos a circunstancias adversas, como la pobreza, la violencia, la discapacidad y la desigualdad, corren un mayor riesgo. Entre los factores de protección y de riesgo se cuentan factores psicológicos y biológicos individuales, como las habilidades emocionales y la genética. Muchos de esos factores se ven influidos por cambios en la estructura o la actividad del cerebro.

 

Sistemas de salud y apoyo social

Los sistemas de salud aún no han respondido adecuadamente a las necesidades de las personas que padecen trastornos mentales, y no cuentan con los recursos necesarios para ello. Hay una divergencia considerable en todo el mundo entre la necesidad de tratamiento y su prestación, que, cuando se da, suele ser de mala calidad. Por ejemplo, solo el 29% de las personas que padecen psicosis (5) y solo un tercio de las que sufren depresión reciben atención sanitaria de la salud mental en el ámbito del sistema de salud formal (6).

 

REACCIÓN DE LUCHA O HUIDA

Es un mecanismo automático de supervivencia que prepara al organismo para tomar estas acciones. Todas las sensaciones producidas por el cuerpo suceden por buenas razones – preparar el cuerpo para huir o luchar– y se vuelven patológicas cuando no ocurren sin ser necesarias ni por qué están sucediendo.

Que papel tienen la cronicidad de este reflejo en las patologías psiquiátricas que soporta nuestro tiempo

El pensamiento rápido ayuda a evaluar el peligro y tomar decisiones rápidas. Puede ser muy difícil concentrarse en algo aparte del peligro (o rutas de escape) cuando está activa la reacción de lucha o huida

Para activar esta respuesta de lucha o huida, las hormonas del estrés como el cortisol y la adrenalina son liberadas por las glándulas suprarrenales. Ayudan a nuestro cuerpo a movilizarse con rapidez para huir del peligro.

¿Qué función tiene el sistema nervioso simpático y parasimpático?

Sistema Nervioso Simpático: encargado de regular las respuestas corporales de activación. Sistema Nervioso Parasimpático: responsable de volver al estado de equilibrio y conservación después de la activación del sistema simpático.27 jun 2018

Es fácil ver que la respuesta de luchar o huir es esencial en algunas situaciones.

Sin duda, la capacidad del cuerpo para manipular los músculos lisos, los músculos cardíacos y las glándulas con el fin de producir reacciones más rápidas y más fuertes cuando las necesites, puede salvar la vida.

Sin embargo, también es fácil ver que si no puedes percibir situaciones verdaderamente peligrosas con precisión, puedes encender tu respuesta de lucha o huida con más frecuencia de la necesaria. El punto aquí es que el sistema de lucha o huida, el sistema nervioso simpático, se active cuando no es necesario.

Producir sudor excesivo es bueno si necesitas huir de un oso, pero no es bueno cuando intentas causar una buena impresión en una primera cita.

Hacer que tu corazón lata más rápido y más fuerte es bueno si necesitas levantar una extremidad caída de alguien que está herido, pero no es bueno cuando estás sentado en tu escritorio tratando de terminar un informe. Ambos son una respuesta fisiológica de estrés.

«Si la respuesta al medio es excesiva o prolongada, puede surgir cualquiera de una variedad de trastornos clínicos».

En otras palabras, activar la respuesta de lucha o huida con demasiada frecuencia puede provocar graves ramificaciones para la salud.

La activación frecuente a largo plazo de la respuesta de lucha o huida es a menudo sinónimo de un fenómeno de salud llamado estrés crónico.

El estrés crónico ocurre cuando «el sistema de alarma permanece activado durante un largo período de tiempo.

Pelé sostiene que el exceso de atención alienta a los racistas

0

Guardar

Pelé sostiene que el exceso de atención alienta a los racistas

 

 

Referencias

(1)    Instituto de Sanimetría y Evaluación Sanitaria. Global Health Data Exchange (GHDx). https://vizhub.healthdata.org/gbd-results/ (Consultado el 14 de mayo de 2022).

(2)    Salud mental y COVID-19: datos iniciales sobre las repercusiones de la pandemia. Ginebra: Organización Mundial de la Salud; 2022 (https://www.who.int/es/publications/i/item/WHO-2019-nCoV-Sci_Brief-Mental_health-2022.1)

(3)    Charlson, F., van Ommeren, M., Flaxman, A., Cornett, J., Whiteford, H. y Saxena, S. New WHO prevalence estimates of mental disorders in conflict settings: a systematic review and meta-analysis. Lancet. 2019;394,240–248.

(4)    Laursen TM, Nordentoft M, Mortensen PB. Excess early mortality in schizophrenia. Annual Review of Clinical Psychology, 2014;10,425-438.

(5)   Atlas de Salud Mental 2020. Ginebra: Organización Mundial de la Salud; 2021

(6)   Moitra M, Santomauro D, Collins PY, Vos T, Whiteford H, Saxena S, et al. The global gap in treatment coverage for major depressive disorder in 84 countries from 2000–2019: a systematic review and Bayesian meta-regression analysis. PLoS Med. 2022;19(2):e1003901. doi:10.1371/journal.pmed.1003901.

(7)David S. Goldstein Cellular and Molecular Neurobiology:

 

 

LOS PROBLEMAS DE LA EVOLUCION

LOS PROBLEMAS DE LA EVOLUCION

 

Hoy por la mañana he tomado un cafelito en la calle Mandri sentadito y cómodo y observando la poca gente que transita y de una manera grosera los he dividido en dos.

Los mayores de unos 60 años para arriba tienen con una frecuencia extraordinaria trastornos en la marcha, hablo de una manera genérica y todo el mundo no tiene por qué cumplir este parámetro pero si se repite .

Repito los mayores tienen dificultades para caminar bracean poco, los pasos son pequeños y suelen mirar al suelo. No es infrecuente que lo acompañe un ayudador.

60,711 Anciano Caminando Imágenes y Fotos - 123RF

El trastorno del equilibrio de los mayores es responsable de las caídas…No photo description available.

Casi seguro que estos trastornos de equilibrio entre otras cosas que padece el ser humano a medida que es mayor no se deben a una sola causa. Las distintas patologías que sufre sobre todo por la polución, que nos invade invita de inmediato a la reparación con macrófagos y formación de depósitos anormales dentro y fuera de la célula y expresión de ello son las enfermedades neurodegenerativas que crecen de manera desmedida sin que tengamos una terapia eficaz.

Los desarreglos que produce la polución en nuestra biología, necesita siempre de una reparación y esta se sigue de enfermedad, y la reparación de cada uno de los casos, es imposible, muy lenta , muy cara y con pocos resultados.

Conocer cada uno de los procesos que nos mutilan por las enfermedades degenerativas y aplicarle una terapia eficaz y soportable econocmicamente, es difícil y hasta ahoa no consguible.

Podaría servirnos un esquema para ir por casa.

Unos cromosomas, que se modifican merced a una epigenetica que los hace actuar o no,

La invasión de partículas extrañas y nuevos germenes, y la reacción inflamatoria, forman el circuito de la patología de nuestro tiempo. Múltiple, plural y dependiente de un medio polucionado de manera progresiva. La urgencia sanitaria se desata con la mortalidad por contaminación ambiental - El Global

Y para colmo unos circuitos cerebrales, ancestrales y repetitivos, que engarzan la inflamación con los trastornos psíquicos.

Es impesionante la labor de los investigadores, pero no soportable. Hace faltan dos cosas:

Controlar la polución por gérmenes o partículas agresivas

Hacer que la reacción sea mas tolerante

Y ahorrar dinero, porque los gastos y malos resultados que estamos teniendo, no son soportables.

Y sobre todo no intentar reparar estas condiciones con discursos al paciente que las sufre. Muchas de nuestras enferme­dades actuales son el resultado de un desajuste entre el mundo nuevo que hemos creado y una biología que evolucionó en un entorno completamente distinto.

Tenemos enfermedades autoinmunes para defendernos de agentes externos entre ello gérmenes y esta ha sido la prioridad en la evolución de nuestra especie , pero ahora la conjunción entre polucion gérmenes y microbiota, se ha agravado porque la polucion es enormemente mayor que la de hace 100 años por ejemplo. De qué hablamos cuando hablamos de microbiota, microbioma y probióticos - Comer con ciencia - Nutrimedia : Evaluación científica de mensajes sobre nutrición (UPF)

¿Cómo podríamos estar hecho para responder a la variedad de agentes estresantes a los que estamos sometidos?. Vivimos mas porque nos hemos beneficiado de la higiene, alimentación y vacunas, antibióticos y demas .

Pero ha aumentado tanto la polucion que nuestro organismo se defiende desmedidamente y hace daño cronico, que no mata tanto como la era preantibioticos, pero inutiliza gran parte de la población mayor, que necesita de cuidados, no siempre efectivos y muy caros.

Y esto probablemente también afecta a otras especies además del hominido, hasta tal punto de que los insectos como las abejas por ejemplo son víctimas de los ataques de otros insectos y por lo tanto no pueden polucionar las plantas que necesitamos para vivir.

Tambien otras especies tienen enfermedades,

Es verdad que nuestra especie tiene capacidad de transformación del ambiente en el que vivimos es grande, pero el cambio de la polucion es tan grande que la adaptación no es la adecuada.

El cambio cultural y de estilo de vida ha sido más rápido de lo que nuestra biología es capaz de adaptarse.

Partimos de la base que el desarrollo del cerebro es el adecuado para la supervivencia, y estamos viendo, que determinadas estructuras sobre todo del diencéfalo, repite múltiples veces su anatomía, pero no su función, la emoción y la memoria, tienen un papel fundamental en todas estas estructuras.La belleza está… en tu cerebro | Ecologíapel

Es el equivalente a una oficina con múltiples jefes. Todos mandando con el mismo objetivo.

Se pueden imaginar los resultados.

Al cerebro le sobran piezas, para actuar en estos tiempos.

Necesita un jefe y una organización de ejecutores. No puede mandar todo el mundo.

Toda nuestra anatomía, metabolismo, fisiología estaban adaptados a un estilo de vida al aire libre con mucha actividad física y terrible. Diganlo a los que recolectan remolacha en verano en el sur de España, con temperaturas de 40º a la sombra. Veran que se ha cambiando de forma efectviva.

Pero repito lo que ha cambiado de manera impensables es una polución toxica enorme, sobre las que tenemos que fabricar inflamación para seguir viviendo y esto como todo en biología, tiene que tener unos límites biológicos, sino se convierte en patológicos y tenemos un mundo polucionado que empieza a ser invivible.

La ley de la naturaleza no se preocupa de nuestra felicidad ni de nuestra salud, sino de maximizar el éxito reproductivo, y hay que vivir como sea, para seguir viviendo.

Esto es lo que está en juego.

Lo único que no permite la biología, son las disquisiciones mentales.

Esto que estamos viviendo, esta asi, y por lo que sea.

O nuestro cerebro no esta termindo, o las ofensas que esta soportando, no las sabe solucionar, o las dos cosas que es lo mas probable.

Hay algo que es una constante:
Los cambios organicos y sociales que se producen sin cesar tienen que ir seguidos de una adaptación de nuestra biología.

Esta Conjuncion es Impresindible.

Y si no lo conseguimos, pues otra especie mas que desaparece.

Como dicen los toreros Destellos de torería | Cultura | EL PAÍS

“Que Dios reparta suerte”

Bibliografia

Enriqurerubio.Net Diencefalo

María Martinón-Torres, directora del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución

IMA SANCHÍS

 

 

UN AÑADIDO AL CEREBRO

UN AÑADIDO AL CEREBRO

El profesor e investigador del departamento de arquitectura de computadores de la Universidad Politécnica de Cataluña Barcelona Sergi Babadal

Propone colocar antena en los procesadores para comunicar sus elementos internos y mejorar su eficiencia y rapidezSergi Abadal - Principal Investigator (ERC Starting Grant) - Universitat Politècnica de Catalunya | LinkedIn

Dada la cantidad de cableado que hay entre los distintos componentes del ordenador que suponen el mayor volumen dentro de nuestros ordenadores Sergie Abadal propone una idea de instructiva que es poner antenas muy pequeñas dentro de los procesadores para que la señal se quede dentro y comunicar sus diferentes partes. Es decir que la comunicación se produzca sin hilos lo que supone implicaciones en el diseño de la arquitectura y permiten realizar cosas que antes no eran posibles al no tener hilos coma es más flexible en el sentido de que puede configurar o reconfigurar la red interna del procesador

Creemos que el potencial es este y tenemos 5 años para demostrarlo las antenas permiten que la comunicación tenga una latencia más baja como de modo que los datos viajan más rápido coma con nuestra Bluetooth abrimos la puerta a que los procesadores funcionen siempre a la misma capacidad punto sí una mejora del 10% en este tipo de profesores mucho imagina aumentar la velocidad por 10

La inteligencia artificial coma por ejemplo, necesita mucha capacidad de procesamiento coma de modo que cualquier elemento que penda de la IA se verá afectado coma como el coche conectado punto también se podrán usar en los centros de datos que son muchísimos procesadores conectados entre ellos punto además hay un conjunto de aplicaciones científicas que precisan de mucha computación e ir 10 veces más rápido supone una gran mejora nuevo líder somos eficientes si el procesador es 10 veces más rápido y consumo y la misma potencia cómo quiere decir que la energía consumida será 10 veces menor punto otra forma de verlo es que gracias a la comunicación instantánea coma hay técnicas que te permiten apagar trocitos de procesador para lograr energía hasta ahora los cables la coordinación entre procesadores dentro de un mismo chip era más complicado .

Ahora los transistores son tan pequeños que hacer esto cada 18 meses es complicado punto la arquitectura clásica de los computadores empieza a fallar y se tienen que abrir nuevas formas de saltarse el límite del espacio.

Inmediatamente después de leer este artículo pensé en el cerebro qué es lo mío y le pasa exactamente igual tienen tal cantidad de estructuras y cableado entre ellas, que es muy posible que parte de la patología que estemos sufriendo se debe a este exceso aparte del gasto energético que lleva consigo.

Placa Base Del Ordenador Con Cpu Circuito Sistema Chip Con Procesador De Núcleo Fondo De Tecnología De Computadora Foto de stock y más banco de imágenes de Tablero de circuitos - iStock

 

Seguimos pensando qué a medida que aumenta la neurogénesis se facilitan nuestras funciones cerebrales

Detallan cómo la arquitectura cerebral controla la actividad neuronal

s.

Se han publicado cientos de trabajo sobre el aumento celular, neurogénesis a medida que envejecemos. Aunque no hay un acuerdo unánime cómo se soporta la idea de qué la muerte neuronal que acontece en el adulto si no se restituye mediante la neurogénesis provoca pérdidas de función cerebral.

Las estructuras del diencéfalo son las que tienen más capacidad de neurogénesis pero tampoco es carente de esta propiedad el resto del cerebro.

Lo cierto es que nadie ha pensado que la riqueza en conexiones y células que tiene nuestro cerebro sea más bien una contraindicación para la evolución.

Tomando como modelo el diencéfalo, la cantidad de conexiones que ocupan esta estructura es enorme, y además se pueden recuperar cundo se lesionan o envejecen “neurogénesis”.

Y lo probable es que las funciones alteradas en la memoria, y comportamiento, sea debido a que se repiten estas funciones en nuestro diencéfalo.

Extrapolando las ideas de colocar antenas en los ordenadores, para evitar conflicto de espacio y aumentar su funcionabilidad, podría ser aplicado al cerebro.

No es ni siquiera pensable, que la forma de evitar esta repeticon de funciones para evitar los trastornos emocionales y de memoria, se podrían evitar, lesionando o destruyendo parte de la anatomía del lóbulo limbico.

Lesionar para inutilizar cualquiera o varios de los anillo de esta estructura, suponiendo que se demostrara que esto es efectivo. Podría ser una solución y no solo utilizar para ello procedimientos quirúrgicos, sino bloquear los neurotransmisores o receptores de ellos, que el cerebro utiliza normalmente en sus funciones de esta zona.

Posiblemente el cerebro o el gestor de las funciones de este “la mente” lo tienen ya orquestado.

La creación de un nuevo añadido al Telencéfalo, para bloquer las estrucuturas que hasta ahora repiten funciones de emoción y memoria, sobre todo.

Según Maclean, no seria extraño que el cerebro triuno en su evolución este preparando un super telencéfalo que colocado sobre el encéfalo existente, module sus funciones.

La teoría del cerebro triuno de MacLean - El cerebro reptiliano La teoría del cerebro triuno de MacLean - El cerebro emocional o límbico La teoría del cerebro triuno de MacLean - El cerebro racional o neocórtex

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando veo la atención que se le esta prestando al cráneo “DOLICOCÉFALO”, pienso que esto esta ocurriendo ya.CRANEOS DOLICOCÉFALOS – Enriquerubio.net

La inhibición de funciones repetidas como es el sistema de “alarma mantenida” podría hacernos mas felices , tener menos enfermedades mentales, y vivir con mas paz.

Perdónenme mi atrevimiento a esta propuesta, pero lo del control de los ordenadores me la sugirió.

No hacen falta mas cables, sino organizar los que existen. Cómo será el cerebro humano en el futuro? | Ciencia | EL PAÍS

Fundamentos

Sergi Babadal investigador del departamento de arquitectura de computadores de la Universidad Politécnica de Cataluña Barcelona

 

EL SÍNDROME DE HUBRIS

EL SÍNDROME DE HUBRIS

La palabra hybris o hubris, proviene del griego y significa ‘orgullo’, ‘arrogancia’ o ‘presunción’; los griegos empleaban este término para hacer referencia al comportamiento humano caracterizado por una arrogancia que desafiaba a los dioses.

El síndrome de Hubris o la psicopatología del poder - Diario SaludLo que movía a quienes padecían el síndrome de Hubris era una ambición sin límites, con un comportamiento temerario e insolente que les llevaba a pensar que podrían conseguir mucho más allá de lo que el destino les había previsto.

Lo más interesante es que el síndrome de Hubris supera los bordes de la mitología y se encuentra en el mundo real, no solo con el comportamiento de reyes, gobernantes, emperadores, políticos y directivos, sino que también puede afectar a los médicos o empresarios, así como a cualquier otra persona que alcanza un puesto con responsabilidad y comienza a experimentar los síntomas de ir en ascenso.

El ego de quienes padecen del síndrome de Hubris es desmedido, su enfoque ante la vida es exagerado, las excentricidades predominan en su cotidianidad y suelen despreciar las opiniones de los otros.

De acuerdo con el autor J. González-García, en su estudio sobre el Síndrome de hubris en neurocirugía, las personas con este síndrome experimentan una sensación de omnipotencia que les lleva a transgredir los límites que los dioses inmortales han impuesto al hombre mortal, de acuerdo a la visión mitológica.

En la mitología griega, con este término se hacía alusión a quienes se creían similar a los dioses y actuaban como ellos, llegando así a romper el equilibrio que debía existir entre los hombres, la naturaleza y los dioses, lo cual llevaba hacia el desprecio de los demás y a cometer actos crueles.

A su vez, esta terminología está relacionada con las Moiras, los seres mitológicos que se encargaban de medir, enhebrar y cortar el hilo de la vida. Quien estaba enfermo de Hubris se creía con un derecho superior a contar con más hilo del que se le había asignado y rebelarse así contra su destino.

Es por ello que actualmente se usa como un sinónimo de arrogancia, soberbia o prepotencia.

Susana Valdés Levy escribe también sobre este síndrome personalizándolo en Putin

Síndrome de Hubris: Locos de poder

Está en duda la salud mental de Putin.

Cada vez son más los especialistas que ponen en tela de duda la salud mental de Vladimir Putin.

Las observaciones sobre su alterado estado mental vienen de tiempo atrás, asociado a otras enfermedades y procesos quirúrgicos importantes que hubo de enfrentar el líder ruso, tales como una importante cirugía de columna, el pesado tratamiento de cáncer, además de enfermedad de Parkinson y una larga convalecencia por Covid-19 en fechas recientes.

Aunque su convalecencia por el virus se mantuvo casi como «secreto de estado».

Con todo respeto para quienes han padecido una o más de estas enfermedades, aclaro que ninguna -per se- debería llevar a alguien a la locura.

Aunque sí se han reportado casos de personas que sufrieron algunas importantes alteraciones psicológicas como secuela del Covid, la correlación entre el padecimiento por coronavirus y la psicopatía no es todavía muy clara, no está comprobada y mucho menos se puede generalizar.

Sin embargo, se habla de otra cuestión importante que podría ser la causa de un padecimiento mental en el líder ruso: El Síndrome de Hubris.

Este síndrome se define como un cambio adquirido en la personalidad y la conducta de quien lo padece y que empeora gradualmente.

Este síndrome es ni más ni menos que el ejercicio del poder, de forma excesiva y por largo tiempo.

Los síntomas de este trastorno mental son evidentes: Usar el poder para la autoglorificación, obsesión por la imagen personal, poca o nula tolerancia al consejo y/o crítica de otros, rodearse solo de aduladores, pérdida de contacto con la realidad, hablar como un «mesías», mostrar acciones y reacciones irracionales, impulsivas, imprudentes y desproporcionadas.

Estos enfermos intoxicados de poder se vuelven represivos, invasivos, vengativos, crueles, autoritarios, déspotas, paranoicos, ambiciosos, perniciosos, monstruosos y muy, muy peligrosos.

Los líderes hubrísticos existen en todos los ámbitos.

El síndrome de Hubris, al igual que otros trastornos mentales, puede aparecer en combinación con otros desordenes tales como:

Desorden bipolar.

Personalidad limítrofe.

Depresión.

Ansiedad.

Adicciones. Libros: Cinco mitos sobre Franco que siguen vivos contra toda evidencia

Así es como, reyes, emperadores, primeros ministros, presidentes, dictadores, y hasta líderes de empresas y lideres religiosos de pronto se convierten en verdaderas chivas locas en una cristalería causando estragos apoteósicos.

El tema es que cada vez son más los especialistas que observan rasgos claros de alteraciones de la personalidad y de la conducta en quienes llevan grandes responsabilidades sobre sus hombros al tiempo que ejercen una enorme cuota de poder…

Vladimir Putin, quien ya lleva casi 22 años en el poder, está en la mira psiquiátrica en estos momentos.

¿Será que el mundo está bajo la amenaza de un líder hubrístico en este momento? Reportan que Vladimir Putin sufre graves problemas de salud y que se vería forzado a dejar el gobierno en corto tiempo - Infobae

Leo el trabajo de J. Vilalta, con mucha alegría, buen profesional y buena persona hasta las entrañas.

Pero no he relacionado nunca a los neurocirujanos con este síndrome Casi seguro que nos apartábamos de la norma en los hospitales, un poco endiosados, pero no hasta el este síndrome de Hubris.

Pero puede pertenecer esta patología a todo el que manda mucho, o tener que evaluar una escala de síndrome de Hubris

¡ He leído con interés el trabajo de González-García y, en primer lugar, debo agradecerle la noble intención de que su lectura nos despierte un examen de conciencia para descubrir que hemos podido padecer el síndrome de ‘hubris’ de forma aguda o crónica y no hemos sabido reconocerlo en el momento. Siempre podemos pedir perdón a los afectados; en general, pasado el tiempo, los efectos se minimizan. Recuerdo que, cuando era residente en los años setenta, una noche hice venir a mi jefe, mi maestro, al quirófano de urgencias y cuando se puso al mando de la operación cogió el aspirador y dijo ‘esto es una m…’; lo tiró, después cogió el bisturí eléctrico y volvió a decir ‘esto es una m…’, y también lo tiró. Por último, de la luz que iluminaba el campo quirúrgico también dijo que ‘era una m…’, pero no pudo tirarla porque estaba amarrada en el techo. Después siguió la tormenta en la sesión matutina. Durante un tiempo, aquel episodio agudo de síndrome de ‘hubris’ me afectó. Después, con los años, solo me quedó una regla: ABC, es decir, cuando iba a operar comprobaba personalmente la aspiración (A), el bisturí eléctrico (B) más tarde, la coagulación bipolar y, por último, la calidad (C) de la iluminación, incluyendo la del microscopio quirúrgico.

La neurocirugía es una de las especialidades más asociadas a conductas prepotentes, dice el autor y dentro de la especialidad cita el ejemplo de un caso de cirugía de raquis. No creo que haya subespecialidades más arrogantes que otras. Por poner un ejemplo, escuché una conversación entre dos colegas en un congreso: uno preguntaba qué diferencia había entre un gran neurocirujano vascular y Dios, y al no saber que contestarle, el primero dijo que Dios no se creía que era un gran neurocirujano vascular.

Referente a la falta de empatía de los enfermos de síndrome de ‘Hubris’, me permito recomendar El doctor, una película estadounidense de 1991 dirigida por Randa Haines y protagoniza por William Hurt, que se cura tras padecer una grave enfermedad. Haber estado ingresado con alguna enfermedad grave y estar ‘en el otro lado’ es muy instructivo –lo afirmo rotundamente– y así William Hurt obliga a sus estudiantes a pasar por lo que pasan sus pacientes.

El síndrome de ‘Hubris’ no es exclusivo de la neurocirugía. Dentro de las neurociencias, muchos de nosotros podemos tener en la cabeza a alguien que lo padece. También puede afectar a neurorradiólogos y, por poner un ejemplo, el escritor Jorge M. Reverte relató su experiencia con un neurorradiólogo intervencionista después de sufrir un ictus isquémico: ‘soy el doctor que mejor hace eso, todo un experto en España, pero no ha sido posible…

Debo agradecer a Revista de Neurología el acierto en publicar este trabajo, sin duda contribuirá al conocimiento de esta patología para poder tratarla antes de que se haga crónica. No sé si puede resultar útil pasarle el artículo a un paciente por debajo de la puerta !

Lo siento Dr Vilalata, cuando aparece el síndrome, pero el gordo, no el de los de en medio, la cosa es grave y puede mandar el mundo a la hecatombe y nosotros desgraciadamente tenemos experiencia en la relación del síndrome con el Parkinson con el Hudris aunque acompañe tambien a otras patologias

Franco, Hitler y ahora el Putin, que los tres sufrieron Parkinson entre otras patología, el síndrome de Hubris.

Creo que el problema viene de concretar. La enfermedad que más afecta a los poderosos

El síndrome de Hubris, no es especifico de nadie y si podemos todos padecerlo, ante determinadas condiciones patolgicas, físicas o psiquicas.

QUE DIOS NOS PROTEJA

Referencias

J. González-García, en su estudio sobre el Síndrome de hubris en neurocirugía

Jorge M.: ‘soy el doctor que mejor hace eso, todo un experto en España, pero no ha sido posible…

Susana Valdés Levy Síndrome de Hubris: Locos de poder

. Vilalta J. [REV NEUROL 2019;69:222]PMID: 31364152DOI: https://doi.org/10.33588/rn.6905.2019245

Enriquerubio.Net Sindrome de Hubris

EL SÍNDROME DE HUBRIS

La palabra hybris o hubris, proviene del griego y significa ‘orgullo’, ‘arrogancia’ o ‘presunción’; los griegos empleaban este término para hacer referencia al comportamiento humano caracterizado por una arrogancia que desafiaba a los dioses.

Lo que movía a quienes padecían el síndrome de Hubris era una ambición sin límites, con un comportamiento temerario e insolente que les llevaba a pensar que podrían conseguir mucho más allá de lo que el destino les había previsto.

Lo más interesante es que el síndrome de Hubris supera los bordes de la mitología y se encuentra en el mundo real, no solo con el comportamiento de reyes, gobernantes, emperadores, políticos y directivos, sino que también puede afectar a los médicos o empresarios, así como a cualquier otra persona que alcanza un puesto con responsabilidad y comienza a experimentar los síntomas de ir en ascenso.

El ego de quienes padecen del síndrome de Hubris es desmedido, su enfoque ante la vida es exagerado, las excentricidades predominan en su cotidianidad y suelen despreciar las opiniones de los otros.

De acuerdo con el autor J. González-García, en su estudio sobre el Síndrome de hubris en neurocirugía, las personas con este síndrome experimentan una sensación de omnipotencia que les lleva a transgredir los límites que los dioses inmortales han impuesto al hombre mortal, de acuerdo a la visión mitológica.

En la mitología griega, con este término se hacía alusión a quienes se creían similar a los dioses y actuaban como ellos, llegando así a romper el equilibrio que debía existir entre los hombres, la naturaleza y los dioses, lo cual llevaba hacia el desprecio de los demás y a cometer actos crueles.

A su vez, esta terminología está relacionada con las Moiras, los seres mitológicos que se encargaban de medir, enhebrar y cortar el hilo de la vida. Quien estaba enfermo de Hubris se creía con un derecho superior a contar con más hilo del que se le había asignado y rebelarse así contra su destino.

Es por ello que actualmente se usa como un sinónimo de arrogancia, soberbia o prepotencia.

Susana Valdés Levy escribe también sobre este síndrome personalizándolo en Putin

Síndrome de Hubris: Locos de poder

Está en duda la salud mental de Putin.

Cada vez son más los especialistas que ponen en tela de duda la salud mental de Vladimir Putin.

Las observaciones sobre su alterado estado mental vienen de tiempo atrás, asociado a otras enfermedades y procesos quirúrgicos importantes que hubo de enfrentar el líder ruso, tales como una importante cirugía de columna, el pesado tratamiento de cáncer, además de enfermedad de Parkinson y una larga convalecencia por Covid-19 en fechas recientes.

Aunque su convalecencia por el virus se mantuvo casi como «secreto de estado».

Con todo respeto para quienes han padecido una o más de estas enfermedades, aclaro que ninguna -per se- debería llevar a alguien a la locura.

Aunque sí se han reportado casos de personas que sufrieron algunas importantes alteraciones psicológicas como secuela del Covid, la correlación entre el padecimiento por coronavirus y la psicopatía no es todavía muy clara, no está comprobada y mucho menos se puede generalizar.

Sin embargo, se habla de otra cuestión importante que podría ser la causa de un padecimiento mental en el líder ruso: El Síndrome de Hubris.

Este síndrome se define como un cambio adquirido en la personalidad y la conducta de quien lo padece y que empeora gradualmente.

Este síndrome es ni más ni menos que el ejercicio del poder, de forma excesiva y por largo tiempo.

Los síntomas de este trastorno mental son evidentes: Usar el poder para la autoglorificación, obsesión por la imagen personal, poca o nula tolerancia al consejo y/o crítica de otros, rodearse solo de aduladores, pérdida de contacto con la realidad, hablar como un «mesías», mostrar acciones y reacciones irracionales, impulsivas, imprudentes y desproporcionadas.

Estos enfermos intoxicados de poder se vuelven represivos, invasivos, vengativos, crueles, autoritarios, déspotas, paranoicos, ambiciosos, perniciosos, monstruosos y muy, muy peligrosos.

Los líderes hubrísticos existen en todos los ámbitos.

El síndrome de Hubris, al igual que otros trastornos mentales, puede aparecer en combinación con otros desordenes tales como:

Desorden bipolar.

Personalidad limítrofe.

Depresión.

Ansiedad.

Adicciones. Libros: Cinco mitos sobre Franco que siguen vivos contra toda evidencia

Así es como, reyes, emperadores, primeros ministros, presidentes, dictadores, y hasta líderes de empresas y lideres religiosos de pronto se convierten en verdaderas chivas locas en una cristalería causando estragos apoteósicos.

El tema es que cada vez son más los especialistas que observan rasgos claros de alteraciones de la personalidad y de la conducta en quienes llevan grandes responsabilidades sobre sus hombros al tiempo que ejercen una enorme cuota de poder…

Vladimir Putin, quien ya lleva casi 22 años en el poder, está en la mira psiquiátrica en estos momentos.

¿Será que el mundo está bajo la amenaza de un líder hubrístico en este momento? Reportan que Vladimir Putin sufre graves problemas de salud y que se vería forzado a dejar el gobierno en corto tiempo - Infobae

Leo el trabajo de J. Vilalta, con mucha alegría, buen profesional y buena persona hasta las entrañas.

Pero no he relacionado nunca a los neurocirujanos con este síndrome Casi seguro que nos apartábamos de la norma en los hospitales, un poco endiosados, pero no hasta el este síndrome de Hubris.

Pero puede pertenecer esta patología a todo el que manda mucho, o tener que evaluar una escala de síndrome de Hubris

¡ He leído con interés el trabajo de González-García y, en primer lugar, debo agradecerle la noble intención de que su lectura nos despierte un examen de conciencia para descubrir que hemos podido padecer el síndrome de ‘hubris’ de forma aguda o crónica y no hemos sabido reconocerlo en el momento. Siempre podemos pedir perdón a los afectados; en general, pasado el tiempo, los efectos se minimizan. Recuerdo que, cuando era residente en los años setenta, una noche hice venir a mi jefe, mi maestro, al quirófano de urgencias y cuando se puso al mando de la operación cogió el aspirador y dijo ‘esto es una m…’; lo tiró, después cogió el bisturí eléctrico y volvió a decir ‘esto es una m…’, y también lo tiró. Por último, de la luz que iluminaba el campo quirúrgico también dijo que ‘era una m…’, pero no pudo tirarla porque estaba amarrada en el techo. Después siguió la tormenta en la sesión matutina. Durante un tiempo, aquel episodio agudo de síndrome de ‘hubris’ me afectó. Después, con los años, solo me quedó una regla: ABC, es decir, cuando iba a operar comprobaba personalmente la aspiración (A), el bisturí eléctrico (B) más tarde, la coagulación bipolar y, por último, la calidad (C) de la iluminación, incluyendo la del microscopio quirúrgico.

La neurocirugía es una de las especialidades más asociadas a conductas prepotentes, dice el autor y dentro de la especialidad cita el ejemplo de un caso de cirugía de raquis. No creo que haya subespecialidades más arrogantes que otras. Por poner un ejemplo, escuché una conversación entre dos colegas en un congreso: uno preguntaba qué diferencia había entre un gran neurocirujano vascular y Dios, y al no saber que contestarle, el primero dijo que Dios no se creía que era un gran neurocirujano vascular.

Referente a la falta de empatía de los enfermos de síndrome de ‘Hubris’, me permito recomendar El doctor, una película estadounidense de 1991 dirigida por Randa Haines y protagoniza por William Hurt, que se cura tras padecer una grave enfermedad. Haber estado ingresado con alguna enfermedad grave y estar ‘en el otro lado’ es muy instructivo –lo afirmo rotundamente– y así William Hurt obliga a sus estudiantes a pasar por lo que pasan sus pacientes.

El síndrome de ‘Hubris’ no es exclusivo de la neurocirugía. Dentro de las neurociencias, muchos de nosotros podemos tener en la cabeza a alguien que lo padece. También puede afectar a neurorradiólogos y, por poner un ejemplo, el escritor Jorge M. Reverte relató su experiencia con un neurorradiólogo intervencionista después de sufrir un ictus isquémico: ‘soy el doctor que mejor hace eso, todo un experto en España, pero no ha sido posible…

Debo agradecer a Revista de Neurología el acierto en publicar este trabajo, sin duda contribuirá al conocimiento de esta patología para poder tratarla antes de que se haga crónica. No sé si puede resultar útil pasarle el artículo a un paciente por debajo de la puerta !

Lo siento Dr Vilalata, cuando aparece el síndrome, pero el gordo, no el de los de en medio, la cosa es grave y puede mandar el mundo a la hecatombe y nosotros desgraciadamente tenemos experiencia en la relación del síndrome con el Parkinson con el Hudris aunque acompañe tambien a otras patologias

Franco, Hitler y ahora el Putin, que los tres sufrieron Parkinson entre otras patología, el síndrome de Hubris.

Creo que el problema viene de concretar. La enfermedad que más afecta a los poderosos

El síndrome de Hubris, no es especifico de nadie y si podemos todos padecerlo, ante determinadas condiciones patolgicas, físicas o psiquicas.

QUE DIOS NOS PROTEJA

Referencias

J. González-García, en su estudio sobre el Síndrome de hubris en neurocirugía

Jorge M.: ‘soy el doctor que mejor hace eso, todo un experto en España, pero no ha sido posible…

Susana Valdés Levy Síndrome de Hubris: Locos de poder

. Vilalta J. [REV NEUROL 2019;69:222]PMID: 31364152DOI: https://doi.org/10.33588/rn.6905.2019245

Enriquerubio.Net Sindrome de Hubris

 

PRESCRIPCIÓN, FARMACIA Y UTILIZACIÓN

PRESCRIPCIÓN, FARMACIA Y UTILIZACIÓN

No hace falta ser un científico para comprobar que estamos ante una epidemia de enfermedades en general, que afectan a todas las edades aunque de distintas formas Alexandre e Diógenes, uma pintura de Gaetano Gandolfi (1792) : r/Filosofia

Alexander and Diogenes Caetano Ganolfi 1972

Cada día o con mucha frecuencia desde mi terraza observó los trastornos de la marcha sobre todo de los mayores y es apabullante, uno de cada 50 personas que pasan por la calle tienen trastornos de la marcha Y o bien necesitan algún apoyo para caminar o alguna persona les ayuda y no son solo mayores, sino también muchos jóvenes, aunque la causa que conduce a este trastorno sea diferente.

Los trastornos del equilibrio en los mayores, es impresionante y además un porcentaje grande se acompañan de pasitos cortos.

Cada día además el número de tropelías que cometen los jóvenes asusta. Los desórdenes que promueven, su número creciente de drogadictos y de suicidio por lo menos nos ponen los pelos de punta.

Y la terapia que se utiliza no parecec ser muy eficaz.

Pero lo mas lesivo y frecuente son los disturbios mentales y entre ellos la Ansiedad, sola o acompañando a otras distimias.

Por supuesto este no tiene nada que ver con la educación, es pura biología.

Lo que creo que no cabe de manera absoluta es aquello de “usted lo que tien que hacer es “

Porque estos pacientes ni conocen el camino para sanarse, ni creen en ellos y además ninguno de los remedios arbitrados tienen utilidad aceptable.

Los americanos están en medio de una epidemia de enfermedades mentales, al menos a juzgar por el creciente número de personas en tratamiento.

La cifra de aquellos que están lo suficientemente discapacitados a causa de una enfermedad mental creció casi dos veces y media entre 1987 y 2007 – desde uno por cada 184 americanos a uno por cada 76.

Entre los niños, el incremento es incluso más sorprendente, un aumento de 35 veces en las mismas dos décadas. La enfermedad mental es ahora la principal causa de discapacidad en niños, muy por encima de las discapacidades físicas como parálisis cerebral o síndrome de Down.

El Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH) financió un estudio, realizado entre 2001 y 2003, con una muestra grande de adultos seleccionados al azar, donde se documentó que un impresionante 46% cumplían los criterios establecidos por la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) para catalogarlos como que en algún momento de sus vidas se habían visto afectados por una de las cuatro grandes categorías de enfermedad mentales. Estas categorías fueron “trastornos de ansiedad”, incluyendo, entre otras subcategorías, fobias y trastorno de estrés post-traumático (PTSD);

“trastornos del humor”, incluyendo depresión mayor y trastorno bipolar; “trastornos del control de impulsos”, incluyendo problemas de conducta, trastorno de hiperactividad –déficit de atención (ADHD); y

“trastorno por uso de sustancias”, incluyendo abuso de alcohol y drogas.

La mayoría cumplían los criterios para más de un diagnóstico.

Los pacientes tratados habían pasado desde un tercio a un quinto en los diez años que comprendido el estudio.

En los tiempos que corren el tratamiento médico casi siempre significa uso de psicorfármacos, esto es fármacos que afectan al estado mental.  De hecho la mayoría de los psiquiatras tratan solo con medicamentos, y refieren a sus pacientes al psicólogo o al trabajador social solo si creen que la psicoterapia está justificada.

El viraje desde la “terapia por la palabra” a los medicamentos como modo dominante de tratamiento coincide con la emergencia en las pasadas cuatro décadas de la teoría de que las enfermedades mentales están causadas principalmente por un desequilibrio químico que puede ser corregido con fármacos específicos.

Esta teoría ha sido ampliamente aceptada, tanto por los medios de comunicación y el público como por la profesión médica, después de que Prozac® (fluoxetina) fuera comercializado en 1987 u fuera intensivamente promocionado como un corrector de una deficiencia de serotonina en el cerebro.

El número de personas tratadas por depresión se triplico en los 10 años siguientes, y aproximadamente el 10% de los ciudadanos de USA mayores de 6 años toman ahora antidepresivos.

El crecimiento del uso de medicamentos para tratar la psicosis es incluso más dramático. La nueva generación de antipsicóticos, tales como Risperedal® (risperidona), Zyprexa® (olanzapina) y Seroquel® (quetiapina), ha desplazado a los agentes hipocolesterolemiantes como la clase de medicamentos más vendidos en USA.

¿Qué está sucediendo? ¿Es la prevalencia de enfermedad mental realmente tan elevada y continúa subiendo?

El pensamiento mas lógico, es que el cambio ambiental y los toxicos ambientales, modifican la microbiota y esta a su vez actúa sobre la normal función del ADN, mediante la epigenetica y el daño plural y por supuesto orgánico esta asegurado.

La terapia a usar es química, física, biológica, pero de ninguna manera cargar de responsabilidad al pobre paciente.

Estas son las cuestiones, entre otras, que preocupan a los autores de tres provocativos libros que revisamos aquí.

Mentir, mentiroso, mentidero

Irving Kirsh es un psicólogo de la Universidad de Hull en UK,

Robert Whitaker es un periodista y es el autor de un libro anterior sobre la historia del tratamiento de la enfermedad mental “Mad in America” (Locura en America) (2001),

y Daniel Carlat es un psiquiatra que ejerce en los suburbios de Boston y publica un “noticiero breve” y un cuaderno de bitácora electrónico (blog) sobre su profesión.

Los autores resaltan diferentes aspectos de la epidemia de enfermedades mentales. Kirsch se preocupa por la eficacia de los antidepresivos. Whitaker, que ha escrito un libro desenfadado, aborda el espectro completo de las enfermedades mentales y pregunta si los psicofármacos crean problemas peores que los que resuelven. Carlat, que escribe más con dolor que con rabia, mira principalmente a la forma en que su profesión se ha aliado con la industria farmacéutica y ha sido manipulada por la misma.

Pero a pesar de sus diferencias, los tres coinciden en algunos puntos importantes, y sus puntos de visita están bien documentados.

Primero, coinciden en la preocupante gama de estrategias que utilizan las compañías que venden psicofármacos –

Segundo, ninguno de los tres autores subscribe la teoría popular de que las enfermedades mentales estén causadas por un desequilibrio químico del cerebro.

Como dice Whitaker, esta teoría tuvo su génesis poco después de que los psicofármacos se introdujeran en la década de 1950. El primero fue Largactil® (clorpromazina), que se lanzó en 1954 como un “tranquilizante mayor” y que rápidamente encontró un amplio uso en los hospitales mentales para calmar a los pacientes psicóticos, principalmente aquellos con esquizofrenia. A Largactil® le siguió Dapaz® (meprobamato), vendido como un “tranquilizante menor” para tratar la ansiedad en pacientes no ingresados. Y en 1957, Marsilid® (iproniazida) llega al mercado como un “energético psíquico”  para tratar la depresión.

Por aquel entonces, en el corto espacio de tres años, se dispuso de medicamentos para tratar lo que en ese tiempo se veían como las tres principales categorías de enfermedades mentales – psicosis, ansiedad y depresión – y la imagen de la psiquiatría se transformó totalmente.

Cuando se descubrió que los psicofármacos afectaban a los niveles de neurotransmisores en el cerebro. Como se evidenció principalmente por los niveles de sus productos de degradación en el líquido espinal, surgió la teoría de que la causa de las enfermedades mentales es una anormalidad en las concentraciones cerebrales de estas sustancias, y por lo tanto se podrían contrarrestar con el fármaco adecuado.

Por ejemplo, como se encontró que clorpromazina disminuía los niveles de dopamina en el cerebro y se postuló que  las psicosis del tipo de la esquizofrenia eran causadas por un exceso de dopamina.

Posteriormente, como ciertos antidepresivos aumentaban los niveles del neurotransmisor serotonina en el cerebro, se postuló que la depresión estaba causada por escasez de serotonina. Los antidepresivos con fluoxetina o citalopram se llaman inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) ya que previenen la reabsorción de serotonina por la neurona que las liberó, de modo que permanecerá mayor cantidad en la sinapsis para activar otras neuronas.

Por tanto, en lugar de desarrollar un fármaco que encaje con una anormalidad conocida, se ha postulado una anormalidad que encaje con el fármaco.

Es muy posible que fármacos que afecten a los niveles de ciertos neurotransmisores puedan aliviar síntomas, incluso si estos neurotransmisores no tienen nada que ver directamente con la enfermedad (e incluso es posible que el alivio de los síntomas se produzca completamente por algún otro modo de acción).

Carlat dice, “Por la misma razón, se podría argumentar que la causa de toda condición dolorosa es una deficiencia en opiáceos, dado que los fármacos analgésicos opiáceos activan los receptores opiáceos en el cerebro”. Similarmente, se podría argumentar que la fiebre está causada por falta de aspirina.

El funcionamiento de los neurotransmisores parece ser normal en las personas con enfermedad mental antes del tratamiento.

En palabras de Whitaker: Antes del tratamiento, los pacientes diagnosticados de esquizofrenia, depresión, y otros trastornos psiquiátricos no sufren de ningún “desequilibrio químico” conocido. Sin embargo, cuando una persona comienza a recibir medicación psiquiátrica, la cual, de una manera u otra, es como arrojar una piedra en el mecanismo neuronal usual, su cerebro comienza a funcionar anormalmente.

Carlat se refiere a la teoría del desequilibrio químico como un “mito” (que él dice “conveniente” por que quita el estigma de la enfermedad mental), y Kirsch, cuyo libro se enfoca sobre la depresión, resume de esta manera: “Actualmente parece fuera de toda duda que la explicación tradicional de la depresión como un desequilibrio químico en el cerebro es simplemente errónea”.

El cómo ha persistido la teoría a pesar de la falta de datos es un tema que va a surgir.

¿Cómo actúan los fármacos? Después de todo, independientemente de la teoría, esto es una cuestión práctica. En su apasiónate libro, “Las nuevas drogas del emperador”, Kirsch describe sus 50 años como científico tratando de responder esta pregunta sobre los antidepresivos. Cuando el comenzó su trabajo en 1995, su principal interés estaba en el efecto de los placebos. Para estudiarlos, él y su colega revisaron 38 ensayos clínicos publicados que comparaban varios tratamientos para la depresión con placebos. O comparaban psicoterapia con ausencia de tratamiento. La mayoría de tales ensayos duraron entre 6 y 8 semanas, y en este tiempo, los pacientes tendían a mejorar algo, incluso sin ningún tratamiento. Pero Kirsch encontró que los placebos fueron tres veces más efectivos que la ausencia de tratamiento. Esto no les sorprendió particularmente. Lo que si les sorprendió fue el hecho de que los antidepresivos fueran solo marginalmente mejor que los placebos. Cuando se juzgan con escalas utilizadas para medir la depresión, los placebos tuvieron el 75% de efectividad de los antidepresivos.

Kirsch decidió entonces repetir su estudio examinando un conjunto de datos más completo y normalizado.

Los datos que utilizó se obtuvieron de la FDA en lugar de la bibliografía publicada. Cuando las compañías buscan la aprobación de la FDA para comercializar un medicamento nuevo, deben remitir a la agencia todos los ensayos clínicos que ellos han financiado. Los ensayos son usualmente a doble ciego y controlados con placebo, esto es, los pacientes participantes son asignados al azar para recibir bien el fármaco o placebo, y ni ellos ni su médico sabe a cual de ambos grupos ha sido asignado.

A los pacientes se les dice solo que ellos pueden recibir un fármaco activo o un placebo, y también se les informa sobre los efectos adversos que pueden experimentar.

Si dos ensayos muestran que el fármaco es más efectivo que placebo, el fármaco generalmente se aprueba. Todo lo que necesitan es solo dos ensayos positivos. Los resultados de los ensayos de un mismo medicamento pueden diferir por muchas razones, incluyendo como se ha diseñado y llevado a cabo el mismo, su tamaño, y el tipo de pacientes estudiados.

Por razones obvias, las compañías farmacéuticas se aseguran de que los resultados positivos se publiquen en revistas médicas y de que los médicos los conozcan, mientras que los negativos los consideran una información confidencial.

Esta práctica causa un sesgo enorme en la bibliografía médica, en la educación médica, y en las decisiones de tratamiento.

Kirsch y sus colegas utilizaron la “ley de libertad de información” para obtener las revisiones de la FDA de todos los ensayos clínicos controlados con placebo, fueran positivos o negativos, remitidos para la aprobación inicial de seis de los fármacos antidepresivos más ampliamente utilizados, y que fueron aprobados entre 1987 y 1999 – Prozac® (fluoxetina), Plaxil® (paroxetina), Zoloft® (sertralina), Celexa® (citalopram), Serezone® (nefazodona) y Effexor® (venlafaxina). Este conjunto de datos es mejor que él se utilizó en el estudio previo, no solo por incluir estudios negativos, sino porque la FDA impone criterios uniformes de calidad a los ensayos que revisa, y no todo el material de investigación del anterior estudio de Kirsch se había remitido a la FDA como parte de la solicitud de aprobación.

EN TOTAL, HUBO 42 ENSAYOS DE 6 FÁRMACOS. MUCHOS DE ELLOS FUERON NEGATIVOS. EN GENERAL, LOS PLACEBOS MOSTRARON UNA EFECTIVIDAD DEL 82% DE LA DEL FÁRMACO ACTIVO, CUANDO SE UTILIZABA LA ESCALA DE HAMILTON PARA LA DEPRESIÓN (HAM-D), UNA MEDIDA AMPLIAMENTE UTILIZADA DE LOS SÍNTOMAS DE DEPRESIÓN. LA DIFERENCIA PROMEDIO ENTRE EL FÁRMACO Y EL PLACEBO FUE SOLO DE 1,8 PUNTOS EN LA HAM-D, UNA DIFERENCIA QUE AUNQUE ESTADÍSTICAMENTE SIGNIFICATIVA, ES CLÍNICAMENTE INSIGNIFICANTE. LOS RESULTADOS FUERON LOS MISMOS PARA LOS SEIS FÁRMACOS: TODOS FUERON IGUALMENTE IMPRESIONANTES.

Los estudios positivos fueron ampliamente publicitados, mientras que los negativos fueron ocultados, el público y la profesión médica llegó a creer que estos fármacos eran antidepresivos altamente efectivos.

Kirsch también tropezó con otro hallazgo inesperado. En su anterior estudio y en los trabajos de otros, observó que incluso tratamientos que no fueron considerados antidepresivos – como hormona tiroidea sintética, opiáceos, sedantes, estimulantes, y algunos fitoterapéuticos – fueron tan efectivos como los antidepresivos para aliviar los síntomas de depresión.

Segun Kirsch , “Cuando se administran como si fueran antidepresivos, fármacos que incrementan, que disminuyen, o que carecen de efecto alguno, sobre la serotonina, todos alivian la depresión en el mismo grado”. Lo que tenían en común todos estos fármacos “efectivos” era que producían efectos colaterales, y el prescriptor había avisado a los pacientes que los podían experimentar.

Es importante que los ensayos clínicos, particularmente aquellos que tienen que ver con estados subjetivos como depresión, permanezcan doble ciego, sin que los pacientes ni sus médicos conozcan si están recibiendo o no un placebo. Esto previene que tanto los pacientes como sus médicos imaginen mejorías que no hay, cosa que es más probable cuando el paciente cree que se le está administrando un fármaco activo y no un placebo.  Al confrontarse con el hallazgo de que casi cualquier medicamento con efectos colaterales fue ligeramente más efectivo en tratar la depresión que un placebo inerte, Kirsch especuló que el padecimiento de efectos colaterales en los individuos que reciben el fármaco los capacitó para adivinar correctamente que ellos estaban tomando tratamiento activo – y esto se confirmó en entrevistas con los pacientes y médicos – lo cual hizo más probable que informaran mejorías. Sugiere que la razón por la que los antidepresivos parecen actuar mejor en aliviar la depresión grave que en las menos graves, reside en que los pacientes con síntomas graves probablemente son tratados con dosis altas y por tanto experimentan más efectos colaterales.

Para investigar más a fondo si los efectos colaterales sesgaron las respuestas, Kirsch miró algunos ensayos que emplearon placebos “activos” lugar de inertes.  Un placebo es aquel que por sí mismo produce efectos colaterales, como atropina — un fármaco que selectivamente bloquea la acción de cierto tipo de fibras nerviosas. Aunque no es un antidepresivo, atropina causa, entre otras cosas, una notable sequedad de boca. EN ENSAYOS QUE UTILIZARON ATROPINA COMO PLACEBO, NO HUBO DIFERENCIAS ENTRE EL ANTIDEPRESIVO Y EL PLACEBO ACTIVO. Ambos tienen efectos colaterales de un tipo u otro, y ambos dieron cuenta de mismo nivel de mejoría. Kirsch informó sobre otros hallazgos extraños en los ensayos clínicos con antidepresivos, incluyendo la ausencia de una curva dosis-respuesta – esto es, dosis altas no funcionan mejor que dosis bajas- lo cual es extremadamente improbable para fármacos verdaderamente efectivos.”

Kirsch, llega a la conclusión de que la relativamente pequeña diferencia entre fármacos y placebos puede que no sea un efecto real del fármaco en absoluto. En su lugar, podría ser un efecto placebo aumentado, producido por el hecho de que algunos pacientes habían roto el ciego y reconocieron si tomaban fármaco o placebo. En lugar de comparar los fármacos con placebo, hemos comparado placebos “normales” con placebos “extra-fuertes”.

Los psiquiatras que utilizan antidepresivos – y por tanto la mayoría de ellos –y los pacientes que los toman conocen por experiencia que los medicamentos actúan. Pero están demasiado sujetas a sesgos; pueden sugerir hipótesis para ser estudiadas, pero no pueden probarlas.

Mientras que Kirsch concluye que los antidepresivos probablemente no sean más efectivos que los placebos, Whitaker concluye que ellos y la mayoría de los otros psicofármacos no solo son infectivos sino que son además dañinos.

Comienza por observar que cuando se ha disparado el tratamiento de las enfermedades mentales con medicamentos, lo ha hecho también la prevalencia de la condición tratada: el número de discapacitados mentalmente enfermos  ha crecido dramáticamente desde 1955, y durante las dos décadas pasadas, un periodo en el que la prescripción de medicamentos psiquiátricos ha explotado, el número de adultos y niños discapacitados por enfermedad mental ha aumentado a un ritmo alucinante.

Por tanto nos surge una pregunta obvia, a riesgo de ser considerados herejes: ¿Podría nuestro paradigma de cuidados basado en medicamentos, de una forma no prevista, alimentar esta plaga de los tiempos modernos?

Por otra parte, argumenta Withaker, la historia natural de la enfermedad mental ha cambiado. Mientras que condiciones como la esquizofrenia y la depresión eran (antes del uso masivo de psicofármacos) consideradas como autolimitadas o episódicas, teniendo cada episodio una duración de no más de seis meses, y estaban intercalados entre largos periodos de normalidad, sin embargo ahora son crónicas y para toda la vida. Withaker cree que esto podría ser debido a que los fármacos, incluso aquellos que alivian los síntomas a corto plazo, causarían daños mentales prolongados que continuarían después de que la enfermedad subyacente hubiera remitido de forma natural.

La dificultad de estudiar la historia natural de cualquier enfermedad a lo largo de un periodo de 50 años, durante los cuales muchas circunstancias han cambiado, además del uso de los medicamentos. Es incluso más difícil comparar los resultados a largo plazo en pacientes tratados versus no tratados, dado que el tratamiento puede ser más probable en aquellos con la enfermedad más grave al inicio.

Pensando en la pratica de cada profesional, los psicofarmacos sirven y de inmediato, después evidentemente es de esperar que aparezcan rechazos por lo menos,

Es bien conocido que los psicofármacos alteran la función neurotransmisora, incluso si esta no fuera la causa originaria de la enfermedad mental. Whitaker describe una cadena de efectos. Cuando, por ejemplo, un antidepresivo inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina (SSRI) como citalopram incrementa los niveles de serotonina en la sinapsis, se estimulan cambios compensatorios a través de un proceso llamado retroalimentación negativa. En respuesta a los altos niveles de serotonina, las neuronas que la secretan (neurona presináptica) libera menos cantidad de ella, y la neurona postsináptica comienza a desensibilizarse al efecto de la serotonina.

El cerebro trata de anular los efectos del fármaco. Esto mismo ocurre con los fármacos que bloquean los neurotransmisores, pero al revés. Por ejemplo, la mayoría de los antipsicóticos bloquean la dopamina, pero las neuronas presinápticas lo compensan liberando más neurotransmisor, y la neurona postsináptica se hace más ávida de dopamina. Esta explicación está necesariamente muy simplificada, ya que muchos psicofármacos afectan a más de uno de los distintos neurotransmisores.

Con el uso prolongado en el tiempo de los psicofármacos, el resultado es, en palabras de Steve Hyman, exdirector del NIMH y hasta recientemente rector de la Universidad de Harvard, “una sustancial y duradera alteración de la función neuronal”.

En palabras de Hyman, citadas por Whitaker, el cerebro comienza a funcionar de manera “cualitativa y cuantitativamente diferente del estado normal”. Después de varias semanas con psicofármacos, los esfuerzos compensatorios del cerebro comienzan a fallar, y emergen efectos adversos que reflejan el mecanismo de acción del fármaco. Por ejemplo, los SSRI pueden causar episodios de manía, debidos al exceso de serotonina. Los antipsicóticos causan efectos adversos que recuerdan a la enfermedad de Parkinson, debidos la depleción de dopamina (depleción que también se produce en esta enfermedad). Cuando los efectos secundarios aparecen, frecuentemente son tratados con otros fármacos, y los pacientes acaban con un coctel de psicofármacos prescritos para un coctel de diagnósticos.

El episodio de manía causado por el antidepresivo puede conducir al diagnóstico de “trastorno bipolar” y al tratamiento con “estabilizadores del humor”, como Depakine® (valproato de sodio), un anticonvulsivante, junto con uno de los fármacos antipsicóticos nuevos. Y así sucesivamente.

Algunos pacientes toman hasta seis psicofármacos diferentes cada día. Una investigadora muy respetada, Nancy Andreasen, y sus colegas han publicado datos que ponen en evidencia que el uso de antipsicóticos está asociado con una retracción del cerebro, y que el efecto está directamente relacionado con la dosis y la duración del tratamiento.

Andreasen explicó para The New York Times, “La corteza prefrontal no recibe las entradas que necesita y comienza a apagarse por efecto de los fármacos. Esto reduce los síntomas psicóticos. Pero también causa que el cortex prefrontal se atrofie lentamente”.

Abandonar el uso de los psicofármacos es extraordinariamente difícil, de acuerdo con Whitaker, debido a que cuando se dejan de administrar, los mecanismos compensatorios se quedan sin contrapeso. Cuando se interrumpe la administración de citalopram, los niveles de serotonina caen bruscamente debido a que la neurona presináptica no está liberando las cantidades normales de la sustancia y a que la neurona postsináptica ya no posee suficientes receptores para ella. De manera similar, cuando se retira un antipsicótico, los niveles de dopamina pueden dispararse. Los síntomas producidos por la retirada de los fármacos psicoactivos son frecuentemente confundidos con recaídas del trastorno original, lo cual conduce a los psiquiatras a volver al tratamiento original, quizás a dosis mayores.

A diferencia de la actitud fría de Kirsch, Whitaker está indignado por lo que el ve como una epidemia de disfunciones cerebral iatrogénicas  (inadvertida para y causada por los médicos), particularmente la causada por el uso expandido de los antipsicóticos nuevos (atípicos) como Zyprexa® (olanzapina), que causa efectos colaterales graves. Esto es lo que él llama su “experimento de pensamiento rápido”.

Imagine que un virus aparece en nuestra sociedad que haga que la gente durmiera el doble, catorce horas al día. Que aquellos infectados con él se muevan más lentamente y parecieran emocionalmente desconectados. Muchos ganan peso en cantidades tremendas, diez, veinte, treinta y hasta cincuenta quilos. Frecuentemente los niveles de glucosa en sangre se disparan, y los de colesterol también. Varios de los afectados por la misteriosa enfermedad – incluyendo niños pequeños y adolescentes – se vuelven diabéticos en poco tiempo …- El gobierno da cientos de millones de dólares a los científicos de las mejores universidades para que descifren como actúa internamente el virus, y estos informan que lo que causa tal disfunción global es que bloquea múltiples receptores de neurotransmisores en el cerebro – dopaminérgicos, serotonérgicos, muscarínicos, adrenérgicos, e histaminérgicos. Todas sus vías neuronales en el cerebro resultan comprometidas. Mientras tanto, estudios de imágenes por resonancia magnética hallan que a lo largo de varios años, el virus retrae la corteza cerebral, y esta retracción se relaciona con un deterioro cognitivo. La población clamaría aterrorizada por una cura.

Ahora una enfermedad como esta está de hecho golpeando a millones de niños y adultos. Acabamos de describir los efectos del medicamento de grandes ventas de Eli-Lilly, su antipsicótico Zyprexa (olanzapina).

Si los psicofármacos son inútiles, como cree Kirsch a cerca de los antidepresivos, o peor que inútiles, como cree Whitaker, ¿por qué son tan ampliamente prescritos por los psiquiatras  y vistas por el público y los profesionales como algo así como medicamentos maravillosos?

¿Por qué es tan ponderosa la corriente contra la que nadan Kirsch, Whitaker y Carlat?

Esto me parece un juego de palabras de personas capaces. No quiere decir que tengan razón, si que refutan con sabiduría y fuerza, pero no con verdad, tan en el aire como las que ellos critican.

“Buscar incluso donde no hay, que eso, no hay”

Casi seguro que a estas notan van a responder las empresas y lo harán con tanta destreza como los acusadores-.

Lo peor que tienen nuestros tiempos en cuanto a la investigación, se puede resumir en las palabras de Churchill

“Lo mas probables es que cualquiera sabe”

Autores

The Placebo Effect: A Conversation With Dr Irving Kirsch

Robert Whitaker Anatomía de una epidemia  libros electrónicos y audiolibros en la web, iPad,

Daniel Carlat M.D. Unhinged: The Trouble with Psychiatry – A Doctor’s Revelations about a Profession in Crisis by

JASMILA ŽBANIĆ,MENTES ROTAS

JASMILA ŽBANIĆ,

Jasmila Žbanić: “Las matanzas en Bosnia son parte de la historia de Europa, aunque muchos políticos no quieran verlo” | Cultura | EL PAÍS

Directora bosnia del filme sobre el genocidio de Srebrenica candidato al Oscar

El fin de las guerras siempre es robar, y la causa, el dinero. Así que busque quién gana el dinero con una guerra y sabrá por qué ha empezado, cómo va a seguir y cómo detenerla. Se guerrea para robar.

Lo siento señora Žbanić, pero no estoy de acuerdo la guerra es algo más que una función material hay algo dentro del cerebro que la condiciona y desde que alboreó la humanidad.

¿No fue por odio étnico?, claro que no había más cosas lo que pasa es que al cerebro le interesa lo sencillo lo fácil lo tangible. Para robar mejor, disfrazan el robo de ideología nacionalista, étnica, ideológica… El odio étnico fue con lo que los serbios de Mladic disimulaban su plan para robarnos.

Voy a hacer un recordatorio de la masacre de Srebrenica  como genocidio de Srebrenica,12345​ consistió en el asesinato de unas 8000 personas6​ de etnia bosnia musulmana en la región de Srebrenica, en julio de 1995, durante la guerra de Bosnia por parte de serbios de Bosnia y elementos provenientes del hasta entonces JNA. Dicho asesinato masivo, llevado a cabo por unidades del VRS, bajo el mando del general Ratko Mladić, así como por un grupo paramilitar serbio conocido como «Los Escorpiones», se produjo en una zona previamente declarada como «segura» por las Naciones Unidas ya que en ese momento se encontraba bajo la supuesta protección de 400 cascos azules neerlandeses.78​ Aunque se buscaba supuestamente la eliminación de los varones bosnios musulmanes, la masacre incluyó el asesinato de niños, adolescentes y ancianos, con el objetivo de conseguir la limpieza étnica de la ciudad. Tras los Acuerdos de Dayton, que pusieron fin a la guerra, Srebrenica quedó ubicada en la subdivisión del país denominada República Srpska, que agrupa al 90 % de los serbios de Bosnia.

La religión, la nación, la bandera, son envoltorios emocionales para disimular la avaricia. Son útiles para acelerar y degradar nuestro razonamiento y reducirlo así a la lógica del blanco o negro, al ellos o nosotros, a robar o que te roben… Y nos roban.

¿Por qué sigue funcionando?

Porque seguimos siendo primates. Eso me desespera, pero intento resistirme al mecanismo. Por eso, estoy contra la reciente decisión de la Academia Europea de Cine de vetar a los cineastas rusos.

¿Porque es lo que habría hecho Putin?

Porque esos cineastas rusos, ¡qué error de la Academia!, son anti-Putin. Marginar el cine ruso o la lengua rusa solo por serlo, hoy es una barbaridad fascistoide.

¿No dirían eso también los serbios que ahora niegan la matanza de Sbrebrenica?

La verdad no consiste en escoger solo lo que te conviene de ella: eso hacen los de Putin, pero no deberíamos hacerlo nosotros. Defender la libertad es decir la verdad siempre.

Decir la verdad, es condenar la invasión de Ucrania igual que la de Irak en su día, porque bajo la bandera de la democracia se robaba petróleo y hoy Putin quiere robar a los ucranianos. Y los europeos, y en especial la UE, vamos a ser los grandes perdedores de esta guerra tras Ucrania. Mi país está sufriendo ya muchísimo.

Los serbios, animados por Putin, insisten en unir parte de Bosnia a Serbia y él les anima para generar inestabilidad en los Balcanes y, de ese modo, en la UE. Los serbios y los rusos ya han hecho maniobras militares juntos.

Creo Sra. Žbanić que el error viene por lo grosero del fundamento para explicar la guerra y las guerras en general

Los Balcanes, Ucrania, Rusia… ¿Por qué las culturas eslavas sufren tanta guerra?

Porque son patriarcales de jerarquía vertical, machistas y belicistas. La autoridad está basada en la fuerza y hay que demostrarla. Es lo que hace Putin y lo que hicieron serbios y croatas contra Bosnia.

¿Y los bosnios eran más débiles?

Y estábamos más mezclados y nos importaban menos las diferencias étnicas o culturales. De hecho, antes de la guerra las disfrutábamos. En mi propio edificio en Sarajevo había musulmanes bosnios, serbios, croatas, y en la ciudad, gitanos, turcos…Vivíamos en paz. Los fascistas no podían soportarlo y ambicionaban quedarse con lo nuestro.

¿Por qué los eslavos siempre han buscado liderazgos fuertes?

Si no los tenemos, nos sentimos desvalidos. No nos fiamos de nosotros mismos. La fuerza es la primera fuente de prestigio y autoridad. No hemos madurado como democracias.

Exactamente eso, hay humanos que no necesitan guerra para sobrevivir .

TIENEN UN CEREBRO, DONDE EL AREA QUE MOTIVA LA GUERRA NO ESTA ACTIVADO.

El socialismo de Tito, que era antiestalinista, dio educación y sanidad a millones de yugoslavos y cierta igualdad para las mujeres. Mi abuela no sabía leer, pero mi madre ya dirigió una empresa. Fue progreso, pero no nos educó como demócratas ni desarrolló el espíritu crítico, discusión, consenso… libertad.

¿Después qué les llevó al genocidio?

El nacionalismo sustituyó al socialismo y fue exacerbándose hasta tornarse criminal.

¿Aporta usted algún detalle desconocido sobre los hechos de Srebrenica en su filme?

Pongo rostros al genocidio. Estuve semanas eligiendo a cada uno de los 500 extras foto a foto y creo que ahora sí explican la historia.

Porque las caras no se olvidan; los hechos, sí. Hoy el alcalde de Srebrenica niega que ocurriera el genocidio. Y si lo niegas y olvidas, pronto lo volverás a cometer. Aun así, confío en los jóvenes. Los veo cada vez más distantes de la propaganda nacionalista que arruinó mi país.

Siempre que hablamos de la unión del cerebro con la parte de el que engarza con funciones superiores, que podríamos llamar espíritu, tenemos que fantasear, no lo sabemos, la parte de inteligencia que nuestro entendimiento soporta, no llega a comprender estos menesteres.

Pero si sabe que determinadas funciones superiores, se malogran con un estimulo positivo o negtivo de determinadas áreas del cerebro.

Si se lesiona el pie de la tercera circunvolución frontal, izda, se altera marcadamente el lenguaje, no se altera la idea, sino la forma de expresarla.

O mi tema, si se lesionan el lóbulo prefrontal o los núcleos intralalaminares del talamo, los enfermos con dolor, lo siguen teniendo, pero ya no valoran su maldad. “El dolor sigue igual pero ya no me importa”. Se ha roto la comunicación, con la estructura que valora su contenido

Masacre de Srebrenica

El conflicto en Bosnia occidental

Situación de Srebrenica dentro de Bosnia Herzegovina.

Bosnia comenzó su camino hacia la independencia con una declaración parlamentaria de soberanía el 15 de octubre de 1991. La República de Bosnia-Herzegovina fue reconocida por la Comunidad Europea el 6 de abril de 1992 y por los Estados Unidos al día siguiente. Sin embargo el reconocimiento internacional no puso fin al problema y estalló una feroz lucha por el control territorial entre los tres grupos mayoritarios de población del país: los bosníacos musulmanes, los serbobosnios ortodoxos y los croatobosnios católicos. La comunidad internacional hizo varios intentos para establecer la paz en la zona, pero su éxito fue muy limitado. En el este de Bosnia, en la zona fronteriza con Serbia, la lucha fue encarnizada entre bosníacos y serbios.

Durante estas operaciones, se ha denunciado que las fuerzas bosnias, al mando de Naser Oric, perpetraron importantes matanzas entre la población civil serbia. Estos hechos tuvieron gran influencia en el fatal desenlace del enclave. Según el testimonio del General de UNPROFOR Philippe Morillon ante el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia, centenares de serbios fueron asesinados durante ataques sobre aldeas por parte de las fuerzas bosnias estacionadas en Srebrenica.14​ Se estima que unos 1000 serbios fueron asesinados a comienzo de la guerra en 1992 en la zona de Bratunac y Srebrenica.15​ De acuerdo a datos más recientes, un total de 3267 serbios fueron asesinados en zonas cercanas. 1617

El líder musulmán Naser Orić, máximo responsable de la mayoría de estas atrocidades, fue juzgado por el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia, siendo considerado culpable solo del delito de crímenes de guerra y condenado a dos años de cárcel.18​ La calificación de genocidio contra el pueblo serbio no fue considerada como tal por este tribunal que interpretó estas matanzas como actos de guerra.

Ratko Mladić, jefe del Estado Mayor del VRS.

El 13 de abril de 1993 los serbobosnios comunicaron al Alto Comisionado de las Naciones Unidas que atacarían la ciudad en un periodo de dos días si los habitantes no la habían rendido al expirar el plazo. Los bosnios se negaron a rendirse.

Mientras las fuerzas sitiadas en Srebrenica se desmilitarizaron supervisadas por la ONU, las tropas serbias que les acechaban permanecieron bien armadas y se negaron a cumplir con su parte del acuerdo de desmilitarización de la zona. El ejército de la República Sprska (VRS) se organizó en distritos militares y Srebrenica quedó dentro del territorio asignado al Cuerpo de Ejército del Drina.

A principios de 1995, cada vez menos convoyes de suministros conseguían entrar en la ciudad. El contingente holandés Dutchbat que tomó el relevo de dos compañías canadienses a principios de ese año comprobó cómo la situación empeoraba cada vez más. Incluso ellos contaban con cada vez menos alimentos, medicinas, munición y combustible, por lo que se vieron forzados a patrullar la zona a pie. Además, a algunos de sus integrantes que abandonaron el enclave en el curso de dichas patrullas, fueron retenidos por las tropas serbias, de modo que el número de soldados en Srebrenica cayó de 600 a 400.20​ El teniente coronel Thomas Karremans, que estaba al mando de dichas fuerzas, denunció posteriormente que los serbios también impidieron la llegada al enclave de las municiones del UNPROFOR.

Radovan Karadžić.

Sepelio en 2007 de 465 víctimas identificadas de la masacre.

Posteriormente, de los 25 000 civiles refugiados, separó a los hombres (más de 1700) que fueron llevados a Bratunac, Petkovci, Kozluk, Kravica y Orohovac. Allí fueron ejecutados de diversas maneras. El 12 de julio de 1995 los serbios comenzaron una campaña de terror, que aumentó el pánico de los residentes. Los refugiados en el complejo podían ver a soldados de VRS incendiando las casas de Srebrenica y dedicándose al pillaje. Por la tarde, los soldados serbios se cebaron con la muchedumbre. Comenzaron las ejecuciones sumarias de hombres y de mujeres.

En la mañana del 12 de julio, un testigo señaló haber visto de 20 a 30 cuerpos apilados detrás del edificio del transporte en Potočari, junto a un tractor. También dijo que vio a soldados serbios ejecutar a decenas de refugiados musulmanes en el área trasera de la fábrica de zinc, y después cargar sus cuerpos sobre un carro, aunque el número y la naturaleza metódica de los asesinatos atestiguaron que las matanzas en Potočari eran esporádicas.

]

Delegados de la Asociación Internacional de Estudios del Genocidio (IAGS) examinan la exhumación de una fosa común de víctimas de la masacre de julio de 1995, en las afueras de la aldea de Potocari, en julio de 2007.

Masacre de Sandici[editar]

Cerca de la aldea de Sandići, en la carretera principal de Bratunac a Konjević Polje, un testigo describe a los serbobosnios obligando a un hombre a llamar a otros bosnios para que bajasen de las montañas. Entre 200 y 300 hombres, incluidos sus hermanos, siguieron sus instrucciones y descendieron para satisfacer al VRS, presumiblemente esperando algún intercambio de prisioneros. El testigo se escondió detrás de un árbol para ver lo que pasaba después. Vio como los hombres estaban alineados en siete filas, cada una de unos cuarenta metros de largo, con las manos detrás de sus cabezas, y fueron pasados por fuego de ametralladora. La Brigada Bratunac descubrió cuatro niños de edades comprendidas entre los 8 y 14 años entre los bosnios, que fueron llevados al cuartel de Bratunac. Allí, uno de ellos aseguró haber visto un gran número de soldados del ARBiH suicidándose y matándose unos a otros, y el comandante Vidoje Blagojević sugirió que la unidad de prensa del Cuerpo del Drina debía registrar este testimonio en vídeo. El destino de los niños sigue siendo incierto. El VRS también envió a uno de los civiles que se entregó de nuevo hacia la columna: le habían sacado un ojo, cortado las orejas y marcado una cruz en la frente. A un pequeño grupo de mujeres, niños y ancianos que habían formado parte de la columna se les permitió unirse a los autobuses de evacuación de Potočari, entre ellos Alma Delimustafić, una soldado de la 28 Brigada que, vestida de civil, fue puesta en libertad.

A raíz de los testimonios aparecidos, el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia dictó orden de búsqueda y captura contra Ratko Mladić, así como contra Radovan Karadzic,30​ este último como autor intelectual de la masacre, que fueron detenidos en Serbia en 2011 y 2008 respectivamente. Otros de los detenidos por su relación con los hechos, fueron:

Ljubiša Beara, coronel del Ejército de la República Srpska.

Vujadin Popović, jefe de la policía.

Ljubomir Borovcanin, comandante adjunto de la Policía Especial del Ministerio del Interior serbobosnio.

Radivoje Miletic y Milan Gvero, oficiales del Ejército serbobosnio, que impidieron la llegada de ayuda humanitaria a los civiles.

Vinko Pandurević y Drago Nikolić, comandantes de las brigadas que tomaron Srebrenica.

El 10 de junio de 2010, el TPIY hizo público el veredicto sobre los procesados en relación con el genocidio, condenando a cadena perpetua a Ljubisa Beara y Vujadin Popovic, y a penas de entre 5 y 35 años de prisión para los otros cinco encausados.31​ El proceso contra Radovan Karadzic, iniciado en octubre de 2009, continuaba su curso cuando se emitió esta sentencia, mientras que el único prófugo relacionado con el caso, Ratko Mladić, fue detenido por la justicia serbia el 26 de mayo de 2011 y condenado a cadena perpetua el 22 de noviembre de 2017. El 20 de marzo de 2019 Radovan Karadžić fue condenado a cadena perpetua en apelación.32

Tras las guerras o en plena guerra siempre hay una explicación de la conducta no solamente del vencedor sino también del vencido y se acude para ello a romanticismos inviables que explican la conducta bestial de la guerra.

El conocimiento de la biología cerebral tropieza siempre con el conflicto con lo espiritual. Es explicable que una lesión frontal produzca severos trastornos del comportamiento hasta el punto de pasar de personas civilizadas y notablemente eficientes a individuos insociables que se ríen de todas las conductas sociales.

A pesar de lo perdiste qué es esta conducta absolutamente reprochable e incívica todos tenemos ocasión deber conductas antisociales que ocurren en personas de comportamiento anterior a las lesiones cerebrales, correctos y incluso sobresalientes, a convertirse después en deshechos de la sociedad.

Es relativamente frecuente encontrar personas que tras lesiones frontales se convierten en obsesivos, indigentes , incivilizados y para mí uno de los más impresionante es los que sufren el falso síndrome de Diógenes que he tenido ocasión de ver en algún enfermo con lesión cerebral frontal o difusa y con motivos traumáticos casi siempre o por enfermedad por ejemplo tumores frontales.

Darle a este tipo de conductas una explicación de sus daños por conflictos sociales es muy difícil de soportar.

Hay algún equilibrio que al romperse libera unos comportamientos no de animales sino de demonios y además tienen capacidades mentales suficiente como para situarse en la sociedad, como héroes por lo menos una temporada.

Este ejemplo podría explicar algo de la maldad adquirida en relación con la educación

Abel Azcona, artista conceptual

Su vida es de película. Es una figura dentro del arte contemporáneo ha realizado más de 200 exposiciones y está considerado uno de los artistas más prolíficos.  Fue el mejor artista internacional de performance según la prensa inglesa en el 2014 . ya está en los libros de historia del arte de las Universidades. Tiene más de 20 libros publicados. Dice ser un azote político para un sistema que lo obligó a nacer .

Inma dice que nunca ha oido una historia de vida más dura que la tuya . Se comio un Coran  y escribió la palabra pederastia con hostias consagradas

Soy hijo de los ochenta, de la epidemia de heroína, de un madre prostituta y toxicómana.

¿La ha vuelto a ver?

Hace ocho años. Estaba enfadada con el mundo, se sentía víctima. Contó que había dado a luz seis veces pero no sabía ni dónde ni cómo.

¿Y qué siente usted?

Ella está presente en mi obra, pero hay gente que me ha hecho mucho más daño. Ella quiso abortar en tres ocasiones y no se lo permitieron. Esos intentos fueron el mayor acto de amor que yo he tenido en mi vida.

Yo, hijo de una prostituta heroinómana con un cliente, no debería haber nacido, y esa defensa está en mi obra. Fui un prematuro. Me abandonó en la clínica acompañada de su novio del momento que acabó secuestrándome del acogimiento familiar en el que estaba.

¿Qué edad tenía?

Tres años. En mi obra Volver al padre , he repetido con él, el secuestro. Como era heroinómano y traficante y entraba y salía de la cárcel me dejó con su familia que me tenían abandonado.

¿Los servicios sociales le sacaron de allí?

Pero acabé con su pareja, una prostituta de 17 años que hacía tríos conmigo y sus clientes. Recuerdo que me arrastraba desnudo cogido por el pene por la habitación.

¿Qué fue de usted?

Fui adoptado a los 7 años por una mujer muy católica. La relación fue mala. Era severa y yo, una pequeña fiera que no me adapté al colegio católico, mordía a todo el mundo. Me expulsaron.

Estuvo ingresado en clínicas psiquiátricas.

Sí, intenté suicidarme con las pastillas que me daba la psiquiatra. Entré en coma. Al salir del segundo psiquiátrico me desnudé, me senté en una silla en medio de una gran avenida de Pamplona y empecé a dar alaridos. La profesora de arte dijo que aquello era una performance y el psiquiatra que era un brote.

El síndrome de Hybris fue detectado por los antiguos griegos para identificar a los lideres o notables que borrachos de poder se comportaban como tiranos y a veces como dioses.

Sin salirme de mis tiempos, estos Hybris, los he visto y los sigo viendo.

Al día siguiente recibir un tratamiento de notable, empiezan a tener este síndrome. Y los demás que le rodean, se contagian de sumisión.
El síndrome es propio de los abusadores que llegan a cometer vejaciones y acciones crueles hacia los que, según su parecer, están “por debajo de ellos.” Héroes militares, políticos, directivos de empresas… todos ellos pueden padecer lo que actualmente se denomina síndrome o mal de Hybris,y es un trastorno paranoide, que se inicia desde una megalomanía instaurada y termina en una paranoia acentuada.”
El síntoma dominante es el egocéntrico como la desmedida seguridad en sí mismo; son impulsivos e imprudentes; se sienten superiores a los demás; le otorgan una desmedida importancia a su imagen; ostentan sus lujos; son excéntricos; se preocupan porque sus rivales sean convencidos y si es posible vencidos a costa de cualquier cosa; no les interesa la opinión de lo demás por supuesto no escuchan a los demás; son monotemáticos (todo ronda en torno suyo); se sienten iluminados y aunque fallan, no lo reconocen.
La pérdida de poder o de popularidad los sume en la desolación, “la rabia y el rencor” y entonces, solo entonces recurren a algún tipo de ayuda psiquiátrica o psicológica. Pero solo tras “dejar muchos cadáveres por el camino.”
La primera etapa se da cuando el sujeto asume un poder y comienza a verse rodeado de aduladores. Si al principio dudaba de su capacidad para ejercer el mando, las dudas pronto se disipan y atribuye todos los éxitos a sí mismo. De aquí pasa a la fase en la que cree que nada de lo que dice, hace y piensa puede ponerse en entredicho. Se siente infalible e insustituible. Y todo aquél que se le oponga será relegado al ostracismo. Estos sujetos confunden realidad con fantasía como cosa normal. Su mundo se divide entre ganadores y perdedores por lo que se asumen como ganadores a la vez que temen enormemente perder su estatus y se afanan a toda costa por mantenerlo ya sea mediante el fraude o la tergiversación de los hechos sin dudar ni por un momento en adoptar actitudes amenazantes y causar a los demás que están por debajo de él, daños irreparables.

En los años de democracia, y no digamos de dictadura, este síndrome se veía en todos los políticos, de todo tipo. No solo son soberbios y megalómanos, algunos claro, sino que no pueden entender, que alguien dude de su integridad y poder.

Es decir estos señores, llenan la historia, los hubo y los hay.

Lo único que pretendo con estas notas es decir, que aquí, la conducta voluntaria no existe, ni el influjo de los demás, pero si es posible que influya el medio y las agresiones polutivas.

PERO EXISTE UN CENTRO DE LA GUERRA Y DEL GUERRERO

Esto es orgánico, lo que pasa es que no se como empezar para localizar la zona del cerebro afectada y mucho menos como meterle mano

Referencias

«European Parliament resolution of 15 January 2009 on Srebrenica». European Parliament. Consultado el 10 de agosto de 2009.

«Office of the High Representative – «Decision Enacting the Law on the Center for the Srebrenica-Potocari Memorial and Cemetery for the Victims of the 1995 Genocide»». Office of the High Reporesentative in Bosnia and Herzegovina. Archivado desde el original el 6 de junio de 2011. Consultado el 10 de agosto de 2009.

«Youth Initiative for Human Rights in Serbia letter to the Serbian President to commemorate the Srebrenica genocide». Youth Initiative for Human Rights in Serbia. Archivado desde el original el 14 de febrero de 2009. Consultado el 10 de agosto de 2009.

«Mladic shadow hangs over Srebrenica trial». 21 de agosto de 2006. Consultado el 1 de noviembre de 2008.

Goetze, Katharina (31 de octubre de 2008). «ICTY – Tribunal Update». Institute for War & Peace Reporting. Consultado el 1 de noviembre de 2008.

Potocari Memorial Center PRELIMINARY LIST of Missing Persons from Srebrenica ’95 [1]

«Serbia: Mladic “Recruited” Infamous Scorpions». Institute for War and Peace Reporting. [2]

Srebrenica Video Vindicates Long Pursuit by Serb Activist;

ICTY «Prosecutor v. Krstic»

Institute for War and Peace Reporting, Tribunal Update: Briefly Noted (TU No 398, 18 March 2005) [3]

ICTY; «Address by ICTY President Theodor Meron, at Potocari Memorial Cemetery» The Hague, 23 June 2004 [4]

El País: Detenido en Serbia Radovan Karadžić, el criminal de guerra más buscado de Europa

El País «Detenido el exgeneral serbobosnio Ratko Mladic, principal acusado del genocidio en los Balcanes» Consultado el 26 de mayo de 2011

Apis Group «Srebrenica and Naser Oric: An Analysis of General Philippe Morillon’s Testimony at the ICTY Archivado el 4 de septiembre de 2011 en Wayback Machine

LLUÍS AMIGUET

 

CUERPO Y ALMA

 

Cuerpo y espíritu van juntos de forma que no es posible separarlos aunque sí es difícil definirlos

La similitud o igualdad de espíritu y alma ha sido muy debatido a lo largo de los tiempos. Son lo mismo pero provienen de distintos campos y el de alma es específico de la religión

“Espíritu” significa ser inmaterial. Se aplica por tanto en primer lugar a los ángeles y a Dios mismo (lo dice explícitamente el Señor: Dios es espíritu: Juan 4, 24), de quienes se dice que son espíritus. Frases de George Bernard Shaw - Ahora ya sabemos que el alma es el cuerpo y el cuerpo, el alma. Nos dicen que son diferentes porque quieren persuadirnos de que podemos quedarnos con nuestras almas si los dejamos esclavizar nuestros cuerpos.

El hombre no es inmaterial, pero contiene en sí una realidad inmaterial, por lo que no se dice que es espíritu, sino que tiene o que contiene un espíritu.

“Alma” hace referencia al principio vital de los seres vivos. Los filósofos han hablado de “alma vegetativa” y “alma sensitiva” aplicado respectivamente a plantas y animales.

Pero el caso del hombre es especial: su principio vital es un ser espiritual, que como tal pervive cuando el hombre muere. O sea, en el hombre, alma y espíritu coinciden como una sola realidad.

“Espíritu” permite entender mejor que la naturaleza del alma humana es la de un ser espiritual, y no solo el principio vital de un animal. Lo cual, además, explica la inmortalidad del alma humana.

Y, por otro lado, también explica que, aun siendo un ser espiritual, el alma humana –a diferencia de los ángeles- está incompleta sin el cuerpo al que anima. De una manera acertada podríamos decir que el cuerpo es el soporte del alma

Por su parte, hablar de “alma” permite entender que el ser humano no es –como sostenía, por ejemplo, Platón- un espíritu encerrado en un alma, como si cuerpo y alma fueran dos seres distintos, uno material y el otro espiritual.

El espíritu humano también es el alma del ser humano, o sea, su principio vital, de forma que cuerpo y alma forman un solo ser.

Así, aunque signifiquen la misma realidad, las dos nociones se esclarecen mutuamente, precisando su significado concreto en el ser humano. Diferencias entre mente y alma – Sooluciona

El cambio constante nos hace esclavos de la multiatención : nos encanta ir cambiando de tarea.

La multitarea no nos impide la concentración necesaria para crear, pero si la dificulta y agota el intelecto.

Un acúmulo de asuntos modifica la atención y la fatiga.

La filosofía budista ha afirmado siempre como es importante para el equilibrio mental, hacer una cosa en un solo momento. El acumulo de pensamientos simultaneos es sin duda una de las causas de fallo de la atención y de la excitabilidad neuronal, que termina en angustia por lo menos. Es el mantenimiento del Estado de alarma

En nuestro tiempo adultos y niños nos vemos impulsados a depender mucho del teléfono pero también del ordenador de la televisión y del amigo que está al lado. Esto es insostenible y de hecho estamos viendo los malos resultados que se expresan sobre todo en un cuadro con dificultad en nominarlo que se llena de angustia, inquietud y en general trastornos psíquicos

Si no miramos el móvil, ¿perderemos su dosis de cambio estimulante?

La conexión de la estructura corporal con el espíritu ha sido siempre un y lo continúa siendo un fuerte dilema.

¿Qué es el alma? CUERPOS Y ALMAS (FG) (Spanish Edition): Van Der Meersch, Maxence: 9788466318556: Amazon.com: Books

Si preguntáramos a Espinosa que es el alma, dira que es un fenómeno natural Porque Dios no puede crear cosas diferente de las ordenadas pon la biología . La capacidad que tienen algunos individuos rehacer cosas extraordinarias como es el caso de los milagros. No es que sean cosas extraordinaria es que los que la hacen si son extraordinarios.

Lo que sí es evidente que para tener un equilibrio espiritual hace falta tener y el sistema nervioso sano sobre todo un cerebro sano. Un cerebro deficiente no tiene reposo espiritual y por lo tanto puede entrar en la amplia red de patología siquiátrica. Las enfermedades del cerebro “matan el alma”. Mente ....alma ..y cuerpo. | 🌎Amigos De Todo El Mundo🌍 Amino

La evolución de los reptiles a mamíferos y después a humanos complico la comprensión del problema.

¿Donde se aloja el espíritu dentro del cerebro porque evidentemente tiene una conexión con él sobre todo el día encéfalo y la corteza.¿

Una lesión del lóbulo frontal cambia la personalidad del imdividuo

¿“Alma” no es una noción acientífica?

Al leer la entrevista, hubo quien decía que el alma no existe. Lo que descubrí es que hablar del alma no debería escandalizar a nadie.

¿Pero no es acientífico hablar de alma fuera del contexto religioso o espiritual?

Son batallas conceptuales como la de neurólogos y psiquiatras, pese a que todos son científicos deberían entenderse.

¿La ciencia investiga hechos, pero los científicos, además, tienen sus intereses?

Veamos: la esquizofrenia, paranoia, depresiones… están clasificadas como enfermedades mentales. En cambio, un tumor cerebral, el parkinson o el alzheimer… se consideran enfermedades neurológicas.

¿No son todas patologías cerebrales?

Pero si vas al neurólogo, lo explicas; en cambio, si vas al psiquiatra, no.

Las enfermedades mentales —digamos “del cerebro”— están estigmatizadas, precisamente, porque afectan a todo tu ser. Aunque neurológicas o psiquiátricas, todas son del cerebro.

¿No dice “enfermedades cerebrales” tal vez para no hablar de enfermos mentales?

El debate en Europa es referirse a la salud cerebral ( brain health ) y dejar de considerarla salud mental ( mental health ).

Las enfermedades cerebrales están todas relacionadas entre sí. De forma que, en ciencia, es incorrecto diferenciar entre las mentales y las psiquiátricas.

En los esquizofrénicos hay 200 genes alterados que también lo están en los autistas. Todas las enfermedades cerebrales tienen rasgos comunes que desmienten esa división.

Porque los genes codifican proteínas y las proteínas son las que determinan el funcionamiento de los circuitos. El mal funcionamiento de un circuito, al cabo, siempre es el que causa una enfermedad cerebral.

¿Y la consciencia también es un resultado de la acción de toda la red neuronal?

La misma red que usamos para mover un brazo sirve para generar un pensamiento: sí.

¿Y ambos responden a un estímulo?

Lo que hay que investigar ahora es cómo funcionan esos circuitos y cuáles son responsables de cada función. Solo así podríamos investigar como repararlos.

Cuando la ceguera deja de ser un problema oftalmológico, de los órganos del ojo, se convierte en otro cerebral; pero si no tenemos conocimiento previo de cómo funcionan en conjunto esos circuitos cerebrales no podremos curarla.

El cerebro es plástico y puede modificarse con psicoterapia y también con fármacos, como los que regulan la serotonina en la ansiedad y depresiones, pero estos tienen efectos secundarios no siempre controlables.

La optogenética: la introducción de proteínas para recodificar genes en el ADN. Cuando la dominemos, será más precisa y efectiva para tratar enfermedades cerebrales que cualquier fármaco.

Los animales no tienen alma pero algunos tienen un rudimento de esta entidad que los hace amar y tener entendimiento y voluntad.

Hace falta un volumen y peso determinado del cerebro para que se comporte anímicamente .

Los defensores de un espiritu que esta fuera de nuestra corporeidad y nos rodean se escapan de la línea por la incapacidad de comprender el evento, pero es posible que un mayor conocimiento nos acerque a entender el binomio de “cuerpos y alma”

De acuerdo al historiador Oswald Spengler, una distinción entre espíritu y alma ha sido hecha por los occidentales y las primeras civilizaciones que influenciaron su desarrollo.3

El espíritu humano puede verse como el componente celestial de los humanos sin adornos – la parte que es impersonal o universal. Donde las almas son el elemento personal único para cada individuo. Tal como Spengler escribe en su obra La decadencia de Occidente:

En la cristiandad, la Biblia identifica tres elementos básicos: espíritu, alma y cuerpo.4​ Los cristianos enfatizan que el espíritu humano es la ‘persona real’, el verdadero núcleo del ser humano, el lugar esencial de nuestra existencia. Cuando una persona acepta a Jesucristo como su salvador, es su espíritu humano el que es transformado mientras comienzan a ser ‘nuevas criaturas’ para Jesucristo. El alma que es el lugar de la voluntad, mente y emociones no llega a convertirse, pero necesita ser renovada en el día a día mediante las recomendaciones de la disciplina cristiana como puede ser orando y leyendo la Biblia.5678​ En el islam, los musulmanes son vistos como propietarios de sus propios espíritus, pero de tal forma que son uno con el espíritu de Dios. Para Spengler, la percepción de unidad de esta idea llevó a lo importante que es para la aparición de la «consciencia» que mantienen la armonía en la cultura Islámica, especialmente durante la Edad de Oro del Islam.3

Referencias

Lluís Amiguet

Julio de la Vega-Hazas – publicado el 12/06/17

Juan Lerma,neurocientífico; vicepresidente del European Brain Council

Daniel A. Helminiak (1996). The human core of spirituality: mind as psyche and spiritISBN 978-0-7914-2950-1.

John Teske (2000). «The Social Construction of the Human Spirit». The human person in science and theology. ISBN 978-0-567-08692-1.

Saltar a:a b c Spengler, Oswald (1922). «vol2, chpt: 3 & 8». The Decline of the west(An abridged edition). Vintage Books, 2006. ISBN 1-4000-9700-2.

Andrew Wommack. «Understanding Spirit, Soul, And B

CUERPO Y ALMA

Cuerpo y espíritu van juntos de forma que no es posible separarlos aunque sí es difícil definirlos

La similitud o igualdad de espíritu y alma ha sido muy debatido a lo largo de los tiempos. Son lo mismo pero provienen de distintos campos y el de alma es específico de la religión

“Espíritu” significa ser inmaterial. Se aplica por tanto en primer lugar a los ángeles y a Dios mismo (lo dice explícitamente el Señor: Dios es espíritu: Juan 4, 24), de quienes se dice que son espíritus. Frases de George Bernard Shaw - Ahora ya sabemos que el alma es el cuerpo y el cuerpo, el alma. Nos dicen que son diferentes porque quieren persuadirnos de que podemos quedarnos con nuestras almas si los dejamos esclavizar nuestros cuerpos.

El hombre no es inmaterial, pero contiene en sí una realidad inmaterial, por lo que no se dice que es espíritu, sino que tiene o que contiene un espíritu.

“Alma” hace referencia al principio vital de los seres vivos. Los filósofos han hablado de “alma vegetativa” y “alma sensitiva” aplicado respectivamente a plantas y animales.

Pero el caso del hombre es especial: su principio vital es un ser espiritual, que como tal pervive cuando el hombre muere. O sea, en el hombre, alma y espíritu coinciden como una sola realidad.

“Espíritu” permite entender mejor que la naturaleza del alma humana es la de un ser espiritual, y no solo el principio vital de un animal. Lo cual, además, explica la inmortalidad del alma humana.

Y, por otro lado, también explica que, aun siendo un ser espiritual, el alma humana –a diferencia de los ángeles- está incompleta sin el cuerpo al que anima. De una manera acertada podríamos decir que el cuerpo es el soporte del alma

Por su parte, hablar de “alma” permite entender que el ser humano no es –como sostenía, por ejemplo, Platón- un espíritu encerrado en un alma, como si cuerpo y alma fueran dos seres distintos, uno material y el otro espiritual.

El espíritu humano también es el alma del ser humano, o sea, su principio vital, de forma que cuerpo y alma forman un solo ser.

Así, aunque signifiquen la misma realidad, las dos nociones se esclarecen mutuamente, precisando su significado concreto en el ser humano. Diferencias entre mente y alma – Sooluciona

El cambio constante nos hace esclavos de la multiatención : nos encanta ir cambiando de tarea.

La multitarea no nos impide la concentración necesaria para crear, pero si la dificulta y agota el intelecto.

Un acúmulo de asuntos modifica la atención y la fatiga.

La filosofía budista ha afirmado siempre como es importante para el equilibrio mental, hacer una cosa en un solo momento. El acumulo de pensamientos simultaneos es sin duda una de las causas de fallo de la atención y de la excitabilidad neuronal, que termina en angustia por lo menos. Es el mantenimiento del Estado de alarma

En nuestro tiempo adultos y niños nos vemos impulsados a depender mucho del teléfono pero también del ordenador de la televisión y del amigo que está al lado. Esto es insostenible y de hecho estamos viendo los malos resultados que se expresan sobre todo en un cuadro con dificultad en nominarlo que se llena de angustia, inquietud y en general trastornos psíquicos

Si no miramos el móvil, ¿perderemos su dosis de cambio estimulante?

La conexión de la estructura corporal con el espíritu ha sido siempre un y lo continúa siendo un fuerte dilema.

¿Qué es el alma? CUERPOS Y ALMAS (FG) (Spanish Edition): Van Der Meersch, Maxence: 9788466318556: Amazon.com: Books

Si preguntáramos a Espinosa que es el alma, dira que es un fenómeno natural Porque Dios no puede crear cosas diferente de las ordenadas pon la biología . La capacidad que tienen algunos individuos rehacer cosas extraordinarias como es el caso de los milagros. No es que sean cosas extraordinaria es que los que la hacen si son extraordinarios.

Lo que sí es evidente que para tener un equilibrio espiritual hace falta tener y el sistema nervioso sano sobre todo un cerebro sano. Un cerebro deficiente no tiene reposo espiritual y por lo tanto puede entrar en la amplia red de patología siquiátrica. Las enfermedades del cerebro “matan el alma”. Mente ....alma ..y cuerpo. | 🌎Amigos De Todo El Mundo🌍 Amino

La evolución de los reptiles a mamíferos y después a humanos complico la comprensión del problema.

¿Donde se aloja el espíritu dentro del cerebro porque evidentemente tiene una conexión con él sobre todo el día encéfalo y la corteza.¿

Una lesión del lóbulo frontal cambia la personalidad del imdividuo

¿“Alma” no es una noción acientífica?

Al leer la entrevista, hubo quien decía que el alma no existe. Lo que descubrí es que hablar del alma no debería escandalizar a nadie.

¿Pero no es acientífico hablar de alma fuera del contexto religioso o espiritual?

Son batallas conceptuales como la de neurólogos y psiquiatras, pese a que todos son científicos deberían entenderse.

¿La ciencia investiga hechos, pero los científicos, además, tienen sus intereses?

Veamos: la esquizofrenia, paranoia, depresiones… están clasificadas como enfermedades mentales. En cambio, un tumor cerebral, el parkinson o el alzheimer… se consideran enfermedades neurológicas.

¿No son todas patologías cerebrales?

Pero si vas al neurólogo, lo explicas; en cambio, si vas al psiquiatra, no.

Las enfermedades mentales —digamos “del cerebro”— están estigmatizadas, precisamente, porque afectan a todo tu ser. Aunque neurológicas o psiquiátricas, todas son del cerebro.

¿No dice “enfermedades cerebrales” tal vez para no hablar de enfermos mentales?

El debate en Europa es referirse a la salud cerebral ( brain health ) y dejar de considerarla salud mental ( mental health ).

Las enfermedades cerebrales están todas relacionadas entre sí. De forma que, en ciencia, es incorrecto diferenciar entre las mentales y las psiquiátricas.

En los esquizofrénicos hay 200 genes alterados que también lo están en los autistas. Todas las enfermedades cerebrales tienen rasgos comunes que desmienten esa división.

Porque los genes codifican proteínas y las proteínas son las que determinan el funcionamiento de los circuitos. El mal funcionamiento de un circuito, al cabo, siempre es el que causa una enfermedad cerebral.

¿Y la consciencia también es un resultado de la acción de toda la red neuronal?

La misma red que usamos para mover un brazo sirve para generar un pensamiento: sí.

¿Y ambos responden a un estímulo?

Lo que hay que investigar ahora es cómo funcionan esos circuitos y cuáles son responsables de cada función. Solo así podríamos investigar como repararlos.

Cuando la ceguera deja de ser un problema oftalmológico, de los órganos del ojo, se convierte en otro cerebral; pero si no tenemos conocimiento previo de cómo funcionan en conjunto esos circuitos cerebrales no podremos curarla.

El cerebro es plástico y puede modificarse con psicoterapia y también con fármacos, como los que regulan la serotonina en la ansiedad y depresiones, pero estos tienen efectos secundarios no siempre controlables.

La optogenética: la introducción de proteínas para recodificar genes en el ADN. Cuando la dominemos, será más precisa y efectiva para tratar enfermedades cerebrales que cualquier fármaco.

Los animales no tienen alma pero algunos tienen un rudimento de esta entidad que los hace amar y tener entendimiento y voluntad.

Hace falta un volumen y peso determinado del cerebro para que se comporte anímicamente .

Los defensores de un espiritu que esta fuera de nuestra corporeidad y nos rodean se escapan de la línea por la incapacidad de comprender el evento, pero es posible que un mayor conocimiento nos acerque a entender el binomio de “cuerpos y alma”

De acuerdo al historiador Oswald Spengler, una distinción entre espíritu y alma ha sido hecha por los occidentales y las primeras civilizaciones que influenciaron su desarrollo.3

El espíritu humano puede verse como el componente celestial de los humanos sin adornos – la parte que es impersonal o universal. Donde las almas son el elemento personal único para cada individuo. Tal como Spengler escribe en su obra La decadencia de Occidente:

En la cristiandad, la Biblia identifica tres elementos básicos: espíritu, alma y cuerpo.4​ Los cristianos enfatizan que el espíritu humano es la ‘persona real’, el verdadero núcleo del ser humano, el lugar esencial de nuestra existencia. Cuando una persona acepta a Jesucristo como su salvador, es su espíritu humano el que es transformado mientras comienzan a ser ‘nuevas criaturas’ para Jesucristo. El alma que es el lugar de la voluntad, mente y emociones no llega a convertirse, pero necesita ser renovada en el día a día mediante las recomendaciones de la disciplina cristiana como puede ser orando y leyendo la Biblia.5678​ En el islam, los musulmanes son vistos como propietarios de sus propios espíritus, pero de tal forma que son uno con el espíritu de Dios. Para Spengler, la percepción de unidad de esta idea llevó a lo importante que es para la aparición de la «consciencia» que mantienen la armonía en la cultura Islámica, especialmente durante la Edad de Oro del Islam.3

Referencias

Lluís Amiguet

Julio de la Vega-Hazas – publicado el 12/06/17

Juan Lerma,neurocientífico; vicepresidente del European Brain Council

Daniel A. Helminiak (1996). The human core of spirituality: mind as psyche and spiritISBN 978-0-7914-2950-1.

John Teske (2000). «The Social Construction of the Human Spirit». The human person in science and theology. ISBN 978-0-567-08692-1.

Saltar a:a b c Spengler, Oswald (1922). «vol2, chpt: 3 & 8». The Decline of the west(An abridged edition). Vintage Books, 2006. ISBN 1-4000-9700-2.

Andrew Wommack. «Understanding Spirit, Soul, And B

ATENDER PARA APRENDER

 

Hace mucho tiempo que me he diagnosticado de “atender mal y de hacer varias cosas al mismo tiempo” y eso dificulta mi equilibrio mental.

Los estudios o mejor dicho mi formación esta llena de dificultades en aprender porque no podía o me era difícil mantenerme atento.

Esto lo sabe la historia, pero ante la confesión de no puedo mantener la atencion, la respuesta suele ser “no te distraigas y atiende”, más de lo mismo. Estudiante Desatento En El Aula. Desorden De Déficit De Atención Fotos, Retratos, Imágenes Y Fotografía De Archivo Libres De Derecho. Image 113931132.

Los ruidos de mi cabeza, me impiden una buena atención

Atahualpa Yupanqui Lo dice asi de bien:

Porque no engraso los ejes me llaman abandonao … Si a mí me gusta que suenen, ¿pa’ qué los quiero engrasaos? Es demasiado aburrido seguir y seguir la huella, andar y andar los caminos sin naide que me entretenga. No necesito silencio, yo no tengo en quién pensar. Tenía, pero hace tiempo, ahora ya no tengo más. Los ejes de mi carreta nunca los voy a engrasar .

Es necesario mantenerse atento para aprender y mantener el estado de atención es difícil, y mas si el contenido de lo que se escucha es monótono, mal organizado o lo peor de todo dictado por alguien inconsistente.

Los nuevos y constantes conocimientos a que estamos sometidos, a veces tan novedosos que el diccionario es imprescindible y hace que la atención sea dificil de aplicar y sobre todo de mantener

Oímos, pero no escuchamos. Estamos en una sociedad donde no siempre interesa lo que otros tengan que decirnos porque lo único que cuenta, es aquello de lo que uno está convencido. Escuchar es una actitud en la vida que no siempre practicamos.

El romance ante nuestra incapacidad esta asegurado.

La respuesta a nuestra dificultad, es mas de lo mismo, “tu atiende”

Según Daniel Godelman los individuos que alcanzan el éxito profesional suelen ser personas más receptivas y con una gama de intereses más alta. Personas en las que la capacidad de escucha y cercanía les permite tener un mayor control sobre las situaciones y sobre los propios recursos humanos. Quien sabe escuchar, percibe hasta su silencio, hasta el gesto más sutil de quien tiene en frente, porque hablar es una necesidad pero escuchar es un arte que no todo el mundo posee.

¿Y como hacemos para pertenecer a este grupo?

La educación, si lo consigue es selectivamente, la mayoría de los humanos, no lo sabemos hacer.

Biologicamente , atender para aprender no es una herramienta, es todo un sistema, que tiene necesidad de herramientas, pero donde actúan tanto sistemas inhibidores y excitadores, que necesita de un equilibrio anatomico, funcional y mental.

Pueden estar seguro, que alguien preocupado severamente por algo no tiene capacidad de atender y por consiguiente de aprender.

Un importante numero de alumnos tanto en mi bachiller y mas durante mis estudios de medicina, se cansaban muy rápido de prestar atención a lo dictado por el profesor aunque si algunos los sabían hacer, uno en concreto se mantenía atento y después nos dictaba la clase, porque del profesor no obteníamos “en general”, mas que un ruido de fondo .

Este compañero el Dr Pepe Sandoval, al que siempre tengo en el pensamiento, nos dictaba la lesión sin haber tomado apunte alguno y sin embargo sus calificaciones no eran altas.

Los “ruidos mentales” limitan nuestra capacidad de escucha

Hablamos en exceso pero no escuchamos. Según el economista y divulgador  Otto Sharmer, las personas deberíamos facilitar una apertura que parta directamente de nuestro corazón: es acceder a los niveles más profundos de nuestra percepción emocional y activarlos para ser más receptivos. “Esta tonterías cercanas a las metafísica, ni las conozco ni creo que la gente de a pie tengan estas cualidades”

Si la naturaleza nos dio orejas no solo fue para que pudiéramos oír, sino también para que aprendiéramos a escuchar. Ahora bien, si en el día a día no lo conseguimos o no somos lo bastante eficientes es por la interferencia de los varias casusas, entre ella siguientes “ruidos mentales”:

Escuchamos con el “piloto automático”

Algunos psicólogos agregan, algo con visos de espiritualidad: Estamos centrados en nosotros mismos y en el “pero si esto yo ya lo sé”.

Solemos limitar nuestra capacidad de escucha con aquello que, selectivamente, confirma nuestras creencias.

Si la ley básica de las relaciones humanas es nuestra capacidad de interconexión, deberíamos dejar a un lado esta individualidad y ese rumor del individualismo, basado en el cerco alrededor del “yo”, para permitir una adecuada apertura a nuestro entorno.

No es lo que dices, sino cómo lo dices

Lo que dices, y la forma como lo dices, genera percepciones y reacciones en las demás personas. ¿Realmente eres consciente de la forma en como lo dices?.

Wilbur Schramm, notable experto en modelos de comunicación, nos explica que a la hora de establecer un diálogo lo importante no es el mensaje en sí, sino el estado emocional de los interlocutores. Podría resumirse en algo así como “respondo lo que siento y no en base a lo que escucho”.

Nuestra mente nos habla a todas horas: se entremezcla el rumor del pasado, deseos insatisfechos, miedos, actitudes limitantes, férreas creencias, preocupaciones y las emociones. A veces, es casi imposible despegarse de todo esto para conectar con quien tenemos delante.

Nuestra mente, frecuentemente esta ocupada, con los ruidos del ambiente, ello le impide escuchar y menos entender y retener el mensaje de lo que escucha.

Los mecanismos de la atención y los de vigilancia se imbrican ya la estructura que los soporta es muy antigua y compleja al mismo tiempo y su evolución ha cambiado claramente complicándose.

El Sistema nerviosos de atención lo soporta sobre todo el SARA, sistema activador reticular ascendente, pero al mismo tiempo, otras varias estructuras del sistema emocional, valora y ayuda a la misión de retener. De formas que como toda estructura evolutiva, tiene segmentos primitivos que se encargan de lo vital y son elementales en animales primitivos y se van complicando a medida que los seres vivientes complican su biología.

Es decir el mecanismo anatomo funcional puede ser afectado en varios de sus trayectos y sobre todo la afectan las múltiples circunstancias y localizaciones cerebrales. Y todo ello complica algo tan delicado como atender, retener y mantener la atención.

Hablamos demasiado y no escuchamos como deberíamos a quienes nos rodean, cuando en realidad, sus opiniones y experiencias nos podrían interesar y enriquecer. “esto tan frecuente de escuchar no es más que basura e incomprensión”. Lo primero para atender y retener es tener un equilibrio orgánico y funcional y en los tiempos que vivimos, es tan difícil, que la educación, en sentido clásico es un fallo asegurado.

Hacen falta mas cosas, un sistema nervioso que sepa separar, lo vital para la supervivencia de lo accesorio para la convivencia.

Siempre creo que hace falta un añadido al telencéfalo para que termine con el uso de la mente en acontecimientos que son automáticos como lo es el mantenimiento de nuestra fisiología, “y la atención y retención tengan un mecanismo similar al mantenimiento de la glucemia y otros metabolitos y constantes vitales.” Médico atendiendo a un paciente | Foto Premium

Bibliografia

Atahualpa Yupanqui

Daniel Godelman

Dr Pepe Sandoval

Otto Sharmer

 

POR QUÉ VLADIMIR PUTIN YA HA PERDIDO ESTA GUERRA?

POR QUÉ VLADIMIR PUTIN YA HA PERDIDO ESTA GUERRA?

Yuval Noah Harari ha publicado recientemente un buen artículo, como todo lo que hace. sobre Putin en su invasión a Ucrania y yo lo incluyo dentro del EL SÍNDROME DE HYBRIS EN LOS QUE DIRIGEN.

Porque me parece mas caritativo incluirlo como loco que como asesino o demonio Quién es Vladimir Putin: machismo, asexualidad y una infancia sin amor | Marca

El síndrome de Hybris fue detectado por los antiguos griegos para identificar a los lideres o notables que borrachos de poder se comportaban como tiranos y a veces como dioses.

Sin salirme de mis tiempos, estos Hybris, los he visto y los sigo viendo.

Al día siguiente recibir un tratamiento de notable, empiezan a tener este síndrome. Y los demás que le rodean, se contagian de sumisión.
El síndrome es propio de los abusadores que llegan a cometer vejaciones y acciones crueles hacia los que, según su parecer, están “por debajo de ellos.” Héroes militares, políticos, directivos de empresas… todos ellos pueden padecer lo que actualmente se denomina síndrome o mal de Hybris,y es un trastorno paranoide, que se inicia desde una megalomanía instaurada y termina en una paranoia acentuada.”
El síntoma dominante es el egocéntrico como la desmedida seguridad en sí mismo; son impulsivos e imprudentes; se sienten superiores a los demás; le otorgan una desmedida importancia a su imagen; ostentan sus lujos; son excéntricos; se preocupan porque sus rivales sean convencidos y si es posible vencidos a costa de cualquier cosa; no les interesa la opinión de lo demás por supuesto no escuchan a los demás; son monotemáticos (todo ronda en torno suyo); se sienten iluminados y aunque fallan, no lo reconocen.
La pérdida de poder o de popularidad los sume en la desolación, “la rabia y el rencor” y entonces, solo entonces recurren a algún tipo de ayuda psiquiátrica o psicológica. Pero solo tras “dejar muchos cadáveres por el camino.”
La primera etapa se da cuando el sujeto asume un poder y comienza a verse rodeado de aduladores. Si al principio dudaba de su capacidad para ejercer el mando, las dudas pronto se disipan y atribuye todos los éxitos a sí mismo. De aquí pasa a la fase en la que cree que nada de lo que dice, hace y piensa puede ponerse en entredicho. Se siente infalible e insustituible. Y todo aquél que se le oponga será relegado al ostracismo. Estos sujetos confunden realidad con fantasía como cosa normal. Su mundo se divide entre ganadores y perdedores por lo que se asumen como ganadores a la vez que temen enormemente perder su estatus y se afanan a toda costa por mantenerlo ya sea mediante el fraude o la tergiversación de los hechos sin dudar ni por un momento en adoptar actitudes amenazantes y causar a los demás que están por debajo de él, daños irreparables.

En los años de democracia, y no digamos de dictadura, este síndrome se veía en todos los políticos, de todo tipo. No solo son soberbios y megalómanos, algunos claro, sino que no pueden entender, que alguien dude de su integridad y poder.

Es decir estos señores, llenan la historia, los hubo y los hay.

Evidentemente pertenecen a un grupo patológico. Esto es casi seguro, pero que les pasa en el cerebro. Que estructura rompe el equilibrio afectivo.

Y la pregunta es: ¿ Ellos no se dan cuenta? y si se la dan, siguen porque son salvadores de la patria y esto es innegociable.

Seguro que su sentido critico y de los que le rodean, le pasa algo. Pero yo ni me acerco.

Se podría parecer a psicópatas producidos por el medio que viven.
David Owen y Jonathan Davidson en 2009 publicaron en la revista Journal of Neurology el “Síndrome de Hybris: ¿un desorden de personalidad adquirido?”, que posteriormente puso en relación el poder y la enfermedad en The Hibris Syndrome: Bush, Blair and the Intoxication of Power.
Los libros que Owen y Davidson publicaron, no fueron aceptados por todos. Los libros fueron muy acogidos por intelectuales progresistas, y rechazados por cortesanos que dijeron que los autores acusaban a Bush y Blair de “locos”. Es sorprendente pero no por ello inexacto que los círculos de las personas influyentes son con frecuencia gente no preparada, pero si lo están para pelotear, ellos no están para pensar sino para adular y están incapacitados para distinguir entre la cordura y la locura.

El poder y la enfermedad explican la política mundial desde una perspectiva holística, tomando en cuenta las enfermedades y el síndrome de Hybris , se puede fácilmente explicar la patología de multiples lideres tales como; el Sha Reza Palevi, Kennedy, Hitler, Stalin y otros. Las sociedades padecen las consecuencia de las dolencias físicas y psicológicas de sus líderes y tienen que aprender cómo protegerse. El libro sobre la intoxicación del poder, describe con detalle el síndrome de Hybris de Bush y Blair, al que atribuye las graves equivocaciones que cometieron a propósito de la invasión a Irak.
“Los políticos víctimas del Hybris tienen una propensión narcisista al ver la realidad como suya y la utilizan como un terreno en el que pueden ejercer el poder y buscar la gloria”. Se comportan de manera impulsiva, creen ser infalibles, hablan de sí mismos usando el plural mayestático “nosotros” o en tercera persona, como si fuesen voceros de un “presidente” a quien admiran. Se sienten responsables de una misión histórica, que los pone por encima de la ética que rige para la gente común, pero no para ellos, que encarnan la historia. Cuando Bush y Blair manipularon la información y mintieron acerca de las armas químicas, no creyeron que cometían una falta, por la trascendencia de los fines que perseguían. “Creían que no debían rendir cuentas a la opinión pública, sino solamente ante el tribunal de la historia y de Dios que les glorificabá”.
Los afectados por el Hybris creen que son el centro del universo y que todos conspiran en su contra. Cuando el 11S Bush declaró “seguiremos defendiendo la libertad y todo lo bueno que existe en este mundo… “ Este enemigo ha atacado a todos los pueblos amantes de la libertad. ”.

Para ellos todo lo que existe participa de la lucha entre ellos, que son el bien, y sus enemigos imaginarios o reales, que son el mal. Tratan de concentrar el poder que pueden, pero al mismo tiempo se presentan como víctimas potenciales de personas u organizaciones misteriosas. La categoría Hybris es útil para estudiar el comportamiento de líderes de países democráticos como Bush y Blair, ayudan a entender a dictadores como Hitler y Stalin y también la psicología de algunos caudillos pintorescos del tercer mundo como Pol Pot, que asesinó a millones de camboyanos, o Abimael Guzmán, que produjo una masacre en Perú, ambos ciegos de vanidad, suponiendo que eran los líderes más esclarecidos de la historia de la humanidad. En esta época de la insoportable levedad del ser, unos pocos dictadores tropicales protagonizan la versión cantinflesca del Hybris hablando con pajaritos y resucitando una caricatura grotesca de los 70. Los síntomas del Hybris se agudizan cuando los líderes permanecen en el poder mucho tiempo y se rodean por incondicionales que nunca los contradicen, aplauden sus errores, les extravían de la realidad. Son los mensajeros de Némesis que les conducen a la tragedia.
PETER GARRD , de 57 años es un neurólogo e intenta buscar patrones de conducta y sus trastornos. Ha estudiado cómo detectar trastornos mentales en el lenguaje honesto desde los gestos, TICS y lenguaje corporal. Todo lenguaje o gestos con lo que expresamos espontáneamente y sin digerir lo que decimos.
Dice GARRD que los enfermos en sus textos hablados o escritos suelen usar palabras claves y giros que permiten diagnosticar sus trastornos y los localiza en discursos de políticos y poderosos.
La gente dice mentiras habitualmente, pero el problema es que sabemos que mienten y además nos las creemos, incluso después de descubrir que mienten.
El sindrome de Hybris , intenta describir porque el cuadro o síndrome que modifica el cerebro del poderoso y lo hace mentir, también modifica de una forma simétrica a quien lo obedecen que además aumentan sus trastornos.
Representa este trastorno de Hybris la soberbia contra los dioses griegos que los habían castigado con el Nemesis
El trastorno es tan antiguo y universal como el hombre. El poder enferma al que lo utiliza pero también al que obedece y si el poder es absoluto, el trastorno que produce es absoluto.
Nos sorprende la idea de que ejercer el poder altera nuestra neuroquimica. Y esta alteración es más profunda y persistente cuanto mayor y más duradero es ese poder y posiblemente carece de límites. Aunque esto parece excepcional no es distinto de todas las manifestaciones somato psíquica de nuestra biología. Hace mucho tiempo que conocemos que cualquier cambio en nuestros metabolitos se sigue de modificaciones somáticas y psíquicas, de forma que no es extraño que el poder actúe degradando al interlocutor y al actor al mismo tiempo.
El poderoso necesita de la obediencia, porque ello aumenta su propia autoconfianza hasta llevarle a estar privado de la duda de si mismo y aislarlo de la realidad.
La gente que rodea al líder le proporciona más cualidades de las que supone que ve. Ve mas capacidades de la que ven sus ojos, con lo cual comparte el delirio del líder.
El análisis de la conducta de nuestros políticos europeos del siglo XX y XXI, nos permiten apreciar que todos o muchos de ellos, tenían un síndrome Hybris que compartían con sus colaboradores cercanos y también con muchos distantes .
Lo que mas sorprende de este síndrome es que el líder o poderoso esta loco y convierte a sus seguidores tambien en locos y el contagio de la irracionalidad esta por encima de las condiciones sociales de los seguidores .
El síndrome de Hybris es también supuestamente contagioso, o por lo menos deseable por muchos
Quizas la explicación de la influencia de lo psíquico en somatico, se haga a través de las llamadas neuronas espejo o neuronas Cubelli, Estas neuronas se activan cuando un animal ejecuta una acción y cuando observa esa misma acción al ser ejecutada por otro individuo,1
Se llaman en espejo las neuronas cuando se encienden en un individuo «reflejando» la acción de otro: así, el observador está él mismo realizando la acción del observado, de allí su nombre de «espejo». Tales neuronas habían sido observadas en primer lugar en primates, y luego se encontraron en humanos y algunas aves. En el ser humano se las encuentra en el área de Broca y en la corteza parietal.
En las neurociencias se supone que estas neuronas desempeñan una función importante dentro de las capacidades cognitivas ligadas a la vida social, tales como la empatía (capacidad de ponerse en el lugar de otro) y la imitación. De aquí que algunos científicos consideran que la neurona espejo es uno de los descubrimientos más importantes de las neurociencias en la última década.2
Estas neuronas están activas cuando los simios realizan alguna tarea, y además cuando observan esa misma específica tarea realizada por otro. Las investigaciones desarrolladas empleando IRM, estimulación magnética transcraneal (TMS) y electroencefalografías (EEG) han encontrado evidencias de un sistema similar en el cerebro humano, en el que también coinciden el observar y el actuar.
La función del sistema espejo es objeto de muchas elucubraciones científicas: estas neuronas son importantes para comprender las acciones de otras personas, y para aprender nuevas habilidades por imitación. Algunos investigadores piensan que el sistema espejo podría imitar las acciones observadas y así enriquecer la teoría de las habilidades de la mente;3 otros lo relacionan con las habilidades de lenguaje;4 también, se ha sugerido que las disfunciones del sistema espejo podrían ser la causa subyacente de algunos desórdenes cognitivos, tales como el autismo. Se están realizando investigaciones sobre todas estas posibilidades.
Las neuronas espejo fueron encontradas por casualidad. En el año 1996, Giacomo Rizzolatti trabajaba con Giuseppe di Pellegrino, Luciano Fadiga, Leonardo Fogassi y Vittorio Gallese en la universidad de Parma, en Italia. Estos científicos habían colocado electrodos en la corteza frontal inferior de un mono macaco para estudiar las neuronas especializadas en el control de los movimientos de la mano: por ejemplo, asir objetos o ponerlos encima de algo. Durante cada experimento, registraban la actividad de sólo una neurona en el cerebro del simio mientras le facilitaban tomar trozos de alimento, de manera que los investigadores pudieran medir la respuesta de la neurona a tales movimientos7 El trabajo fue publicado y posteriormente otras publicaciones lo ha confirmado,9 hallando neuronas espejo en las regiones parietal inferior y frontal inferior del cerebro. Recientemente, las evidencias del IRMf, de TMS y de EEG, así como del comportamiento, sugieren con firmeza la presencia de sistemas similares en el ser humano, en el que se han identificado regiones del cerebro que se activan durante la acción y la observación de la misma. No sorprende que estas regiones cerebrales coincidan con las localizaciones encontradas en el macaco.10

Se cree que las neuronas espejo intervienen en la comprensión del comportamiento de otros individuos. Por ejemplo, una neurona espejo que se active cuando el mono rompe un trozo de papel se activaría también cuando el mono ve a una persona rompiendo un papel, u oye un papel rompiéndose, sin ver la imagen. Estas características hacen que los investigadores crean que las neuronas espejo codifican conceptos abstractos de acciones como «romper papel», ya realice la acción el mono o una persona.11
No obstante, se desconoce la función de las neuronas espejo en los macacos. Ya adultos, estos simios no parecen aprender por imitación. Los experimentos recientes sugieren que los macacos pueden imitar los movimientos de la cara de un ser humano; pero sólo los neonatos, y durante un marco temporal limitado.12 Sin embargo, no se sabe si las neuronas espejo son la base de este comportamiento. Es posible que, en simios adultos, las neuronas espejo permitieran a un mono entender lo que está haciendo otro congénere, o reconocer la acción que realiza.13
Desde el momento del nacimiento el ser humano muestra una tendencia a imitar los gestos de los demás, se hipotetiza que esta capacidad innata de imitación, que también existe en los primates, tiene su base en las neuronas espejo. El sistema compuesto por estas neuronas se iría refinando posteriormente, con el aprendizaje. De hecho, mientras más experiencia exista en la conducta observada, mayor será la activación de las neuronas espejo y, por tanto, más auténtica será la simulación.14
Investigadores de la UCLA hicieron la primera medida experimental de la actividad de neuronas espejo en el cerebro humano, no sólo en las regiones motoras del cerebro ( circunvolución frontal inferior y la corteza parietal inferior) donde se pensaba que existían, sino también en las regiones involucradas en la visión y en la memoria.1516 Además ha sido demostrado que en el cerebro de la mujer hay un mayor número de neuronas espejo y el sistema es más activo que en el cerebro masculino.17
Con frecuencia el grupo influenciado por el líder se despierta para ver el error a que esta sometido, pero entonces ya es tarde para el sufrimiento y la catástrofe
Cuenta Garrard que el ministro británico John Major fue el primer británico que no padeció el Hyibris, y esto se debió posiblemente a que su propio partido estaba psíquicamente mas evolucionado y no le permitió ni reconoció la obediencia. La mayoría de los servidores del líder , encarnan y sobrevaloran las esencias de un grupo o de una raza, lo cual lo hace portador de los valores de la patria, del pueblo y del destino del país.
Que ocurre en el cerebro del servidor que no le permite ver e incluso aplaude y victorea, al líder equivocado y confuso que los lleva irremisiblemente a la catástrofe. El pueblo se vuelve loco con su líder y lo aplaude con delirio, es un profeta, y el delirio que sienten por él forman un bucle delirante que se retroalimenta.
Este síndrome de Hybris no es especifico del político, nuestra sociedad está cargada individuos con este poder de evocar el síndrome. Militares, políticos, banqueros y una plenitud de individuos que tienen pocos datos en común, su tenacidad es el único dato que se repite.
Es sorprendente ver cómo la masa no se advierte del peligro o si lo hace no es de manera consciente y no se da cuenta del daño que está proporcionándoles..
¿Por qué un hombre se transforma en líder ¿ y porque es imitado con tanta frecuencia ¿
La mayoría de estos síndromes conducen a la locura del que los contagia pero también de los contagiados.

Bibliografia
Fisher, Nick (1992). Hybris: a study in the values of honour and shame in ancient Greece. Warmister (Reino Unido): Aris & Phillips. ISBN 9780856681448. http://www.antena3.com/noticias/sociedad/nino-paralisis-logra-caminar-gracias-patito_2010021200052.html
V.S. Ramachandran, en su ensayo Mirror neurons and imitation learning as the driving force behind «the great leap forward» in human evolution hace referencia a su potencial importancia en el lenguaje y la imitación
Michael Arbib, The Mirror System Hypothesis. Linking Language to Theory of Mind, 2005, retrieved 2006-02-17
Hugo Théoret, Alvaro Pascual-Leone, Language Acquisition: Do As You Hear, Current Biology, Vol. 15, No. 3, pp. 84-85, 2002-10-29
Oberman LM, Hubbard EM, McCleery JP, Altschuler EL, Ramachandran VS, Pineda JA., EEG evidence for mirror neuron dysfunction in autism spectrum disorders, Brain Res Cogn Brain Res.; 24(2):190-8, 2005-06
Mirella Dapretto, Understanding emotions in others: mirror neuron dysfunction in children with autism spectrum disorders, Nature Neuroscience, Vol. 9, No. 1, pp. 28-30, 2006-01
Giacomo Rizzolatti et al. (1996). Premotor cortex and the recognition of motor actions, Cognitive Brain Research 3 131-141

Los rusos aún pueden conquistar Ucrania. Pero los ucranianos han demostrado en los últimos días que no los dejarán aguantar. Members of an Ukrainian civil defence unit pass assault rifles to the opposite side of a blown-up bridge on Kyiv’s northern front, 1 March.

Miembros de una unidad de defensa civil ucraniana pasan rifles de asalto al lado opuesto de un puente volado en el frente norte de Kiev, el 1 de marzo. Fotografía: Aris Messinis/AFP/Getty Images

lun 28 feb 2022 06.00 GMT

Menos de una semana después de la guerra, parece cada vez más probable que Vladimir Putin se dirija hacia una derrota histórica. Puede ganar todas las batallas pero aun así perder la guerra. El sueño de Putin de reconstruir el imperio ruso siempre se ha basado en la mentira de que Ucrania no es una nación real, que los ucranianos no son un pueblo real y que los habitantes de Kyiv, Kharkiv y Lviv anhelan el gobierno de Moscú. Eso es una completa mentira: Ucrania es una nación con más de mil años de historia, y Kiev ya era una gran metrópolis cuando Moscú ni siquiera era un pueblo. Pero el déspota ruso ha dicho su mentira tantas veces que aparentemente él mismo se la cree.

Al planificar su invasión de Ucrania, Putin podía contar con muchos hechos conocidos. Sabía que, militarmente, Rusia empequeñece a Ucrania. Sabía que la OTAN no enviaría tropas para ayudar a Ucrania. Sabía que la dependencia europea del petróleo y el gas rusos haría que países como Alemania dudaran en imponer duras sanciones. Sobre la base de estos hechos conocidos, su plan era golpear a Ucrania duro y rápido, decapitar a su gobierno, establecer un régimen títere en Kiev y superar las sanciones occidentales.

Pero había una gran incógnita sobre este plan. Como aprendieron los estadounidenses en Irak y los soviéticos en Afganistán, es mucho más fácil conquistar un país que mantenerlo. Putin sabía que tenía el poder para conquistar Ucrania. Pero, ¿aceptaría el pueblo ucraniano el régimen títere de Moscú? Putin apostó a que lo harían. Después de todo, como explicó repetidamente a cualquiera que quisiera escuchar, Ucrania no es una nación real y los ucranianos no son un pueblo real. En 2014, la gente de Crimea apenas resistió a los invasores rusos. ¿Por qué 2022 debería ser diferente?

Cada día que pasa, se vuelve más claro que la apuesta de Putin está fallando. El pueblo ucraniano está resistiendo con todo su corazón, ganándose la admiración del mundo entero y ganando la guerra. Muchos días oscuros están por venir. Los rusos aún pueden conquistar toda Ucrania. Pero para ganar la guerra, los rusos tendrían que controlar Ucrania, y solo pueden hacerlo si el pueblo ucraniano se lo permite. Esto parece cada vez más improbable que suceda.

Cada tanque ruso destruido y cada soldado ruso asesinado aumenta el coraje de los ucranianos para resistir. Y cada ucraniano asesinado profundiza el odio de los ucranianos hacia los invasores. El odio es la más fea de las emociones. Pero para las naciones oprimidas, el odio es un tesoro escondido. Enterrado profundamente en el corazón, puede sostener la resistencia durante generaciones. Para restablecer el imperio ruso, Putin necesita una victoria relativamente incruenta que conduzca a una ocupación relativamente despiadada. Al derramar más y más sangre ucraniana, Putin se asegura de que su sueño nunca se haga realidad. No será el nombre de Mikhail Gorbachev escrito en el certificado de defunción del imperio ruso: será el de Putin. Gorbachov dejó a rusos y ucranianos sintiéndose como hermanos; Putin los ha convertido en enemigos y ha asegurado que la nación ucraniana se definirá a partir de ahora en oposición a Rusia.

En última instancia, las naciones se construyen sobre historias. Cada día que pasa agrega más historias que los ucranianos contarán no solo en los días oscuros que se avecinan, sino también en las décadas y generaciones venideras. El presidente que se negó a huir de la capital, diciéndole a los EE. UU. que necesita municiones, no un aventón; los soldados de la Isla de las Serpientes que le dijeron a un buque de guerra ruso que «vete a la mierda»; los civiles que intentaron detener los tanques rusos sentándose en su camino. Este es el material con el que se construyen las naciones. A la larga, estas historias cuentan más que tanques.

El déspota ruso debería saber esto mejor que nadie. De niño, creció con una dieta de historias sobre las atrocidades alemanas y la valentía rusa en el sitio de Leningrado. Ahora está produciendo historias similares, pero interpretándose a sí mismo en el papel de Hitler.

Las historias de valentía ucraniana dan resolución no solo a los ucranianos, sino al mundo entero. Dan coraje a los gobiernos de las naciones europeas, a la administración estadounidense e incluso a los ciudadanos oprimidos de Rusia. Si los ucranianos se atreven a detener un tanque con sus propias manos, el gobierno alemán puede atreverse a proporcionarles algunos misiles antitanque, el gobierno de EE. guerra.

Todos podemos inspirarnos para atrevernos a hacer algo, ya sea hacer una donación, dar la bienvenida a los refugiados o ayudar con la lucha en línea. La guerra en Ucrania dará forma al futuro del mundo entero. Si se permite que triunfen la tiranía y la agresión, todos sufriremos las consecuencias. Hay

 

mTOR Y RAPAMICINA EN LOS TEA

El trastorno del espectro autista (TEA) abarca un grupo de trastornos multifactoriales del neurodesarrollo caracterizados por una comunicación e interacción social deteriorada y por comportamientos repetitivos y estereotipados. Múltiples estudios han revelado que en el TEA existen disfunciones sinápticas, en la cual la morfología y función neuronal son sustratos importantes en esta patogenia. En esta revisión comentamos los datos disponibles a nivel de anormalidades neuronales en el TEA, enfatizando la morfología de las dendritas, espinas dendríticas y citoesquelo de actina. Las dendritas y espinas dendríticas, ricas en actina, forman la parte postsináptica de la mayoría de las sinapsis excitadoras. En el TEA, los datos obtenidos apuntan a una desregulación en el crecimiento y desarrollo dendrítico, así como una alteración en la densidad de las espinas dendríticas. Lo anterior, se ve acompañado de alteraciones en la remodelación y composición del citoesqueleto neuronal. Para comprender mejor la fisiopatología del TEA, es necesario mayor información sobre cómo los cambios morfofuncionales de los actores que participan en la sinapsis impactan en los circuitos y el comportamiento.

El trastorno del espectro autista (TEA) se caracteriza por deficiencias en la interacción social, el lenguaje, el comportamiento y las funciones cognitivas (APA, 2013). El fenotipo del autismo no es idéntico en las personas afectadas. La heterogeneidad de la progresión de la enfermedad, la gravedad de sus síntomas y los diversos trastornos asociados comórbidos llevan a creer en sustratos neurológicos variables de la enfermedad. Actualmente, existe un debate en curso acerca de cuán permanentes son las alteraciones neuromorfológicas en el cerebro y si existe una plasticidad reversible de tales cambios. Diversas investigaciones se han dedicado a los períodos críticos en el desarrollo del cerebro en el cual son sensibles a factores ambientales

Los tratornos organicos, explican con mas rotundidez los hallazgos funcionales. El trabajo que sigue, demuestra que una microglía, impide la poda neuronal que caracteriza a los TEA. Los autofagosomas, unas vesículas citoplasmáticas que sirven para capturar y transportar componentes celulares a los lisosomas y allí destruirlos.

Las personas con TEA tienen más sinapsis, por una poda limitada y esa poda se produce por autofagia. La microglía se come las sinapsis no funcionales. Otra evidencia de conexión sería genética ya que en el TEA se han visto mutaciones de variación en el número de copias en genes que codifican proteínas implicadas en las vías autofágicas.

Una teoría sobre el origen del TEA propone que se debe a una alteración de la autofagia por una hiperactivación de mTOR.

La  mTOR es necesaria para la poda de espinas en el desarrollo, y que la activación de la autofagia neuronal corrige la patología sináptica y los déficits de comportamiento social en modelos animales de TEA con mTOR hiperactivo

El déficit en la poda de espinas se correlaciona con la hiperactivación de mTOR y el deterioro de la autofagia.  

mTOR, son las siglas de una proteína que corresponden a «mammalian target of rapamycin» o «diana de rapamicina en células de mamífero». mTOR interviene en importantes procesos celulares, incluyendo el crecimiento, la proliferación, la motilidad, la supervivencia, la síntesis de proteínas, la transcripción y la autofagia.

La autofagia regulada por mTOR es necesaria para la poda de espinas en el desarrollo, y que la activación de la autofagia neuronal corrige la patología sináptica y los déficits de comportamiento social en modelos animales de TEA con mTOR hiperactivo.

La activación de mTOR inhibe la autofagia en un paso temprano de la formación de autofagosomas.

En 1972, Suren Sehgal identificó una pequeña molécula procedente de la bacteria del suelo Streptomyces hygroscopicus, que purificó y vio que poseía una potente actividad antifúngica. La denominó rapamicina y las pruebas posteriores revelaron que también tenía una potente actividad inmunosupresora y citostática contra el cáncer. Se utiliza en la actualidad para los trasplantados de riñón.

Aunque los TEA presentan una gran heterogeneidad genética y clínica, varios síndromes de TEA están causados por mutaciones en genes que codifican proteínas que inhiben mTOR; es decir, esas mutaciones hacen perder la inhibición y generan una hiperactividad de mTOR. Entre estos genes están Tsc1/Tsc2, NF1 y   ptPten. 

La mTOR es un regulador clave de la síntesis de proteínas sinápticas, y las aberraciones en la señalización de la mTOR se han vinculado a las anomalías sinápticas y neuroanatómicas que se observan en los TEA sindrómicos (por ejemplo, la esclerosis tuberosa) e idiopáticos. Entre las proteínas implicadas y que también se han relacionado con el TEA están SHANK3, FMRP y los receptores de glutamato mGluR1/5.

La mTOR está implicada en la formación de autofagosomas, unas vesículas citoplasmáticas que sirven para capturar y transportar componentes celulares a los lisosomas y allí destruirlos. Este proceso, conocido como autofagia o macroautofagia, es importante para eliminar los orgánulos dañados y degradar las proteínas de larga vida o propensas a formar agregados. 

Menos poda implica más espinas y eso es lo que se ve en las personas con autismo.

Otras investigaciones de los mecanismos implicados realizadas por Tang et al. (2014), sugieren que el excedente de espinas excitatorias observado podría ser el resultado de una alteración en la autofagia impulsada por mTOR y una poda de espinas deficiente, estableciendo así un vínculo entre una anomalía de la señalización neuronal en el TEA y las alteraciones sinápticas en estos trastornos.

En los ratones Tsc2 +/- , un modelo animal de TEA, y en los que mTOR está hiperactivo de forma constitutiva, Tang et al. (2014) observaron defectos en la poda postnatal de espinas, bloqueo de la autofagia y comportamientos sociales anómalos similares a los del TEA, lo que encaja con todo lo que hemos visto antes. Un resultado impactante es que la rapamicina, el inhibidor de mTOR, corrigió los comportamientos similares al TEA y los defectos de poda sináptica en estos ratones Tsc2 +/-. 

Los resultados de este artículo sugieren que la autofagia regulada por mTOR es necesaria para la poda de espinas en el desarrollo, y que la activación de la autofagia neuronal corrige la patología sináptica y los déficits de comportamiento social en modelos animales de TEA con mTOR hiperactivo.

Para determinar la presencia de alteraciones sinápticas en los mutantes Tsc2+/-, Pagani et al., (2021) midieron la densidad de espinas dendríticas en el córtex insular, una región relevante para la disfunción social en el autismo, y descubrieron que los ratones Tsc2+/- presentan una mayor densidad de espinas en comparación con sus compañeros de camada que servían de control. A continuación, usaron resonancia magnética funcional para mapear la conectividad de todo el cerebro en mutantes Tsc2+/- juveniles (P28). El uso de ratones prepúberes permite identificar un patrón de conectividad no afectado por la remodelación sináptica y de circuitos que se produce con la pubertad, y por tanto  sería más indicativa de los circuitos neuronales que caracterizan los síntomas tempranos en el TEA.

Pagani et al. (2021) trataron los ratones Tsc2+/- y los ratones control con rapamicina, el inhibidor de mTOR, durante su cuarta semana postnatal.

La cuantificación de la densidad de espinas dendríticas reveló que el tratamiento con rapamicina redujo  la densidad de espinas en los ratones Tsc2+/- hasta retornar a niveles comparables a los de los ratones Tsc2+/+ de control (P < 0,001). Sorprendentemente, la resonancia magnética funcional de los ratones Tsc2+/- tratados con rapamicina también reveló un rescate completo del fenotipo de hiperconectividad, lo que implica una marcada reducción de la conectividad funcional de largo alcance en las mismas regiones de la corteza y el estriado que se caracterizan por la hiperconectividad en los mutantes Tsc2+/- tratados con vehículo. En consonancia con esto, la rapamicina también rescató la conectividad de la red por defecto y la red de saliencia en los ratones Tsc2+/-. Estos resultados corroboran la especificidad del mecanismo, apoyan un vínculo causal entre la patología sináptica dependiente de mTOR y la hiperconectividad en los ratones Tsc2+/- y plantean una posibilidad de terapia farmacológica, el uso de la rapamicina.

Bibliografia

Pagani M, Barsotti N, Bertero A, Trakoshis S, Ulysse L, Locarno A, Miseviciute I, De Felice A, Canella C, Supekar K, Galbusera A, Menon V, Tonini R, Deco G, Lombardo MV, Pasqualetti M, Gozzi A (2021) mTOR-related synaptic pathology causes autism spectrum disorder-associated functional hyperconnectivity. Nat Commun 12(1): 6084.

Tang G, Gudsnuk K, Kuo SH, Cotrina ML, Rosoklija G, Sosunov A, Sonders MS, Kanter E, Castagna C, Yamamoto A, Yue Z, Arancio O, Peterson BS, Champagne F, Dwork AJ, Goldman J, Sulzer D (2014)  Loss of mTOR-dependent macroautophagy causes autistic-like synaptic pruning deficits. Neuron 83: 1131–1143.

« Entradas anteriores