Enriquerubio.net El blog del Dr. Enrique Rubio

29 julio 2018

EVOLUCION DE LAS DEMENCIAS

Filed under: depresion demencias — Enrique Rubio @ 20:57

EVOLUCION DE LAS DEMENCIAS
La enfermedad neurodegenerativa comprende a un tipo de enfermedades que agrupa a un género de desórdenes cognitivos, tales como, enfermedad de Alzheimer, de Parkinson, de Creutzfeldt-Jakob y esclerosis múltiple. Estos trastornos cognitivos se deben a un aumento en los procesos de muerte celular, reduciendo el número de neuronas y generando cambios en la conducta.
Las neuronas son los componentes básicos del sistema nervioso, que está constituido por el encéfa-lo y la médula espinal. Normalmente, las neuronas no se reproducen ni se reemplazan, por lo que el organismo no puede sustituirlas por otras cuando sufren daños. Algunos ejemplos de las enferme-dades neurodegenerativas son la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Alzheimer y la en-fermedad de Huntington.
Las enfermedades neurodegenerativas son incurables y debilitantes, y producen la degeneración progresiva y/o la muerte de las neuronas. Esto provoca problemas con el movimiento (ataxias) o con el funcionamiento mental (demencias).
Las demencias son las causantes de la mayor carga de la enfermedad, en la que la enfermedad de Alzheimer representa aproximadamente el 60-70 % de los casos.

La demencia es una epidemia, que está diezmando nuestras fuerzas y para que nos sentimos incapaces.
Siempre que en medicina nos hemos encontrado con una patología cuyo origen es desconocido, la solución se prolonga y se prolonga, mientras tanto no sólo aumenta el número de pacientes, sino que aumentan los daños colaterales.

Los gobiernos deben hacer que la demencia sea una prioridad más alta y deben tomar medidas rápidamente para evitar que la carga de la demencia sea abrumadora.

Es asustante enfrentarse con esta realidad , para la que no solo no hay remedios, sino su numero se incrementa y nos combate.

Según las estimaciones de 2017 de la OMS, casi 50 millones de personas viven con demencia, y para 2030 se espera que llegue a 82 millones. Y por supuesto esto lleva consigo, que a medida que crezca esta cifra, también aumentará la necesidad de apoyo y atención para las personas con demencia, y se estima que tendrá un costo mundial de 2 billones de dólares para el año 2030.
Por ello se ha decidido prepararse y tratar de evitar parte de esta carga personal y financiera. aumentando la atención, sobre todo con la adopción por la Asamblea Mundial de la Salud el año pasado del plan de acción mundial de la OMS sobre la demencia.
Un año después, un informe de Alzheimer’s Disease International (ADI), la federación mundial de asociaciones de la enfermedad de Alzheimer, muestra que no se ha avanzado lo suficiente.

El objetivo general del plan de acción mundial de la OMS sobre la demencia es “mejorar la vida de las personas con demencia, sus cuidadores y sus familias, al tiempo que se disminuye el impacto de la demencia en ellos y en las comunidades y países”. El plan describe los objetivos que se cumplirán para 2025 en siete áreas de acción: la demencia como prioridad de salud pública; conciencia de la demencia y amabilidad; la reducción de riesgos; diagnóstico, tratamiento, cuidado y apoyo; apoyo para cuidadores; sistemas de información; e investigación e innovación. El 23 de mayo de 2018, ADI publicó, De Plan a Impacto, un informe que analiza el progreso hasta el momento. ADI tiene la intención de publicar una nueva edición del informe cada mes de mayo, y la primera entrega no es alentadora.
El primer objetivo del plan de acción mundial de la OMS para la demencia es que 146 Estados miembros de la OMS deberían haber desarrollado o actualizado sus políticas, estrategias, planes o marcos nacionales de demencia (conocidos colectivamente como planes de demencia) para 2025. Desarrollar un plan de demencia es posiblemente el primer paso más importante, ya que debería conducir al progreso en las otras áreas de acción, pero solo 27 Estados miembros de la OMS tienen tales planes hasta el momento, y solo uno (Chile) ha desarrollado un plan el año pasado. ADI estima que se deben establecer 15 nuevos planes cada año para que se alcance el objetivo. Es preocupante que menos de la mitad de los planes existentes hayan recibido fondos para su implementación.
Se dispone de menos información sobre el progreso en las otras áreas del plan de acción mundial de la OMS sobre la demencia, en parte porque la presentación de los datos es insuficiente. Se espera que la reducción del riesgo, la conciencia de la demencia y la amabilidad se cubran en futuros informes de ADI, y actualmente hay muy pocos datos disponibles para evaluar el progreso hacia los objetivos de apoyo para cuidadores, investigación e innovación y diagnóstico, tratamiento, atención y apoyo. Para el área de acción de los sistemas de información, el objetivo es que 97 países recopilen un conjunto básico de datos de demencia para 2025, idealmente a través del Observatorio Mundial de Demencia (GDO) de la OMS, una nueva plataforma para que los países compartan datos sobre indicadores de demencia en las siete áreas de acción. 21 países han contribuido a la fase piloto del GDO, pero incluso entre estos países los datos son incompletos. Si el ambicioso plan de acción mundial de la OMS sobre la demencia tiene éxito, más Estados miembros deben comenzar a recopilar y compartir sus datos a través de esta plataforma.
Varias iniciativas están en marcha para acelerar el progreso y apoyar a los estados miembros que están dispuestos a tomar medidas. El 1 de junio de 2018, la OMS publicó una guía práctica para preparar un plan de demencia. La OMS también ha desarrollado un programa de apoyo en línea para cuidadores, está trabajando con los 21 países piloto y otros para recopilar más datos a través del GDO y está preparando directrices basadas en evidencia sobre los factores de riesgo de deterioro cognitivo y demencia (a finales de 2018). un conjunto de herramientas para ayudar a las comunidades, ciudades y países a ser más amigables con la demencia (a principios de 2019). Las iniciativas más amplias también tienen el potencial de ayudar. Por ejemplo, los objetivos de reducción del riesgo coinciden con los del plan de acción mundial de la OMS para la prevención de enfermedades no transmisibles (ENT), aunque la Comisión de alto nivel independiente de la OMS sobre ENT describió recientemente el progreso de los países como “desorientados” y “Desigual en el mejor de los casos”. El potencial para la reducción del riesgo no debe ignorarse, ya que se ha estimado que las intervenciones para aumentar el ejercicio y el compromiso social, reducir el tabaquismo y controlar la pérdida auditiva, la depresión, la diabetes y la obesidad tienen el potencial de prevenir o retrasar alrededor de un tercio de los casos de demencia.
Se puede ver desde el principio: el plan de acción mundial de la OMS sobre la demencia fue adoptado hace apenas un año, el GDO es aún más nuevo y la OMS todavía está preparando documentos para ayudar a los gobiernos a cumplir su parte para alcanzar los objetivos. Pero hasta ahora, muy pocos gobiernos están mostrando voluntad de actuar. Ya ha pasado un año del período del plan de 8 años, y 2025 no está tan lejos. Los gobiernos deben dejar de ser complacientes si quieren mitigar los crecientes costos personales y nacionales de la demencia.

No hay comentarios »

No comments yet.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Leave a comment

Powered by WordPress