Enriquerubio.net

22 Junio 2017

MEMORIA Y OLVIDO

Archivado en: Memoria — Enrique Rubio @ 17:02

MEMORIA Y OLVIDO

La memoria es una función del cerebro que permite al organismo codificar, almacenar y recuperar la información del pasado y del presente.
Su principal característica es que da a nuestras vidas sentido de continuidad. Y sirve también para olvidar, para aprender hay que olvidar.
Pero no somos partes de un mecano sino que formamos parte de un sistema que funciona en relación con otros sistemas, no distintos de lo que ocurre en el Universo.
El cerebro órgano gestor del hombre es una máquina predictiva encaminada a reducir la incertidumbre del entorno.
En el momento que empezamos a clasificar, la confusión es la norma. El lenguaje no es suficientemente eficaz para explicar la espiritualidad.
Dice el investigador José María Rodríguez Delgado Los científicos se preocupan por la materia pero no por el espíritu y este, “el espíritu es el primum movens del hombre”, y no solo por la religiosidad que ello entraña, sino porque busca el sentido de las cosas.
De forma que para entendernos groseramente tendremos que utilizar algunos conceptos, eso si los menos posibles y definirlos con cuidado y sin fuertes ataduras semánticas. Tener en cuenta como punto de partida, Que lo que legitima nuestro yo es el conjunto, y no el individuo. Somos un todo y muchas partes unidas, pero cada una no es suficiente y si lo es el todo:
La memoria en el cerebro, esta en parte localizada como todas las funciones, pero es la red neurofibrilar la que condiciona su fuerza. En el cerebro, todo está relacionado con todo. Las localizaciones son partes de un todo.
El cerebro es una máquina predictiva encaminada a reducir la incertidumbre del entorno
No somos partes de un mecano sino que formamos parte de un sistema que funciona en relación con otros sistemas, no distintos de lo que ocurre en el Universo

EL ALMA: Es la parte inmaterial del ser humano que es capaz de sentir y pensar y que con el cuerpo o parte material, constituye la esencia humana. Según algunas religiones también es inmortal. Las clásicas potencias del alma son MEMORIA, ENTENDIMIENTO Y VOLUNTAD
El cerebro es un órgano predictivo encaminado a disminuir la incertidumbre que nos rodea
La MENTE, es el nombre más común del fenómeno psíquico del cerebro que es: La mente integra diversas facultades del cerebro que permite reunir información, razonar y extraer conclusiones y es responsable del entendimiento, la capacidad de crear pensamientos, la creatividad, el aprendizaje, el raciocinio, la percepción, la emoción, la memoria, la imaginación y la voluntad.
Quizas la función de la memoria sea la mas importante de nuestra biología o por lo menos primordial.
Hagamos una sutil clasificación de la memoria para entendernos:
CUANTOS TIPOS DE MEMORIA TENEMOS
Básicamente, tres tipos.
Memoria implícita, que es la que tenemos para hacer las cosas habituales (andar, hablar, comer..), o sea cualquier tipo de actividad motora de la que solemos hacer. Los hábitos son memoria almacenada que cuesta mucho que se forme pero que posteriormente es muy rígida y no se pierde por mucho tiempo que pase.
Memoria explícita, aquella que podemos declarar por escrito o verbalmente. Es la que almacena nuestro conocimiento del mundo. Esta memoria puede ser Semántica (no relacionada con experiencias concretas, sino con conceptos, significados…) o Episódica, que es la que versa sobre las cosas que nos han pasado a lo largo de nuestra vida.
A diferencia de la implícita, la explícita es una memoria consciente y no automática.
Memoria de trabajo, de breve duración. Es la que usamos para razonar, decidir, resolver… En este caso, el recuerdo es uno de los métodos que tenemos para ejercitar esta memoria muy ligada a la inteligencia general. De hecho, se ha comprobado que quienes tienen más memoria de trabajo suelen ser más inteligentes, y viceversa.
La memoria no es patrimonio del hombre, Todos los seres vivientes tienen memoria.
El caso concreto de los linfocitos, células pequeñísimas y de un misión consagrada a mantener la homeostasis, no solo reconocen las partículas nocivas y la destruyen, sino que tienen memoria y en posteriores ataques van a seguir reconociendo los atacantes y destruyéndolos.
En 1888, el investigador Santiago Ramón y Cajal publicaba una obra fundamental para la neurociencia, titulada “Estructura de los centros nerviosos de las aves”. En aquel libro, el científico aragonés demostraba por primera vez que las neuronas eran unidades independientes y autónomas.
Don Santiago por primera vez, localiza unas estructuras que pueden se depósitos de conocimientos. Aquella publicación de 1888 serviría para mostrar por primera vez la existencia de las espinas dendríticas, una parte esencial de nuestras neuronas.
Tienen cada tipo de memoria un alojamiento especifico.
Las implícitas suelen estar en los ganglios basales, estructuras profundas y de gran volumen del cerebro que se sitúan bajo la corteza.
Las explícitas suelen estar inicialmente registradas en el hipocampo, una estructura del lóbulo temporal. Pero estas, una vez almacenadas y con el paso del tiempo, pueden transferirse a diversas partes de la corteza.
Por último la memoria de trabajo suele estar en la corteza prefrontal, que es la parte más evolucionada del cerebro humano. Un daño en alguna de esas áreas puede afectar a cada una de las memorias que aloja.
El hipocampo de los mamiferos contiene las celulas de lugar donde existe una representacion del espacio que nos desenvolvemos. Mediante estas celulas el hipocampo funciona como un GPS que nos dice donde estan las cosas y cual es el camino para llegar a ellas. Antes de tomar una decisión estas neuronas se activan en diferentes secuencias y nos señalan el camino.
Pero la memoria es tan extensa en su utilidad, que sirve para recordar patógenos por los linfocitos o para recordar el suave placer de una caricia.
La vida psíquica es el esfuerzo permanente entre dos cerebros.
Un cerebro emocional inconsciente, preocupado sobre todo por sobrevivir y ante todo conectado al cuerpo.
Un cerebro cognitivo, consciente, racional y volcado en el mundo externo
Estos dos cerebros son independientes entre si, cada uno de ellos contribuye de manera muy distinta a nuestra experiencia de vida y a nuestro comportamiento
Jose Maria Delgado Garcia, Neurofisiologo y poeta, encuentra que: La estimulación de células del HIPOCAMPO en ratones transgénicos les impidió aprender.
El cerebro es una máquina que cambia de estado cuando piensa algo complejo”, comenta Delgado acerca de la importancia de los estudios in vivo. Para él esta es la clave, y pone un ejemplo: “El cerebro de Einstein, cuando no estaba pensando, sería como es de cualquier persona; la gran diferencia estaría cuando pensaba algo complejo. En ese momento es cuando hay que mirar en el cerebro para ver lo que cambia y cómo cambia
Tampoco hay que correr mucho, esto cansa. El aprendizaje debe ser suave y virtuosos.
La sobrecarga en el aprendizaje es nociva, Así lo manifiesta en un reciente trabajo de la Universidad de Lund: En experimentos con animales, se demostró que un estimulo asociado a otros dos provoca confusión, cosa que no ocurre cuando los estímulos son únicos. Los autores creen que es un intento de ahorrar energía por el cerebro. Cuando a un cerebro se le somete a la asociación de estímulos, se activa el freno del aprendizaje para ahorrar energía.
Las alteraciones de la memoria, si que nos enseñan en ocaciones que determinadas localización de la lesión pueden explicar defectos graves de la memorización y almacenamiento de la memoria como ocurre en las lesiones del Uncus del Hipocampo. Sin embargo el síndrome del Savant sabio, se debe o bien a lesiones terribles y difusas o a veces a un estado de normalidad que impide la explicación de esta capacidad de retención e imaginacion
Henry Gustav Molaison, fue un paciente norteamericano con un trastorno de memoria ampliamente estudiado desde finales de 1957 hasta su muerte. Durante mucho tiempo, fue conocido por sus iniciales, H. M., para proteger su privacidad, su leion se loalizaba en el lóbulo temporal,
El Paciente de Scoville, operado de una epilepsia temporal bilateral, extirpándole ambos uncus del hipocampo. El paciente olvidaba lo aprendido en el mismo tiempo que ocurría.
Podía leer cada día o cada hora el mismo periódico creyendolo diferente y asi vivo 30 años con un aceptable estado general.
Padgett, Fue golpeado en el suelo repetidas veces en la cabeza. El diagnóstico fue contusión, pero a los dos días, un hombre que se dice era incapaz de dibujar comenzó a crear intrincados diagramas para los que no tenía ninguna explicación. En sus palabras, está obsesionado con los números y específicamente con la geometría, es una habilidad que no se apaga ni siquiera cuando duerme y tiene sueños al respecto. Las figuras que dibuja Padgett se conocen como Fractales que, le permiten hacer una representación gráfica del numero irracional pi. El scanner mostró el daño que forzó su cerebro a compensar utilizando otras áreas del mismo que la mayoría de nosotros no utiliza.
Orlando Serrell , recibió un duro pelotazo en la cabeza a la edad de 10 años. El niño no contó nada a sus padres y por lo tanto no recibió atención médica adecuada. Durante más de un año sufrió intensos dolores de cabeza. Ahora a sus 44 años de edad, Orlando ha descubierto que tiene “memoria calendárica”, recuerda todo lo que pasó tal o cual día de la semana, y sabe perfectamente en que día caerá tal o cual fecha, o en que día cayó. Por ejemplo, puede decir cuantas veces el 12 de marzo ha caído en jueves. “Era viernes. Estaba lloviendo y pedí una pizza con salchicha y Pepperoni de Domino’s”, recordó Orlando sobre el 11 de febrero de 1983.
Quizas una serie de parámetros se nos escapan a la hora de explicar los desórdenes de la memoria y son los estímulos subliminales, que actúan por debajo del umbral absoluto, su efecto es corto y los percibimos con el inconsciente y son muy utilizados de forma no muy honrada en publicidad .
Pero olvidar es tan necesario como aprender, posible y fundamentalmente por conflicto de espacio.
Mario Benedetti dice:
Ese gran simulacro, “El olvido está tan lleno de memoria
que a veces no caben las remembranzas y hay que tirar rencores por la borda.
Recordar es fácil para quien tiene memoria, olvidar es difícil para quien tienen corazon
Olvidar .Es una acción involuntaria A menudo el olvido se produce por el “aprendizaje interferente”, Es el aprendizaje que sustituye a un recuerdo no consolidado en la memoria, y lo “desaparece” de la conciencia. Uno recuerda que ha olvidado algo, es decir, tener conciencia de haber tenido eso. Así, los recuerdos olvidados no desaparecen, sino que son sepultados en el inconsciente.
Terminar con un poema de mi amigo Angel Garcia Lopez, cuando a la muerte de Emi, dice:
Y es justo ahora la cabeza cana. Cansado y viejo enfermo de desgana. Cuando a golpes se el mundo que habité. Cuando sin fuerzas de vivir la vida . Al borde de entregarla concluida. Nada importa lo mucho que ahora sé

MEMORIA Y OLVIDO

La memoria es una función del cerebro que permite al organismo codificar, almacenar y recuperar la información del pasado y del presente.
Su principal característica es que da a nuestras vidas sentido de continuidad. Y sirve también para olvidar, para aprender hay que olvidar.
Pero no somos partes de un mecano sino que formamos parte de un sistema que funciona en relación con otros sistemas, no distintos de lo que ocurre en el Universo.
El cerebro órgano gestor del hombre es una máquina predictiva encaminada a reducir la incertidumbre del entorno.
En el momento que empezamos a clasificar, la confusión es la norma. El lenguaje no es suficientemente eficaz para explicar la espiritualidad.
Dice el investigador José María Rodríguez Delgado Los científicos se preocupan por la materia pero no por el espíritu y este, “el espíritu es el primum movens del hombre”, y no solo por la religiosidad que ello entraña, sino porque busca el sentido de las cosas.
De forma que para entendernos groseramente tendremos que utilizar algunos conceptos, eso si los menos posibles y definirlos con cuidado y sin fuertes ataduras semánticas. Tener en cuenta como punto de partida, Que lo que legitima nuestro yo es el conjunto, y no el individuo. Somos un todo y muchas partes unidas, pero cada una no es suficiente y si lo es el todo:
La memoria en el cerebro, esta en parte localizada como todas las funciones, pero es la red neurofibrilar la que condiciona su fuerza. En el cerebro, todo está relacionado con todo. Las localizaciones son partes de un todo.
El cerebro es una máquina predictiva encaminada a reducir la incertidumbre del entorno
No somos partes de un mecano sino que formamos parte de un sistema que funciona en relación con otros sistemas, no distintos de lo que ocurre en el Universo

EL ALMA: Es la parte inmaterial del ser humano que es capaz de sentir y pensar y que con el cuerpo o parte material, constituye la esencia humana. Según algunas religiones también es inmortal. Las clásicas potencias del alma son MEMORIA, ENTENDIMIENTO Y VOLUNTAD
El cerebro es un órgano predictivo encaminado a disminuir la incertidumbre que nos rodea
La MENTE, es el nombre más común del fenómeno psíquico del cerebro que es: La mente integra diversas facultades del cerebro que permite reunir información, razonar y extraer conclusiones y es responsable del entendimiento, la capacidad de crear pensamientos, la creatividad, el aprendizaje, el raciocinio, la percepción, la emoción, la memoria, la imaginación y la voluntad.
Quizas la función de la memoria sea la mas importante de nuestra biología o por lo menos primordial.
Hagamos una sutil clasificación de la memoria para entendernos:
CUANTOS TIPOS DE MEMORIA TENEMOS
Básicamente, tres tipos.
Memoria implícita, que es la que tenemos para hacer las cosas habituales (andar, hablar, comer..), o sea cualquier tipo de actividad motora de la que solemos hacer. Los hábitos son memoria almacenada que cuesta mucho que se forme pero que posteriormente es muy rígida y no se pierde por mucho tiempo que pase.
Memoria explícita, aquella que podemos declarar por escrito o verbalmente. Es la que almacena nuestro conocimiento del mundo. Esta memoria puede ser Semántica (no relacionada con experiencias concretas, sino con conceptos, significados…) o Episódica, que es la que versa sobre las cosas que nos han pasado a lo largo de nuestra vida.
A diferencia de la implícita, la explícita es una memoria consciente y no automática.
Memoria de trabajo, de breve duración. Es la que usamos para razonar, decidir, resolver… En este caso, el recuerdo es uno de los métodos que tenemos para ejercitar esta memoria muy ligada a la inteligencia general. De hecho, se ha comprobado que quienes tienen más memoria de trabajo suelen ser más inteligentes, y viceversa.
La memoria no es patrimonio del hombre, Todos los seres vivientes tienen memoria.
El caso concreto de los linfocitos, células pequeñísimas y de un misión consagrada a mantener la homeostasis, no solo reconocen las partículas nocivas y la destruyen, sino que tienen memoria y en posteriores ataques van a seguir reconociendo los atacantes y destruyéndolos.
En 1888, el investigador Santiago Ramón y Cajal publicaba una obra fundamental para la neurociencia, titulada “Estructura de los centros nerviosos de las aves”. En aquel libro, el científico aragonés demostraba por primera vez que las neuronas eran unidades independientes y autónomas.
Don Santiago por primera vez, localiza unas estructuras que pueden se depósitos de conocimientos. Aquella publicación de 1888 serviría para mostrar por primera vez la existencia de las espinas dendríticas, una parte esencial de nuestras neuronas.
Tienen cada tipo de memoria un alojamiento especifico.
Las implícitas suelen estar en los ganglios basales, estructuras profundas y de gran volumen del cerebro que se sitúan bajo la corteza.
Las explícitas suelen estar inicialmente registradas en el hipocampo, una estructura del lóbulo temporal. Pero estas, una vez almacenadas y con el paso del tiempo, pueden transferirse a diversas partes de la corteza.
Por último la memoria de trabajo suele estar en la corteza prefrontal, que es la parte más evolucionada del cerebro humano. Un daño en alguna de esas áreas puede afectar a cada una de las memorias que aloja.
El hipocampo de los mamiferos contiene las celulas de lugar donde existe una representacion del espacio que nos desenvolvemos. Mediante estas celulas el hipocampo funciona como un GPS que nos dice donde estan las cosas y cual es el camino para llegar a ellas. Antes de tomar una decisión estas neuronas se activan en diferentes secuencias y nos señalan el camino.
Pero la memoria es tan extensa en su utilidad, que sirve para recordar patógenos por los linfocitos o para recordar el suave placer de una caricia.
La vida psíquica es el esfuerzo permanente entre dos cerebros.
Un cerebro emocional inconsciente, preocupado sobre todo por sobrevivir y ante todo conectado al cuerpo.
Un cerebro cognitivo, consciente, racional y volcado en el mundo externo
Estos dos cerebros son independientes entre si, cada uno de ellos contribuye de manera muy distinta a nuestra experiencia de vida y a nuestro comportamiento
Jose Maria Delgado Garcia, Neurofisiologo y poeta, encuentra que: La estimulación de células del HIPOCAMPO en ratones transgénicos les impidió aprender.
El cerebro es una máquina que cambia de estado cuando piensa algo complejo”, comenta Delgado acerca de la importancia de los estudios in vivo. Para él esta es la clave, y pone un ejemplo: “El cerebro de Einstein, cuando no estaba pensando, sería como es de cualquier persona; la gran diferencia estaría cuando pensaba algo complejo. En ese momento es cuando hay que mirar en el cerebro para ver lo que cambia y cómo cambia
Tampoco hay que correr mucho, esto cansa. El aprendizaje debe ser suave y virtuosos.
La sobrecarga en el aprendizaje es nociva, Así lo manifiesta en un reciente trabajo de la Universidad de Lund: En experimentos con animales, se demostró que un estimulo asociado a otros dos provoca confusión, cosa que no ocurre cuando los estímulos son únicos. Los autores creen que es un intento de ahorrar energía por el cerebro. Cuando a un cerebro se le somete a la asociación de estímulos, se activa el freno del aprendizaje para ahorrar energía.
Las alteraciones de la memoria, si que nos enseñan en ocaciones que determinadas localización de la lesión pueden explicar defectos graves de la memorización y almacenamiento de la memoria como ocurre en las lesiones del Uncus del Hipocampo. Sin embargo el síndrome del Savant sabio, se debe o bien a lesiones terribles y difusas o a veces a un estado de normalidad que impide la explicación de esta capacidad de retención e imaginacion
Henry Gustav Molaison, fue un paciente norteamericano con un trastorno de memoria ampliamente estudiado desde finales de 1957 hasta su muerte. Durante mucho tiempo, fue conocido por sus iniciales, H. M., para proteger su privacidad, su leion se loalizaba en el lóbulo temporal,
El Paciente de Scoville, operado de una epilepsia temporal bilateral, extirpándole ambos uncus del hipocampo. El paciente olvidaba lo aprendido en el mismo tiempo que ocurría.
Podía leer cada día o cada hora el mismo periódico creyendolo diferente y asi vivo 30 años con un aceptable estado general.
Padgett, Fue golpeado en el suelo repetidas veces en la cabeza. El diagnóstico fue contusión, pero a los dos días, un hombre que se dice era incapaz de dibujar comenzó a crear intrincados diagramas para los que no tenía ninguna explicación. En sus palabras, está obsesionado con los números y específicamente con la geometría, es una habilidad que no se apaga ni siquiera cuando duerme y tiene sueños al respecto. Las figuras que dibuja Padgett se conocen como Fractales que, le permiten hacer una representación gráfica del numero irracional pi. El scanner mostró el daño que forzó su cerebro a compensar utilizando otras áreas del mismo que la mayoría de nosotros no utiliza.
Orlando Serrell , recibió un duro pelotazo en la cabeza a la edad de 10 años. El niño no contó nada a sus padres y por lo tanto no recibió atención médica adecuada. Durante más de un año sufrió intensos dolores de cabeza. Ahora a sus 44 años de edad, Orlando ha descubierto que tiene “memoria calendárica”, recuerda todo lo que pasó tal o cual día de la semana, y sabe perfectamente en que día caerá tal o cual fecha, o en que día cayó. Por ejemplo, puede decir cuantas veces el 12 de marzo ha caído en jueves. “Era viernes. Estaba lloviendo y pedí una pizza con salchicha y Pepperoni de Domino’s”, recordó Orlando sobre el 11 de febrero de 1983.
Quizas una serie de parámetros se nos escapan a la hora de explicar los desórdenes de la memoria y son los estímulos subliminales, que actúan por debajo del umbral absoluto, su efecto es corto y los percibimos con el inconsciente y son muy utilizados de forma no muy honrada en publicidad .
Pero olvidar es tan necesario como aprender, posible y fundamentalmente por conflicto de espacio.
Mario Benedetti dice:
Ese gran simulacro, “El olvido está tan lleno de memoria
que a veces no caben las remembranzas y hay que tirar rencores por la borda.
Recordar es fácil para quien tiene memoria, olvidar es difícil para quien tienen corazon
Olvidar .Es una acción involuntaria A menudo el olvido se produce por el “aprendizaje interferente”, Es el aprendizaje que sustituye a un recuerdo no consolidado en la memoria, y lo “desaparece” de la conciencia. Uno recuerda que ha olvidado algo, es decir, tener conciencia de haber tenido eso. Así, los recuerdos olvidados no desaparecen, sino que son sepultados en el inconsciente.
Terminar con un poema de mi amigo Angel Garcia Lopez, cuando a la muerte de Emi, dice:
Y es justo ahora la cabeza cana. Cansado y viejo enfermo de desgana. Cuando a golpes se el mundo que habité. Cuando sin fuerzas de vivir la vida . Al borde de entregarla concluida. Nada importa lo mucho que ahora sé

MEMORIA Y OLVIDO

La memoria es una función del cerebro que permite al organismo codificar, almacenar y recuperar la información del pasado y del presente.
Su principal característica es que da a nuestras vidas sentido de continuidad. Y sirve también para olvidar, para aprender hay que olvidar.
Pero no somos partes de un mecano sino que formamos parte de un sistema que funciona en relación con otros sistemas, no distintos de lo que ocurre en el Universo.
El cerebro órgano gestor del hombre es una máquina predictiva encaminada a reducir la incertidumbre del entorno.
En el momento que empezamos a clasificar, la confusión es la norma. El lenguaje no es suficientemente eficaz para explicar la espiritualidad.
Dice el investigador José María Rodríguez Delgado Los científicos se preocupan por la materia pero no por el espíritu y este, “el espíritu es el primum movens del hombre”, y no solo por la religiosidad que ello entraña, sino porque busca el sentido de las cosas.
De forma que para entendernos groseramente tendremos que utilizar algunos conceptos, eso si los menos posibles y definirlos con cuidado y sin fuertes ataduras semánticas. Tener en cuenta como punto de partida, Que lo que legitima nuestro yo es el conjunto, y no el individuo. Somos un todo y muchas partes unidas, pero cada una no es suficiente y si lo es el todo:
La memoria en el cerebro, esta en parte localizada como todas las funciones, pero es la red neurofibrilar la que condiciona su fuerza. En el cerebro, todo está relacionado con todo. Las localizaciones son partes de un todo.
El cerebro es una máquina predictiva encaminada a reducir la incertidumbre del entorno
No somos partes de un mecano sino que formamos parte de un sistema que funciona en relación con otros sistemas, no distintos de lo que ocurre en el Universo

EL ALMA: Es la parte inmaterial del ser humano que es capaz de sentir y pensar y que con el cuerpo o parte material, constituye la esencia humana. Según algunas religiones también es inmortal. Las clásicas potencias del alma son MEMORIA, ENTENDIMIENTO Y VOLUNTAD
El cerebro es un órgano predictivo encaminado a disminuir la incertidumbre que nos rodea
La MENTE, es el nombre más común del fenómeno psíquico del cerebro que es: La mente integra diversas facultades del cerebro que permite reunir información, razonar y extraer conclusiones y es responsable del entendimiento, la capacidad de crear pensamientos, la creatividad, el aprendizaje, el raciocinio, la percepción, la emoción, la memoria, la imaginación y la voluntad.
Quizas la función de la memoria sea la mas importante de nuestra biología o por lo menos primordial.
Hagamos una sutil clasificación de la memoria para entendernos:
CUANTOS TIPOS DE MEMORIA TENEMOS
Básicamente, tres tipos.
Memoria implícita, que es la que tenemos para hacer las cosas habituales (andar, hablar, comer..), o sea cualquier tipo de actividad motora de la que solemos hacer. Los hábitos son memoria almacenada que cuesta mucho que se forme pero que posteriormente es muy rígida y no se pierde por mucho tiempo que pase.
Memoria explícita, aquella que podemos declarar por escrito o verbalmente. Es la que almacena nuestro conocimiento del mundo. Esta memoria puede ser Semántica (no relacionada con experiencias concretas, sino con conceptos, significados…) o Episódica, que es la que versa sobre las cosas que nos han pasado a lo largo de nuestra vida.
A diferencia de la implícita, la explícita es una memoria consciente y no automática.
Memoria de trabajo, de breve duración. Es la que usamos para razonar, decidir, resolver… En este caso, el recuerdo es uno de los métodos que tenemos para ejercitar esta memoria muy ligada a la inteligencia general. De hecho, se ha comprobado que quienes tienen más memoria de trabajo suelen ser más inteligentes, y viceversa.
La memoria no es patrimonio del hombre, Todos los seres vivientes tienen memoria.
El caso concreto de los linfocitos, células pequeñísimas y de un misión consagrada a mantener la homeostasis, no solo reconocen las partículas nocivas y la destruyen, sino que tienen memoria y en posteriores ataques van a seguir reconociendo los atacantes y destruyéndolos.
En 1888, el investigador Santiago Ramón y Cajal publicaba una obra fundamental para la neurociencia, titulada “Estructura de los centros nerviosos de las aves”. En aquel libro, el científico aragonés demostraba por primera vez que las neuronas eran unidades independientes y autónomas.
Don Santiago por primera vez, localiza unas estructuras que pueden se depósitos de conocimientos. Aquella publicación de 1888 serviría para mostrar por primera vez la existencia de las espinas dendríticas, una parte esencial de nuestras neuronas.
Tienen cada tipo de memoria un alojamiento especifico.
Las implícitas suelen estar en los ganglios basales, estructuras profundas y de gran volumen del cerebro que se sitúan bajo la corteza.
Las explícitas suelen estar inicialmente registradas en el hipocampo, una estructura del lóbulo temporal. Pero estas, una vez almacenadas y con el paso del tiempo, pueden transferirse a diversas partes de la corteza.
Por último la memoria de trabajo suele estar en la corteza prefrontal, que es la parte más evolucionada del cerebro humano. Un daño en alguna de esas áreas puede afectar a cada una de las memorias que aloja.
El hipocampo de los mamiferos contiene las celulas de lugar donde existe una representacion del espacio que nos desenvolvemos. Mediante estas celulas el hipocampo funciona como un GPS que nos dice donde estan las cosas y cual es el camino para llegar a ellas. Antes de tomar una decisión estas neuronas se activan en diferentes secuencias y nos señalan el camino.
Pero la memoria es tan extensa en su utilidad, que sirve para recordar patógenos por los linfocitos o para recordar el suave placer de una caricia.
La vida psíquica es el esfuerzo permanente entre dos cerebros.
Un cerebro emocional inconsciente, preocupado sobre todo por sobrevivir y ante todo conectado al cuerpo.
Un cerebro cognitivo, consciente, racional y volcado en el mundo externo
Estos dos cerebros son independientes entre si, cada uno de ellos contribuye de manera muy distinta a nuestra experiencia de vida y a nuestro comportamiento
Jose Maria Delgado Garcia, Neurofisiologo y poeta, encuentra que: La estimulación de células del HIPOCAMPO en ratones transgénicos les impidió aprender.
El cerebro es una máquina que cambia de estado cuando piensa algo complejo”, comenta Delgado acerca de la importancia de los estudios in vivo. Para él esta es la clave, y pone un ejemplo: “El cerebro de Einstein, cuando no estaba pensando, sería como es de cualquier persona; la gran diferencia estaría cuando pensaba algo complejo. En ese momento es cuando hay que mirar en el cerebro para ver lo que cambia y cómo cambia
Tampoco hay que correr mucho, esto cansa. El aprendizaje debe ser suave y virtuosos.
La sobrecarga en el aprendizaje es nociva, Así lo manifiesta en un reciente trabajo de la Universidad de Lund: En experimentos con animales, se demostró que un estimulo asociado a otros dos provoca confusión, cosa que no ocurre cuando los estímulos son únicos. Los autores creen que es un intento de ahorrar energía por el cerebro. Cuando a un cerebro se le somete a la asociación de estímulos, se activa el freno del aprendizaje para ahorrar energía.
Las alteraciones de la memoria, si que nos enseñan en ocaciones que determinadas localización de la lesión pueden explicar defectos graves de la memorización y almacenamiento de la memoria como ocurre en las lesiones del Uncus del Hipocampo. Sin embargo el síndrome del Savant sabio, se debe o bien a lesiones terribles y difusas o a veces a un estado de normalidad que impide la explicación de esta capacidad de retención e imaginacion
Henry Gustav Molaison, fue un paciente norteamericano con un trastorno de memoria ampliamente estudiado desde finales de 1957 hasta su muerte. Durante mucho tiempo, fue conocido por sus iniciales, H. M., para proteger su privacidad, su leion se loalizaba en el lóbulo temporal,
El Paciente de Scoville, operado de una epilepsia temporal bilateral, extirpándole ambos uncus del hipocampo. El paciente olvidaba lo aprendido en el mismo tiempo que ocurría.
Podía leer cada día o cada hora el mismo periódico creyendolo diferente y asi vivo 30 años con un aceptable estado general.
Padgett, Fue golpeado en el suelo repetidas veces en la cabeza. El diagnóstico fue contusión, pero a los dos días, un hombre que se dice era incapaz de dibujar comenzó a crear intrincados diagramas para los que no tenía ninguna explicación. En sus palabras, está obsesionado con los números y específicamente con la geometría, es una habilidad que no se apaga ni siquiera cuando duerme y tiene sueños al respecto. Las figuras que dibuja Padgett se conocen como Fractales que, le permiten hacer una representación gráfica del numero irracional pi. El scanner mostró el daño que forzó su cerebro a compensar utilizando otras áreas del mismo que la mayoría de nosotros no utiliza.
Orlando Serrell , recibió un duro pelotazo en la cabeza a la edad de 10 años. El niño no contó nada a sus padres y por lo tanto no recibió atención médica adecuada. Durante más de un año sufrió intensos dolores de cabeza. Ahora a sus 44 años de edad, Orlando ha descubierto que tiene “memoria calendárica”, recuerda todo lo que pasó tal o cual día de la semana, y sabe perfectamente en que día caerá tal o cual fecha, o en que día cayó. Por ejemplo, puede decir cuantas veces el 12 de marzo ha caído en jueves. “Era viernes. Estaba lloviendo y pedí una pizza con salchicha y Pepperoni de Domino’s”, recordó Orlando sobre el 11 de febrero de 1983.
Quizas una serie de parámetros se nos escapan a la hora de explicar los desórdenes de la memoria y son los estímulos subliminales, que actúan por debajo del umbral absoluto, su efecto es corto y los percibimos con el inconsciente y son muy utilizados de forma no muy honrada en publicidad .
Pero olvidar es tan necesario como aprender, posible y fundamentalmente por conflicto de espacio.
Mario Benedetti dice:
Ese gran simulacro, “El olvido está tan lleno de memoria
que a veces no caben las remembranzas y hay que tirar rencores por la borda.
Recordar es fácil para quien tiene memoria, olvidar es difícil para quien tienen corazon
Olvidar .Es una acción involuntaria A menudo el olvido se produce por el “aprendizaje interferente”, Es el aprendizaje que sustituye a un recuerdo no consolidado en la memoria, y lo “desaparece” de la conciencia. Uno recuerda que ha olvidado algo, es decir, tener conciencia de haber tenido eso. Así, los recuerdos olvidados no desaparecen, sino que son sepultados en el inconsciente.
Terminar con un poema de mi amigo Angel Garcia Lopez, cuando a la muerte de Emi, dice:
Y es justo ahora la cabeza cana. Cansado y viejo enfermo de desgana. Cuando a golpes se el mundo que habité. Cuando sin fuerzas de vivir la vida . Al borde de entregarla concluida. Nada importa lo mucho que ahora sé

MEMORIA Y OLVIDO

La memoria es una función del cerebro que permite al organismo codificar, almacenar y recuperar la información del pasado y del presente.
Su principal característica es que da a nuestras vidas sentido de continuidad. Y sirve también para olvidar, para aprender hay que olvidar.
Pero no somos partes de un mecano sino que formamos parte de un sistema que funciona en relación con otros sistemas, no distintos de lo que ocurre en el Universo.
El cerebro órgano gestor del hombre es una máquina predictiva encaminada a reducir la incertidumbre del entorno.
En el momento que empezamos a clasificar, la confusión es la norma. El lenguaje no es suficientemente eficaz para explicar la espiritualidad.
Dice el investigador José María Rodríguez Delgado Los científicos se preocupan por la materia pero no por el espíritu y este, “el espíritu es el primum movens del hombre”, y no solo por la religiosidad que ello entraña, sino porque busca el sentido de las cosas.
De forma que para entendernos groseramente tendremos que utilizar algunos conceptos, eso si los menos posibles y definirlos con cuidado y sin fuertes ataduras semánticas. Tener en cuenta como punto de partida, Que lo que legitima nuestro yo es el conjunto, y no el individuo. Somos un todo y muchas partes unidas, pero cada una no es suficiente y si lo es el todo:
La memoria en el cerebro, esta en parte localizada como todas las funciones, pero es la red neurofibrilar la que condiciona su fuerza. En el cerebro, todo está relacionado con todo. Las localizaciones son partes de un todo.
El cerebro es una máquina predictiva encaminada a reducir la incertidumbre del entorno
No somos partes de un mecano sino que formamos parte de un sistema que funciona en relación con otros sistemas, no distintos de lo que ocurre en el Universo

EL ALMA: Es la parte inmaterial del ser humano que es capaz de sentir y pensar y que con el cuerpo o parte material, constituye la esencia humana. Según algunas religiones también es inmortal. Las clásicas potencias del alma son MEMORIA, ENTENDIMIENTO Y VOLUNTAD
El cerebro es un órgano predictivo encaminado a disminuir la incertidumbre que nos rodea
La MENTE, es el nombre más común del fenómeno psíquico del cerebro que es: La mente integra diversas facultades del cerebro que permite reunir información, razonar y extraer conclusiones y es responsable del entendimiento, la capacidad de crear pensamientos, la creatividad, el aprendizaje, el raciocinio, la percepción, la emoción, la memoria, la imaginación y la voluntad.
Quizas la función de la memoria sea la mas importante de nuestra biología o por lo menos primordial.
Hagamos una sutil clasificación de la memoria para entendernos:
CUANTOS TIPOS DE MEMORIA TENEMOS
Básicamente, tres tipos.
Memoria implícita, que es la que tenemos para hacer las cosas habituales (andar, hablar, comer..), o sea cualquier tipo de actividad motora de la que solemos hacer. Los hábitos son memoria almacenada que cuesta mucho que se forme pero que posteriormente es muy rígida y no se pierde por mucho tiempo que pase.
Memoria explícita, aquella que podemos declarar por escrito o verbalmente. Es la que almacena nuestro conocimiento del mundo. Esta memoria puede ser Semántica (no relacionada con experiencias concretas, sino con conceptos, significados…) o Episódica, que es la que versa sobre las cosas que nos han pasado a lo largo de nuestra vida.
A diferencia de la implícita, la explícita es una memoria consciente y no automática.
Memoria de trabajo, de breve duración. Es la que usamos para razonar, decidir, resolver… En este caso, el recuerdo es uno de los métodos que tenemos para ejercitar esta memoria muy ligada a la inteligencia general. De hecho, se ha comprobado que quienes tienen más memoria de trabajo suelen ser más inteligentes, y viceversa.
La memoria no es patrimonio del hombre, Todos los seres vivientes tienen memoria.
El caso concreto de los linfocitos, células pequeñísimas y de un misión consagrada a mantener la homeostasis, no solo reconocen las partículas nocivas y la destruyen, sino que tienen memoria y en posteriores ataques van a seguir reconociendo los atacantes y destruyéndolos.
En 1888, el investigador Santiago Ramón y Cajal publicaba una obra fundamental para la neurociencia, titulada “Estructura de los centros nerviosos de las aves”. En aquel libro, el científico aragonés demostraba por primera vez que las neuronas eran unidades independientes y autónomas.
Don Santiago por primera vez, localiza unas estructuras que pueden se depósitos de conocimientos. Aquella publicación de 1888 serviría para mostrar por primera vez la existencia de las espinas dendríticas, una parte esencial de nuestras neuronas.
Tienen cada tipo de memoria un alojamiento especifico.
Las implícitas suelen estar en los ganglios basales, estructuras profundas y de gran volumen del cerebro que se sitúan bajo la corteza.
Las explícitas suelen estar inicialmente registradas en el hipocampo, una estructura del lóbulo temporal. Pero estas, una vez almacenadas y con el paso del tiempo, pueden transferirse a diversas partes de la corteza.
Por último la memoria de trabajo suele estar en la corteza prefrontal, que es la parte más evolucionada del cerebro humano. Un daño en alguna de esas áreas puede afectar a cada una de las memorias que aloja.
El hipocampo de los mamiferos contiene las celulas de lugar donde existe una representacion del espacio que nos desenvolvemos. Mediante estas celulas el hipocampo funciona como un GPS que nos dice donde estan las cosas y cual es el camino para llegar a ellas. Antes de tomar una decisión estas neuronas se activan en diferentes secuencias y nos señalan el camino.
Pero la memoria es tan extensa en su utilidad, que sirve para recordar patógenos por los linfocitos o para recordar el suave placer de una caricia.
La vida psíquica es el esfuerzo permanente entre dos cerebros.
Un cerebro emocional inconsciente, preocupado sobre todo por sobrevivir y ante todo conectado al cuerpo.
Un cerebro cognitivo, consciente, racional y volcado en el mundo externo
Estos dos cerebros son independientes entre si, cada uno de ellos contribuye de manera muy distinta a nuestra experiencia de vida y a nuestro comportamiento
Jose Maria Delgado Garcia, Neurofisiologo y poeta, encuentra que: La estimulación de células del HIPOCAMPO en ratones transgénicos les impidió aprender.
El cerebro es una máquina que cambia de estado cuando piensa algo complejo”, comenta Delgado acerca de la importancia de los estudios in vivo. Para él esta es la clave, y pone un ejemplo: “El cerebro de Einstein, cuando no estaba pensando, sería como es de cualquier persona; la gran diferencia estaría cuando pensaba algo complejo. En ese momento es cuando hay que mirar en el cerebro para ver lo que cambia y cómo cambia
Tampoco hay que correr mucho, esto cansa. El aprendizaje debe ser suave y virtuosos.
La sobrecarga en el aprendizaje es nociva, Así lo manifiesta en un reciente trabajo de la Universidad de Lund: En experimentos con animales, se demostró que un estimulo asociado a otros dos provoca confusión, cosa que no ocurre cuando los estímulos son únicos. Los autores creen que es un intento de ahorrar energía por el cerebro. Cuando a un cerebro se le somete a la asociación de estímulos, se activa el freno del aprendizaje para ahorrar energía.
Las alteraciones de la memoria, si que nos enseñan en ocaciones que determinadas localización de la lesión pueden explicar defectos graves de la memorización y almacenamiento de la memoria como ocurre en las lesiones del Uncus del Hipocampo. Sin embargo el síndrome del Savant sabio, se debe o bien a lesiones terribles y difusas o a veces a un estado de normalidad que impide la explicación de esta capacidad de retención e imaginacion
Henry Gustav Molaison, fue un paciente norteamericano con un trastorno de memoria ampliamente estudiado desde finales de 1957 hasta su muerte. Durante mucho tiempo, fue conocido por sus iniciales, H. M., para proteger su privacidad, su leion se loalizaba en el lóbulo temporal,
El Paciente de Scoville, operado de una epilepsia temporal bilateral, extirpándole ambos uncus del hipocampo. El paciente olvidaba lo aprendido en el mismo tiempo que ocurría.
Podía leer cada día o cada hora el mismo periódico creyendolo diferente y asi vivo 30 años con un aceptable estado general.
Padgett, Fue golpeado en el suelo repetidas veces en la cabeza. El diagnóstico fue contusión, pero a los dos días, un hombre que se dice era incapaz de dibujar comenzó a crear intrincados diagramas para los que no tenía ninguna explicación. En sus palabras, está obsesionado con los números y específicamente con la geometría, es una habilidad que no se apaga ni siquiera cuando duerme y tiene sueños al respecto. Las figuras que dibuja Padgett se conocen como Fractales que, le permiten hacer una representación gráfica del numero irracional pi. El scanner mostró el daño que forzó su cerebro a compensar utilizando otras áreas del mismo que la mayoría de nosotros no utiliza.
Orlando Serrell , recibió un duro pelotazo en la cabeza a la edad de 10 años. El niño no contó nada a sus padres y por lo tanto no recibió atención médica adecuada. Durante más de un año sufrió intensos dolores de cabeza. Ahora a sus 44 años de edad, Orlando ha descubierto que tiene “memoria calendárica”, recuerda todo lo que pasó tal o cual día de la semana, y sabe perfectamente en que día caerá tal o cual fecha, o en que día cayó. Por ejemplo, puede decir cuantas veces el 12 de marzo ha caído en jueves. “Era viernes. Estaba lloviendo y pedí una pizza con salchicha y Pepperoni de Domino’s”, recordó Orlando sobre el 11 de febrero de 1983.
Quizas una serie de parámetros se nos escapan a la hora de explicar los desórdenes de la memoria y son los estímulos subliminales, que actúan por debajo del umbral absoluto, su efecto es corto y los percibimos con el inconsciente y son muy utilizados de forma no muy honrada en publicidad .
Pero olvidar es tan necesario como aprender, posible y fundamentalmente por conflicto de espacio.
Mario Benedetti dice:
Ese gran simulacro, “El olvido está tan lleno de memoria
que a veces no caben las remembranzas y hay que tirar rencores por la borda.
Recordar es fácil para quien tiene memoria, olvidar es difícil para quien tienen corazon
Olvidar .Es una acción involuntaria A menudo el olvido se produce por el “aprendizaje interferente”, Es el aprendizaje que sustituye a un recuerdo no consolidado en la memoria, y lo “desaparece” de la conciencia. Uno recuerda que ha olvidado algo, es decir, tener conciencia de haber tenido eso. Así, los recuerdos olvidados no desaparecen, sino que son sepultados en el inconsciente.
Terminar con un poema de mi amigo Angel Garcia Lopez, cuando a la muerte de Emi, dice:
Y es justo ahora la cabeza cana. Cansado y viejo enfermo de desgana. Cuando a golpes se el mundo que habité. Cuando sin fuerzas de vivir la vida . Al borde de entregarla concluida. Nada importa lo mucho que ahora sé

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

Canal RSS de los comentarios de la entrada. URL para Trackback

Deja un comentario

Gestionado con WordPress