Enriquerubio.net

4 Diciembre 2012

CEREBRO Y EMPATIA

Archivado en: FUNCIONES PSIQUICAS, psiconeuroinmunologia — Enrique Rubio @ 16:07

Dr Enrique Rubio García

El Cerebro es una de las maquina mas complejas que existe en el universo y es el portador de la mente, donde se elaboran las funciones superiores. Nuestro cerebro es la suma de los cerebros de los animales que nos han precedido en la evolución y es seguro que va a continuar evolucionando
Básicamente, el cerebro es una máquina predictiva encaminada a reducir la incertidumbre del entorno. El origen del concepto de ‘teoría de la mente’ se encuentra en los trabajos pioneros de Premack y Woodruf y se refiere a la habilidad para comprender y predecir la conducta de otras personas, sus conocimientos, sus intenciones, sus emociones y sus creencias
La vida psíquica es el esfuerzo permanente entre dos cerebros. Un cerebro emocional inconsciente, preocupado sobre todo por sobrevivir y ante todo conectado al cuerpo.
Un cerebro cognitivo, consciente, racional y volcado en el mundo externo
Estos dos cerebros son independientes entre si, cada uno de ellos contribuye de manera muy distinta a nuestra experiencia de vida y a nuestro comportamiento
El cerebro funciona bien cuando gestiona automatismos. Respirar, andar, ingerir alimentos. Pero cuando entran en acción los pensamientos, la imaginación, el razonamiento, las emociones o las intuiciones, el mundo parece derrumbarse y sobe todo.

“Para que un cerebro funcione bien tiene que estar sano”
“La educación de un cerebro enfermo no proporcionara empatia”

La evolución de la tecnología durante un siglo nos ha sorprendido al mundo científico. Hemos pasado del pizarrín al ordenador y del caballo a los más rápidos medios de locomoción y están al alcance de gran parte de los ciudadanos del mundo. Sin embargo las relaciones sociales aunque también han mejorado están muy lejos de ser las deseadas.
En un siglo, hemos duplicado nuestra supervivencia, hemos pasado de pasar hambre a hacer dietas para adelgazar. Las enfermedades empiezan a conocerse y a tratarse eficazmente, aumentan la población con estudios superiores, conocemos mejor los idiomas, los trabajos empiezan a perder su severidad y en general son mejor soportados.
Lógicamente esto debía ser un motivo de bienestar. Pues no, no ocurre así.
Las guerras y sobre todo de religión persisten y en algunos lados como la orilla norte del mediterráneo se extienden y nos asustan con que se generalicen a nuestros territorios. El paro diezma a occidente y su solución se escapa a nuestros poderes. La violencia de género, los especuladores y ladrones y todo un conjunto de maldades nos angustian y nos hacen enfermar sobre todo psíquicamente. En occidente un tercio de la población padece algún tipo de alteración psíquica.
Haciendo un análisis retrospectivo, la segunda guerra mundial fue un paradigma de la maldad. No solo murieron la terrible cifra de 53 millones de personas, sino que el holocausto se comporto de la forma mas vil que se puede concebir y lo hicieron no solo, Alemania e Italia, sino que le ayudo Francia que ahora pide perdón a los Judíos por su terrible comportamiento. De la misma forma en Ruanda las mantanza de los Hutus y Tutsis Videla en Argentina o la de Camboya. Terribles genocidios perpetrados por ciudadanos cultos y cuyo ambiente educacional era optimo y por otros salvajes sin ningún tipo de educación. Ambos grupos fueron malos, terribles. Seguían el pensamiento de Nietzsche. “La crueldad es uno de los placeres mas antiguo de la humanidad. No hay que tener piedad. El propio presidente de Francia ha dicho recientemente. “como un país como Francia que introdujo las libertades colaboro en el holocausto”. Una de las veces que fui a Buenos Aires acompañado por un amigo de aquel país, pasamos por delante de la escuela de mecánica de la armada y el me dijo., “Aquí fueron muertos y torturamos miles de Argentinos sin culpa alguna. Lo sabíamos todos y miramos hacia otro lado”
Es necesario acordarse del escrito de Martin Niemoller, pastor luterano falsamente atribuida al poeta Bertolt Brecht.
El amor al prójimo no conoce limites ideológicos ni confesionales
Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas
guarde silencio
Porque yo no era comunista
Cuando encarcelaron a los socialdemocratas
guarde silencio
porque yo no era socialdemócrata
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas
no proteste
porque yo no era sindicalista
Cuando vinieron a buscar a los judios,
no pronuncie palabra
Porque yo no era judio
Cuando finalmente vinieron a buscarme a mi
no habia nadie mas que pudiera protestar.
Al lado de estas crueldades una serie de personas, también de distintos niveles sociales y educacionales, se esforzaron hasta la heroicidad por ayudar a los judios.
El famosos Oskar Schlinder, industrial alemán que salvó a 1.100 judios empleándolos en sus fabricas de forma ingeniosísima, o de nuestro diplomático aragonés Angel Sanz Briz, que falsificando certificados y desafiando la ira del monstruo alemán, salvó de la muerte a 4000 judios. Otros muchos hicieron los mismo como el famosos Raoul Wallmberg que comprometio repetidas veces su vida por salvar judios y que preguntado al final de la guerra por su proeza, contesto “para mi no había elección”.
Pero acerquémonos a nuestro entorno. Santa Angela de la Cruz, que en tiempos de terrible carestía, hambre y epidemias, dio de comer buscando entre lo imposible a multiples, pobres, los cuido hasta su muerte y sus hijas siguen siendo un modelo de amor. En la actualidad cientos de personas, dan su dinero su esfuerzo y su anonimato para dar de comer a los que no tienen fortuna, por el terrible paro, por los banqueros sin escrúpulos y por los que les arrebataron fraudulentamente su dinero dejándolos en la indigencia.
Son muchos y les pido perdón por no mencionarlos a todos y a cada unos de ellos, pero ellos saben que están en nuestro corazón y tienen nuestro agradecimiento. Son héroes y espero tengan su premio.
Estos últimos siguen otro mensaje, el de Jesús de Nazaret “ Amad a vuestros enemigos y rogad por los que os persiguen”. Mucho tiempo antes Confucio dijo “La naturaleza humana es buena y la maldad es esencialmente antinatural”.
Como podríamos explicar estas dos actitudes tan dispares, científicamente.
Ponerse en el lugar del otro, escuchar antes que hablar, reconocer los sentimientos individuales de cada uno en el otro. La empatia hacia las posibles victimas nos hace compartir la angustia de quienes la sufren, de quienes están en peligro o de quienes están desvalidos y nos impulsa a ayudarlos
La empatia esta producida por unas neuronas llamadas en espejo que se alojan preferentemente en la corteza de los lóbulos frontales y parietales del ser humano y dudosamente la poseen los prehomínidos
Las neuronas en espejo son células del cerebro que se activan cuando hacemos algo y también cuando observamos a otra persona o animal realizando la misma acción.. Fueron descubiertas por neurofisiologos Italianos. Estas neuronas en espejo controlan nuestros movimientos y además responden de forma específica a los movimientos e intenciones de movimiento de otros sujetos. Y no sólo responden a los movimientos de otros, sino que participan en la generación de nuestros propios movimientos.
Dice Mario Lacoboni que “ Las neuronas en espejo son los diminutos milagros gracias a los cuales atravesamos el dia”.
¿ Es esto lo que nos hace buenos o malos?. Seguro que es solo parte de una amplia organización neurofisiologíca cerebral, pero parte imprescindible. Lo que no parece intervenir es la educación. Ambos grupos educados y no educados se comportaron igual ante la maldad. Esto debe alegrarnos, es patología del cerebro y podemos estudiarla como las demás enfermedades. No es la maldad sino la reacción de un cerebro enfermo
Hoy sabemos que determinadas personas carecen de estas células y están perfectamente tipificados. Psicoticos, algun tipo de autista, personas que han padecido un traumatismo cerebral importante Los agentes externos tales como los manipuladores de cerebro, la polución ambiental, el estrés continuado, los virus que continuamente viven en nuestro cerebro son causantes de la inactivacion o destrucción de estas celulas y en consecuencia de la falta de empatia.
Los divulgadores de las ciencias están acertadamente difundiendo el concepto de empatia. La sociedad al conocer mas detenidamente este problema exigirá, tal como esta haciendo con los problemas cardiacos y vasculo cerebrales a los científicos que tenga una especial atención en la empatia y su fisiología cerebral.
No es un mensaje negativo el que intento mandar, por el contrario es una alegría saber que no somos tan malos, dejar de autoculparnos cuando nos portamos mal.. Es una enfermedad y seguro que como a tantas otras podremos prevenirlas y tratarlas..

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

Canal RSS de los comentarios de la entrada. URL para Trackback

Deja un comentario

Gestionado con WordPress