Enriquerubio.net El blog del Dr. Enrique Rubio

31 enero 2017

CONCIENCIA

Filed under: FUNCIONES PSIQUICAS,Vegetativo — Enrique Rubio @ 19:55

_rodinsara

La conciencia se define, en términos generales, como el conocimiento que un ser tiene de sí mismo y de su entorno.
Para hablar de conciencia seguiremos el siguiente algoritmo.
1 Que es la conciencia
2 Donde se produce la conciencia
El término conciencia se utiliza para distintos aspectos:
• El primero y de uso más extenso, se refiere a la captación, reconocimiento del sentido y la relevancia de cualquier aspecto de la realidad o de uno mismo. El término conciencia no tiene por qué ser simplemente intelectual. Dentro del mismo podemos diferenciar dos aspectos importantes:
El psicológico: se refiere a la percepción de un objeto, situación o de uno mismo, por lo que este acto de conciencia puede confundirse con el de autoconciencia.
El gnoseológico-metafísico: La gnoseología es la rama de la filosofía que estudia el origen, la naturaleza y los límites del conocimiento humano en general.
• El segundo es el reconocimiento de aquello que está bien y de lo que está mal. Desde un sentido moral, también podemos hablar de la toma de conciencia social o política, que se puede definir como el conocimiento que tiene una persona sobre los demás integrantes de su comunidad; y la concienciación ecológica, que es la aceptación y el intento por cambiar los aspectos negativos producidos por el ser humano en la naturaleza.
Conciencia en humanos
.
Conciencia se refiere al saber de sí mismo, al conocimiento que el humano tiene de su propia existencia, estados o actos.
Conciencia se aplica a lo ético, a los juicios sobre el bien y el mal de nuestras acciones. Una persona cloroformizada recobra la conciencia al cesar los efectos del anestésico. Una persona “de conciencia recta” no comete actos socialmente reprobables.
La conciencia en psiquiatría puede también definirse como el estado cognitivo no abstracto que permite la interactuación, interpretación y asociación con los estímulos externos, denominados realidad. La conciencia requiere del uso de los sentidos como medio de conectividad entre los estímulos externos y sus asociaciones.
Los humanos adultos sanos tienen conciencia sensitiva y conciencia abstracta, aunque también el pensamiento abstracto se presentaría en otras especies animales, hasta un punto que debe clarificarse.1 2 Filósofos como Aristóteles afirmaron y trataron de demostrar que el ser humano es un animal racional a diferencia de los demás. [cita requerida]
Conciencia en animales no humanos
El 7 de julio de 2012, científicos prominentes de diferentes ramas de las neurociencias, entre ellos David Edelman del Instituto de Neurociencia en La Jolla, California; Philip Low de la Universidad de Stanford y Christof Koch del Instituto de Tecnología de California, se dieron cita en la Universidad de Cambridge para celebrar la Francis Crick Memorial Conference,3 la cual trató sobre la conciencia en animales humanos y no humanos. .
Es obvio para todos en este salón que los animales tienen conciencia, pero no es obvio para el resto del mundo. No es obvio para el resto del mundo occidental ni el lejano Oriente. No es algo obvio para la sociedad.”
Philip Low, en la presentación de la Declaración de Cambridge sobre la Conciencia, 7 de julio de 2012
Algunos estudios han hablado de altos niveles de conciencia en algunas especies de animales no humanos, comparándolos con niveles humanos.6 7 8 9 10
Conciencia en la inteligencia artificial
Existen dudas sobre la naturaleza de la conciencia y como se relaciona ella con la inteligencia artificial; y no se sabe con seguridad si la conciencia como fenómeno cognitivo es sólo el resultado de la complejidad computacional (o neuronal en los seres vivos), y/o es un fenómeno emergente de la interacción de la materia.
Roger Penrose se ha ocupado del problema de la realidad física de la inteligencia y ha analizado diversas pretensiones teóricas por parte de la inteligencia artificial de simular o construir artefactos que posean algún tipo de conciencia.11 12 Penrose clasifica las posturas actuales ante la cuestión de si la conciencia es o no computable algorítmicamente:
A. Todo pensamiento es un proceso de computación, resultado directo de la computación o algoritmo adecuados.
B. La conciencia es una consecuencia del tipo de acción física que ocurre en el cerebro,.
C. La realización de cierta actividad física en el cerebro es lo que lleva a la aparición de la autoconciencia en el ser humano que por ahora no puede simularse algorítmicamente.
D. La conciencia de tipo humano no puede entenderse propiamente en términos físicos, computacionales o científicos de otro tipo.

Cuando se buasca su contenido,la conciencia se define como aquella parte de la psique humana que induce la angustia mental y los sentimientos de culpa cuando violamos y la sensación de placer y bienestar cuando nuestras acciones, pensamientos y palabras son conformes a nuestros sistemas de valores. .
También la conciencia es una aptitud , la facultad , la intuición o juicio que ayuda a distinguir el bien del mal. Moral juicio puede derivar de valores o normas (principios y reglas). En términos psicológicos conciencia es a menudo descrito como que conduce a sentimientos de remordimiento cuando un ser humano comete acciones que van en contra de su / sus valores morales y sentimientos de rectitud o cuando las acciones se ajustan a dichas normas . [1] La medida en que la conciencia informa juicio moral antes de una acción y si tales juicios morales son o deberían estar basadas en la razón ha ocasionado debate a través de gran parte de la historia de la filosofía occidental . [2]
La conciencia se entiende generalmente como la parte no física de una persona que determina lo correcto e incorrecto. La conciencia se refiere a veces como una “brújula moral”.
Contiene todo saber, pero no de manera evocable, parte importante de este saber entra en la esfera de lo inconsciente, no percibible.. La conciencia no siempre percibe y casi nunca es modificada por la voluntad, aunque la insistencia, la puede hacer manejable.
La naturaleza de la conciencia es reflexiva, cada pensamiento asienta sobre otro pensamiento es capaz de sentir nuestra existencia y la del mundo en que vivimos.
La conciencia es un estado personal, subjetivo y cualitativo. Es un estado unificado aunque los múltiples componentes, sensoriales y motores, se presentan como un todo integrado.
Si tenemos una sola conciencia, entra dentro de la normalidad o de la patología. Es muy posible que determinados pacientes psiquiátricos tenga más de una consciencia o por lo menos utilicen más de una consciencia.
La consciencia tiene mucho de ilusión y aunque es coherente y continuada, al ser producto de estímulos externos e internos que se procesan a velocidad distinta, la ilusión es explicable.
El mundo lo percibimos como una sucesión continuada y progresiva de acontecimientos.
La consciencia aparece espontáneamente y no conocemos ningún procedimiento para estimularla o desactivarla salvó la farmacología. Los estímulos externos puede modificarse por los estados de la conciencia y percibirse de forma diferentes a la real. Lo vehiculado por los sentidos es interpretado por la conciencia.
La memoria es interpretada por la conciencia de una manera especial. La evocación del recuerdo está modificada frecuentemente por la compleja organización donde se asienta la memoria. La interpretación del recuerdo esta también mediada por la conducta y capacidad verbal de las personas..
La aplicación de la conciencia se llama “atención”. Se puede estar consciente y no prestar atención, en cuyo caso el aprendizaje es deficiente. Podemos prestar atención a todo lo vehiculado por los órganos de los sentidos y no sólo por la visión. Por la audición, sabor, olor y tacto. La falta de atención selectiva impide ver detalles incluso de escenas ya vistas. No obstante determinadas personas y a todos nos pasa alguna vez somos capaces de percibir lo esencial, sin prestar demasiada atención. Para atender hay que estar consciente o por lo menos en un estado de alerta.
El pensamiento de la información que tiene el cerebro ocurre de manera inconsciente. La conciencia es el producto final de este procesamiento. Es el producto final del procesamiento de la información que tienen lugar en circuitos neurales. Los procesos electrofisiológicos se escapan de nuestra conciencia y por lo tanto hasta ahora no son modificable por la voluntad.
La consciencia controla nuestros pensamientos y nuestra conducta y permiten interpretar el mundo y responder a él, pero sólo durante la vigilia. Los sueños, no son modificables al menos que se tenga un aprendizaje .
La percepción de las múltiples experiencias conscientes que tenemos los humanos, le llama la filosofía qualia, y es la síntesis de gran cantidad de información en una percepción única e instantánea. Posiblemente esté qualia sea fundamental para la toma de decisiones, lo que permite no analizar en detalle la situación percibida. Dice Christof Koch, que la consciencia es un resumen de la realidad con carácter ejecutivo.
Donde se localiza la conciencia-
Gran parte de nuestra conciencia es inconsciente. Al no conocer con exactitud donde se aloja la coneciencia, cabe toda posibilidad incluso que este mecanismo sea “subatómico”.
En 1949 Moruzzi y Magoun (3) descubrieron una estructura situada a todo lo largo del tallo encefálico y región diencefálica, especialmente adaptada para cumplir el papel de mecanismo activador de la corteza cerebral, denominada por estos autores formación reticular. En el seno de esta formación reticular se identifica un sistema cuyos núcleos de origen se encuentran en el diencéfalo y en la calota mesocefálica y en la parte rostral de la calota protuberancial que posee una influencia activadora sobre toda la corteza cerebral mediante conexiones multisinápticas que ascienden hasta terminar en toda la corteza, estos núcleos de origen de la formación reticular reciben numerosas aferencias directas y colaterales de las vías específicas de la sensibilidad, que conducen la información procedente del medio interno del individuo y del medio externo o ambiental. Esta estructura de la formación reticular intercalada en paralelo respecto al sistema de aferencias corticales específicas de la sensibilidad general y especial en su tránsito hacia el cortex tiene una influencia activadora sobre este último cortex y fue denominado por estos autores: sistema reticular activador ascendente (SRRA), cuya función es la de producir, mantener y regular el tono de activación cortical cerebral necesario para el normal funcionamiento de esta estructura y cuyas fuentes de energía, tienen su origen en los estímulos procedentes, del medio ambiente externo y del interior del sujeto a partir de las aferencias viscerales de los diferentes sistemas y aparatos del organismo. De los núcleos de la formación reticular del tallo cerebral y del diencéfalo se originaban conexiones descendentes hacia los sectores intercalados y eferentes de los segmentos del tallo cerebral y de la médula espinal. Por intermedio de estas conexiones descendentes se condicionaban respuestas motoras, viscerales y se regulan la entrada de aferencias por las diferentes vías específicas de la sensibilidad: visceral, gustativa, propioceptiva, éxteroceptiva, vestibular y auditiva, regulándose también por mecanismo semejante la entrada de las aferencias olfatorias y visuales por parte de las estructuras suprasegmentarias respectivas. La organización anátomofuncional de este sistema o formación reticular, se completó con numerosas investigaciones que demostraron que desde la corteza cerebral descendían numerosas y se expandían por gran parte de estructuras neurales. Fortmando El SARA aferente y eferente

Ha sido siempre una curiosidad pensar que cada hemisferio tiene su conciencia.
En el estudio de la epilepsia una técnica habitual es inyectar barbitúricos el arteria carótida con la idea de anestesiar un hemisferio. Los resultados no fueron concluyentes con respecto a la conciencia, pero sí fueron útiles para saber donde se localiza lenguaje. Lo que produjo utilidad a la hora de resecar áreas expresivas del lenguaje. La sección quirúrgica del cuerpo calloso en pacientes epilépticos con la idea de disminuir los estímulos bilaterales al foco epiléptico tampoco ha mostrado efectos significativos para localizar la conciencia. En algunos pacientes con sección del cuerpo calloso se comprobó, que el paciente adivinaba el sentido de lo que se le mostraba por el ojo derecho, pero no interpretaba si se mostraba un imagen por el ojo izquierdo. De aquí se redujo que es hemisferio izquierdo participa más que el derecho en el estado de conciencia. Esto tiene escaso valor ya que el tronco del encéfalo frecuentemente tiene información de ambos hemisferios.
El lóbulo prefrontal tiene un papel preponderante en la conducta pero no participa en el estado de conciencia. La alteración de la razón, toma de decisiones y afectividad se altera marcadamente en la lesión bilateral de ambos lóbulos frontales. Pero la conciencia no se altera.
El tálamo es el receptor en el cerebro de la información de los diferentes órganos de los sentido y distribuye esta información por diferentes áreas de la corteza cerebral. Esta actuación del tálamo es imprescindible para el mantenimiento de la conciencia. Durante la anestesia la corteza cerebral se desactiva antes que el tálamo, que permanece activo hasta die minutos después de que el paciente esté inconsciente. Se deduce pues que la única imprescindible para mantener la conciencia en la corteza cerebral pues cuando esta se desactiva la consciencia desaparece. Pero también sin la actuación del tálamo, no existe conciencia pero sí un estado vegetativo, donde el paciente tiene signos vitales escasos que mejoraban cuando se le estimulaba el tálamo quirúrgicamente. De igual forma la lesión bilateral de la mitad de superiores de ambos tardamos se sigue de un coma total e irreversible.
Las lesiones de los núcleos intraláminares talamicos, producen cierto grado de indiferencia afectiva y al dolor, pero sin alteración de la conciencia.
Después de esta breve descripción de las vías de la conciencia, llegaremos a la conclusión que la parte de conciencia que percibimos tiene unas vías comunes amplias y difusas, que explicarían de manera grosera los caminos de la conciencia voluntaria que pertenecería al sistema nervioso somático o voluntario.
Una vez despierto, efectuar una vida de relación está en gran parte regido por nuestros este voluntario y hasta aquí esto es entendible. Pero que no es entendible es la amplia difusión que el sistema nervioso tiene por nuestras visceralidad, que es un la mayor proporción del sistema nervioso, y que no está sometida a nuestra voluntad, pero si es consciente, la maneja otro tipo de conciencia que se escapa a una voluntad consciente.
De forma que el control del amplio sistema vegetativo afortunadamente no es concienciado y una parte enorme de nuestra visceralidad y sobre todo del gran aparato de la inmunidad, no puede andar suelta. Es demasiado perfecta para no tener un rector.
Recientemente se ha visto cómo el sistema vegetativo por via neural y humoral está inervado y sus órdenes bioquímicas se cumplen de una manera perfecta, aunque fácilmente modificable por entorno.
La patología del sistema vegetativo en nuestros tiempos es enorme y posiblemente responsable de múltiples procesos a los que estamos en vías de conocimiento.
La acción de un sistema subatómico inteligente, nos daría un respiro, y una vía de investigación posibles. La informatización de los programas viscerales en un sentido amplio no es nada entendible.
No sería diferente este concepto al de los investigadores que estudian el universo, que buscan también una regulación a través de una inteligencia no orgánica.
En posterior publicación intentaremos encontrar o por lo menos buscar como se regula y donde esta la conciencia que regula nuestro gran aparato vegetativo. O como el resto del cerebro regula de manera inconsciente nuestro sistema vegetativo. Porque es evidente que esta disregulado y es responsable por lo menos gran parte de esta enfermedad crónica y su base de inflamación crónica que nos está diezmando.

1 comentario »

  1. No es fácil tener conciencia
    del concepto de conciencia y cual es la situación de
    mi conciencia.
    Será preciso insistir en la lectura de esta
    excelente revisión del Doctor Rubio y llegar
    a lo mas peliagudo la afirmación de que
    el control del sistema vegetativo no es concienciado

    Comentario by Manuel Cruz — 1 febrero 2017 @ 12:59

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Leave a comment

Powered by WordPress