Enriquerubio.net

29 Octubre 2007

La Inflamación e Infección del Disco Intervertabral (VI)

Archivado en: Raquis — Enrique Rubio @ 14:33

Teoria Infecciosa de la Artrosis
Marshall y Warren reconocieron el helicobacter pilory en la gastritis crónica activa considerada como la infección más frecuente en humanos. A pesar de su descubrimiento en la mucosa gástrica de los perros, en 1893 (33), fue ignorado hasta 1983 (124) Este descubrimiento fue el inicio de una intensa investigación en las áreas básicas, microbiología y clínicas, y junto a los intensos trabajos en el VIH , permitió un enorme avance en biología molecular y su aplicación en salud publica.
Los científicos volvieron considerar los gérmenes como causantes de enfermedades llamadas imprecisamente degenerativas y en solo 25 años unas 30 enfermedades hasta ahora consideradas degenerativas, se han demostrado causadas por gemenes, y otro número importantes de enfermedades están bajo severa sospecha de que su origen sea microbiano (26).
Esto unido a lo inverosímil de las teorías emitidas para explicar una enfermedad tan prevalerte e invalidante como la artrosis en general y raquídea en particular, esta también haciendo que busquemos gérmenes “en unas lesiones inflamatorias crónicas”, cosa hasta hace poco no reconocida. Sin embargo llama la atención que solo contados estudios se han hecho sobre la búsqueda y el hallazgo de gérmenes en la enfermedad discal. Fritzell P; Bergström T; Welinder-Olsson C (40) analizan el 16S del rRNA con técnica de PCR en muestras de disco extraídas a 10 paciente con lumbociaticas o síndromes postlaminectomias y encuentran gérmenes en dos En un paciente con hernia de disco encuentran Bacillus cereus, y en otro paciente con síndrome postlaminectomia un Citrobacter braaki/freundi y afirman que el estudio del rRNA es una buena herramienta para la detección de gérmenes
Los pacientes con fallo renal crónico con frecuencia son portadores de infecciones en órganos internos. Atalay B,y col (7). Encuentran en un paciente con insuficiencia renal de 55 años de edad, y una clínica de dolor lumbar y signos de discitis en la RMN a nivel L5-S1, que el cultivo del disco extirpado quirúrgicamente dio crecimiento a un corinebacterium difteria
Porter, P. y col (96), encuentran una bacteria de baja patogenicidad , enterobacteria agglomerans en un joven sano con dolor lumbar que aparecio después de un tratamiento prolongado con antibióticos (tetraciclinas) cuyo estudio radiográfico mostró alteraciones en el disco L4-L5 y mínima alteración ósea. La aspiración del disco permitió el cultivo de la enterobacteria.
Stirling y col. (112) publicaron en la revista Lancet en 2001 un importante aporte al estudio de la infección en la artrosis. Los autores detectaron con el metodo ELISA , titulos elevados de un anticuerpo propios de la pared celular de 2 organismos de la piel “lípido S,” en el 31% de 140 pacientes dolor lumbociatica. Posteriormente en 36 pacientes con la ciática clínica, confirmada por RMN y que fueron diagnosticada de ciática discogenica, fueron operados con microdiscectomia y el material obtenido, fue inoculado en Caldo de Robertson y colocado directamente sobre agar sangre. El cultivo se mantuvo entre 2,1 y 21 dias . A los 7 dias, 19 de los 36 pacientes tenían cultivo positivos y 16 de las cuales fueron Propionebacterium Acne, 2 estafilococos coagulasa-negativo, y 1 Pl corynebacterium. De los 11 pacientes que dieron lugar a cultivo positivo en Agar Sangre, 6 tenían entre 10 y 100 colonias. La PC reactiva fue altamente positiva en solo 2 de los 25 pacientes operados que después tuvieron positividad en el cultivo a gérmenes . Utilizaron 14 controles sin dolor ciatico (discos obtenidos en pacientes operados de escoliosis) ninguno de los cuales fue positivo en el cultivo. En cuanto el lípido S , fue positivo el en 36% de los cultivos y solo el 5% de los cultivos negativos. El P acne ha sido considerado largamente poco agresivo y patógeno soportable, hasta que recientemente se vio que infectaba prótesis e incluso producía endocarditis.
A partir de entonces no se ha publicado ningún hallazgo de gérmenes de la piel en los discos afectados y productores de lumbociaatica, si bien se han presentados casos de positividad del P acne en Congresos y comunicaciones personales. La posibilidad de una nueva infección en la enfermedad artrosica, que sigue la trayectoria de la infecciones de enfermedades tales como la ulcera gástrica por el Helicobacter pilori o la Clamidia Pneumoniae en la arteriosclerosis (29).
El hallazgo en el LCR en pacientes con lumbociatica por hernias de disco o de estenosis de canal, de metabolitos anaerobios detectados con Espectroscopia de masas de protones se comparó con pacientes sin molestias y los hallazgos fueron marcadamente diferente, con lo cual nos acercamos mas a la hipótesis de que en la ADIV intervienen gérmenes anaerobios posiblemente de la piel (49).
El P. Acne que durante largo tiempo fue considerado un patógeno soportable, se ha demostrado en algunos trabajos como gravemente patógeno en articulaciones y sobre todo en prótesis y han invadido ADIV o espacios discales de pacientes que recibieron previas discectomias.(49). Sin embargo algunos casos considerados como contagios operatorios, debutaron como lumbociaticas típicas en un espacio lejano al manipulado y con unas características en las pruebas de imagen no distintas de la discartrosis y con aumento de los marcadores inflamatorios periféricos como la PC reactiva, cuyos valores como en otros casos se eleva notablemente (49).
Tenemos pues un germen el P.acne, capaz de infectar el cartílago intervertebral de manera crónica y aguda, cuya virulencia como siempre depende de las condiciones inmunitarias del paciente y es muy posible que sea uno de los principales participantes en la infección del disco intervertebral y de la reacción inflamatoria consiguiente, de manera aguda en unos casos (7.8) y crónica en otros (112), existiendo muy posiblemente otros gemenes capaces de producir también la infección del disco (7. 40.96).
Posiblemente como demuestran las lesiones descubiertas en niños y adolescentes con RMN sobre todo, los gemenes actúan muy precozmente y dejan una inflamación crónica en el cartílago del disco intervertebral, y son sucesivas reinfecciones y sobre todo el intenso esfuerzo a que están sometidos las articulaciones, lo que termina lesionando el DIV de manera progresiva hasta llegar a la ADIV (34.95)
La frecuente existencia de gas subcondral en las vértebras lumbares, dorsales y menos cervicales (15.74.75), puede ser considerado como gas de gérmenes anaerobios, A la entidad descrita en 1891 por Herman Kümmell en las que el colapso vertebral se asociaba a un traumatismo la mayoría de las veces leve que aparecía después de un intervalo libre de tiempo. El gas se deposita subcondral intervertebral en forma de hendidura se le llamo signo del vació (45.75). Desde el principio se considero que este gas no era específico de la osteonecrosis y no ha sido infrecuente atribuir a gérmenes la producción de este gas (15.67.75).

Conclusión.
El concepto de inflamación crónica bioquímicamente demostrado, por sus células inmunitarias, citocinas, MMPs, NO, eicosanoides y prostaglandinas etc. ha sustituido al de degeneración,.
A partir de aquí hay que encontrar el antigeno que promueve la inflamación.
La isquemia a que esta sometida el DIV, producido por la evolutiva disminución de los vasos aferentes a través del hueso subcondral y el esfuerzo y gasto del DIV, han sido considerados causantes de la ADIV. Sin embargo la cada vez mas precoz aparición de esta enfermedad hace difícil de admitir que la isquemia y el desgaste por movimiento y carga a que esta sometido el DIV, actúen tan prontamente (12.14.21), Los estudios por RMN se demuestran la precocidad de la aparición de las lesiones de ADIV, un tercio de los niños con 13 años de edad estudiados, están afectados por ADIV (94.110.). Por otra parte las alteraciones genéticas encontradas son polimorfas capaces de alterar la MEC, pero no se ha encontrado ningún daño focal capaz de reproducir todas las alteraciones de una ADIV(1.2.91.62.70.66.114). La aparición de la ADIV en familia solo dice que se afectan individuos que soportan las mismas condiciones y antigenos (10.52.121.107). La tendencia en nuestro tiempo a buscar como primera causa de patología a los gérmenes, el cultivo de algunos gérmenes de la piel sobre todo el P. acne y de otros gérmenes de comportamiento patógeno soportable, junto a los estigmas en el LCR de material anaerobio y gas en el espacio subcondrar, obligan a pensar en que la ADIV es una enfermedad inflamatoria crónica, de comienzo precoz y evolución en brotes, en la que se encuentran gérmenes y por tanto de naturaleza inflamatoria e infecciosa

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

Canal RSS de los comentarios de la entrada. URL para Trackback

Deja un comentario

Gestionado con WordPress