Enriquerubio.net El blog del Dr. Enrique Rubio

19 marzo 2020

CANNABIS Y LAS ENFERMEDADES PSIQUIÁTRICAS

Filed under: Emocion y Sentimientos — Etiquetas: — Enrique Rubio @ 21:29

CANNABIS Y LAS ENFERMEDADES PSIQUIÁTRICAS
Cannabis el serie para y se manera de brockovich pues hay algo en ella el relevo
El cannabis es una droga que se extrae de la planta Cannabis sativa, con cuya resina, hojas, tallos y flores se elaboran las drogas ilegales más consumidas en España: el hachís y la marihuana. Sus efectos sobre el cerebro son debidos principalmente a uno de sus principios activos, el Tetrahidrocannabinol o THC, que se encuentra en diferentes proporciones según el preparado utilizado:
• Marihuana: obtenida de la trituración de flores, hojas y tallos secos.
• Hachís: elaborado a partir de la resina almacenada en las flores de la planta hembra.
• Aceite de hachís: resina de hachís disuelta y concentrada.
Estos preparados se consumen fumados en un cigarrillo liado con tabaco, recibiendo diversas denominaciones que cambian con las generaciones de adolescentes: porro, canuto, peta, joint, etc. Con menor frecuencia se fuma en mini-pipas o se ingiere directamente.
• Al consumirse fumado, sus efectos pueden sentirse casi inmediatamente y duran entre dos y tres horas.
• Por vía oral la absorción es más lenta y sus efectos aparecen entre la media hora y las dos horas, pudiendo durar hasta 6 horas.
El THC, principal principio activo del cannabis, es una sustancia muy soluble en grasa y llega rápidamente al cerebro, en donde se acumula y del que se elimina muy lentamente.
El THC tiene una vida media aproximada de una semana, lo que significa que, una semana después de consumirlo, el organismo no ha conseguido eliminar más que el 50%. Aunque una persona sólo consuma los fines de semana, no habrá tiempo suficiente para que se elimine completamente y se irá acumulando en su cerebro, produciendo varios de sus efectos.

Es legal en algunos lugares del mundo y se ofrece medicinalmente en otros. Pero, ¿qué le hace fumar marihuana a tu salud mental?
Los posibles daños asociados con el consumo de cannabis dependen de dos cosas por encima de todas las demás. La edad y la frecuencia de consumo
La primera es la edad a la que se empieza a usar esta droga especialmente si es anterior a los , 18 años.
El uso del cannabis durante las etapas clave del desarrollo cerebral puede afectar a la poda sináptica (cuando se eliminan las conexiones neuronales antiguas) y el desarrollo de la materia blanca (que transmite señales en el cerebro).
El segundo son los patrones de uso: la frecuencia, la dosis y la duración, especialmente si está utilizando al menos semanalmente. Cuanto mayor o más potente sea la dosis, más tetrahidrocannabinol (THC) está ingiente. El THC es el principal componente psicoactivo del cannabis y parece actuar en áreas de nuestro cerebro involucradas en la regulación de nuestras experiencias emocionales.
Depresión y ansiedad
Muchos estudios de la relación entre el consumo de cannabis y las enfermedades mentales como la depresión y la ansiedad han sufrido problemas metodológicos al no controlar los factores relacionados.
Los pocos estudios longitudinales que se han realizado tienen hallazgos mixtos.
Una revisión de 2014 de la investigación existente concluyó que el uso de cannabis puso a un individuo en riesgo moderado de desarrollar depresión.
Desafortunadamente no estaba dentro del alcance de la investigación determinar si el consumo de cannabis estaba causando depresión o si la relación en su lugar refleja la asociación entre el consumo de cannabis y los problemas sociales. El consumo de cannabis se asocia con otros factores que aumentan el riesgo de depresión, como la deserción escolar y el desempleo.
La relación entre el consumo de cannabis y la ansiedad también es compleja. Muchas personas usan cannabis por sus efectos eufóricos y relajantes. Pero algunas personas también experimentan sentimientos de ansiedad o paranoia cuando están intoxicadas. Como tal, el cannabis podría ser utilizado para aliviar la ansiedad o el estrés para algunos mientras que causa que otros se sientan ansiosos.
Una revisión de 2014 de la investigación disponible concluyó que el uso de cannabis pone al individuo en un pequeño riesgo de desarrollar ansiedad. Pero las conclusiones dudaron que el cannabis fuera el causante de la ansiedad.
No se incluyeron en estos exámenes anteriores de trastornos de depresión y ansiedad fueron dos investigaciones recientes sobre el consumo de cannabis en los Estados Unidos utilizando datos de 2001-2002 y 2004-2005. Estos incluían una serie de variables como el estado demográfico y el entorno familiar.
Cada uno encontró una asociación significativa entre el consumo de cannabis y la aparición de depresión y trastornos de ansiedad. Pero esta asociación ya no era significativa al considerar el impacto de las variables incluidas.
Claramente, la relación entre el consumo de cannabis y los trastornos de depresión y ansiedad es compleja e implica las razones del individuo para el consumo de cannabis y situaciones externas. Es decir, el cannabis puede ser utilizado para ayudar a hacer frente a problemas sociales que no fueron necesariamente causados por el consumo de cannabis.
Esquizofrenia
Por el contrario, la relación entre el consumo de cannabis y el riesgo de desarrollar síntomas de psicosis ha sido bien establecida en muchos artículos de revisión diferentes.
Esta investigación ha encontrado que el consumo temprano y frecuente de cannabis es una causa de psicosis, que interactúa con otros factores de riesgo como los antecedentes familiares de psicosis, la historia de abuso infantil y la expresión de los genes COMT y AKT1. Estas interacciones hacen que sea difícil determinar el papel exacto del consumo de cannabis en la causa de psicosis que podría no haber ocurrido de otra manera..
A pesar de todo, la conexión entre el consumo de cannabis y la psicosis no es sorprendente. Existe un fuerte parecido entre los efectos agudos y transitorios del consumo de cannabis y los síntomas de la psicosis, incluyendo deterioro de la memoria, la cognición y el procesamiento de estímulos externos. Esto se combina para dificultar que una persona aprenda y recuerde cosas nuevas, pero también puede extenderse a la experiencia del pensamiento engañoso y las alucinaciones.
También sabemos que el consumo de cannabis por personas con trastorno psicótico establecido puede exacerbar los síntomas..
En general, la evidencia sugiere que el consumo de cannabis presentará un diagnóstico de psicosis en un promedio de 2,7 años.
El riesgo de desarrollar esquizofrenia aumenta con la duración y la dosis del consumo de cannabis. Los consumidores regulares de cannabis tienen el doble de riesgo de no usuarios. Aquellos que han utilizado cannabis en algún momento de su vida tienen un 40% más de riesgo en comparación con los no usuarios.
Dicho esto, es importante considerar este mayor riesgo en contexto. Las proporciones de individuos con psicosis entre la población y entre los consumidores de cannabis son bajas. Las estimaciones actuales sugieren que si se sabía que el consumo frecuente de cannabis a largo plazo causaba psicosis, las tasas de incidencia aumentarían de siete de cada 1.000 en los no usuarios a 14 de cada 1.000 consumidores de cannabis.

No hay comentarios »

No comments yet.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Leave a comment

Powered by WordPress