Enriquerubio.net El blog del Dr. Enrique Rubio

9 septiembre 2021

EL FINAL DEL HOMO SAPIENS SAPIENS

Filed under: General — Enrique Rubio @ 19:58

EL FINAL DEL HOMO SAPIENS SAPIENS

Yuval Noah Harari - YouTube

La idea de Harari, de que se acabó, el homo Sapien Sapiens, y nos sucede el de los algoritmos, no me parecen descabelladas. Es posible que este escritor-historiador, fabule a ratos, pero la llegada a gran escala de la civilización digital, ya no permite, ni siquiera la civilización de la razón. hominidos evolución | Otra Biología

El hombre tiene lo suficiente, con lo aportado, por los algoritmos que le proporciona la informática, para tener modelos de como puede proceder, usándolos como modelos referenciales.

Bastantes años ha sufrido los mandamientos impuestos por todas las organizaciones, religiosas y políticas, para tener la posibilidad, basadas en sus propias negligencias, para tomar decisiones, desde su persona, sus necesidades y su información.

Tuvo que venir una potente maquina, que tiene todos tus datos, tus querencias, lo que te hace emocionar, que puede saber todo de ti, para dictarte lo que mas te conviene. La idea que tu sistema referencial, no esta en el medio, sino en big data, que los ordenadores guardan sobre ti en todos y cada uno de tus momentos, sobre ti y tu conducta, puedan dictarte lo que mas  te conviene.

Cómo evolucionó la primera persona?

Seguro que no va a ser tan fácil, pero lo será mas que los que hemos tenido hasta ahora, donde el medio de los políticos, religiosos y demás mandadores, te hacían la vida no demasiado dulce.

Esto seguro que  va a costar su imposición , pero es cuestión de no mucho tiempo.

Lo malo, son siempre lo malvados que se aprovechan de todo para enriquecerse y mandar y anejarnos. Pero esto no es cuestión de elección, esta ya imponiéndose  y a buen paso

Permitanme copiar la charla de Harari que a mi me parece magnifica aunque no es mas que lo descritos en sus libro. Homo Deux, Sapiens y 21 lecciones para el siglo XXI

Lo que diferencia a los humanos, al homo sapiens de otros homos y en general de otras especies de animales, es que los humanos pueden tener una cooperación flexible en grandes cantidades.

Otros animales pueden cooperar tambien, los chimpancés pueden cooperar, pero no a gran escala, grupos de quizás 15, 20, 30, pero ciertamente no en los cientos de miles que son los humanos.

Las abejas pueden operar a gran escala, pero no de manera flexible. Lo que distingue a los humanos es su capacidad para poder operar en estas grandes escalas y operar de manera cooperativa y flexible.

Nuestra capacidad para creer en tales cosas

es en realidad parte de lo que nos hace tan especiales.

Eso, en última instancia, es la imaginación de la humanidad

y nuestra capacidad para creer en las ficciones,

para mantener colectivamente una creencia en las ficciones,

que es lo que nos da nuestra notable capacidad.

Por lo tanto, nuestras noticias falsas y nuestros hechos alternativos y nuestra voluntad de creer en esto,

aunque pueden tener algunas consecuencias graves,

también pueden reflejar lo que nos ha traído aquí

en primer lugar.

Existen dos aspectos de la realidad.

La realidad objetiva que compartimos con los animales,

y luego está la realidad ficticia, que es lo que nos hace únicos y especiales.

Y las cosas que él incluye en la realidad ficticia,

son la mayoría de las cosas que nos son más cercanas y queridas, cosas como religión, corporaciones, naciones, derechos, leyes, países, incluso dinero.

Todas estas son ficciones, pero son ficciones tremendamente poderosas.

Ellos son los que nos dan el pegamento que nos mantiene unidos

y nos permite operar con un poder tan notable.

Según Harari, el poder de la humanidad está en su capacidad de contar y creer en grandes historias.

Hablar hoy no sobre el pasado, no sobre cómo llegamos aquí,

sino sobre el futuro, cómo procedemos desde aquí.

Y de hecho, no parece que al Homo sapiens le quede mucho futuro.

Probablemente somos una de las últimas generaciones de Homo sapiens, en un siglo o dos como máximo, supongo que los humanos desaparecerán, y la tierra estará dominada por muy diferentes tipos de seres o entidades.

Seres que serán más diferentes de nosotros que de los neandertales o de los chimpancés.

Y estamos comenzando a ver los signos de esta revolución a nuestro alrededor.

Un signo particularmente importante, es `reguntars

Que es lo que le está sucediendo a la autoridad ahora que se está alejando de los humanos.

Durante siglos, durante miles de años en realidad, hemos estado acumulando poder y autoridad en nuestras propias manos humanas, pero ahora, la autoridad está empezando a desvanecerse, a pasar de nosotros a otras entidades y en particular, a pasar de nosotros a los algoritmos. .

Los últimos siglos, vieron el apogeo de la autoridad humana,

en la forma de la ideología o cosmovisión conocida. como humanismo.

Durante siglos antes, los humanos creían que la verdadera fuente de autoridad en el mundo, no eran la imaginación, esta no proporcionaba el  poder colectivo, la mayoría de los humanos pensaba que la autoridad en realidad viene de afuera, la autoridad viene de arriba de las nubes, de los cielos, la autoridad. viene de los dioses.

Las fuentes de autoridad más importantes en política,

economía y ética eran los grandes dioses y sus libros sagrados

y sus representantes en la Tierra. Los sacerdotes, los rabinos, los chamanes, el califa, los papas, etc.

Luego, en los últimos dos, tres siglos, vimos la revolución humanista, una tremenda revolución política, religiosa y ética,

que derribó la autoridad de los cielos a la tierra, a los humanos,

y dijo que la fuente más importante de autoridad, la fuente suprema de autoridad, en todos los campos de la vida son los seres humanos, y en particular, son los sentimientos

y las elecciones libres de los individuos humanos.

Lo que el humanismo le dijo a los humanos es que cuando tienes algún problema en tu vida, ya sea un problema en tu vida personal, o si es un problema en la vida colectiva de una sociedad entera, o de una nación entera, no necesitas buscar la respuesta en Dios o de la Biblia o de algún hermano mayor.

Necesitas buscar la respuesta dentro de ti mismo, en tus sentimientos, en tus elecciones libres.

Y todos hemos escuchado miles de veces estos lemas

que nos dicen, escúchate a ti mismo, conéctate contigo mismo

y sigue tu corazón,

haz lo que te sienta bien.

Y estas son realmente las ideas o consejos más importantes

sobre la autoridad

durante los últimos dos o tres siglos.

En casi todos los campos de la vida,

si partimos de la política, es decir

, en un mundo humanista,

en un mundo que cree que la máxima autoridad

son los sentimientos humanos,

en la política esto se manifiesta en la idea de

que el votante es la autoridad suprema,

el votante. sabe mejor.

Cuando tienes una decisión política realmente importante,

como quién debería gobernar el país,

quién debería ser presidente,

para que no le preguntes a Dios y no le preguntes al Papa,

y no le preguntes al Consejo de Premios Nobel.

En su lugar, vas a todos y cada uno de los Homo sapiens

y te preguntas: «¿Qué piensas?

» ¿Qué sientes acerca de esta pregunta? «.

Y la mayoría de las veces, son realmente los sentimientos los

que deciden el problema.

No es el pensamiento racional , son sentimientos humanos.

Y la suposición común en la política humanista

es que no hay una autoridad más alta que los sentimientos humanos.

No puedes acercarte a los humanos y decirles:

«Sí, piensas así, te sientes así.

«Pero hay alguna autoridad superior

» que te dice que estás equivocado «.

Este fue el caso, por ejemplo, en la Edad Media,

pero no en la política humanista moderna,

ciertamente no en una democracia.

Lo mismo ocurre también en el campo económico.

¿Qué es la economía humanista?

Es una visión económica que dice que

la máxima autoridad son los sentimientos, los deseos,

los caprichos de los clientes individuales.

El cliente siempre tiene la razón.

¿Cómo saber si una decisión económica

es la correcta? ?

¿Cómo saber si un producto es un buen producto?

En una economía humanista, le preguntas a los clientes,

los clientes votan con su tarjeta de crédito,

y una vez que han votado,

no hay una autoridad superior

que pueda decírselo a los clientes «. No, estás equivocado «.

Digamos que quieres producir el mejor automóvil del mundo,

¿cuál es el mejor automóvil del mundo?

Entonces, digamos que Toyota o Ford quieren producir

el mejor automóvil del mundo.

Reúnen el Nobel Los ganadores del premio de física

en química en economía.

Ellos reúnen el b más psicólogos y sociólogos,

incluso incluyen a los mejores artistas

y los ganadores del Oscar y lo que sea.

Y les dan cuatro años para pensar juntos

y diseñar y fabricar el coche perfecto.

Y lo hacen.

Y producen el Toyota perfecto o el Ford perfecto.

Y luego producen millones de estos automóviles

y los envían a agencias de automóviles en todo el país

o en todo el mundo.

Y los clientes no compran los coches.

Qué significa eso?

¿Significa que los clientes se equivocan?

No, el cliente siempre tiene la razón,

en una economía humanista.

Significa que todas estas personas sabias están equivocadas.

No son una autoridad superior al cliente.

En una dictadura comunista,

puedes acercarte a la gente y decir: «Este es

» el coche para ti

» , decidió el Politburó con su sabiduría,

» que este es el coche perfecto para el trabajador soviético

«y este es el coche que necesitas». vas a tener «.

Pero no es así como funciona

en una economía humanista liberal,

donde no hay una autoridad más alta que el cliente.

La misma idea también se encuentra en la base del arte moderno.

¿Qué es el arte humanista?

Es arte que cree que la belleza

está en los ojos del espectador.

¿Cómo sabes qué es el arte?

¿Cómo sabes qué es el buen arte?

¿Qué es hermoso y qué es feo?

Durante miles de años, los

filósofos , pensadores y artistas

tuvieron todo tipo de teorías sobre qué es arte

y qué es bello.

Y, por lo general, pensaban que había

algún criterio objetivo.

Probablemente una vara divina

que define el arte y la belleza.

Dios define qué es arte y qué es bello.

Luego vino la estética humanista

en los últimos dos siglos

y cambió la fuente de autoridad a los sentimientos humanos.

La belleza esta en los ojos del espectador.

En 1917, hace exactamente un siglo,

Marcel Duchamp tomó un urinario ordinario producido en serie y lo

declaró obra de arte, lo llamó Fuente,

y desde entonces,

si asistía a un curso de primer año de historia del arte,

probablemente veía esta imagen. casi en todos los cursos de

primer año de historia del arte traen esta imagen

en una de las primeras lecciones,

y la conferencia muestra la imagen

y pregunta a los estudiantes: «Bueno, ¿qué les parece?».

Y todo el infierno se desata.

«Oye, es arte, no es arte, lo es, no lo es».

¿Cómo defines el arte?

Y al menos si se trata de una universidad humanista

o una facultad humanista,

la conferencia conducirá la discusión

a la conclusión de que no existe una definición objetiva

o un criterio para el arte

o la belleza.

El arte es todo lo que los seres humanos piensan

o definen como arte,

ya que la belleza está en el ojo del espectador.

Si crees que esto es hermoso,

esta es una hermosa obra de arte

y estás dispuesto a pagar millones de dólares

para tenerla en tu casa,

y cuesta millones de dólares.

Ahora la Fuente de Marcel Duchamp,

entonces , ¿ quién hay en el mundo que pueda decirte

que estás equivocado?

¿Y que no sabes qué es el arte o qué es la belleza?

Entonces esta es la estética humanista.

El mismo principio también aparece en el campo ético.

Que es el bien y que es el mal?

¿Qué es una acción piadosa y qué es un pecado?

Entonces, en épocas anteriores,

nuevamente, fue a Dios o fue al Papa,

o fue a la Biblia.

Digamos, con el caso de la homosexualidad.

Entonces, en la Edad Media, la Iglesia Católica

vino y dijo que la homosexualidad es un pecado.

¿Por qué?

Porque Dios lo dijo,

porque la Biblia lo dijo,

porque el Papa lo dijo.

Y esta fue la fuente de autoridad ética.

A nadie le importaba mucho lo que la gente realmente sintiera al respecto.

Ahora, en la era de la ética humanista,

el dicho es que no nos importa mucho lo que dice Dios,

o lo que dice la Biblia o lo que dice el Papa.

Queremos saber cómo se siente realmente la gente.

Si dos hombres están enamorados,

y ambos se sienten muy felices con eso,

y no hacen daño a nadie,

entonces , ¿qué podría estar mal en eso?

Es muy sencillo.

La máxima autoridad en el campo de la ética

es la autoridad de los sentimientos humanos.

Si los humanos se sienten bien por algo

y nadie se siente mal por ello, entonces está bien.

Por supuesto, también hay algunas cuestiones difíciles

en la ética humanista.

¿Qué pasa si me siento bien por algo,

digamos una aventura extramarital,

pero mi esposo se siente muy mal por eso?

Entonces, ¿de quién son los sentimientos más importantes?

Entonces tienes un dilema, un dilema ético,

tienes una discusión.

Pero el punto clave es que la discusión se llevará a cabo

en términos de sentimientos humanos,

no en términos de mandamientos divinos.

Es interesante que hoy,

incluso algunos fundamentalistas religiosos hayan aprendido este truco.

Y están usando el lenguaje de los sentimientos humanos

y no el lenguaje de los mandamientos divinos.

Vengo de la Universidad Hebrea de Jerusalén,

y todos los años, durante los últimos 10 años,

tenemos en Jerusalén nuestro propio desfile gay,

que es un día muy raro de armonía en Jerusalén,

porque esta es una ciudad muy conflictiva.

durante la mayor parte del año,

pero el desfile gay es un día especial de armonía,

porque entonces tienes a todos los judíos ortodoxos,

musulmanes y cristianos reunidos para enfurecerse

y gritar contra el desfile gay.

(audiencia riendo)

Así que tenemos un día de armonía en esta ciudad.

(audiencia riendo)

Pero lo realmente interesante son los argumentos

que al menos algunos de ellos usan.

Van a la televisión o a la radio

y dicen que hiere nuestros sentimientos.

No dicen que Dios dijo que la homosexualidad

es un pecado terrible.

Algunos de ellos lo dicen, por supuesto,

pero cuando salen a la televisión,

generalmente dicen que no deberían realizar

el Desfile del Orgullo Gay en Jerusalén,

porque hiere nuestros sentimientos.

De la misma manera que los homosexuales quieren

que respetemos sus sentimientos,

deben respetar nuestros sentimientos

y realizar el desfile en Tel Aviv

o en algún otro lugar que no sea Jerusalén.

(la audiencia se ríe).

Ahora, de nuevo, realmente no importa lo que piense

sobre el argumento,

el punto interesante aquí

es que incluso esos fundamentalistas religiosos han aprendido

que es más efectivo conducir el debate

en términos de sentimientos humanos,

y no en términos de los mandamientos divinos.

Y finalmente, dado que estamos en una universidad,

digamos algunas palabras también sobre educación.

Entonces, ¿qué es la educación humanista?

Durante cientos de años, cuando la gente pensaba

que la fuente suprema de autoridad estaba fuera de los humanos,

el objetivo principal de la educación era conectar a las personas

con esa fuente externa de autoridad.

Si pensaba, por ejemplo,

que la Biblia era la fuente más alta de autoridad,

o que Dios era la fuente más alta de autoridad,

entonces el propósito principal de la educación

era enseñarle lo que Dios dijo,

y lo que la Biblia dijo,

y lo que el han dicho los sabios del pasado.

En la educación humanista,

dado que la fuente más alta de autoridad son sus propios sentimientos

y sus propios pensamientos,

el objetivo principal, el objetivo más importante

es permitirle pensar por sí mismo.

Vas con todos, desde el jardín de infancia

hasta el profesor de esa universidad,

y les preguntas: «¿Qué estás tratando de enseñar a los niños » , a

los alumnos, a los estudiantes? «.

Y ellos te dirán:» Oh, tratamos de enseñar matemáticas

«y tratamos de enseñar física

» , y tratamos de enseñar historia

» , pero sobre todo,

» trato de enseñar a mis alumnos a pensar por sí mismos «.

Este es el ideal más elevado de la educación humanista,

porque es la fuente de autoridad,

tienes que poder conectarte con ella.

Ahora, todo esto está ahora bajo la nube,

ahora enfrenta una gran amenaza, una amenaza mortal.

Toda esta cosmovisión humanista se enfrenta a una amenaza,

no tanto de los fundamentalistas religiosos

como de los dictadores en Corea del Norte o Rusia o en cualquier otro lugar.

La gran amenaza para la cosmovisión humanista ahora está emergiendo de los laboratorios, de las universidades,

de los departamentos de investigación en lugares como Silicon Valley, porque lo que más y más científicos nos dicen es que esto toda la historia del humanismo se basa en realidad d ciencia

o una comprensión anticuada del mundo y , en particular, una comprensión anticuada del Homo sapiens, de este simio de África Oriental.

El humanismo se basa en la creencia en el libre albedrío,

en la capacidad de los seres humanos para tomar decisiones libres

y en una creencia muy fuerte en los sentimientos humanos

como la mejor fuente de autoridad en el mundo.

Pero ahora los científicos están diciendo, en

primer lugar, que no existe el libre albedrío.

La ciencia está familiarizada con solo dos tipos

de procesos en la naturaleza.

Tienes procesos deterministas y tienes procesos aleatorios y ,

por supuesto, tienes combinaciones de aleatoriedad

y determinismo, que dan como resultado un resultado probabilístico, pero nada de eso es libertad.

La libertad no tiene absolutamente ningún significado desde una perspectiva física o biológica.

Es solo otro mito, otro término vacío que los humanos han inventado.

Los humanos han inventado a Dios,

y los humanos han inventado el cielo y el infierno,

y los humanos han inventado el libre albedrío,

pero no hay más verdad para el libre albedrío

que el cielo y el infierno.

Y en cuanto a los sentimientos, definitivamente son reales,

no son una ficción de nuestra imaginación,

pero los sentimientos son en realidad solo algoritmos bioquímicos, y no tienen nada de metafísico

o sobrenatural.

No hay ninguna razón obvia para considerarlos

como la máxima autoridad del mundo y, lo que es más importante, lo que los científicos e ingenieros nos dicen cada vez más es que si solo tenemos suficientes datos y suficiente poder de cómputo, podemos crear algoritmos externos. que comprenden a los humanos y sus sentimientos mucho mejor de lo que los humanos pueden comprenderse a sí mismos.

Y una vez que tienes un algoritmo que te comprende

y comprende tus sentimientos mejor de lo que te entiendes a ti mismo, este es el punto en el que la autoridad realmente se desplaza de los humanos a los algoritmos.

Eso suena a la vez aterrador, supongo, y complicado.

Así que intentaré explicar qué significa.

En primer lugar, ¿qué significa que los sentimientos y los organismos son realmente algoritmos?

Se puede decir que, en cierto modo, es posible resumir más de un siglo de investigación en las ciencias de la vida y especialmente en biología y en la evolución, en tan solo tres palabras, los organismos son algoritmos. Esta es ahora cada vez más la visión dominante, no solo en las ciencias de la vida,  sino también en la informática, razón por la cual las dos se están fusionando,

y lo que esta idea de que los organismos son algoritmos,

lo que realmente significa es que los sentimientos humanos

y no sentimientos, sensaciones y emociones sólo humanos, también de chimpancés, elefantes y delfines, son sólo un proceso bioquímico de cálculo, calculando probabilidades para tomar decisiones. Los sentimientos no son una cualidad metafísica

que Dios le dio al Homo sapiens para escribir poesía

y apreciar la música, los sentimientos son procesos de cálculo,

cálculo bioquímico, moldeados por millones de años de selección natural, para permitir a los humanos y otros mamíferos

y otros animales hacer el bien. Decisiones cuando se enfrentan a problemas de supervivencia y reproducción.

Qué significa eso?

Tomemos un ejemplo concreto.

Digamos que eres un babuino en algún lugar de la sabana africana y te enfrentas a un problema típico de supervivencia.

Para sobrevivir, tienes que comer, para sobrevivir tienes que tener cuidado de no ser comido por otra persona.

Y digamos que mientras caminas por la sabana, de repente ves un árbol con plátanos.

Pero también ves un león, no lejos del árbol.

Y debe tomar una decisión sobre si arriesgar su vida

por los plátanos o no.

Este es el tipo de problema que los animales como los babuinos

y los humanos se han enfrentado durante millones y millones de años.

Ahora para esto es realmente una cuestión de calcular probabilidades.

Yo, el babuino, necesito calcular la probabilidad de

que me muera de hambre si no como los plátanos,

frente a la probabilidad de que el león me coma

si trato de alcanzar estos plátanos.

Necesito saber qué probabilidad es mayor

para tomar una buena decisión.

Para eso, primero que nada necesito recopilar muchos datos,

necesito datos sobre los plátanos.

¿Qué tan lejos están los plátanos?

¿Cuántos plátanos?

¿Son grandes o pequeños?

¿Maduro o verde?

Es una situación cuando hablamos de 10 plátanos grandes maduros, y es muy diferente si solo tienes dos plátanos verdes pequeños.

Del mismo modo, necesito información, necesito datos sobre el león.

¿Qué tan lejos está el león?

¿Qué tan grande es el león?

Qué rápido creo que puede correr el león.

¿El león está dormido o despierto?

¿El león parece hambriento o saciado?

Necesito todo este tipo de datos sobre el león.

Y, por supuesto, necesito muchos datos sobre mí,

Como estoy de hambriento tengo,

qué tan rápido puedo correr, etc.

Entonces necesito tomar todos estos datos

y de alguna manera calcularlos muy, muy rápido,

las probabilidades.

¿Cómo lo hace el babuino?

El babuino no saca un bolígrafo y una hoja de papel

o calculadora y comienza a calcular probabilidades.

No, todo el cuerpo del babuino es la calculadora.

Toma los datos con lo que llamamos nuestros sentidos,

nuestras sensaciones,

con nuestra vista, con nuestro olfato, con nuestros oídos,

tomamos todos los datos también desde dentro del cuerpo,

y luego del sistema nervioso y el cerebro,

ellos ‘ Si la calculadora, en una fracción de segundo,

calcula las probabilidades,

y la respuesta no aparecerá como un número,

la respuesta aparecerá como un sentimiento o una emoción.

Si hay posibilidades de que vaya a buscar los plátanos,

entonces esto aparecerá como la emoción del coraje.

Me sentiré muy valiente,

siento que puedo hacerlo,

o mi cabello se destacará, mi pecho se hinchará

y correré por los plátanos.

Si el resultado del cálculo es que es demasiado peligroso,

entonces esto también aparecerá no como un número,

sino como una emoción, esto es miedo.

Así es como surge el miedo.

Y estaré muy asustado y huiré de allí.

Entonces, lo que en el lenguaje cotidiano llamamos sentimientos

y emociones y demás, de acuerdo con la teoría estándar actual en las ciencias de la vida, estos son en realidad algoritmos bioquímicos que calculan probabilidades.

Ahora hasta hoy, hasta principios del siglo XXI,

esta idea, esta comprensión de que los organismos son algoritmos, que las emociones y los sentimientos son en realidad

solo un proceso bioquímico de cálculo de probabilidades,

esto no tuvo mucho impacto práctico, porque nadie tenía la capacidad para recopilar suficientes datos, y nadie tenía la capacidad informática necesaria para analizar esos datos

y comprender realmente lo que está sucediendo dentro de mí.

Durante miles de años, todo tipo de autoridades intentaron hackear a los humanos, intentaron comprender lo que pasa por nuestra mente, ¿qué pensamos? Que sentimos

Pero nadie pudo hacerlo realmente.

La Iglesia Católica en la Edad Media

o la KGB en la Rusia Soviética, estaban muy interesados ​​en entender a los humanos, en piratear humanos, pero no pudieron hacerlo. Incluso si la KGB te seguía por todas partes y registraba cada conversación que tenías y cada actividad que realizabas

, la KGB no tenía el conocimiento biológico y no tenía la capacidad de computación necesaria para realmente entender lo que sucede dentro del ser humano. cerebro o dentro del cuerpo humano.

Así que hasta hoy, cuando el humanismo le dijo a la gente,

no escuches al Papa, no escuches la Biblia, no escuches a Stalin, no escuches a la KGB, escuches tus sentimientos.

Este fue un buen consejo.

Debido a que sus sentimientos realmente fueron los mejores métodos para tomar decisiones, son el mejor algoritmo del mundo.

Tus sentimientos, los sentimientos humanos, fueron algoritmos moldeados  por millones de años de selección natural,

algoritmos que resistieron las pruebas de calidad más duras

del mundo, las pruebas de calidad de la selección natural.

Entonces, si tuviste que elegir entre escuchar la Biblia

y escuchar tus sentimientos, fue un muy buen consejo,

lo que te dijo el humanismo, escucha tus sentimientos.

La Biblia era solo la sabiduría de algunos sacerdotes

en la antigua Jerusalén.

Tus sentimientos fueron el mejor mecanismo para tomar decisiones que ha sido moldeado por millones y millones de años

de selección natural. Así que era un buen consejo escuchar tus sentimientos.

Pero ahora las cosas están cambiando.

Ahora estamos en la intersección o en el punto de colisión

entre dos inmensos maremotos científicos.

Por un lado, durante más de un siglo, al menos desde Charles Darwin, hemos ido adquiriendo una comprensión cada vez mejor

del cuer po humano, y del cerebro humano, y de la toma de decisiones y las emociones y sensaciones humanas, etc.

Y al mismo tiempo, con el auge y el desarrollo de las ciencias de la computación, hemos estado aprendiendo a diseñar cada

vez mejores algoritmos electrónicos, con cada vez más potencia de cálculo.

Hasta hoy, estos dos eran desarrollos separados, pero ahora se están uniendo.

Creo que lo crucial que está sucediendo ahora mismo

en la segunda década del siglo XXI es la fusión de estos dos maremotos.

El muro que separa la biotecnología de la infotecnología se está derrumbando, lo que también se puede ver en el mercado,

que corporaciones como Apple o Amazon o Google o Facebook,

que comenzaron como corporaciones estrictamente infotecnológicas, se están convirtiendo cada vez más en biotecnología.

Porque realmente, ya no hay ninguna diferencia esencial

entre los dos. Y estamos muy cerca del punto en que, a diferencia de la KGB, y a diferencia de la Iglesia católica, Facebook o Google podrán entenderte mejor que tú mismo.

Porque ellos tendrán los datos, tendrán el conocimiento biológico

y tendrán el poder de cómputo necesario para comprender exactamente cómo se siente y por qué se siente de la manera en que se siente.

Esto ya está sucediendo en un campo muy importante

que es el campo de la medicina.

En el campo de la medicina, ya ha ocurrido básicamente.

La autoridad ya ha comenzado a cambiar drásticamente

de los humanos a los algoritmos.

Creo que es una estimación o predicción muy justa,

que las decisiones más importantes sobre su salud,

sobre su cuerpo, durante su vida, no las tomará usted

sobre la base de sus sentimientos, sino que serán tomadas por algoritmos sobre la base de lo que ellos saben de ti y tú no te conoces a ti mismo.

Para dar un ejemplo práctico de la vida real, que apareció en muchos titulares.

Hace dos, tres años, hubo una historia muy famosa

sobre Angelina Jolie.

Hizo una prueba genética, una prueba de ADN que reveló

que tenía una mutación, creo que estaba en el gen BRCA1.

Y según las estadísticas de big data, las mujeres que tienen esta mutación en particular en este gen en particular, tienen un 87% de probabilidades de desarrollar cáncer de mama.

Ahora, en ese momento, Angelina Jolie no tenía cáncer de mama.

Por supuesto, hizo todas las pruebas y controles y no tenía cáncer de mama en ese momento.

También se sentía perfectamente sana.

Sus sentimientos le decían: «Estás perfectamente bien

» . No necesitas hacer nada «.

Pero los algoritmos de big data, le estaban contando una historia muy diferente.

Le dijeron que tienes una bomba de tiempo en tu ADN.

Y aunque no sientes que nada está mal, es mejor que hagas algo al respecto ahora.

Y Angelina Jolie, con mucha valentía y sensatez,

prefirió escuchar el algoritmo y no sus propios sentimientos.

Se sometió a una doble mastectomía,  y también publicó su historia, creo que fue en The New York Times con el fin de alentar a otras mujeres a hacer pruebas similares y tal vez tomar medidas preventivas similares.

Entonces, este tipo de escenario, que tus sentimientos te dicen que estás absolutamente bien, pero algún algoritmo de big data que te conoce, te dice que no, que no estás bien y que prefieres escuchar el algoritmo, creo que esto va a ser cada vez más la forma de la medicina en el siglo XXI.

Pero ganó ‘ permanecer restringido a la medicina.

Es probable que veamos un cambio similar en la autoridad y

en casi todos los campos de la actividad humana.

En el pasado, digamos en la Edad Media, tenías las religiones monoteístas y politeístas, diciéndole a la gente que la autoridad viene de las nubes, de los dioses.

Si tiene un problema en su vida, escuche la Palabra de Dios, escuche la Biblia.

Luego estaba el humanismo, viniendo y diciéndole a la gente

que bajemos la autoridad de las nubes a los sentimientos humanos.

No escuches la Biblia, no escuches a Dios, al Papa,

escuches tus propios sentimientos.

Ahora, estamos viendo el surgimiento de una nueva visión del mundo, o una nueva ideología, que podemos llamar dataismo,

porque cree que la autoridad al final proviene de los datos.

Y el dataismo devuelve las autoridades a las nubes,

a Google Cloud, a Microsoft Cloud.

Y el dataismo le dice a la gente: «No escuche sus sentimientos

» , escuche a Google, escuche a Amazon.

«Ellos saben cómo te sientes » y también saben por qué te sientes de la manera en que te sientes «y, por lo tanto, pueden tomar mejores decisiones » en tu nombre «.

¿Qué significa en la práctica?

Es muy importante para mí como historiador, para siempre bajar no solo la autoridad de las nubes a los humanos, sino también llevar estas ideas muy abstractas a ejemplos concretos de la vida diaria de las personas.

Entonces, ¿qué significa, que la autoridad se aleja

de nuestros sentimientos hacia estos algoritmos externos?

Entonces, como escribo libros, me interesan mucho los libros.

Tomemos un ejemplo del mundo de los libros.

¿ Una decisión mundana de que debes tomar qué libro leer?

Entonces, en la Edad Media, fuiste a la fuente de autoridad, al sacerdote, y le preguntaste al sacerdote qué libro debería leer

y el sacerdote te dirá que leas la Biblia, es el mejor libro del mundo, todas las respuestas están ahí, no necesitas leer ningún otro libro en tu vida, solo la Biblia es suficiente.

Luego vino el humanismo en los últimos dos, tres centurias,

y le dijo a la gente, «Ah, sí, la Biblia » ,hay algunos capítulos agradables allí, «pero tantas partes de ella, » realmente necesitan un buen editor.

«Y realmente, no necesitas escuchar a nadie » , excepto a ti mismo, «solo sigue tus sentimientos».

Hay tantos buenos libros en el mundo.

Vas a una librería, deambulas entre los pasillos,

tomas este libro y ese libro, lo hojeas, sientes un instinto

que te conecta con un libro en particular, tomas este libro, lo

compras, lo lees.

Así que esta era la forma humanista de elegir qué libro comprar.

Ahora, con el comienzo del auge del dataismo, vamos a la librería virtual de Amazon, y en el momento en que entro a la librería de Amazon, aparece un algoritmo que me dice: «Te conozco » .

Te he estado siguiendo, » He estado siguiendo tus gustos y disgustos «y, según lo que sé sobre ti » , y las estadísticas sobre millones de otros lectores y libros, «te recomiendo estos tres libros».

Pero este es solo el primer pequeño paso .

El siguiente paso, que ya se está tomando hoy,

es que Amazon con el fin de mejorar el algoritmo,

necesita más y más datos sobre usted, y tus preferencias y tus sentimientos.

Así que si lees, como yo un libro en Kindle, debes saber que mientras lees el libro, por primera vez en la historia, el libro te está leyendo.

Nunca había sucedido antes.

Te remontas a la antigüedad o te remontas a la revolución de la impresión moderna temprana , así que Gutenberg trajo la impresión a Europa y empezaron a imprimir libros, pero todos estos libros impresos por Gutenberg y sus sucesores, nunca leen a la gente.

Son solo las personas que leen los libros.

Ahora los libros leen a la gente.

Mientras yo o usted leemos un libro en Kindle,

Kindle me está siguiendo.

Kindle sabe qué páginas leo rápido, que paginas leo lento,

para Kindle es muy fácil saberlo.

Y Kindle también se da cuenta cuando dejo de leer el libro,

y quizás nunca volver a él.

Basado en ese tipo de información,

Amazon tiene una idea mucho mejor de lo que me gusta

y lo que no me gusta.

Pero esto sigue siendo muy, muy primitivo.

Lo crucial es llegar a los datos biométricos,

meterse dentro de tu cuerpo, para entrar en tu cerebro en tu mente.

Y esto puede empezar a suceder hoy.

Si conecta el Kindle al software de reconocimiento facial,

que ya existe, entonces Kindle podría saber, cuando me río, cuando lloro, cuando estoy aburrido, cuando estoy enojado, según mi expresión facial.

Es de la misma manera que sé cuál es tu estado de ánimo ahora

cuál es tu emoción al tratar de leer tus rostros.

Ahora podemos hacer que Kindle lea las caras de los lectores.

Y en base a eso, Amazon tendrá una idea mucho mejor de lo que me gusta o no me gusta.

Pero esto sigue siendo primitivo porque todavía no entra en el cuerpo.

El paso realmente crucial,y estamos muy, muy cerca de ese paso,

es cuando conectas el Kindle a sensores biométricos en o dentro de mi cuerpo.

Y una vez que haces eso, Kindle sabrá el impacto emocional exacto de cada frase que leo en el libro.

Leo una frase y Kindle sabe lo que significa que Amazon sabe,

¿Qué pasó con mi presión arterial?

que paso con mi nivel de adrenalina,

qué pasó con mi actividad cerebral mientras leía esta oración.

Para cuando termino el libro,

digamos que leí «Guerra y paz» de Tolstoi.

Cuando termino de leer «Guerra y paz» de Tolstoi,

Olvidé la mayor parte.

Pero Amazon nunca olvidará nada.

Cuando termine «Guerra y paz»,

Amazon sabe exactamente quién soy cual es mi tipo de personalidad, y cómo presionar mis botones emocionales.

Y basado en este tipo de conocimiento, puede hacer mucho más que recomendarme libros. En diferentes situaciones,

podría tomarse de diferente es formas. Si vives, digamos en Corea del Norte,  para que todos tengan que usar esta pulser a biométrica, y si entras en una habitación  y ves una foto de Kim Jong-un, y su presión arterial y actividad cerebral indican ira,

entonces ese es tu fin.  En una sociedad liberal, como Estados Unidos, puede ir en diferentes direcciones.

Amazon recomienda no solo cosas como libros, pero cosas mucho más importantes como citas o incluso matrimonios.

Digamos que estoy en una relación y mi novio me pregunta, bueno, me quiero casar, o nos casamos o nos separamos, tú tienes una opción.

Así que una de las opciones más importantes que cualquier animal necesita hacer durante su vida sobre compañeros.

Digamos que se le presenta este dilema, o nos casamos, o nos estamos separando, no hay una tercera opción.

Entonces, en la Edad Media, acudirías al cura para pedirle consejo.

En la era humanista, en los siglos XIX y XX, te dirán que sigas a tu corazón.

Intenta conectarte con tu yo auténtico y solo sigue tu corazón.

In the 21st century, the advice will be

«Oh, escucha a Amazon,

«pregúntale a Google qué hacer».

Y yo venía a Google o Amazon,

y yo decía: «Google, tengo este dilema.

«¿Qué me recomiendas que haga?

«¿Cuál es el mejor curso de acción para mí?».

Y Google dirá: «Oh, te he estado siguiendo.

«durante tu vida.

«He estado leyendo todos tus correos electrónicos

«y todas tus palabras de búsqueda en Internet.

«He estado escuchando todas tus llamadas telefónicas,

«He estado rastreando cada vez que veías una película o leías un libro,

«Vi lo que le estaba sucediendo a tu corazón.

«Además, cada vez que ibas a una cita,

«Te seguí por ahí

«y vi lo que le pasó a tu presión arterial,

«o a tu ritmo cardíaco o a tu actividad cerebral.

«Y conozco tu escaneo de ADN

«y todos sus registros médicos y luego lo que sea.

«Y, por supuesto, sé que tengo todos estos datos,

«también sobre tu novio o tu novia,

«y tengo datos sobre millones y millones de éxitos

«y relaciones infructuosas.

«Y en base a todos estos datos,

«Te lo recomiendo con una probabilidad del 87%,

«que es una buena idea casarse.

«Eso es lo mejor para ti, casarte».

Pero Google me dirá: «Te conozco tan bien, «que incluso sé que no te gusta el consejo que te di ahora.   «Y también entiendo por qué, «porque crees que puedes hacerlo mejor, «porque piensas que, oh, no es lo suficientemente guapo».

«Y su algoritmo bioquímico que se formó en:

«la sabana africana hace 100.000 años, «le da demasiada importancia «a miradas externas, a la belleza.

«Porque esto es lo que importaba

«la sabana africana hace 100.000 años, «Fue un buen indicador de la forma física.

«Y todavía estás siguiendo este algoritmo anticuado

«de la sabana africana. «Pero mi algoritmo es mucho, mucho mejor.

«Tengo las últimas estadísticas sobre relaciones «en el mundo posmoderno.

«Y no ignoro la belleza,

«No ignoro la buena apariencia.

«Pero a diferencia de tu algoritmo, «que da buen aspecto al 30% en peso, «al evaluar las relaciones, «Sé que el verdadero impacto de la apariencia

«en el éxito a largo plazo de una relación es solo del 11%.

«Así que tomé esto en consideración,

«y todavía te estoy diciendo, «que es mejor que te cases».

Y al final, es una pregunta empírica.

Google no tiene que ser perfecto, solo tiene que ser mejor que el humano promedio.

Solo tiene que hacer mejores recomendaciones consistentes.

que las decisiones que las personas toman por sí mismas.

Y la gente a menudo comete errores tan terribles.

en las decisiones más importantes de su vida.

Eligen qué estudiar o con quién casarse o lo que sea,

y después de 10 años, ellos, «Ah, este fue un error tan terrible».

Y Google solo tendrá que ser mejor que eso.

Y no sucederá de la noche a la mañana, como en alguna revolución inmediata, es un proceso.

Le preguntaremos a Google o Amazon o Facebook o lo que sea,

por su asesoramiento en más y más decisiones, y si vemos que efectivamente obtenemos buenas recomendaciones mejor

que las decisiones que nosotros mismos solemos tomar,

entonces confiamos cada vez más en ellos, confíe más en ellos con nuestros datos, y también confiar más en ellos con autoridad

para tomar decisiones por nosotros.

Y realmente está sucediendo a nuestro alrededor en pequeños pasos de bebé..

Como si pensaras en orientarte por la ciudad.

Entonces cada vez más personas delegan esta responsabilidad

a Google Maps o Waze, o alguna otra aplicación de GPS.

Llegas a una intersección tu instinto te dice que gires a la derecha Google Maps te dice: «No, no, no, gira a la izquierda.

«Sé que hay un atasco a la derecha».

Y confías en tu intuición y doblas a la derecha y llegas tarde.

La próxima vez, dices: «Está bien, probaré Google Maps»,

y sigues la recomendación de Google y llegas a tiempo,

aprendes a no confiar en tu intuición, es mejor confiar en Google.

Y muy pronto, la gente llega a un punto,

cuando no tienen idea de dónde están,

pierden su capacidad espacial para saber dónde están

y encontrar su camino por el espacio.

Simplemente siguen ciegamente cualquiera que sea la aplicación

les está diciendo.

Y si pasa algo y el teléfono inteligente se apaga, no tienen ni idea.

No saben cómo moverse por el espacio.

Esto ya está sucediendo hoy, y no es porque algún gobierno nos obligó a hacerlo, son decisiones que todos tomamos a diario.

Ahora, dos advertencias antes de que abra la palabra para sus preguntas.

En primer lugar, es muy importante enfatizar que todo esto depende de la idea que estamos en proceso de hackear al ser humano, y en particular, de hackear la mente humana

y el cerebro humano.

Pero todavía estamos muy, muy lejos de comprender el cerebro

e incluso más lejos de comprender la mente.

Y existe la posibilidad de que al final, resultará que, después de todo, los organismos no son algoritmos.

Hay algunas cosas muy profundas que todavía no entendemos

sobre el cerebro y la mente, y todo este sueño se convertirá en una fantasía.

Entonces, esto es lo primero que debemos tener en cuenta,

todavía, todavía no estamos allí, comprender realmente el cerebro humano y la mente humana.

La otra cosa importante a tener en cuenta, es que la tecnología nunca es determinista.

Puedes usar la misma tecnología con el fin de crear tipos de sociedades muy diferentes.

Ésta es una de las principales lecciones del siglo XX.

Podrías usar la tecnología del siglo XX, de la Revolución Industrial, trenes, electricidad, radio, coches, etc. Podrías usar eso para crear una dictadura comunista o un régimen fascista o una democracia liberal. Los trenes no te  dijeron qué hacer con ellos.

Aquí tienes una imagen muy famosa. Esto es Asia Oriental.

Una imagen del este de Asia por la noche tomada desde el espacio ultraterrestre desde un satélite.

Y lo que ves en la esquina inferior derecha es Corea del Sur, un mar de luz.

Y en la esquina superior ves China, otro mar de luz.

Y en medio de la parte oscura, no es el mar esto es Corea del Norte.

Ahora, ¿por qué Corea del Norte es tan oscura? mientras que Corea del Sur está tan llena de luz?

No es porque los norcoreanos no hayan escuchado sobre electricidad o bombillas.

Es porque eligieron hacer cosas muy diferentes. con electricidad que la gente de Corea del Sur o China.

Así que esta es una ilustración muy visual de la idea. que la tecnología no es determinista.

Y si no le gustan algunos de los escenarios, algunas de las posibilidades que he delineado

en esta charla esta noche, debe saber que todavía puede hacer algo al respecto.

Esta es la novedosa y genial charla de Harari

Y que Dios reparta suerte como dicen los toreros

0 0 Votos
Article Rating
Suscríbete
Notificación de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Powered by WordPress

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x