Enriquerubio.net El blog del Dr. Enrique Rubio

20 septiembre 2019

EL ESFENOIDES Y LA BIPEDESTACIÓN

Filed under: ANATOMIA,NOTABLES — Enrique Rubio @ 14:35

El esfenoides es un hueso que se encuentra situado en la parte central e inferior del cráneo y se caracteriza porque su parte delantera tiene forma de mariposa con las alas extendidas. Sobre este hueso se asienta el cerebro y sobre su parte superior, en forma de silla turca, reposa la más importante estructura glandular, la hipófisis, que es la encargada de segregar las hormonas y distribuirlas a todas las demás glándulas del cuerpo que nos dan la vida. Además, las apófisis (patas del esfenoides) permiten el agarre de músculos que ayudarán a los movimientos de la mandíbula en la masticación. Los globos oculares y gran cantidad de nervios relacionados con el esfenoides. Por estar unido a otros huesos del cráneo mediante articulaciones micromóviles, será capaz de transmitir, hasta lugares muy alejados (caderas y pies) toda la energía recibida desde el cerebro. Esto es el fundamento del tratamiento craneosacral en osteopatía.
EL ESFENOIDES

El origen mitológico del esfenoides.
Las culturas antiguas interpretaban el alma humana como “mariposas”. En griego
“Psyche” significa a la vez “mariposa y alma.” La mariposa del esfenoides y la sexta evolución humana ya están aquí.

Anne Dambricourt (experta dedicada al estudio de restos de huesos), dice. cuando el hombre primitivo pasó de andar a cuatro patas a erguirse y caminar sobre dos pies, fue debido a que el esfenoides se dobló y ello permitio, mayor contenido intracraneal, pipedestacion, visison horizontal,y el aumento de la masa de nuestro cerebro. Esto sucedió hace 1.6 millones de años. Muchos estudios atribuyen el aumento del cerebro al cambio climático, otros a la lucha por la supervivencia debida al aumento de población.
El esfenoides es el primer hueso que se forma en el embrión, es plano como en todos los mamíferos y luego se dobla. Este proceso se ha transmitido desde nuestros ancestros hace 60 millones de años. La información que nos transmite el cambio es interior,»es genomica» el medio ambiente influye pero no tanto como se pensaba hace 20 años (teoría de Darwin).
La evolución del cráneo humano y relación con el esfenoides.
A lo largo de 60 millones de años el esfenoides ha cambiado de forma y posición, doblándose cada vez más.
1ªfase: Los prosimios habitaban la tierra hace 60 millones de años, tenían el esfenoides horizontal y plano.
2ª fase: hace 40 millones de años, en los simios el esfenoides tenía una primera inclinación hacia abajo lo que aumentó su capacidad cerebral y de visión.
3ª fase: hace 12 millones de años se produjo una nueva inclinación del esfenoides, dando origen a los antropoides. El cerebro aumentó de nuevo.
4ª fase: hace 6 millones de años, con los australopitecos, se vuelve a inclinar el esfenoides y aumenta la capacidad de las neuronas (células nerviosas).
5ª fase: hace 2 millones de años el cerebro y las redes neuronales consiguen que los homínidos se mantengan erguidos sobre dos pies, el homo erectus. Además, es capaz de emitir sonidos similares al habla.
6ª fase: Entre 200.000 y 160.000 millones de años se produce la última inclinación del esfenoides, las redes arteriales y venosas se multiplican y dan lugar al homo sapiens, del cual derivamos.
¿Cómo será el hombre del futuro cuando se produzca el sexto cambio del esfenoides?
El “homo futurus” (como podríamos llamarlo), sexto en la evolución, doblará de nuevo su esfenoides para soportar el peso de todos los huesos del cráneo. En este momento estamos en medio de un gran cambio evolutivo de enorme importancia.
El hueso esfenoides posee una herencia genética que ha dado forma a nuestra naturaleza y tal vez lleve escrita nuestra historia pasada y por venir.

El doctor y físico Fred Alan Wolf, dice: “Solo nosotros somos los diseñadores y arquitectos de nuestro destino, de acuerdo con nuestra manera de pensar». Utiliza la cacareada frase, “el hombre puede convertir sus ideas en realidad”.

En 1988, Anne Dambricourt Malassé conoció a la estomatóloga Marie-Josèphe Deshayes como parte de la Sociedad de Antropología de París. Formado en la escuela universitaria del profesor Jean Delaire, le ofrece asociar su investigación porque la efectividad de los principios ortopédicos de la escuela de Nantes, aplicados a niños antes de los 6 años, corrobora el cráneo de contracción. -facial. Las investigaciones conjuntas llevadas a cabo durante diez años le harán descubrir los fundamentos de la osteopatía y la posturología desconocidos en la paleontología humana.

El tema de su tesis doctoral (1987) se dedicó a la mandíbula, el hueso más común en los registros paleontológicos, y en la teoría de la fetalización de Louis Bolk (1924). La tesis describe y mide el crecimiento de las mandíbulas de los primates actuales, reemplazados en su contexto craneal básico desde la embriogénesis, los protocolos se agregan a los fósiles de monos.
Anne Dambricourt Malassé formuló el término «contracción cráneo-facial»

Esta autora afirma que la mandíbula se originan en la cinemática del tubo neural que endereza las cápsulas baso-esfenoides y baso-occipitales y óticas, inicialmente alineadas a lo largo del eje cráneo-caudal del embrión. Igualmente María Huete experta en aerodinámica afirma que la recuperación implica desde la cuerda dorsal al polo caudal.
Las especies actuales han conservado la cinemática de las especies fósiles, las más antiguas aparecidas hace unos 60 millones de años no tienen recuperación como los lémures de Madagascar, por ejemplo. La escala de los tiempos geológicos y la comparación de los fósiles muestran un comienzo de recuperación con los primeros monos (40 millones de años), luego, 20 millones de años después, aparece una amplificación y fue la aparición de grandes simios. La amplificación se repitió millones de años después y fueron los primeros homininos africanos (Australopithecus, 4 millones de años), corresponden al umbral de verticalidad con la pérdida de cuadrúpedos. Pero a partir de este umbral, el período entre dos ajustes disminuye considerablemente, la corriente del Homo sapiens es el último umbral que apareció alrededor de 200 000 años con una oclusión labidental.
Pero su gran estudio es el de la angulacion del esfenoides como causante del desarrollo del cerebro y de la bipedestacion y de la mirada horizontal
Durante varias decadas se mantuvo la hipótesis de que verticalidad del homínido, se debía al cambio del clima que condicionó la desaparicion de gran parte de los arboles y la aparicon de altos matorrales en la vegetación. Al ocurrir esto, el homínido tiene que ergirse para detectar a sus depredadores.
Anne Dambricourt en sus observaciones ve que es la angulación del esfenoides la responsable de un mayor volumen cerebral y una serie de atributos que conducen a la bipedestación de los homínidos. Y que un cambio genomico, es el inductor de esta evolución. El esfenoides se convierte en el centro de la evolucion del craneo y del esqueleto y la locomoción de las humana, el bipedalismo de los homínidos es una consecuencia. Las implicaciones de este cambio de paradigma han sido útiles para comprender mejor la identidad evolutiva del Homo sapiens aquí y ahora. En esta nueva perspectiva, surge la pregunta de cómo evolucionará el sistema nervioso y el esqueleto axial que lo protege, y que también lleva los dos pisos de la cara, porque es necesario tener en cuenta la curva evolutiva exponencial.

Paralelamente, Anne Dambricourt Malassé ha realizado encuestas paleontológicas y prehistóricas en Asia desde 1996 (Pakistán, India, China). Esto permitió en 2009 el notable descubrimiento de actividades humanas en las estribaciones del Himalaya con más de 2.6 Ma. Estos son, hasta el día de hoy, los rastros más antiguos de una inteligencia técnica manual atribuida al Hombre ( Homo), son visibles en huesos de animales con rastros de herramientas líticas que se usaron para cortar tendones y romper huesos.
Los restos más antiguos de esquejes líticos en fósiles (3.4 Ma) y las herramientas de piedra cortada más antiguas (3.3 Ma) se atribuyen a Australopithecus de África Oriental.

La cefalometría, la verticalización del tronco encefálico y el estudio de la paleocognición la llevaron a abordar la evolución del sistema nervioso en su conjunto y a clasificar las correlaciones entre la recuperación y la aparición de habilidades cognitivas cada vez más complejas y complejas. reflexivo.

El umbral de verticalidad ha llevado a la aparición de nuevas dimenciones psicomotoras para el cerebelo, ahora la marcha es exclusivamente sobre las extremidades inferiores lo qaue ofrece solo un pequeño polígono de levitación, mientras que en la etapa de los grandes simios persiste el cuadrupedalismo.

Anne Dambricourt Malassé, por lo tanto, propuso ver la aparición de nuevas habilidades creativas de origen psicomotor y manual, como consecuencia de nuevas conexiones entre el cerebelo y el cerebro siguiendo el umbral de la verticalización del tronco encefálico. Posiciona el cerebelo detras del tronco cerebral y no hacia adelante. Esto a su vez dio lugar a un cambio del bucle de redes neuronales entre el cerebro y el cerebelo para que este último pudiera recibir más información sobre su estabilidad, la del alojamiento cerebeloso y la del peñasco que contienen el oído interno. Todas estas hipótesis se sintetizaron en 2011 en su habilitación para dirigir la investigación, presentada en la escuela de doctorado de la UMR
La hipótesis de que verticalidad del homínido, se debía al cambio de la vegetación desaparece «BioMechanics-Bioengineering» dirigida por Marie-Christine Hobatho,
.
l

CRANEOS DE LA DIOSA MADRE
Hacia 1985 se conoció que en los enclaves megalíticos den Taxien, Ggantja y Hal Saflienti, se habían descubierto extraños restos humanos que inicialmente fueron expuestos en el Museo Arqueológico de La Valetta en Malta. Pero hace unos años, estos restos fueron retirados de la exposición abierta al público y depositados en el almacén del citado museo.

Desde entonces no estuvieron expuestos públicamente. Sólo las fotos tomadas por los investigadores malteses Dr. Anton Mifsud y su colega, Dr. Charles Savona Ventura, permanecieron como testimonio de la existencia de esos cráneos y probar su anormalidad.
Los libros escritos por los doctores citados, ilustran una colección de calaveras que muestran unas anomalías y/o patologías ciertamente inquietantes: ausencia de líneas de unión entre los diversos huesos que conforman los cráneos, divisiones temporales desarrolladas anormalmente, los occipucios taladrados y henchidos tras haberse producido heridas traumáticas sumamente graves de las que, sin embargo el individuo habría sobrevivido etc.
Especialmente extraño es un cráneo alargado, de gran tamaño y mucho más peculiar que los demás ya que carece de la junta de unión media del cráneo. Es interesante destacar el parecido extraordinario de estos hallazgos con otros cráneos similares, hallados en Egipto y en América del Sur.
Las deformaciones descritas, sin antecedentes en el panorama de la patología médica más aún si tenemos en cuenta su antigüedad de aproximadamente de 3000 años AC podría ser un descubrimiento excepcional. ¿Estamos ante el resultado de una mutación genética desconocida o se trata de una raza totalmente distinta de la que la arqueología no tenía noticias hasta ahora y que, por razones ignoradas, habitaban esta isla.
El estudio genético de estos restos muestra que no tienen ningún estigma humano, lo que complica aún más su origen. ¿dónde estamos, que quiere decir esto, de donde vinieron estos hombres?.
Es muy posible que intervengan varios elementos en la transformacion del esqueleto del sapiens. El cambio de genes y de vegetación,entre otros, para llegar al homínido de nuestros días “ el homo sapiens sapiens”.
Pero lo que sí es cierto es que “El ESFENOIDES”, tiene una función primordial en el desarrollo morfológico y psiquico del homo sapiens.

________________________________________
Biografía
Anne Dambricourt Malassé
Los craneos de la isla de Malta. Dr. Anton Mifsud y Dr. Charles Savona Ventura

No hay comentarios »

No comments yet.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Leave a comment

Powered by WordPress