Enriquerubio.net

5 Octubre 2016

AUTOFAGIA

Archivado en: General, NOTABLES — Enrique Rubio @ 12:13

autofagia-1autofagia

Yoshinori Oshumi  científico japonés ha sido galardonado con el Premio Nobel de Medicina 2016 . Su trabajo ha consistido en investigar cómo las células  reciclan sus contenidos, un proceso metabólico involucrados en el cáncer, la diabetes y los trastornos neurológicos, y uno susceptibles de manipulación terapéutica.

Durante 30 años, Yoshinori Oshumi, ha caracterizado la autofagia, o “auto-alimentación” en la levadura de panadero y se ha demostrado que funciona casi de la misma forma en las células humanas, el Dr. Oshumi recordó que cuando comenzó, la investigación publicada en la autofagia ascendió a menos de 20 artículos de un añoy “Ahora [hay publicado mas de 5000.

La autofagia es esencial para la supervivencia celular en un número de maneras. Sirve como un servicio de reciclaje de proteínas y orgánulos dañados. Una estructura sacklike llamada autofagosoma envuelve a esta basura celular y lo transporta a un lisosoma, donde las enzimas descomponen en nutrientes y bloques de construcción celular. De igual forma las células utilizan estas mismas herramientas para capturar y eliminar las bacterias y los virus invasores. Y tal vez en una respuesta evolutiva a la inanición, las células pueden obtener combustible de emergencia a través de la autofagia por el consumo esencialmente a sí mismos.

La enfermedad sobreviene cuando la autofagia no es oportuna, cuando los detritus celulares no se reciclan . . Las interrupciones en la autofagia se han relacionado con el cáncer, así como trastornos tales como la enfermedad de Parkinson y la diabetes tipo 2 que se desarrollan con el envejecimiento. Los genes que codifican la autofagia también pueden desencadenar la enfermedad.

La investigación del Dr. Oshumi apuntó a posibles terapias mediante la identificación de los genes que codifican para la autofagia y la reacción en cadena de proteínas y complejos de proteínas que llevan a cabo.

La aplicación de estos conocimientos no se ha hecho esperar y ya se está aplicando con sentido práctico esta idea, a través de medicamentos y terapia génica. Un estudio publicado recientemente en PLoS Biology , por ejemplo, demostró que una proteína que promueve la autofagia ayudó a reparar el tejido cardiaco dañado en ratones después de un infarto de miocardio.

Del mismo modo, un grupo de investigación dirigido por el Dr. Perlmutter, invierten cirrosis hepática causada por la deficiencia de alfa-1-antitripsina (ATD) en ratones mediante la administración de carbamazepina, un anticonvulsivo y estabilizador del estado de ánimo, para estimular la autofagia. La terapia trabajó limpiando mal plegada - y tóxicos - proteínas APHA-1-antitripsina que se acumulan en las células del hígado. El equipo ahora está llevando a cabo un ensayo clínico de fase 2 para el tratamiento de pacientes con enfermedad hepática severa ATD esta manera y evitar un trasplante.

Desde hace centurias los investigadores han comentado la necesidad de la población de los detritus celulares, pero ninguno se había acercado a la idea de autogestión al esto eléctricos y convertirlo en materia aprovechable y útil para el metabolismo. Igual forma el control de los genes que controlan la autofagia podían eliminar enfermedades conocidas pero no dominadas.

En tu trabajo básicos y fundamental son muy necesario para la visión de conjunto de la enfermedad. No es posible curar todas y cada una de las enfermedades, hace falta conocer el funcionamiento fisiológico y sus aberraciones, sólo así nos será más fácil.

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

Canal RSS de los comentarios de la entrada. URL para Trackback

Deja un comentario

Gestionado con WordPress