Enriquerubio.net El blog del Dr. Enrique Rubio

9 febrero 2021

NÚCLEO ACCUMBENS

Filed under: ANATOMIA,Emocion y Sentimientos — Enrique Rubio @ 21:43

NÚCLEO ACCUMBENS

El núcleo Acumbens esta de moda, ha pasado de no ser conocido a serlo y mucho

¿Dónde está el núcleo accumbens?

El núcleo accumbens es una estructura cerebral subcortical, situada en el punto en que núcleo caudado y putamen se juntan con el septum. Este núcleo forma parte de la zona ventral del cuerpo estriado, siendo uno de los núcleos que configuran los ganglios basales.

Partes de esta estructura

El núcleo accumbens se ha dividido tradicionalmente en dos secciones, zona central y corteza, debido a sus diferentes conexiones con otras áreas cerebrales y a su mayor vinculación a lo emocional o a lo motor.

1. Corteza (Shell)

Esta parte del núcleo accumbens se caracteriza por su elevado número de conexiones con el sistema límbico y el hipocampo, recibiendo tanto dopamina como serotonina y glutamato de diversas áreas cerebrales.

Se trata pues de la parte más vinculada a las emociones de esta estructura. También tiene muchas conexiones provenientes del frontal, enviando el núcleo accumbens la información recogida al tálamo y recibiendo de vuelta a la zona central del núcleo accumbens.

2. Zona central (Core)

La zona central del núcleo accumbens tiene funciones principalmente vinculadas a la motricidad, estando conectado a los ganglios basales, la sustancia negra y la corteza motora.

Funciones principales

La localización de esta estructura y las conexiones que mantiene con diferentes áreas cerebrales hace que el núcleo accumbens sea una estructura de gran importancia.

Si bien muchos de ellos son compartidos por el resto de ganglios basales, algunos de dichos procesos en los que el núcleo accumbens tiene especial participación son los siguientes.

Funciones en la que interviene.

1. Integración emoción-motivación-acción Se lo considera involucrado principalmente en el sistema de recompensa o de refuerzo conductual positivo.

Cuando se estimulan eléctricamente cierto grupo de neuronas de esta área o cuando se presentan los llamados reforzadores conductuales positivos naturales (RPN), tales como la presencia de alimentos agradable dinero, sexo, etc., se produce la liberación de dopamina y con ello la activación de receptores dopaminérgicos en este núcleo.

La respuesta de recompensa no sólo se produce por la estimulación cerebral producida por los RPN, sino por la exposición repetida a drogas (cocaína, anfetaminas, heroína, alcohol, nicotina), siendo uno de los mecanismos involucrados en la adicción a las mismas. Es decir, las drogas adictivas pueden activar los mismos grupos neuronales que los RPN.

Las interconexiones del accumbens con la amígdala cerebral sugieren un alto contenido emocional en la toma de decisiones que implican recompensa.

De igual manera, sus abundantes interconexiones con las áreas de asociación frontal y prefrontal indican un papel importante en la planificación de comportamientos complejos como la expresión de la personalidad, los procesos de toma de decisiones y en la ejecución de un comportamiento social adecuado al contexto que se vive en el momento.

Se activa selectivamente durante la percepción de imágenes agradables, excitantes emocionalmente y durante las imágenes mentales de agradables escenas emocionales. 

Es una interface cuyo papel neurobiológico es integrar la motivación y la acción motora. Su función consiste en transmitir aquella información motivacional relevante que hace que se pongan en marcha las acciones motoras necesarias para lograr la satisfacción o recompensa proyectada. 

El centro de recompensa (también conocido como vía mesolímbica), del cual forma parte, nace en el tallo cerebral ―en el área tegmental ventral― en donde se libera el neurotransmisor dopamina que llega hasta el núcleo accumbens.

la motivación del sujeto y traducirla en una acción motora con el fin de cumplir con los objetivos del organismo, es  de las principales funciones del núcleo accumbens la de transmitir la información sobre  sus conexiones tanto con el prefrontal como con los ganglios basales. Así, permite que hagamos conductas instrumentales, dirigidas a un fin específico.

Esta función y sus conexiones con amígdala cerebral tiene, que ver con un tipo de memoria muy importante: la memoria emocional. Esta capacidad está en la frontera entre los procesos mentales ligados a la emoción y los procesos psicológicos superiores, ya que por un lado trabaja con emociones y por el otro influye en la toma de decisiones y en la creación de conceptos.

2. Influye en la planificación de la conducta

Las conexiones del núcleo accumbens con el con el lóbulo frontal han permitido ver cómo esta estructura tiene participación en la ideación y planificación de la conducta, siendo como hemos dicho un importante punto de integración entre los aspectos motivacionales de la conducta y su puesta en marcha.

3. Evaluación de la situación

La participación de esta estructura también se da nivel evaluativo, al integrar la información emocional con la valoración adaptativa que realiza el frontal. De este modo se consigue asociar un estímulo a una valoración subjetiva mediante un proceso que también tiene que ver con la memoria emocional.

4. Papel en la adicción

El núcleo accumbens juega un importante papel en el proceso adictivo, ya que se encuentra vinculado a la experimentación de recompensa. Este núcleo cerebral forma parte de la vía mesolímbica, formando parte del centro de recompensa cerebral. Concretamente es en esta zona donde las drogas estimulantes actúan, produciendo un aumento en los niveles de dopamina cerebrales.

5. Obtención de placer

Si bien no es la única estructura cerebral vinculada a la experimentación del placer, el núcleo accumbens si mantiene una estrecha vinculación con su consecución. Y es que diferentes experimentos han demostrado que si bien su inhibición no elimina el deseo de obtener un reforzador, sí produce una disminución o supresión de las conductas necesarias para obtener el objeto de deseo. Los datos observados demuestran que la participación del núcleo accumbens se da en procesos adictivos, así como también en la alimentación y el sexo.

6. Aprendizaje y memoria

Los anteriores puntos citados hacen ver que el núcleo accumbens tiene una gran relevancia a la hora de establecer la automatización y aprendizaje de conductas dirigidas a la obtención de una recompensa. También participa en el proceso de habituación.

7. Agresividad y conductas arriesgadas

Una hiperactividad en el núcleo accumbens puede llegar a causar conductas agresivas. Ante una presencia muy elevada de dopamina y otras alteraciones que dificulten la inhibición conductual, puede llegar a producir que se busque la satisfacción personal sin valorar los riesgos.

De hecho, los estudios realizados en personas que tienen psicopatía parecen indicar que estas personas tienen, entre otras alteraciones, un severo desequilibrio en el núcleo accumbens, padeciendo una hiperreactividad a la dopamina que podría inducir a buscar la propia recompensa con indiferencia a las consecuencias para los otros.

Intervienen en procesos emocionales  y en clasificar las sensaciones que percibimos solo es valido si se asocia a las múltiples conexiones que tienen con iencefalo y telencefalo.

.

.

Referencias bibliográficas:

Fernández-Espejo, E. (2000). ¿Cómo funciona el nucleus accumbens?. Rev. Neurol. 30: 845-9.

Kandel, E. R. (2001). Principios de Neurociencia. 1º edición. McGraw-Hill.

Salamone, J.D.; Correa, M.; Mingote, S. & Weber, S.M. (2003). Nucleus Accumbens Dopamine and the Regulation of Effort in Food-Seeking Behavior: Implications for Studies of Natural Motivation, Psychiatry and Drug Abuse. Journal of Pharmacology and Experimental Therapeutics, 305 (1). 1-8.

0 0 Votos
Article Rating
Suscríbete
Notificación de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Powered by WordPress

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x