Enriquerubio.net

12 Diciembre 2017

CONCIENCIA Y COSMOS

Archivado en: FUNCIONES PSIQUICAS — Enrique Rubio @ 20:30

Hace aproximadamente unos 20 años se postuló una teoría algo controvertida que cambiaría la concepción actual de la cognición humana, establecía que la conciencia derivaba de la actividad más fina y profunda dentro de las neuronas, pero se refería a una actividad cuantica y no computacional como hasta entonces se creía. Esta teoría fue rápidamente criticada y tachada de imposible, pero hallazgos recientes demuestran la existencia de vibraciones en los microtúbulos de las neuronas lo que podría demostrar que la conciencia tiene su base en la teoría cuántica, produciéndose procesos a nivel muy pequeños dentro de las neuronas. En concreto es en los microtubulos (polímeros de proteínas y esqueleto de las células) donde se producirían estos sucesos.
Stuart Hameroff (anestesista) y Roger Penrose (físico), creadores de la teoría de la que hablamos sugieren que incluso los ritmos del EEG (ondas cerebrales que se asocia a la actividad cerebral y el estado de alerta) también depende de las vibraciones en los microtúbulos (las vibraciones cuánticas en megahercios por ejemplo, interfieren y producen EEG más lentos) y esta es una de las facetas novedosas de la revisión más actual de la teoría. Según ellos estas vibraciones podrían dotar a la persona de características mentales, neurológicas y cognitivas. Las vibraciones en su interior no son harmónicas.
Su primera teoría llamada “Orch OR” (Orchestrated objective reduction) se postuló a mediados de los 90. Estos dos autores sugirieron que las computaciones de “vibración” cuántica en los microtúbulos eran “orquestadas” por input sináptico y memoria almacenados en los microtúbulos (Reducción objetiva u OR).
Esta teoría concretamente creía que: la conciencia dependía de procesos cuánticos coherentes biológicamente orquestados en colecciones de microtúbulos en el interior de las neuronas. Ellos creían que estos procesos regulaban y correlacionaban con la actividad sináptica y la actividad de las membranas neuronales. Que cada uno de estos procesos, en su evolución tipo schrödinger acababa de acuerdo con el esquema específico de la Diósi-Penrose (DP) de la reducción objetiva del estado cuántico. La actividad orquestada OR es hecha presente en momentos de elección o conciencia. La parte DP de la teoría está relacionada con los fundamentos de la mecánica cuántica y la geometría espacio-tiempo, así pues se infiere que hay una conexión entre los procesos biomoleculares del cerebro y la estructura básica del universo.
Esta teoría fue criticada desde el principio pues se consideraba que las condiciones del cerebro dificultarían procesos tan delicados (el cerebro es cálido, húmedo y “ruidoso”). Pero años más tarde se ha demostrado coherencia cuántica en la fotosíntesis de las plantas, la navegación de los pájaros e incluso nuestro sentido del olfato. También se ha demostrado su posibilidad en los microtúbulos del cerebro apelando a las fases alternantes del citoplasma, siendo la fase de gel contemplada como un buen aislante para fenómenos cuánticos.
Fue el grupo de Anirban Bandyopadhyay el que descubrió que eran posibles las vibraciones cuánticas de microtúbulos a temperaturas calientes en el cerebro. Sus hallazgos corroboran la teoría de Penrose y Hameroff. De hecho los trabajos de Roderick G. Eckenhoff sobre la anestesia corroboran que esta actúa por esta misma vía al inducir un estado de no conciencia, y lo hace actuando sobre los microtúbulos. Las vibraciones serían las que gobernarían la función sináptica neuronal, conectando los procesos cerebrales con procesos auto-organizados a una escala más fina: la estructura proto-consicente cuántica de la realidad.
Los nuevos documentos de Penrose y Hameroff actualizan la nueva evidencia, aclaran el concepto de bits o qubits (como vías helicoidales en los enrejados de microtúbulos) y revisan las 20 predicciones estables de la teoría Orch OR publicadas en 1998, de las cuales seis han sido confirmadas y ninguna pudo ser refutada.
Desde el punto de vista psicológico esta teoría abre nuevas puertas a tratamientos muy diferentes a los utilizados actualmente, por ejemplo se cree que se podría mejorar el estado de ánimo, (en digamos pacientes con Alzheimer o lesiones cerebrales) alterando las vibraciones de los microtúbulos con una estimulación cerebral breve (ultrasonido transcraneal que emite vibraciones mecánicas en megahercios).
Si, como yo, os resulta fácil perderos en las teorías cuánticas y sus derivados, que a pesar de ser muy interesantes, prueban ser difíciles de comprender para nosotros los No-físicos (e incluso para ellos), os animo a ver unos videos (solo en inglés) que resultan mucho más visuales. Que mejor que oír las teorías de los propios creadores, para no perder parte de la información por el camino. Uno de ellos se adentra en el tema de qué pasa con la conciencia tras la muerte y el otro es unaentrevista al propio Roger Penroseen la que explica cómo llegó a formular esta teoría. También hay un video de entrevista a Hameroff que ilustra un punto de vista más psicológico o biológico en contraposición al físico de Penrose, la entrevista está dividida en 6 videos, del cual este es solo el inicial.
Para entender la teoría general os recomiendo un artículo del propio Hameroff.
El cerebro estaría conectado con el cosmos a escala cuántica
Este vínculo podría explicar cómo de los procesos cerebrales físicos emerge la consciencia, según una nueva hipótesis

¿Cómo pueden los procesos cerebrales físicos dar lugar a la consciencia, que es inmaterial? En la relación entre la actividad neuronal y la escala cuántica del cosmos podría estar la respuesta, según algunos científicos. Es lo que proponen Dirk K F Meijer y Hans J.H. Geesink, de la Universidad de Groninga, en Holanda, en un artículo publicado en “NeuroQuantology”.

Era de esperar que los avances del último siglo en física cuántica y la cosmovisión derivada de ellos llevaran a una variación de la definición de “consciencia” y “mente”.

Quizá algún día estos avances ayuden a responder a la inquietante pregunta sobre cómo de los procesos cerebrales (es decir, físicos) puede emerger la consciencia, que es inmaterial.

La relación entre la actividad neuronal (la de las células del cerebro) y la escala cuántica (la de las partículas que conforman los átomos) ya fue abordada en los años 90 por los investigadores Roger Penrose y Stuart Hameroff con una sorprendente teoría que, hace poco y a raíz de nuevos hallazgos, ha sido revisada.

Se trataba de la hipótesis de la “Reducción Objetiva Orquestada u Orch OR”, que propone que la consciencia se deriva de la actividad de las neuronas a escala cuántica o subatómica, es decir, de procesos cuánticos biológicamente orquestados en los microtúbulos o minúsculas estructuras tubulares situadas dentro de las neuronas del cerebro.

Esa actividad cuántica entrañada a un nivel cerebral profundo, además de gobernar la función neuronal y sináptica, conectaría los procesos cerebrales a procesos de autoorganización presentes fuera del cerebro, en la estructura cuántica de la realidad, afirmaban Hameroff y Penrose. Es decir, que nuestro cerebro podría estar conectado a una estructura externa, que de alguna manera sería ‘protoconsciente’.

El cerebro habla con los campos

Hace unos meses, la revista NeuroQuantology publicaba un artículo sobre la consciencia desde una perpectiva cuántica, que va incluso más allá de la propuesta de Hameroff y Penrose.

Firmado por los científicos Dirk K F Meijer y Hans J.H. Geesink de la Universidad de Groninga, en Holanda, teoriza que nuestro cerebro, además de ser un órgano de procesamiento ligado a nuestro organismo, con el que intercambia información continuamente, está vinculado al resto del universo a nivel cuántico.

Según Meijer y Geesink, a dicho nivel, nuestro cerebro estaría conectado con campos cósmicos como el de la gravedad, el de la energía oscura, el de la energía punto cero o el de las energías de los campos magnéticos de la Tierra.

Esa conexión se daría a través de mecanismos bien establecidos por la teoría cuántica como el entrelazamiento cuántico (que vincula a partículas entrelazadas más allá del espacio-tiempo) o el efecto túnel cuántico (que se da cuando una partícula cuántica viola los principios de la mecánica clásica, al atravesar una barrera de potencial imposible de atravesar para una partícula clásica).

La idea nos recuerda a la propuesta en 2008 por un estudio, en el que se relacionaba la capacidad de orientación de las aves migratorias con una posible “conexión cuántica” de estas con el campo magnético terrestre; aunque en aquel caso el campo magnético no “conectaba” con el cerebro de las aves, sino con los electrones presentes en los iones más inestables de sus retinas.

El idioma es una geometría

Meijer y Geesink proponen que el cerebro podría “comunicarse” con esos tipos diversos de campos gracias a una geometría, la conocida como geometría de toro o toroidal, que básicamente está constituida por espirales circunscritas en una esfera (se puede entender imaginando una rosquilla).

Al parecer, el toroide es la forma que tienen los átomos, los fotones y toda unidad mínima constitutiva de la realidad. Pero no solo: Según los investigadores holandeses, nuestro cerebro se organizaría también siguiendo esta estructura (aquí hemos hablado antes de las geometrías que forma el cerebro en su actividad).

Esa coincidencia geométrica es la que permitiría al cerebro acoplarse a los campos que nos rodean, para recibir de ellos información continuamente en forma de ondas. Gracias a esto, en nuestra mente se actualizaría, de manera continua, un espacio de memoria global simétrica al tiempo.

Además, el acoplamiento y ajuste continuos del cerebro a los campos externos, afirman Meijer y Geesink, permitirían guiar la estructura cortical del cerebro hacia una mayor coordinación de la reflexión y de la acción, así como hacia una sincronía en red, que es la necesaria en los estados de consciencia.

La mente como campo

Pero los investigadores holandeses van más allá de todo esto en sus postulados. También señalan que la consciencia no es exclusiva del cerebro, sino que surgiría en todo el universo a escala invariante, de nuevo a través del acoplamiento anidado toroidal de varias energías de campos.

Quizá esto pudiera relacionarse con el concepto de “protoconsciencia” de Hameroff y Penrose del que hemos hablado antes; e incluso con la idea de la matriz de información universal del paradigma holográfico propuesto por el físico David Bohm en el siglo XX.

Meijer y Geesink llegan a describir la mente como un campo situado alrededor del cerebro (lo llaman campo estructurado holográfico), que recogería información externa al cerebro y la comunicaría a este órgano, a gran velocidad (no en vano hablamos de procesos cuánticos). Los investigadores aventuran que este hecho podría explicar la rapidez con la que el cerebro registra y procesa información del entorno, a nivel consciente e inconsciente.

Ese campo estructurado holográfico estaría, según ellos, en la cuarta dimensión o espacio-tiempo, aunque tenga efectos en nuestro cerebro tridimensional e incluso en la manera en que percibimos el mundo en tres dimensiones.

Curiosamente, una idea “parecida” proponía hace unos años el antropólogo Roger Bartran, en su obra Antropología del cerebro: la conciencia y los sistemas simbólicos, aunque en aquel caso la parte de consciencia humana “fuera del cerebro” se ubicaba en los sistemas culturales, con los que algunas regiones cerebrales están estrechamente ligadas.

Implicaciones

Para los científicos holandeses, su hipótesis tiene profundas implicaciones filosóficas: Sugiere que existe una “profunda conexión de la humanidad con el cosmos” que nos obliga a tener “una gran responsabilidad sobre el futuro de nuestro planeta”, escriben en su artículo.

Asimismo, su teoría podría conllevar un atisbo de respuesta para la pregunta con la que iniciamos este artículo: ¿Cómo los procesos cerebrales (es decir, físicos) dan lugar a la consciencia, que es inmaterial?

Quizá sea que existe un campo mental situado en la cuarta dimensión, allí conectado a otros campos externos mientras, al mismo tiempo, forma parte física de nuestro cerebro. Pero habrá que esperar a que ese campo mental sea una certeza para poder lanzar conclusiones definitivas.

Referencia bibliográfica:

Dirk K.F. Meijer, Hans J.H. Geesink. Consciousness in the Universe is Scale Invariant and Implies an Event Horizon of the Human Brain. NeuroQuantology (2017). DOI: 10.14704/nq.2017.15.3.1079.

Martes, 12 de Diciembre 2017
Yaiza Martínez
Visitas de este artículo: 2642

11 Diciembre 2017

LA BÚSQUEDA DE LA FELICIDAD.

Archivado en: FUNCIONES PSIQUICAS — Enrique Rubio @ 20:58

Pese a que soy medico desde hace muchos años, solo alguna vez las cosas me impactan con aire paranormal. Soy muy somaticista y procuro que la ilusión de lo que no está en mis manos, me impresione. O mejor, me confunda más de lo que habitualmente estoy.
Creo que esta postura de no añadir ilusión a lo morfológico y restar sentimientos a lo que me cuentan me a evitado incurrir en ilusiones de “eureka lo he conseguido.
No obstante, acepto que no he sido un modelo de buen vivir. Desde pequeño fui educado en el estudio. “Niño a los libros” era la frase mas oída en mi casa. Mi padre carpintero muy cualificado, no entendió el mundo sino por el saber. Nada de futbol, nada de deportes ni de juego y no digamos de salir a divertirse y tampoco muchos modales Se puede decir que la estética no preocupaba demasiado. Lo importante era el trabajo
Ello me condujo a ser un deportista del estudio con un solo camino, todo lo inherente a un libro y a lo novedoso. No se puede vivir de conservador. El mundo ha evolucionado gracias a los innovadores y sin ellos, la edad de piedra es la salida y puede serlo, sino estamos siempre atentos a que formamos parte de una cadena que tiene que destruir ciertos atavismos y conservar e incrementar los defectos inherentes a la falta de empatia.

No hace mucho quizás unos meses fui invitado a inaugurar el curso académico de una fundación en Barcelona. Me sentí muy complacido por la invitación y se me aconsejo que el tema de la charla no fuera muy árido, que huyera de lo científico y estuviera mas cercano a lo humanístico. Lo acepté y empecé a revisar anteriores presentaciones que había hecho y como no. La emoción y el sentimiento y sus consecuencias me vinieron inmediatamente a la mente.

La charla fue simpática, el director general de la institución hizo la presentación del acto y recomendó a los sanitarios asistentes, medicos, enfermeras, rehabilitadores, psicologos, mas esfuerzo, mas acercarse al enfermo, mas saber perder y no sentirse ofendido por el agravio del enfermo. En una palabra, todo aquello con lo que yo no estaba de acuerdo.
En los últimos 20 años, ya en tiempos de la dictadura quizás, el medico y el sanitario empezaron a perder terreno. Eran ofendidos siempre o muchas veces, maltratados fisica y psíquicamente y solo hasta muy recientemente la justicia tomo partido y empezó a defender al medico como cualquier otro ciudadano ofendido.
En los ultimos 60 años aproximados, nuestro cerebro ha respondido con tecnologia y muy avanzadas a los defectos anteriores. Hemos pasado desde la pizarra y el pizarrón, pàsando por el lapiz, el tintero y la plumilla, al boligrafo, la estilografica, la maquina de escribir y desembocar en el terrible y enorme salto del ordenador personal.
Monstruosa creación de inimaginable alcance. En 50 años se ha pasado de escribir con borrones en un pliego a hacerlo en la pantalla de un ordenador, con mil capacidades practicas y esteticas y mas dudosamente eticas. Por otra parte mi vida se alarga porque desde 1840 empezo a alargarse de una manera poco explicada y de vivir a principio del siglo XX unos 45 años de vida media, se paso un siglo mas tarde exactamente a duplicar la vida de una manera en la que solo la higiene y la alimentación sobresalen en su responsabilidad, pero seguro que hay mucha mas cosas que entran en este evento.
Sin embargo este dominio mecanico y aritmetico del cerebro, posiblemente del hemisferio izquierdo fue muy capaz de desarrollarse, pero la otra mitad o la otra parte encargado de las relaciones sociales, no evolucionó de igual forma en el desarrollo. Se hacían modelos de bombas cada vez más sofisticadas y con más poder para matar y matar más gente al mismo tiempo. Las diferencias sociales empezaron a atenuarse y ya el señorito y el gran señor tuvieron menos prepotencia por lo menos en lo superficial Evidentemente el pobre se encontró beneficiado y pudo comer, tener asistencia sanitaria y escolaridad. Pero la maldad aumento o por lo menos periódicamente tenia un brote y leer un periódico se convierte en un desafío al equilibrio emocional. En una palabra la parte de mi cerebro encargada de lo mecánico ha evolucionado marcadamente y creado mas riqueza. Por el contrario aquella otra parte encargada del afecto, de la empatia de reonocer el estado de animo en la cara de mi interlocutor y en consecuencia poder usar de la compasión para socorrerlo, esto no crecido de manera paralela.
Hace falta una continuidad en la evolucion de la especie para que el amor predomine, para que la etica sea superior en todo y siempre a la estetica. Nada de maners befoar moral. Eso es terrible injusto y cruel y seguro que enfermizo..

Termine la charla con la tesis que parte de nuestro cerebro, no se desarrolla o incluso regresa con un perimundo toxico que nos mutila y nos hace incapaces sociales.

La charla fue aplaudida pero me parece que no la entendieron demasiado porque yo no supe recalcar las diferencias entre lo mecánico y lo social.

Encuentro que evangelizar a los jóvenes con la necesidad de que tener una o mas licenciaturas, varios master y por supuesto una media de tres idiomas es lo que irremisiblemente les va a llevar al éxito. Y eso exactamente eso es lo que ha repetido en la historia las catástrofes sociales. El Holocausto sucedió en el país con mas premios Nobel, mas estudiosos, mas músicos mas literatos y mas personas disciplinadas y cumplidoras y hasta tal punto lo eran que el mensaje que se les daba lo llevaban hasta considerar a los judíos animales que no habían llegado a la categoría de hombres. Y a partir de entonces se repite el trinomio, educación, ejercitación y gana lo que puedas y enriquécete y gástalo. No importa como lo ganes ni si dejas en la pobreza al infeliz y un poco tonto que ha creído en que los dotados te van a traer la felicidad porque ellos estan capacitados y tu tienes que fiarte de sus palabras. Esto se llama “la confusión de los tiempos” y periódicamente con las características de epidemia ocurre eso si la culpa la tienen los demás y el estado debe ayudarme.

Yo he visto con absoluta claridad y en mi persona, que las palabras de mi padre se cumplieron. Niño estudia para que no tengas que trabajar. Efectivamente si estudiaba no tenia que poner ladrillos ni llevar una carretilla, pero si una semana mas tarde de haber terminado la licenciatura de medicina, hice 48 horas seguidas de guardia en un dispensario que escasamente me permitió tomar café e ir al baño. Entonces empecé a pensar que no era aquello lo pactado. El tiempo después fue empeorando hasta la actualidad donde es raro que no tengas una afrenta al día, por parte de la direccion, de los enfermos de los acompañantes y de los políticos y no preguntes, siempre eres
el responsable y además todo puede ir todavía peor.

Esto fue escrito hace unos diez años, cuando era más joven y veía las cosas más sencillas, o tenía menos argumentos. Hoy creo que no escribiría esto. Pero como ya está escrito creo que debo publicarlo.
Todo lo anterior es verdad, pero más complicado.
El mundo es demasiado complicado, como, para que una sola persona, se haga dueño de la verdad.
Somos el resultado de múltiples algoritmos, en la cabeza de millones de personas durante miles de años, y lo único que hacemos es adaptarnos cuando podemos. Ni está en nuestra voluntad ni se le espera.
Las máquinas están pensando por nosotros y desestabilizan los esquemas clásicos. Nada va a volver a ser igual, pero no tiene porque ser peor.
No podemos ser felices con el recuerdo de tiempos donde, la peste, la hambruna y la guerra eran las dueñas de nuestra vida y nos hacían infelices. Pero cuando desapareciendo estas maldiciones, no tenemos o no sabemos, percibir el mundo, con felicidad.
La felicidad a la que buscamos, probablemente con poca inteligencia, es la meta. Y conseguirla es nuestro único destino. Sólo tenemos un arma para ello. Seguir buscando. Como decía mi Padre “niño a los libros”. Pero ahora no son los libros, es el conocimiento y compartirlo. Pero no hay otro camino. Hay que seguir.

Después de esto, ha pasado mucho tiempo y también he leído mucho más y pensado mucho y la conclusión a la que he llegado.
Es evidente que el cerebro ha evolucionado desde los primeros homínidos, y de las concreciones hemos llegado a lo abstracto y desde actividades elementales hemos empezado a pensar y convertir nuestros pensamientos en realidad.
Pero ponernos de acuerdo todos aquellos que aun sin conocerse y con distintas lenguas, seguían a un líder e iniciaban una civilización del homo sapiens que conquistaría el mundo, esto no ha tenido todavía un final feliz, El hombre no se pone de acuerdo ni tan siquiera en elementalidades.
Es posible pensar que hemos conquistado elementos terribles de la apocalipsis, el hambre,la peste y prolongado la vida. Pero evitar la guerra,no ponernos de acuerdo. Esto no ha llegado todavía a controlarse, y no quiere decir que no se controle con cierta rapidez, porque nos va en ello la vida.
Ponerse de acuerdo supone algo mas que querer hacerlo. Inténtalo otra vez, solo es valido para unos elegidos, los demás nos contentamos, con el, “otra vez he metido la para, volveré a intentarlo”.
Esto no esta dirigido por el consciente, sino por algo mas inteligente y poderoso lo que esta debajo, que es posible que dependa de lo fisioc y de lo quimico, pero con un agregado de quiero y puedo haerlo que esta por desarrollar, pero que me parece que llegara. Seguiremos intentándolo, porque hasta ahora es la única manera de covertir nuestra ideas en realidad bien sana.

1 Diciembre 2017

QUE ES MINDFULNESS

Archivado en: FUNCIONES PSIQUICAS — Enrique Rubio @ 20:43

La Atención Consciente, o Atención Plena, mindfulness, o Sati como se la designa en Pali, es una práctica en la que tomamos conciencia de las distintas facetas de nuestra experiencia en el momento presente. Podemos aprender a ser conscientes de cómo nos movemos, cómo nos sentimos (tanto física como emocionalmente), y cómo respondemos o reaccionamos ante cada momento de la vida. Esta cualidad de conciencia es la base de toda vida creativa, ya que nos permite ser honestos, pragmáticos, despiertos, valientes, y vivir con un sentido profundo de iniciativa.
Normalmente, solemos prestar atención a las actividades del momento sólo con una pequeña parte de nosotros mismos, mientras la mente y los pensamientos están en otra cosa completamente. Vivimos en el modo “piloto automático”, ocupándonos de nuestras cosas con muy poca conciencia de los detalles de nuestra experiencia del momento - ni siquiera de las intenciones que motivan nuestras acciones.
El necesario conocer que es MINDFULLNESS y para resumirla es la atención plena.
No divagar, no fragmentar el pensamiento. Prestar atención a una cosa. Es el reposo C el tubo se levanta otro nueve de la mente, no desencadenar estrés .
La evolución Lleva consigo el cambio y la adaptación a los nos introduce en el estrés
Repetidos estudios sobre las técnicas de relajación y meditación se han publicado y lo siguen haciendo.
Hansa Bhargava, MD. 17 de de octubre de, el año 2016
Los agentes patógenos se han incrementado a medida que nuestra civilización es más industrial y vivimos más años. Y es muy posible que el lóbulo límbico sea blanco de la desmedida inflamación. Y de aquí tratar de controlar los excesos de patógenos, cosa imposible, enseñando al vago y concretamente al sistema polivagal a inhibir el exceso de inflamación.
La meditación como solución de problemas físicos y psíquicos del hombre nunca ha estado en duda, y cada día encontramos trabajos que ratifican este juicio, pero que no proporcionan una herramienta para meditar de forma lo suficientemente fácil para su utilización
Meditar es la búsqueda interior, concepto abstracto y aun no entendido, en el mundo industrializado
Hoy 17 de octubre de 2016, Medscape, envía una vez más una magnífica revisión sobre este tema.
El Dr. Hansa Bhargava, editor médico en Medscape y WebMD, afirmó de nuevo que la meditación y el yoga calman la mente, de manera aun más eficaz de lo que creíamos.
Un estudio piloto 1] Hecho en las universidades de California, Los Ángeles, Universidad de Adelaida de Australia, y la Fundación de Investigación para la Prevención y la de Alzheimer mostró que esta práctica puede ser particularmente eficaz en los adultos mayores que pueden estar experimentando problemas con su memoria.
Los investigadores observaron a un pequeño grupo de participantes de 55 años de edad y mayores, todos los cuales tenían deterioro cognitivo leve. Compararon el yoga y la meditación sencilla con el entrenamiento de mejora de la memoria (MET) para ver el impacto en la memoria. El ensayo duro 12 semanas e incluyó a 14 personas que meditaban y practicaban yoga y 11 que fueron sometidos a MET. Los 2 grupos fueron comparados con pruebas demográficas y clínicas. En todos los participantes se practicó Resonancias magnéticas funcionales para estudiar la actividad cerebral
La prueba final mostró correlaciones significativas entre la conectividad y la memoria declarativa a largo plazo para ambos grupos. Pero, en los que meditaban, los investigadores también observaron una mejor memoria visual, espacial y verbal y las tasas de depresión más bajos. Los Scans confirmaron esto y mostraron que la mejora de rendimiento de la memoria verbal se correlaciona con un aumento de la conectividad en diferentes áreas del cerebro. Este fue el primer estudio para examinar y comparar la conectividad neuronal y la memoria asociada a una intervención de yoga y meditación y MET entre un grupo de personas de edad avanzada con deterioro cognitivo leve.
Por lo tanto, parece que la meditación afecta la cognición. ¿Podría tener otros efectos sobre la salud?
Parece que la meditación es eficaz en la reducción de la presión arterial. La American Heart Association ha declarado que la meditación trascendental (TM) trabaja para reducir la presión arterial, [2] y los estudios realizados en la Universidad de Lanzhou en China tienen evidencia el hecho. [3] . En cuanto a 996 participantes en 12 estudios separados, grupos de TM fueron encontrado que tienen una reducción aproximada de la presión arterial sistólica en 4.26 mm Hg en comparación con grupos de control. La presión arterial diastólica también se redujo. El análisis de subgrupos sugerido que la MT tuvo un mayor efecto sobre la presión arterial sistólica entre los participantes de mayor edad, los que tienen niveles de presión arterial iniciales más altas, y las mujeres. En términos de la presión arterial diastólica, parecía que la MT podría ser más eficiente como una intervención a corto plazo y en individuos con niveles más altos de presión arterial.
Centrándose la mente en la meditación parece tener una amplia gama de otros beneficios. Investigadores de la Universidad Carnegie Mellon mostraron que la MT también puede reducir la inflamación y, por lo tanto, la salud en general. [4] El estudio se realizó sobre 35 personas que sufrían estrés, cuya causa fundamental era el desempleo y tras 3 días de intensa meditación de atención residencial o 3 días de entrenamiento de relajación. Los escáneres cerebrales revelaron que la meditación aumenta la conectividad funcional entre la red en modo automático y la red de atención ejecutiva. El entrenamiento de relajación no tuvo el mismo efecto beneficioso. Las muestras de sangre verifican la diferencia de los 2 métodos, mostrando que los participantes que se sometieron a la formación mentales tenían menores niveles de los biomarcadores interleucina-6 en comparación con aquellos que participaron en la terapia de relajación. Los investigadores llegaron a la conclusión de que el programa de atención parecía ayudar a la función del cerebro mejor a través de una mayor conectividad, lo que permite al cerebro a manejar el estrés y por lo tanto reducir los niveles de inflamación.
La inflamación ha llegado para quedarse y es responsable de la enfermedad crónica tales como enfermedades del corazón, diabetes, cáncer, depresión y la enfermedad de Alzheimer. El uso de la meditación y la atención como mecanismos de control podría ser otra herramienta para ayudar a nuestros pacientes mejorar la salud mental, emocional y física en general y pueden tener un impacto más duradero en nuestros pacientes que simplemente se relaja.
Pero esto sería la mitad del problema. Aun en el caso que se aprenda a meditar bien, y hacer yoga bien. Hay que tener un entorno ideal y un maestro ideal y hacerlo durante toda una vida.
Hace falta saber porque la inmunidad se controla con la meditación. Ya es conocido que los proinflamatorios son responsables en gran manera de la inflamación y cuando ésta se perpetúa, la enfermedad se crónifica.
Existen pocas dudas de la bondad de la meditación y la búsqueda interior para el control de las enfermedades crónicas, en las que tiene un papel preferente, las enfermedades psíquicas.
La estimulación del vago se ha visto útil una serie de enfermedades heterogéneas, depresión, epilepsia, cefaleas y enfermedades autoinmunes en cómo la artritis reumatoide. Esto no es un sueño es una realidad, el vago actúa no sólo como regulador de actividades físicas, sino también sirve para mantener relaciones sociales. Su función es más compleja de lo que pensábamos. Posiblemente la disregulación entre el vago y el simpático sea en verdad la llave del problema que tratamos. Está por ver, pero mientras tanto encontramos la solución para el equilibrio vegetativo, hacer meditación, yoga, o alguna terapia en este sentido no sea útil

Practicar tecnicas de Mindfulnees causa cambios de la estructura cerebral para mejorar la atencion. Pero para reducer el estres son mas utiles las tecnicas de entrenamiento mental y mejora de las habilidades sociales.

En el Instituto Max Planck se ha llevado a cabo el proiyecto “Resource”y se caban de publicar en Science.
Estudios anteriores habian demostrado que la practica de la meditacion y el Mindfulnees se asociaban a cambios de la materia gris del cerebro. Pero la mayoria de estas tecnicas se habian hecho en expertos y no en personas que se iniciaban.
De igual forma era necesario detallar dentro de las tecnicas que englobe el Mindfulnees, cual de ellas es mas eficaz y para que.
.
Los autores del proyectos Resources han hecho tres modulos de entrenamaiento, cada uno de ellos de tres meses de duracion, durante media horas cada dia.
El primer modulo se basaba en tecnicas clasicas de meditación, centradas en tecnicas de control de la respiración y la sensacion que la respiracion produce en las distintas partes del cuerpo, y sobre trodo estimulos sonoros y visuals del entorno.

El cerebro de los participantes fue examinado con resonancia magnetica nuclear, que mostroi comoi se modfificaban las areas de la corteza cerebral relacionadas con : la atencion, la planificacion y la toma de decisiones.

Las tecnicas se basaban en juegos por ordenador, los participates aumentanron los resultados en pruebas de atencion.

En el primer modulo las pruebas se relacionaron con las actividades sociales, como la empatia y la compassion, sus resultados no mejoraron.

En el segundo modulo se trabajaron competencias socio-afectivas,, como la compassion, la gratitud, la gestion de emociones conflictivas. .Ademas de los treinta minutos diarios que se dedican a las tecnicas clasicas de meditacion, se dedican otros diez minutos a entrenar estas habilidades afectivas.

El ultimo modulo , trabajaba habilidades socio-cognitivas, como resolver problemas desde la perspectiva de otras personas. Y de esta manera verse a si mismo con mas objetividad . Tambien estas pruebas se completaron con las tecnicas clasicas de meditación.
Despues de completar habilidades sociales, los participantes mejoraron en la reacción a un test de estres psicosocial. . La mejora se vio confirmada por una reduccion del cortisol, hormona relacionada con el estres..
.
En las pruebas de estres psicosocial, no descendio la cifra de cortisol en las personas que habian completado solo el modulo de meditacion. Pero estas personas sin embargo mejoraroin de su estres en general.

Se deduce que cada prueba de entrenamiento mental tiene efectos distintos en el cerebro.

Estos resultados son relevantes para el Sistema educativo y para su aplicación clinica en medicina en la pratica personalizada de cada ejercicio.son necesarios
.
La objeticvacion de las cifras de cortisol tras pruebas de practicar habilidades sociales, unen la manifestacion psiquica a lo fisico y ademas se puede medir.analiticamente.

Ibliografia
Hansa Bhargava, MD. 17 de de octubre de, el año 2016

Meditate Your Way to Better Health Hansa Bhargava, MD en Disclosures | October 17, 2016.

SÍNDROME DE HYBRIS

Archivado en: FUNCIONES PSIQUICAS — Enrique Rubio @ 14:31

El síndrome de Hybris ya fue rápidamente detectado por los antiguos griegos para identificar a los lideres o notables que borrachos de poder se comportaban como tiranos y a veces como dioses.
El síndrome es propio de los abusadores que llegan a cometer vejaciones y acciones crueles hacia los que, según su parecer, están “por debajo de ellos.” Héroes militares, políticos, directivos de empresas… todos ellos pueden padecer lo que actualmente se denomina síndrome o mal de Hybris,y es un trastorno paranoide, que se inicia desde una megalomanía instaurada y termina en una paranoia acentuada.”
El síntoma dominante es el egocéntrico como la desmedida seguridad en sí mismo; son impulsivos e imprudentes; se sienten superiores a los demás; le otorgan una desmedida importancia a su imagen; ostentan sus lujos; son excéntricos; se preocupan porque sus rivales sean convencidos y si es posible vencidos a costa de cualquier cosa; no les interesa la opinión de lo demás por supuesto no escuchan a los demás; son monotemáticos (todo ronda en torno suyo); se sienten iluminados y aunque fallan, no lo reconocen.
La pérdida de poder o de popularidad los sume en la desolación, “la rabia y el rencor” y entonces, solo entonces recurren a algún tipo de ayuda psiquiátrica o psicológica. Pero solo tras “dejar muchos cadáveres por el camino.”
La primera etapa se da cuando el sujeto asume un poder y comienza a verse rodeado de aduladores. Si al principio dudaba de su capacidad para ejercer el mando, las dudas pronto se disipan y atribuye todos los éxitos a sí mismo. De aquí pasa a la fase en la que cree que nada de lo que dice, hace y piensa puede ponerse en entredicho. Se siente infalible e insustituible. Y todo aquél que se le oponga será relegado al ostracismo. Estos sujetos confunden realidad con fantasía como cosa normal. Su mundo se divide entre ganadores y perdedores por lo que se asumen como ganadores a la vez que temen enormemente perder su estatus y se afanan a toda costa por mantenerlo ya sea mediante el fraude o la tergiversación de los hechos sin dudar ni por un momento en adoptar actitudes amenazantes y causar a los demás que están por debajo de él, daños irreparables.
David Owen y Jonathan Davidson en 2009 publicaron en la revista Journal of Neurology el “Síndrome de Hybris: ¿un desorden de personalidad adquirido?”, que posteriormente puso en relación el poder y la enfermedad en The Hibris Syndrome: Bush, Blair and the Intoxication of Power.
Los libros que Owen y Davidson publicaron, no fueron aceptados por todos. Los libros fueron muy acogidos por intelectuales progresistas, y rechazados por cortesanos que dijeron que los autores acusaban a Bush y Blair de “locos”. Es sorprendente pero no por ello inexacto que los círculos de las personas influyentes son con frecuencia gente no preparada, pero si lo están para pelotear, ellos no están para pensar sino para adular y están incapacitados para distinguir entre la cordura y la locura. El poder y la enfermedad explican la política mundial desde una perspectiva holística, tomando en cuenta las enfermedades y el síndrome de Hybris , se puede fácilmente explicar la patología de multiples lideres tales como; el Sha Reza Palevi, Kennedy, Hitler, Stalin y otros. Las sociedades padecen las consecuencia de las dolencias físicas y psicológicas de sus líderes y tienen que aprender cómo protegerse. El libro sobre la intoxicación del poder, describe con detalle el síndrome de Hybris de Bush y Blair, al que atribuye las graves equivocaciones que cometieron a propósito de la invasión a Irak.
“Los políticos víctimas del Hybris tienen una propensión narcisista al ver la realidad como suya y la utilizan como un terreno en el que pueden ejercer el poder y buscar la gloria”. Se comportan de manera impulsiva, creen ser infalibles, hablan de sí mismos usando el plural mayestático “nosotros” o en tercera persona, como si fuesen voceros de un “presidente” a quien admiran. Se sienten responsables de una misión histórica, que los pone por encima de la ética que rige para la gente común, pero no para ellos, que encarnan la historia. Cuando Bush y Blair manipularon la información y mintieron acerca de las armas químicas, no creyeron que cometían una falta, por la trascendencia de los fines que perseguían. “Creían que no debían rendir cuentas a la opinión pública, sino solamente ante el tribunal de la historia y de Dios que les glorificabá”.
Los afectados por el Hybris creen que son el centro del universo y que todos conspiran en su contra. Cuando el 11S Bush declaró “seguiremos defendiendo la libertad y todo lo bueno que existe en este mundo… “ Este enemigo ha atacado a todos los pueblos amantes de la libertad… ”. Para ellos todo lo que existe participa de la lucha entre ellos, que son el bien, y sus enemigos imaginarios o reales, que son el mal. Tratan de concentrar el poder que pueden, pero al mismo tiempo se presentan como víctimas potenciales de personas u organizaciones misteriosas. La categoría Hybris es útil para estudiar el comportamiento de líderes de países democráticos como Bush y Blair, ayudan a entender a dictadores como Hitler y Stalin y también la psicología de algunos caudillos pintorescos del tercer mundo como Pol Pot, que asesinó a millones de camboyanos, o Abimael Guzmán, que produjo una masacre en Perú, ambos ciegos de vanidad, suponiendo que eran los líderes más esclarecidos de la historia de la humanidad. En esta época de la insoportable levedad del ser, unos pocos dictadores tropicales protagonizan la versión cantinflesca del Hybris hablando con pajaritos y resucitando una caricatura grotesca de los 70. Los síntomas del Hybris se agudizan cuando los líderes permanecen en el poder mucho tiempo y se rodean por incondicionales que nunca los contradicen, aplauden sus errores, les extravían de la realidad. Son los mensajeros de Némesis que les conducen a la tragedia.
PETER GARRD , de 57 años es un neurólogo e intenta buscar patrones de conducta y sus trastornos. Ha estudiado cómo detectar trastornos mentales en el lenguaje honesto desde los gestos, TICS y lenguaje corporal. Todo lenguaje o gestos con lo que expresamos espontáneamente y sin digerir lo que decimos.
Dice GARRD que los enfermos en sus textos hablados o escritos suelen usar palabras claves y giros que permiten diagnosticar sus trastornos y los localiza en discursos de políticos y poderosos.
La gente dice mentiras habitualmente, pero el problema es que sabemos que mienten y además nos las creemos, incluso después de descubrir que mienten.
El sindrome de Hybris , intenta describir porque el cuadro o síndrome que modifica el cerebro del poderoso y lo hace mentir, también modifica de una forma simétrica a quien lo obedecen que además aumentan sus trastornos.
Representa este trastorno de Hybris la soberbia contra los dioses griegos que los habían castigado con el Nemesis
El trastorno es tan antiguo y universal como el hombre. El poder enferma al que lo utiliza pero también al que obedece y si el poder es absoluto, el trastorno que produce es absoluto.
Nos sorprende la idea de que ejercer el poder altera nuestra neuroquimica. Y esta alteración es más profunda y persistente cuanto mayor y más duradero es ese poder y posiblemente carece de límites. Aunque esto parece excepcional no es distinto de todas las manifestaciones somato psíquica de nuestra biología. Hace mucho tiempo que conocemos que cualquier cambio en nuestros metabolitos se sigue de modificaciones somáticas y psíquicas, de forma que no es extraño que el poder actúe degradando al interlocutor y al actor al mismo tiempo.
El poderoso necesita de la obediencia, porque ello aumenta su propia autoconfianza hasta llevarle a estar privado de la duda de si mismo y aislarlo de la realidad.
La gente que rodea al líder le proporciona más cualidades de las que supone que ve. Ve mas capacidades de la que ven sus ojos, con lo cual comparte el delirio del líder.
El análisis de la conducta de nuestros políticos europeos del siglo XX y XXI, nos permiten apreciar que todos o muchos de ellos, tenían un síndrome Hybris que compartían con sus colaboradores cercanos y también con muchos distantes .
Lo que mas sorprende de este síndrome es que el líder o poderoso esta loco y convierte a sus seguidores tambien en locos y el contagio de la irracionalidad esta por encima de las condiciones sociales de los seguidores .
El síndrome de Hybris es también supuestamente contagioso, o por lo mernos deseable por muchos
Quizas la explicación de la influencia de lo psíquico en somatico, se haga a través de las llamadas neuronas espejo o neuronas Cubelli, Estas neuronas se activan cuando un animal ejecuta una acción y cuando observa esa misma acción al ser ejecutada por otro individuo,1
Se llaman en espejo las neuronas cuando se encienden en un individuo “reflejando” la acción de otro: así, el observador está él mismo realizando la acción del observado, de allí su nombre de “espejo”. Tales neuronas habían sido observadas en primer lugar en primates, y luego se encontraron en humanos y algunas aves. En el ser humano se las encuentra en el área de Broca y en la corteza parietal.
En las neurociencias se supone que estas neuronas desempeñan una función importante dentro de las capacidades cognitivas ligadas a la vida social, tales como la empatía (capacidad de ponerse en el lugar de otro) y la imitación. De aquí que algunos científicos consideran que la neurona espejo es uno de los descubrimientos más importantes de las neurociencias en la última década.2
Estas neuronas están activas cuando los simios realizan alguna tarea, y además cuando observan esa misma específica tarea realizada por otro. Las investigaciones desarrolladas empleando IRM, estimulación magnética transcraneal (TMS) y electroencefalografías (EEG) han encontrado evidencias de un sistema similar en el cerebro humano, en el que también coinciden el observar y el actuar.
La función del sistema espejo es objeto de muchas elucubraciones científicas: estas neuronas son importantes para comprender las acciones de otras personas, y para aprender nuevas habilidades por imitación. Algunos investigadores piensan que el sistema espejo podría imitar las acciones observadas y así enriquecer la teoría de las habilidades de la mente;3 otros lo relacionan con las habilidades de lenguaje;4 también, se ha sugerido que las disfunciones del sistema espejo podrían ser la causa subyacente de algunos desórdenes cognitivos, tales como el autismo. Se están realizando investigaciones sobre todas estas posibilidades.
Las neuronas espejo fueron encontradas por casualidad. En el año 1996, Giacomo Rizzolatti trabajaba con Giuseppe di Pellegrino, Luciano Fadiga, Leonardo Fogassi y Vittorio Gallese en la universidad de Parma, en Italia. Estos científicos habían colocado electrodos en la corteza frontal inferior de un mono macaco para estudiar las neuronas especializadas en el control de los movimientos de la mano: por ejemplo, asir objetos o ponerlos encima de algo. Durante cada experimento, registraban la actividad de sólo una neurona en el cerebro del simio mientras le facilitaban tomar trozos de alimento, de manera que los investigadores pudieran medir la respuesta de la neurona a tales movimientos7 El trabajo fue publicado y posteriormente otras publicaciones lo ha confirmado,9 hallando neuronas espejo en las regiones parietal inferior y frontal inferior del cerebro. Recientemente, las evidencias del IRMf, de TMS y de EEG, así como del comportamiento, sugieren con firmeza la presencia de sistemas similares en el ser humano, en el que se han identificado regiones del cerebro que se activan durante la acción y la observación de la misma. No sorprende que estas regiones cerebrales coincidan con las localizaciones encontradas en el macaco.10

Se cree que las neuronas espejo intervienen en la comprensión del comportamiento de otros individuos. Por ejemplo, una neurona espejo que se active cuando el mono rompe un trozo de papel se activaría también cuando el mono ve a una persona rompiendo un papel, u oye un papel rompiéndose, sin ver la imagen. Estas características hacen que los investigadores crean que las neuronas espejo codifican conceptos abstractos de acciones como “romper papel”, ya realice la acción el mono o una persona.11
No obstante, se desconoce la función de las neuronas espejo en los macacos. Ya adultos, estos simios no parecen aprender por imitación. Los experimentos recientes sugieren que los macacos pueden imitar los movimientos de la cara de un ser humano; pero sólo los neonatos, y durante un marco temporal limitado.12 Sin embargo, no se sabe si las neuronas espejo son la base de este comportamiento. Es posible que, en simios adultos, las neuronas espejo permitieran a un mono entender lo que está haciendo otro congénere, o reconocer la acción que realiza.13
Desde el momento del nacimiento el ser humano muestra una tendencia a imitar los gestos de los demás, se hipotetiza que esta capacidad innata de imitación, que también existe en los primates, tiene su base en las neuronas espejo. El sistema compuesto por estas neuronas se iría refinando posteriormente, con el aprendizaje. De hecho, mientras más experiencia exista en la conducta observada, mayor será la activación de las neuronas espejo y, por tanto, más auténtica será la simulación.14
Investigadores de la UCLA hicieron la primera medida experimental de la actividad de neuronas espejo en el cerebro humano, no sólo en las regiones motoras del cerebro ( circunvolución frontal inferior y la corteza parietal inferior) donde se pensaba que existían, sino también en las regiones involucradas en la visión y en la memoria.1516 Además ha sido demostrado que en el cerebro de la mujer hay un mayor número de neuronas espejo y el sistema es más activo que en el cerebro masculino.17
Con frecuencia el grupo influenciado por el líder se despierta para ver el error a que esta sometido, pero entonces ya es tarde para el sufrimiento y la catástrofe
Cuenta Garrard que el ministro británico John Major fue el primer británico que no padeció el Hyibris, y esto se debió posiblemente a que su propio partido estaba psíquicamente mas evolucionado y no le permitió ni reconoció la obediencia. La mayoría de los servidores del líder , encarnan y sobrevaloran las esencias de un grupo o de una raza, lo cual lo hace portador de los valores de la patria, del pueblo y del destino del país.
Que ocurre en el cerebro del servidor que no le permite ver e incluso aplaude y victorea, al líder equivocado y confuso que los lleva irremisiblemente a la catástrofe. El pueblo se vuelve loco con su líder y lo aplaude con delirio, es un profeta, y el delirio que sienten por él forman un bucle delirante que se retroalimenta.
Este síndrome de Hybris no es especifico del político, nuestra sociedad está cargada individuos con este poder de evocar el síndrome. Militares, políticos, banqueros y una plenitud de individuos que tienen pocos datos en común, su tenacidad es el único dato que se repite.
Es sorprendente ver cómo la masa no se advierte del peligro o si lo hace no es de manera consciente y no se da cuenta del daño que está proporcionándoles.
Uno de los patógenos más frecuente de nuestro tiempo, son los de origen psíquicos. Hasta la revolución industrial, las plagas eran materiales ; las hambrunas, las epidemias y la guerra. Cuando llega la alta tecnología el conflicto psíquico supera a los demás y entonces produce una patología no aguda y si crónica y mutilante y además su origen es plural y variado.
Es muy posible que todo esto de lo que estamos hablando no sea más que un desarreglo inmunitario, donde el sistema Polivagal esté actuando de manera inadecuada.
Las terapias que se proporcionan para que un individuo nefasto no destruya el mundo, no han proporcionado bienestar ya que son sólo sintomáticas e inespecíficas.
El hombre de nuestro tiempo no está capacitado psíquicamente para ver el conjunto con detalle, sólo tiene éxito cuando consigue aislar uno o escasos elementos patógenos. La informática está ayudando mucho, porque procesa múltiples patógenos y múltiples respuestas y las interrelaciona. Estamos en el datismo, multiples datos en multiples personas con multiples respuestas y además muy rápidas y fáciles de obtener.
Es muy posible que ser humano en un futuro próximo modifique su inmunidad para controlar los múltiples patógenos psíquicos que lo maltratan y produzca anticuerpos de manera adecuada. Pero antes tenemos reconocer y saber cómo actúan los patógenos psíquicos y como un líder malvado y confuso es capaz de destruirnos.
Otra pregunta clave, ¿Por qué un hombre se transforma en líder ¿ y porque es imitado con tanta frecuencia ¿
La mayoría de estos síndromes conducen a la locura del que los contagia pero también de los contagiados.
Bibliografia
Fisher, Nick (1992). Hybris: a study in the values of honour and shame in ancient Greece. Warmister (Reino Unido): Aris & Phillips. ISBN 9780856681448.

http://www.antena3.com/noticias/sociedad/nino-paralisis-logra-caminar-gracias-patito_2010021200052.html
V.S. Ramachandran, en su ensayo Mirror neurons and imitation learning as the driving force behind “the great leap forward” in human evolution hace referencia a su potencial importancia en el lenguaje y la imitación
Michael Arbib, The Mirror System Hypothesis. Linking Language to Theory of Mind, 2005, retrieved 2006-02-17
Hugo Théoret, Alvaro Pascual-Leone, Language Acquisition: Do As You Hear, Current Biology, Vol. 15, No. 3, pp. 84-85, 2002-10-29
Oberman LM, Hubbard EM, McCleery JP, Altschuler EL, Ramachandran VS, Pineda JA., EEG evidence for mirror neuron dysfunction in autism spectrum disorders, Brain Res Cogn Brain Res.; 24(2):190-8, 2005-06
Mirella Dapretto, Understanding emotions in others: mirror neuron dysfunction in children with autism spectrum disorders, Nature Neuroscience, Vol. 9, No. 1, pp. 28-30, 2006-01
Giacomo Rizzolatti et al. (1996). Premotor cortex and the recognition of motor actions, Cognitive Brain Research 3 131-141

4 Octubre 2017

SE PUEDE MEJORAR LA SALUD MEDITANDO

Archivado en: FUNCIONES PSIQUICAS — Enrique Rubio @ 17:47

Hansa Bhargava, MD. 17 de de octubre de, el año 2016
Los agentes patógenos se han incrementado a medida que nuestra civilización es más industrial y vivimos más años. Y es muy posible que el lóbulo límbico sea blanco de la desmedida proinflamación. Y de aquí tratar de controlar los excesos de patógenos, cosa imposible, enseñando al vago y concretamente al sistema polivagal a inhibir el exceso de inflamación.
La meditación como solución de problemas físicos y psíquicos del hombre nunca ha estado en duda, y cada día encontramos trabajos que ratifican este juicio, pero que no proporcionan una herramienta para meditar de forma lo suficientemente fácil para su utilización
Meditar es la búsqueda interior, concepto abstracto y aun no entendido, en el mundo industrializado.
Hoy 17 de octubre de 2016, Medscape, envía una vez más una magnífica revisión sobre este tema.
El Dr. Hansa Bhargava, editor médico en Medscape y WebMD, afirmó de nuevo que la meditación y el yoga calman la mente, de manera aun más eficaz de lo que creíamos.
Un estudio piloto 1] Hecho en las universidades de California, Los Ángeles, Universidad de Adelaide de Australia, y la Fundación de Investigación para la Prevención y la de Alzheimer mostró que esta práctica puede ser particularmente eficaz en los adultos mayores que pueden estar experimentando problemas con su memoria.
Los investigadores observaron a un pequeño grupo de participantes de 55 años de edad y mayores, todos los cuales tenían deterioro cognitivo leve. Compararon el yoga y la meditación sencilla con el entrenamiento de mejora de la memoria (MET) para ver el impacto en la memoria. El ensayo duro 12 semanas e incluyó a 14 personas que meditaban y practicaban yoga y 11 que fueron sometidos a MET. Los 2 grupos fueron comparados con pruebas demográficas y clínicas. En todo los participantes se practicó Resonancias magnéticas funcionales para estudiar la actividad cerebral
La prueba final mostró correlaciones significativas entre la conectividad y la memoria declarativa a largo plazo para ambos grupos. Pero, en los que meditaban, los investigadores también observaron una mejor memoria visual, espacial y verbal y las tasas de depresión más bajos. Los Scans confirmaron esto y mostraron que la mejora de rendimiento de la memoria verbal se correlaciona con un aumento de la conectividad en diferentes áreas del cerebro. Este fue el primer estudio para examinar y comparar la conectividad neuronal y la memoria asociada a una intervención de yoga y meditación y MET entre un grupo de personas de edad avanzada con deterioro cognitivo leve.
Por lo tanto, parece que la meditación afecta la cognición. ¿Podría tener otros efectos sobre la salud?
Parece que la meditación es eficaz en la reducción de la presión arterial. La American Heart Association ha declarado que la meditación trascendental (TM) trabaja para reducir la presión arterial, [2] y los estudios realizados en la Universidad de Lanzhou en China tienen evidencia al hecho. [3] En cuanto a 996 participantes en 12 estudios separados, grupos de TM fueron encontrado que tienen una reducción aproximada de la presión arterial sistólica en 4.26 mm Hg en comparación con grupos de control. La presión arterial diastólica también se redujo. El análisis de subgrupos sugerido que la MT tuvo un mayor efecto sobre la presión arterial sistólica entre los participantes de mayor edad, los que tienen niveles de presión arterial iniciales más altas, y las mujeres. En términos de la presión arterial diastólica, parecía que la MT podría ser más eficiente como una intervención a corto plazo y en individuos con niveles más altos de presión arterial.
Centrándose la mente en la meditación parece tener una amplia gama de otros beneficios. Investigadores de la Universidad Carnegie Mellon mostraron que la MT también puede reducir la inflamación y, por lo tanto, la salud en general. [4] El estudio se realizó sobre 35 personas que sufrían estrés, cuya causa fundamental era el desempleo y tras 3 días de intensa meditación de atención residencial o 3 días de entrenamiento de relajación. Los escáneres cerebrales revelaron que la meditación aumenta la conectividad funcional entre la red en modo automático y la red de atención ejecutiva. El entrenamiento de relajación no tuvo el mismo efecto beneficioso. Las muestras de sangre verifican la diferencia de los 2 métodos, mostrando que los participantes que se sometieron a la formación mentales tenían menores niveles de los biomarcadores interleucina-6 en comparación con aquellos que participaron en la terapia de relajación. Los investigadores llegaron a la conclusión de que el programa de atención parecía ayudar a la función del cerebro mejor a través de una mayor conectividad, lo que permite al cerebro a manejar el estrés y por lo tanto reducir los niveles de inflamación.
La inflamación han llegado para quedarse y es reponsable de la enfermedad crónica tales como enfermedades del corazón, diabetes, cáncer, depresión y la enfermedad de Alzheimer. El uso de la meditación y la atención como mecanismos de control podría ser otra herramienta para ayudar a nuestros pacientes mejorar la salud mental, emocional y física en general y pueden tener un impacto más duradero en nuestros pacientes que simplemente se relaja.
Pero esto seria la mitad del problema. Aun en el caso que se aprenda a meditar bien, y hacer yoga bien. Hay que tener un entorno ideal y un maestro ideal y hacerlo durante toda una vida.
Hace falta saber porque la inmunidad se controla con la meditación. Ya es conocido que los proinflamatorios son responsables en gran manera de la inflamación y cuando ésta se perpetúa, la enfermedad crónica.
Existen pocas dudas de la bondad de la meditación y la búsqueda interior para el control de las enfermedades crónicas, en las que tiene un papel preferente, las enfermedades psíquicas.
La estimulación del vago se ha visto útil una serie de enfermedades heterogéneas, depresión, epilepsia, cefaleas y enfermedades autoinmunes en cómo la artritis reumatoide. Esto no es un sueño es una realidad, el vago actúa no sólo como regulador del movimiento de nuestras, sino también sirve para mantener relaciones sociales. Su función es de más compleja de lo que pensábamos. Posiblemente la disregulación entre el vago y el simpático sea en verdad la llave del problema que tratamos. Está por ver, pero mientras tanto encontramos la solución para el equilibrio vegetativo, hacer meditación, yoga, o alguna terapia en este sentido no sea útil
Meditate Your Way to Better Health Hansa Bhargava, MD enDisclosures | October 17, 2016

5 Junio 2017

Estado de ánimo

Archivado en: Emocion y Sentimientos, FUNCIONES PSIQUICAS — Enrique Rubio @ 21:22

Estado de ánimo

¿Cómo podriamos denominar a ese malestar que invade al individuo de nuestros días, o mejor tan frecuente en nuestros días que se caracteriza por no permitir una vida plena.
Seguro que no es una enfermedad y si un síntoma común y plural.
Cuando era joven definía la felicidad como:
No tener dolor ni malestar interior.
Esto sigue teniendo vigencia y el porcentaje de personas, sobre todo del mundo civilizado, que tienen esta patología es sobrecogedora.
Zigmun Bauman nacido en Polonia en 1925 y fallecido recientemente, adopta un papel reflexivo para el pensamiento social. Su interés sobre el la posmodernidad le hizo estudiar en diversos ensayos el concepto “de vida líquida”. Básicamente la característica de este tipo de vida se define por no mantener un rumbo determinado, ya que como líquida no mantiene mucho tiempo la misma forma. Lo que define la vida líquida es la precariedad y la incertidumbre constante. No se obsesiona con actualizar los conocimientos que se mueven a velocidades que impiden la adaptación. Nuestra vida consiste en una serie innumerable de nuevos comienzos. Y posiblemente también de interminables fines. Caminamos con la preocupación de encontrar fines rápidos y soportables.
La sociedad moderna nos obliga a actuar tan rápidamente que nos impide consolidar hábitos y rutinas, que hasta ahora se consideraban imprescindibles para evolución.
Las determinaciones y las herramientas utilizadas para su ejecución se tornan viejas antes de conocerlas. La vida líquida es inestable y nos proporciona una incertidumbre constante.
Necesitamos en nuestros tiempos utilizar el antiguo axioma “es más importante olvidar que aprender”. Es más difícil librarse de las cosas que saber adquirirlas.
La vida liquida se puede definir como una serie de nuevos comienzos. En nuestro tiempo eliminar los residuos ocupa un puesto prioritario. Como dice Bauman, es la destrucción creativa, pero esto se hace destruyendo otras formas de vida y por supuesto a los humanos que la practican.
Un nuevo tipo de tener éxito se impone en las personas que circulan en el vértice de la pirámide a las que importa poco el espacio, y la distancia no supone molestias. Estas personas son ligeras, ágiles y se sienten bien en cualquier parte. Tienen una existencia nómada. No poseen riquezas materiales, sólo conocen las leyes del cambio. Los valores son volátiles y un futuro donde predomina el “yo” no les interesa y su interés busca el grupo que cada vez tiene más realidad.
Su prototipo a imitar es Billy Gates prototipo del éxito empresarial con disposición de destruir lo que él mismo ha construido y sin tolerancia a la fragmentación. Es capaz de vivir en el desorden, en lugar de enquistarse. Esta personas viven en una ciudad invisible cuyos habitantes son presas del aburrimiento y estriado y no soportan su entorno y por ello se mudan constantemente. Cambian de domicilio, de esposa, de trabajo y en conjunto buscan entornos diferentes.
Caminar siempre por el agua, nunca en contra de corriente sin aferrarse a los márgenes ni a las rocas del río si ni siquiera conservar las opiniones o visión del mundo, sino simplemente sosteniendo lidera pero inteligentemente lo que se te vaya presentando tu paso para inmediatamente soltarlo con elegancia fijarlo. El autor desta frase Dr. Descalzos, sentido en el profeta oriental Lao-Tse.
La gente de nuestro tiempo que aspira no necesitan soportar nada con fuerza, sólo con la suficiente para retenerlo y soltarlo cuando se presuma que empieza a ponerse viejo.
Empecemos por ver las distintas formas de interpretación y denominación de esta forma de vivir la vida que con frecuencia se convierte en patología.

I. TALANTE
Talante y estado de animo eran sinónimos cuando yo estudiaba medicina.
La serie de alteraciones que ocurren en este talante o estado de animo, es extensa y la intención que tengo con este articulo es aclarar a que nos referimos cuando decimos algo inherente a como me siento y en que consiste, ese en general malestar
El término talante indica, ante todo, la disposición anímica, el estado emotivo por el que una persona se siente de una forma determinada ante /sí mismo y frente al mundo. Cada hombre tiene un talante que condiciona y colorea su mundo de percepciones, pensamientos y sentimientos. El talante «es un hábito sentimental, condicionado por las emociones que siente y percibe. Los sentimientos de odio, envidia o resentimiento, condicionan su talante y estado de animo. La suma algebraica de los elementos que componen este talante se verterán al exterior y llenaran nuestro mundo de hermosura o de malestar.
El talante puede figurar, o desfigurar, las cosas. Lo que biológicamente aparece como tono vital o temperamento es la resultante de lo anímicamente vivido. Este estado de no es especifico de ningún grupo social, es del cada hombre. Este, y no otro, es el sentido de la frase de Fichte de que «la filosofía que se elige, depende de la clase de hombre que se es». Esta primacía del talante, ¿acarrea el subjetivismo y la incomunicación de la verdad personal? A primera vista, parecería que cada hombre es determinado inexorablemente por su talante y que este constituye una especie de compartimiento estanco al que corresponderá una verdad puramente relativa a él. Efectivamente, «cada estado de ánimo nos defiere un aspecto de la realidad, hasta el punto de que lo que en el habla usual se llama la experiencia de la vida no consiste en otra cosa que la articulación jerarquizada de los estados de ánimo por que se ha pasado, en haberla ido viviendo a través de todas las situaciones existenciales, a través de todas las edades, coloreada por las diversas vivencias correspondientes al niño, al adolescente, al joven, al hombre maduro, al viejo»2.
Cada estado de ánimo nos descubre una cara de la realidad, y posiblemente, solo posiblemente es posible actuar sobre el ánimo, modificando su estado. Aquí radica la diferencia, desde el punto de vista ético, entre el pathos (temperamento) y el ethos, carácter o personalidad moral. El pathos se tiene, se nace con él, pero el ethosse forja. Hay un condicionamiento fisiológico y biológico del talante. «Todo el mundo sabe por experiencia hasta qué punto nuestra disposición anímica depende del estado de salud en que nos encontramos, del cansancio, de la irritación o sedación de nuestros nervios»3. Pero si toda actividad espiritual se alza sobre una base fisiológica, también es cierto que se puede modificar. El amor constituye uno de los modos de obrar sobre el estado de ánimo propio y ponernos en comunicación espiritual –este es el modo de conocimiento llamado de simpatía–con el estado de ánimo ajeno. Las funciones cerebrales superiores expresadas en forma diversas colaboran. Pero no sólo la poesía, también la música, la filosofía, la /religión, etc.
Si el talante es la disposición anímica, espontánea, prerracional, de encontrarse el hombre ante la vida, cabe decir que no hay un único estado de ánimo apto para el conocimiento, porque la vida ofrece múltiples caras, vertientes muy diversas. No hay un solo estado de ánimo, sino una jerarquía en cuya cúspide cabe situar el buen talante, donde radican la esperanza, la confianza, la fe y la paz. Pero estas disposiciones anímicas, nobles y limpias de oscuridades egoístas, no podrían prevalecer en un mundo miserable y roto, cruel y amargo, sin un fundamento supramundano, es decir, religioso; requieren el apoyo en un Dios revelado e infinitamente misericordioso, en una tradición, en una Iglesia, cuya cabeza invisible es Cristo, que nos conduzca de la mano, como a niños, a la salvación; y que este sentimiento de apoyo tenga un fundamento racional suficiente y dé al talante estabilidad, firmeza de actitud.
Hay, en suma, una jerarquía de estados de ánimo que se reducen a la autenticidad y a la profundidad. Y el temple anímico fundamental, aquel desde el que se vive y del que se vive, el temple último radical es siempre religioso o irreligioso.
La religión, determina, o codetermina, nuestro talante ¿colorea el talante, de algún modo, la religión que se vive y en la que se vive?. El hábito o vivencia continuada de cualquier religión, dando al alma una idea de la vida, un ethos y un ideal nuevos, la transforman, a veces hasta de raíz, poniéndola en conformidad con ellos. Aunque con exageración, no en vano se ha dicho que «el hábito es una segunda naturaleza»; cuánto más el hábito religioso: «Quien cree en un Dios colérico, arbitrario y terrible, acaba haciéndose pusilánime y aterrado, o bien estoicamente desesperado. Quien confía en un Dios bondadoso, equitativo y amante, se torna sereno y alegre o termina convirtiéndose en perezoso y temerariamente seguro de su salvación»4.
Si Fichte dijo que la filosofía que se elige depende de la clase de hombre que se es, con mayor razón puede afirmarse que cada cual busca la religión que mejor se acomoda a su habitual disposición de ánimo. O, en otras palabras, cada ser humano propende a abrazar la fe que mejor se adecua a su modo psíquico de ser y, aun la fe recibida, la vive según su personalísima idiosincrasia. La situación religiosa influye en el talante y el talante en la situación religiosa.
La religión que se cree y en la que se vive, conforma al hombre con más fuerza que cualquier otra condición o influencia. Según como sea nuestro Dios, así seremos nosotros. La religión no es sólo cultura, aunque también lo es; es el núcleo central de toda filosofía y, en general, de toda cultura.
1 J. L. López Aranguren , Obras completas I: Filosofía y religión, Trotta, Madrid 1994, 217. — 2 ID, 220. — 3 ID, 221. — 4 ID, 227. — 5 ID, 227. — 6 ID, 234.
BIBL.: AA.VV., Teoría y sociedad: homenaje al profesor Aranguren, Barcelona 1970; BLÁZQUEZ E, José Luis L. Aranguren, medio siglo de la historia de España, Ethos, Madrid 1994; GUY A., La théorie du talante chez J.L. L. Aranguren, en AA.VV., La nature humaine, PUF, París 1961, 292-296; ID, L’ambivalence du talante religieux selon Aranguren, en Mélanges André Combes III, París 1968, 469-480; LÓPEZ ARANGUREN J. L., El buen talante, Tecnos, Madrid 1985; ID, Catolicismo y protestantismo como formas de existencia, en Obras Completas I: Filosofía y Religión, Trotta, Madrid 1994, 209-413; ID, Talante, juventud, moral, Madrid 1975

II. EL ESTADO DE ÁNIMO
El estado de ánimo es una actitud o disposición emocional en un momento determinado. No es una situación emocional transitoria. Es un estado, una forma de permanecer, de estar, cuya duración es prolongada y destiñe sobre el resto del mundo psíquico. Se diferencia de las emociones en que es menos específico, menos intenso, más duradero y menos dado a ser activado por un determinado estímulo o evento.1 2 3
Los estados de ánimo suelen tener una determinada valencia o lo que es lo mismo, se suele hablar de buen y de mal estado de ánimo; activado o deprimido. A diferencia de las emociones, como el miedo o la sorpresa, un estado de ánimo puede durar horas o días. Cuando esta valencia se mantiene habitualmente o es la que predomina a lo largo del tiempo, se habla entonces de humor dominante o estado fundamental de ánimo.
El estado de ánimo sufre oscilaciones a lo largo del tiempo. Cuando sucede dentro de unos límites que no generan dificultades a la persona, se denomina eutimia. Cuando es anormalmente bajo se llama depresión. Cuando es anormalmente alto se llama hipomanía o manía. La alternancia de fases de depresión con fases de manía se llama trastorno afectivo bipolar.
También se diferencian del temperamento y de la personalidad, los cuales generalmente no suelen tener una componente temporal, sino que son actitudes permanentes en el tiempo. No obstante, determinados tipos de personalidades, como el optimismo o la neurosis, pueden predisponer al sujeto a determinados estados de ánimo. Ciertas alteraciones del estado de ánimo, como la depresión o el trastorno bipolar, forman una clase de patologías denominadas trastornos del estado de ánimo.
Según algunos psicólogos, como Robert Thayer, el estado de ánimo es una relación entre dos variables: energía y tensión.4 Según esta teoría, el estado de ánimo diverge entre un estado energético (de más cansado a más activo) y un estado referido al grado de nerviosismo (entre más calmado o más tenso), y se considera que el “mejor” es un estado calmado-energético y el “peor”, un estado tenso-cansado. Thayer también defiende una conexión especial entre la alimentación y el ejercicio físico en el estado de ánimo.5
Un reciente metaanálisis llegó a la conclusión de que, contrariamente al estereotipo del artista sufridor, la felicidad es uno de los factores que propician la creatividad, mientras que un bajo estado de ánimo propiciaría menores niveles de ésta.6
Los estados de ánimo pueden ser provocados de manera experimental, el procedimiento más común es la inducción a un estado de ánimo determinado, y posteriormente la evaluación de su influencia sobre la ejecución de una tarea cognitiva. De acuerdo a Forgas (1999), una de las relaciones que más interés ha despertado es sobre el proceso de la memoria. Parece constatado que la información cargada emocionalmente es recordada mejor que la información neutra.7
-Robert E. Thayer define un estado de ánimo como un sentimiento de fondo que persiste en el tiempo. Sus investigaciones afirman que los estados de ánimo surgen de la energía y la tensión y que éstos pueden entenderse a partir de cuatro estados básicos que dependen del espectro energía-tensión.
1. Calma-energía. Es el estado donde el sujeto se siente a gusto, en confianza y optimista. Es el estado ideal para realizar actividades como el trabajo y estudio puesto que se presenta con alta energía y tensión baja. Regularmente suele presentarse en las mañanas.
2. Calma-cansancio. Es la sensación previa al sueño en el que el sujeto alcanza un punto donde no hay energía ni tensión.
3. Tensión-energía. Es la sensación que experimenta el sujeto cuando se le ha acabado el tiempo para cumplir alguna actividad sea entregar un trabajo, pagar un servicio, atender una cita, etc. La sensación de urgencia genera una frecuencia cardíaca elevada porque el cuerpo está liberando adrenalina, lo que ocasiona que se presenten altos niveles de energía y tensión.
4. Tensión-cansancio. Es el estado que se origina cuando existe agotamiento. En este punto existen pensamientos negativos debido a que existe cansancio físico acompañado de ansiedad nerviosa. Es un estado de baja energía y alta tensión que comúnmente acontece durante las tardes.
Las fluctuaciones del humor son eminentemente moduladas por la satisfacción o la insatisfacción de diversas necesidades instintivas (el hambre, la sed, el sueño, la sexualidad); relacionales (vida conyugal, familiar, profesional); o culturales (ocio, vacaciones). Las variaciones patológicas del humor pueden hacerse en el sentido negativo (la depresión), positivo (un carácter muy expansivo) o inscribirse en el sentido de una indiferencia.
• Humor depresivo o distimia, los afectos depresivos expresan matices desde la morosidad, de la languidez, de la nostalgia, de la ideación suicida, del desaliento, hasta la depresión más autentica y más profunda, estado de tristeza patológico y de dolor moral. Esta disforia se acompaña de un sentimiento de desvalorización de si mismo, de pesimismo, de cansancio y de inhibición.
• Humor expansivo o hipertimia, expresa matices de la satisfacción, del bienestar, de la felicidad, de la euforia hasta el éxtasis. Esos estados de exaltaciones tímicos son de grados muy diversos, desde la hipomanía habitual de algunos sujetos hiperactivos hasta la gran excitación tímica, ideática y motora de la manía aguda. Algunas intoxicaciones (alcohol, éter, anfetaminas) pueden dar lugar a exaltaciones tímicas pasajeras.
• El humor neutro o “eutimia”, algunos estados afectivos se caracterizan a la inversa de los precedentes por una frialdad, una neutralidad, una atonía, por el carácter indiferenciado del humor, el cual parece inaccesible a los estímulos habituales. Un humor totalmente neutro supondría una indiferencia total y no se observa en condiciones psicológicas normales, por ello el término “eutimia” designa habitualmente estados de ánimo normales y excepcionalmente estados de ánimo neutros por ser más infrecuentes, como en esquizofrénicos, donde se observan casos de embotamiento tímico (aplanamiento afectivo), de indiferencia aparente, alternando a veces con unos accesos depresivos o eufóricos.
Sin embargo, la teoría de Thayer conduce a pensar que el estado de ánimo se trata únicamente de una condición reactiva ante estímulos externos y desestima los elementos psíquicos internos propios de la persona, reduciéndola así a una mera relación causa-efecto en la que el estado de ánimo es el resultado (efecto) de una causa o número de causas de origen exógeno. Otras escuelas, como el psicoanálisis, ven en el estado de ánimo una expresión o una suerte de síntoma dependiente de procesos inconscientes infinitamente más complejos y subjetivos en tanto que se ligan a la propia historia del sujeto y cuya expresión se hace presente no solo a través de la conducta, sino también a través de posibles somatizaciones o manifestaciones físicas capaces de presentarse en la forma de padecimientos como la dermatitis, el dolor de cabeza o el estreñimiento, entre otros.8

III LA DISTIMIA
La distimia, también llamada trastorno distímico, es un trastorno afectivo de carácter depresivo crónico, caracterizado por la baja autoestima y aparición de un estado de ánimo melancólico, triste y apesadumbrado, pero que no cumple con todos los patrones diagnósticos de la depresión. …
Se considera que puede afectar a entre un 3 y un 5 % de la población.
El inicio suele ser temprano. Aparece con doble frecuencia en mujeres que en hombres, sola o asociada a otros trastornos psiquiátricos, sobre todo depresiones graves y pérdida del apetito sexual. Es frecuente en su evolución el deterioro social y el abuso de sustancias como alcohol y otras drogas. Se halla emparentada con la neurastenia o la psicastenia.
El principal síntoma es el estado de ánimo distímico persistente casi todos los días a lo largo de al menos dos años.1 Un año en niños y adolescentes.
Otros síntomas pueden ser:
• Trastornos alimentarios: inapetencia o ingesta compulsiva.
• Trastornos del sueño: insomnio o hipersomnia.
• Sensación de déficit de energía vital (astenia), cansancio injustificado, fatiga continua.
• Trastornos de la memoria y la capacidad de concentración.
• Baja autoestima, sentimiento de incapacidad, sentimiento de desesperanza, pesimismo.
• Incapacidad para la toma de decisiones.
El diagnóstico viene dado por la existencia del síntoma principal y alguno de los secundarios de forma persistente y estable, si bien los pacientes pueden experimentar variaciones a lo largo del tiempo en la intensidad de la sintomatología.
El tratamiento más eficaz es la asociación de fármacos antidepresivos inhibidores de la recaptación de serotonina con las psicoterapias conductuales, cognitivas, psicoanalíticas, interpersonales, de grupo…
Sin tratamiento, lo habitual es que la distimia evolucione a una depresión mayor, llamada “depresión doble”.2
La medicación utilizada pasa por:, los antidepresivos los más comúnmente usados para este trastorno son los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS); es decir, entre otros: fluoxetina (FLUOXAC), sertralina (SERTEX), escitalopram (SELECTIVE), paroxetina (XERENEX), y citalopram (Celexa).3 Otros antidepresivos que pueden ser utilizados incluyen nuevos agentes de acción doble, como bupropion (Wellbutrin), venlafaxina (Effexor), mirtazapina (Remeron, Avanza), (Pristiq) y duloxetina (Cymbalta).
A veces dos medicamentos antidepresivos diferentes son prescritos en conjunto, o un médico puede prescribir un estabilizador del estado de ánimo o medicamento ansiolítico en combinación con un antidepresivo.
Algunos efectos secundarios para los SSRIs son: disfunción sexual, náusea, diarrea, somnolencia o insomnio, pérdida de memoria a corto plazo y temores. Los medicamentos antidepresivos pueden causar suicidio y agresión en algunos casos, en particular, en niños y adolescentes.4 Algunos antidepresivos son ineficaces en algunos pacientes. Los antidepresivos más antiguos, como antidepresivos tricíclicos o IMAOs pueden ser usados en estos casos. Los antidepresivos tricíclicos son más eficaces, pero tienen peores efectos secundarios. Los efectos secundarios de los antidepresivos tricíclicos son “aumento de peso, sequedad de boca, visión borrosa, disfunción sexual, y presión arterial baja”.
La distimia es una patología que dura años. Son pocas las personas que se recuperan completamente. Lo habitual es que el tratamiento, sin resolverlo completamente, mejore significativamente el cuadro clínico, precisando el mantenimiento de la terapia de modo crónico.
Referencias
Harvard Health Publications. Retrieved on December 12, 2009.
1. Double Depression: Hopelessness Key Component Of Mood Disorder Accessed 2008 July 17
2. National Institute of Mental Health
3. US Food and Drug Administration: Antidepressant Use in Children, Adolescents, and Adults retrieved 2010 June 3
• Davidson JR, Abraham K, Connor KM, McLeod MN (February 2003). “Effectiveness of chromium in atypical depression: a placebo-controlled trial”. Biol. Psychiatry 53 (3): 261–4. doi:10.1016/S0006-3223(02)01500-7. PMID 12559660.

IV. LA ANHEDONIA (del griego ἀν- : an- «falta de» y ἡδονή : hedoné «placer») es la incapacidad para experimentar placer, la pérdida de interés o satisfacción en casi todas las actividades. Se considera una falta de reactividad a los estímulos habitualmente placenteros. Constituye uno de los síntomas o indicadores más claros de depresión, aunque puede estar presente en otros trastornos, como por ejemplo, en algunos casos de demencias (Alzheimer) y el trastorno esquizoide de la personalidad.
Las primeras definiciones de la anhedonia enfatizan experiencia placentera, modelos más recientes han puesto de relieve la necesidad de considerar diferentes aspectos del comportamiento divertido, como la motivación o deseo de participar en una actividad («anhedonia motivacional»), en comparación con el nivel de disfrute de la actividad en sí misma («anhedonia consumatoria»).
La anhedonia es la incapacidad para experimentar placer con actividades que normalmente resultarían agradables o con las que antes se disfrutaba. Es como si la persona estuviera anestesiada y la anestesia, en vez de evitar que sintiese dolor, le impidiera reconocer los estímulos positivos que conducen al placer, o directamente los bloqueara.
Según los investigadores, el problema puede deberse a una alteración del sistema de recompensa en el cerebro, un mecanismo por el que la dopamina provoca satisfacción al comer o mantener relaciones sexuales, por ejemplo.
Más que un trastorno en sí mismo, la anhedonia se considera un síntoma o signo de que el individuo sufre un trastorno emocional o psiquiátrico, como la depresión, la distimia, la esquizofrenia, o una adicción a drogas o alcohol que le impide disfrutar de cualquier sensación placentera que no esté ligada al consumo de esas sustancias. También puede ser un efecto secundario de algunos medicamentos.
La anhedonia puede afectar a todos los ámbitos de la vida, o centrarse en un solo aspecto; así, por ejemplo, existe la anhedonia social, cuando la persona no disfruta del contacto con los demás y su interés por relacionarse es nulo, lo que le lleva al aislamiento social; o la anhedonia eyaculatoria, que se caracteriza por que la eyaculación no va acompañada del placer del orgasmo.
Recientemente, un grupo de investigadores españoles ha identificado lo que se ha denominado ‘anhedonia musical’, que define la incapacidad de muchas personas para emocionarse o disfrutar al escuchar una melodía, aunque otras actividades sí les produzcan sensaciones placenteras.

Decir que la anhedonia. Se trata de un síntoma, no de un trastorno mental, aunque suele ser una de las formas de expresión de diferentes tipos de enfermedad mental.
Los trastornos en los que es más frecuente que aparezca la anhedonia son, especialmente, los trastornos depresivos: en la depresión se suele dar un aplanamiento emocional y una sensación que los pacientes describen como incapacidad para disfrutar de cosas que deberían estimularlos de manera positiva.
Sin embargo, la anhedonia también es relativamente común en casos de esquizofrenia y de distimia, así como en personas que se han vuelto tan adictas a una sustancia (alcohol, cocaína, y otras drogas) que se han habituado a eso y se han vuelto insensibles a otras formas de satisfacción.

La cultura tiene una gran influencia. Una conducta puede ser aceptada por un grupo cultural y no ser bien vista por otro. Los factores biológicos son la causa principal donde se encuentran las influencias perinatales y la salud física. Es el médico el que determinará si es normal o anormal.
Los criterios generales para diagnosticarla como un trastorno son ver el grado de insatisfacción con las capacidades y logros del paciente, evaluar sus relaciones interpersonales y la forma en que afronta los acontecimientos de su vida. Lo importante es que el paciente aprenda a aceptar los hechos como se presentan; si su comportamiento le causa un daño a él y/o a los demás, entonces se transforma en una patología que debe ser tratada.
En 1976 L. Chapman y M. Raulin propusieron dos escalas, conocidas como «escalas de Chapman», para la valoración de la anhedonia:1 la escala para la anhedonia física y la escala para la anhedonia social. Posteriormente ambas escalas fueron revisadas pero, aunque ampliamente difundidas, no han llegado a ser publicadas de forma oficial. La Escala Revisada para la Anhedonia Física2 es un cuestionario autoaplicado de 61 preguntas que valora la capacidad de experimentar placer de estímulos físicos típicos, como la comida, el tacto, el sexo, etc., mediante preguntas como «Los bellos decorados siempre me han gustado«. La Escala Revisada para la Anhedonia Social3 es un cuestionario autoaplicado de 40 preguntas que valora la capacidad de experimentar placer de estímulos como el trato con la otra gente, charlar, intercambiar impresiones o sentimientos, etc., mediante preguntas como «Un viaje en coche es más agradable si alguien me acompaña».
Inicialmente, los que desarrollaron las escalas creyeron que la escala para la anhedonia física sería la más útil de las dos escalas, y que la escala para la anhedonia social se vería afectada por la presión social y el sesgo derivado del deseo de agradar. Estos supuestos no se vieron confirmados en las investigaciones posteriores. En primer lugar, la escala para la anhedonia social resultó ser la más útil de las dos escalas, y demostró ser un robusto indicador del desarrollo posterior de trastornos del espectro esquizoide. En segundo lugar, la escala para la anhedonia social resultó ser estable en el tiempo para casos de individuos diagnosticados de esquizofrenia.
La anhedonia social ha demostrado ser también un rasgo característico del trastorno del espectro autista, lo que ha motivado, por ejemplo, el estudio4 del solapamiento diagnóstico entre el síndrome de Asperger y el trastorno esquizotípico de la personalidad.
Referencias
1. Chapman, L. J., & Chapman, J. P. (1978). “Revised physical anhedonia scale” (Available from L. J. Chapman, Department of Psychology, 1202 West Johnson Street, University of Wisconsin, Madison, WI 53706).
2. Eckblad, M. L., Chapman, L. J., Chapman, J. P., & Mishlove, M. (1982). “The revised social anhedonia scales”. (Available from L. J. Chapman, Department of Psychology, 1202 West Johnson Street, University of Wisconsin, Madison, WI 53706).
3. Ruth M. Hurst, Rosemery O. Nelson-Gray, John T. Mitchell and Thomas R. Kwapil. “The Relationship of Asperger’s Characteristics and Schizotypal Personality Traits in a Non-clinical Adult Sample”, Journal of Autism and Developmental Disorders, Volume 37, Number 9 / October, 2007.
Chapman, L. J., Chapman, J. P., & Raulin, M. L. (1976). “Scales for physical and social anhedonia”. Journal of Abnormal Psychology, 87, 374-407.
V. MELANCOLIA
Es un sentimiento que nos recuerda que nos falta algo, que estuvo ahí, que era bueno para nosotros, pero que ya no podemos recuperar.
Dice Víctor Hugo que “la melancolía es la felicidad de estar triste”. Lo cierto es que cuando nos sentimos melancólicos nuestro estado de ánimo suele asociarse a la tristeza, aunque lo que estamos recordando sean buenos momentos del pasado.
La melancolía sin memoria no es posible.
Rememoramos viajes, momentos, personas o experiencias que nos hacen pensar que, cualquier tiempo pasado fue mejor. Cuando alguien está melancólico, realmente está sufriendo por algo que ya no puede tener. Es una manera de dolor permitido, es decir, recordamos algo o a alguien que ya no está con nosotros. Eso nos duele, pero también nos hace pensar que es nuestro, que nos pertenece, aunque sólo sea por unos minutos y esté alojado en nuestro banco de recuerdos.
La melancolía es también una manera de no aceptar el presente, de no estar contentos con lo que tenemos ahora. Porque cuando nos permitimos viajar con la mente a otros lugares, a otros espacios, a otros tiempos y buscamos una compañía irreal, inconscientemente creemos que es algo que poseemos y que no podemos separarnos de él.
NO ESTAMOS SATISFECHOS CON NUESTRA VIDA
La melancolía se presenta en momentos puntuales, pero puede convertirse en un problema cuando se instala en nuestra vida de manera permanente. Es normal sentirse melancólico una tarde y mirar fotografías antiguas; o escuchar una canción y recordar un momento agradable; o pensar en alguien con el que compartimos nuestra vida. Pero cuando esta conducta se repite frecuentemente, si no se trata, puede derivarse en una depresión.
Los expertos aseguran que esta alteración saca a la luz una carencia que tenemos la personas, que no estamos contentos con nuestra vida. Si nuestra vida es plena no sentimos la necesidad de aferrarnos al pasado para pensar que lo de antes era mejor que lo de ahora. Sentirse más o menos melancólico va a depender del grado de satisfacción que tengamos en nuestro presente. Cuando uno está feliz, no necesita evocar tiempos pasados, ni pensar que todo podía ser de otra manera. Anclarnos en el pasado es una manera de perdernos el presente.
Sabina le cantó a este sentimiento. Decía la letra de aquella canción “vivo en el número siete, calle melancolía, quiero mudarme hace años al barrio de la alegría”. El traslado no depende de nadie, más que de nosotros mismos.
La melancolía, como experiencia humana, siempre ha existido. Sin embargo, la forma en que la sociedad cataloga esa experiencia ha cambiado a lo largo del tiempo.
En la Antigua Grecia Hipócrates se refería a la melancolía como uno de los cuatro humores que componían el cuerpo, la “bilis negra”, que era el peor de todos. Esa bilis contenía pneuma, que provocaba enfermedades y hacía que la persona pasara rápidamente de la tristeza a la ira. Por eso, la melancolía se asoció con la depresión, una idea que se mantuvo hasta el Renacimiento.
Es curioso que durante la Edad Media la melancolía, entendida como sinónimo de tristeza y pereza, fue considerada como uno de los pecados capitales, aunque más tarde se eliminó de la lista. Sin embargo, con el Renacimiento todo cambió y la melancolía comenzó a ser asociada con la genialidad y la locura creativa. A finales del siglo XV, Marsilio Ficino, un filósofo italiano, propuso que las personas con más bilis negra mostraban una sensibilidad artística especial.
Así, el término depresión no apareció hasta el siglo XVII, aunque siempre vinculado a la melancolía. Y no fue hasta las primeras décadas del siglo XX que el concepto de depresión ganó identidad propia, desvinculándose de la melancolía.

VI. NEURASTENIA
Neurosis que se caracteriza por fuertes síntomas depresivos, tendencia a la tristeza y gran inestabilidad emotiva.
La Neurastenia es una fatiga general debida al agotamiento de la energía nerviosa, según el neurólogo americano George Miller Beard (1839-1883).
Este término de origen etimológico griego fue muy usado en el pasado, y en alemán significaba “debilidad nerviosa“.
Etimológicamente el vocablo Neurastenia deriva del griego, y está formado por “neuro” que significa “nervio”, el prefijo “a” que significa “sin” y “astenia” que quiere decir vigor, fuerza,
La Neurastenia se definía como una fatiga general debida al agotamiento de la energía nerviosa por un gasto prolongado y excesivo que ocasionaba debilidad y fatiga en el SNC de la persona que lo padecía.
Pero, fue un neurólogo americano quien realizó la primera descripción a mediados del siglo XIX, y curiosamente la atribuyó a los efectos provocados en el Sistema Nervioso Central (SNC) por los viajes en ferrocarril, poco frecuentes en esa época. Como bien sabemos, desde hace tiempo se ha demostrado la inocuidad de tales viajes.
En el pasado a la Neurastenia se la encuadró dentro de las llamadas Neurosis Orgánicas.
El Psicoanálisis fue el primero en demostrar que gran parte de los cuadros clínicos llamados neurasténicos se debían a causas psíquicas, y demostró además que la Neurastenia era curable.
A los neurasténicos se les describía como personas que se fatigaban física y psíquicamente con facilidad, tenían cefaléas en casco, trastornos intestinales, insomnio, eyaculación precoz, sensación dolorosa en la espalda es decir (raquialgías a las que se les llamaba “irritación espinal”, sin tener nada patológico en la médula espinal), laxitud dolorosa de las articulaciones al despertar, trastornos vaso-motores y sensitivos (parestesias), palpitaciones, sudoración, etc.
Actualmente para referirnos a esta dolencia utilizamos la denominación de Fatiga crónica más que el de Neurastenia

VII. PSICASTENIA
La psicastenia (del griego psyché, “alma” y asthenia, “debilidad”) es una dolencia de la psique caracterizada por fobias, obsesiones, compulsiones y ansiedad. El término ya no se utiliza en el diagnóstico clínico, aunque sigue figurando como una de las diez subescalas clínicas en el MMPI, test de personalidad diseñado para detectar trastornos de personalidad o de conducta.
La subescala 7 del MMPI describe la psicastenia como un trastorno afín al desorden obsesivo-compulsivo, e indica que sus característica son dudas excesivas, compulsiones, obsesiones y miedos irracionales. El psicasténico es incapaz de resistir ciertas acciones o pensamientos. Además de los rasgos obsesivo-compulsivos, la escala indica miedos anormales, autocrítica, dificultades para concentrarse y sentimiento de culpa. La escala marca como rasgo a largo plazo la ansiedad, aunque también funciona en parte como respuesta al estrés puntual.
El psicasténico tiene un control insuficiente sobre su pensamiento consciente y su memoria, lo que le lleva a divagar sin propósito y/o a olvidar qué estaba haciendo. Sus pensamientos suelen ser dispersos y le cuesta mucho organizarlos, por lo que a menudo construyen frases que no se corresponden con lo que quieren decir y resultan ininteligibles para otras personas. El esfuerzo mental constante y el insomnio producen fatiga, que empeora el estado del enfermo. Los síntomas pueden reducirse en gran medida mediante ejercicios de concentración y terapia, dependiendo de si la condición es psicológica o biológica.
El término psicastenia está ligado históricamente a la obra de Pierre Janet, que clasifició las neurosis en psicastenias e histerias, descartando el término neurastenia porque implicaba una teoría neurológica de la enfermedad, cuando de hecho no la había. Las histerias tienen en su origen un estrechamiento del campo de la conciencia, mientras que las psicastenias parten de un trastorno en el sentido de la realidad, una especie de debilidad que afecta a la capacidad para atender a las experiencias cambiantes, ajustarse a ellas y hacerse una idea válida de las mismas. Carl Jung utilizó más tarde los estados histérico y psicasténico como prototipos de las personalidades introvertidas y extravertidas.
Karl Jaspers mantiene el término neurastenia, definiéndolo como una ‘debilidad irritable’, y da como síntomas irritabilidad, susceptibilidad, hiperestesia dolorosa, respuesta anormal a estímulos, dolores corporales, sensación intensa de fatiga, etc. La neurastenia contrasta con la psicastenia, que define, siguiendo a Janet, como una variedad de fenómenos ‘ligados por el concepto teórico de una ‘disminución de la energía psíquica’.’ La persona psicasténica prefiere ‘apartarse de sus semejantes y no exponerse a situaciones en las que sus complejos anormalmente fuertes le resten claridad mental, memoria y equilibrio’. Al psicasténico le falta confianza en sí mismo, es proclive a pensamientos obsesivos, miedos infundados, autoescrutinio e indecisión. Este estado le induce a retirarse del mundo y vivir en ensoñaciones, lo cual sólo empeora las cosas. ‘A la psique le falta en general la capacidad de integrar su vida o de elaborar y manejar sus diversas experiencias; es incapaz de construir su personalidad y hacer cualquier tipo de progreso firme’. Jaspers creía que algunos de los casos más extremos de psicastenia de Janet eran en realidad casos de esquizofrenia.

¿ Cual es el sustrato que condiciona estos conflictos de un estado de ánimo y lo hace insoportable o muy cercano a ello. Seguro que una alteración química domina la arquitectura y la funcion del sistema nerviosos que lo soporta. La interpretación de los síntomas es personal.

15 Mayo 2017

LA MUSICA COMO EXPRESION DEL CONOCIMIENTO

Archivado en: ANATOMIA, FUNCIONES PSIQUICAS — Enrique Rubio @ 20:28

La corteza o córtex cerebral es el tejido nervioso que cubre la superficie de los hemisferios cerebrales, alcanzando su máximo desarrollo en los primates. Es aquí donde ocurren las funciones cerebrales superiores; la percepción, la imaginación, el pensamiento, el juicio y la decisión. Es una delgada capa de materia gris. Esta capa de células conecta con una amplia colección de vías de materia blanca, que son mucho más numerosas y son estas prolongaciones que la conectan con todo el resto del cerebro. Normalmente tiene 6 capas células en su espesor. Esta delgada capa está depositada en las circunvoluciones cerebrales, lo que permite mayor aumento numérico de las células nerviosas que contiene. Si se extendiese, ocuparía unos 2500 cm². Esta capa incluye unos 10.000 millones de neuronas, con cerca de 50 trillones de sinapsis.
La neo corteza o corteza cerebral, localiza una serie de funciones del cerebro que nos hacen ser humanos.
Está localizada en la superficie del cerebro y tiene un espesor de entre uno y cuatro mm, se llama sustancia gris y está en contacto íntimo con la sustancia blanca en alusión a sus colores aproximados.
En la corteza se depositan las células nerviosas que componen la sustancia gris y la sustancia blanca son las prolongaciones de estas células que están envueltas en mielina a la que deben su color
En la corteza del cerebro se alojan las células del sistema nervioso en cantidades de miles de millones.
Para visualizar esas células hay que teñirlas. Lo que permite verlas individualmente. Estas células de la corteza cerebral se localizan en forma de capas.
Con la tinción de las neuronas se vio que tienen un cuerpo llamado Soma del que salen prolongaciones. Las aferentes se llaman Dendritas y las eferentes Cilindroejes.
Los estimulos nerviosos son siempre centrípetos y van desde la dendrita al soma y a los cilindroejes y aquí están la sinapsis, una presinaptica y otra postsinapptica y el mediador del impulso nerviosos son las corriente de acción que desde la dendrita transportan el estimulo hasta el cilindroeje y en la sinapsis se liberan neurotransmisores que permiten que el impuso llegué a la sinapsis postdendriticas.
Las dendritas son como árboles y de hecho la palabra dendrita proviene del griego que significa árbol.
Gracias a las tinciones podemos ver estas células y sus prolongaciones, con el método de Nissen, se tiñen los cuerpos neuronales, mientras que con el método de Golgi se tiñen las prolongaciones de la neurona. Con estas técnicas no se tiñen todas la células, y si algunas, pues de lo contrario no veríamos nada a destacar.
El teñido de las células nerviosas es selectivo. Las neuronas forman un bosque tan denso, donde todo está en contacto con todo.
Las células nerviosas se comportan como un pequeño ordenador. La información llega a través de las dendritas al cuerpo celular o soma, se elabora una respuesta que a través de una prolongación generalmente más larga, el cilindroeje, y son transmitidas a la sinapsis. Aquí se pone en contacto con las dendritas receptoras, pero no directamente, sino a través de un espacio sináptico. A medida que sale información de los cilindroejes se contacta con las células vecinas. En las terminaciones presinapticas, existen unos depósitos de neurotransmisores que “los descarga al espacio sináptico y desde aquí se estimula la neurona postsinaptica, y empieza el proceso de nuevo”.
Cajal con su entusiasmo y su curiosidad dijo “conocer el cerebro es conocer el camino de nuestro pensamiento y de nuestras capacidades”.
El estudio del cerebro nos permite conocer su creatividad y nuestras funciones superiores.
Nosotros somos nuestro cerebro y nuestra capacidad de hacer.
El conocimiento del cerebro no sólo tiene importancia en el desarrollo filosófico y científico, sino que nos permite conocer la patología que lo afecta con frecuencia y buscar su tratamiento.
Antes de conocer un cerebro alterado necesitamos conocer su morfología normal y su función.
La ciencia de nuestro tiempo estudia insistentemente el diseño del cerebro. Su estudio nos llevará al conocimiento de sus circuitos normales y patológicos. Y después a su función.
Las imágenes del universo con sus enormes magnitudes, son superponibles a las imágenes de la microscopía cerebral con sus pequeñas células que se miden por milésimas de micra.

Javier de Felipe forma un grupo heterogeneo de cientificos, que de manera individual, però conjuntandose , intentan entenderlo globalmente.
Como modelo de estudio se está utilizando las células piramidales, que se puede decir son las células principales del cerebro. Y son la principal fuente de conecciones. Necesitamos conocer como esta constituido nuestro cerebro para después expresarlo matemáticamente.
La razón de este estudio son las espinas dendriticas, evaginaciones del citoplasma de las dendritas, que son las vías aferentes de la neurona.
Las células piramidales, se transforman en modelos virtuales a través de la matemática para poder manipularlos con mayor facilidad. Lo que se llama simulación por ordenador.
Las espinas dendriticas que aparecen en una simple prolongación, son estructuras muy complejas que están formadas por más de 500 proteínas y lo importante es que su morfología refleja su función, las que que tienen cabeza grande tienen mayor capacidad de contactar, y cuando se estrechan, la corriente elèctrica, los potenciales de accion, disminuyen.
Se puede decir que cada espina dendrítica se comporta como un ordenador de forma que :
En un cilindro tomado de la corteza cerebral y que tiene 1,5 mm de diametro hay unes 25.000 neuronas piramidales con múltiples dendritas y cada dendrita tiene unes 20.000 espinas, que son equivalentes a miles de ordenadores por cada celula piramidal. Las sinapsis que se establecen en este cilindro alcanzan la cantidad de mil millones
Hay unas espinas de cabeza grande, que tienen gran capacidad de conexión, que son muy estables. La combinación de varios espinas són depósitos de memoria. Otras espìnas, son mas delgadas y son de aprendizaje
Para ver el detalle de la célula, se introduce un micro electrodo y se inyecta una sustancia fluorescente que permite ver las dendritas y sus prolongaciones.
La neurona piramidales son las que tienen mayor número de conexiones dentro del cerebro y son responsables de las funciones cerebrales superiores.
En la enfermedad de Alzheimer las espinas dendríticas desaparecen y al ser portadoras de la memoria, se pierde esta. El conocimiento de las espinas dendríticas su formación y su función nos permitirá reparar la pérdida de esta estructura que ocurren en las enfermedades demenciales.
Hay millones de neuronas piramidales con múltiples dendrites cada una y cada una de esta tiene 20.000 espinas.

El contajé de las espinas dendríticas no se hace directamente, sino por estimación. Los investigadores han fabricado herramientas que cuentan automáticamente el número de espinas en una dendrita. Hasta ahora el contajé de cada espina costaba meses, mientras que con las herramientas de que se dispone se hace en segundos.
El tamaño de las espinas es fundamental para saber la corriente que generan (potenciales de acción), por lo que hay que calcular el volumen y construirlas en tres dimensiones. Se está intentando obtener los valores de lo volúmenes de forma automática.

La disposición de las espinas en un rosal es similar a la disposición de las espinas dendríticas, aunque las espinas del rosal son distintas pues son puntiagudas y de base ancha. Se intento disponer las espinas del rosal de varias formas espaciales y buscar la fórmula matemàtica que expresara su disposición. Los intentos de ver la disposicon en un rosal fallaron. El contaje y disposicion de las espinas, no se puede expressar matematicamente, ni de forma lineal ni elíptica, por lo que se intenta convertirlas en notas musicales y asi darle una disposicon contable.
Los parámetros que componen la disposición, orientación, longitud, forma, disposición de las espinas, asi como las corrientes de accion, se los convirtio en notas musicales,.
Lo que a conseguido Javier de Felipe, es considerar notas musicales las distintas espinas dendríticas, de una dendrita, de una célula piramidal. Y así construye una melodía, que sin ser excesivamente precisa nos puede dar un patrón musical de estas dendritas fundándose en su sonoridad.
Se ha construido una neurona virtual, que ha estudiado un ordenador neuromorfico.
Un programa matemático convierte en notas musicales un fragmento de dendrita piramidal, las espinas dendriticas se han convertido en notas musicales y un arreglo musical, permite obtener una sonoridad bastante clara al interpretarla y se obtiene un sonido que puede constituir una melodia.
El sonido se repite como un morse, en notas con intervalos de silencio
Esto proporciona el sonido de una sola dendrita, y hay que imaginar como suenan todas las espinas de todas las dendritas. Por lo pronto esta técnica es muy limitada pero muy significativa. Y tiene cierta belleza.
Estudia grupos de dendrita de un cerebro de 80 años y otro de 40..
En el cerebro de un paciente de 40 años tiene gran riqueza de notas, porque tiene muchas espinas dendriticas. Por el contrario en el cerebro de un paciente con 80 años, las dendritas tienen menos espinas y por tanto menos sónoridad, mas silencios.
Cuando se activan determinadas espinas dendríticas, los resultados sonoros son distintos a cuando es estimulan otras distintas. Esto hace que dependiendo de la abundancia de espinas, los estímulos que llegan al cuerpo celular sea diferente. Y por consiguiente los resultados seran diferentes.
Una células piramidal es como el conjunto de muchos ordenadores.
El problema es cómo utilizar todas estas dendritas, sus espinas e integrarlas en un ordenador.
Los ordenadores neuromorficos están adecuados a la faena de contar y analizar espinas, ya que los ordenadores ordinarios está muy lejos de tener esta potencia.
Nuestro cerebro al funcionar consume solamente 12 Watios y un superordenador, consume cientos de miles de watios
Aplicando este estudio a la enfermedad de Alzheimer que esta constituïda principalmente, aunque no exclusivamente por dos tipos de proteínas anormales. La beta amiloide y la proteína tau. Se puede estudiar cómo afectan patológicamente a las dendrites estos acumulos anormales de proteïnas
El arte nos ayuda también entender la patología del Alzheimer. El ejemplo lo proporciona el pintor William Utermohlen que pintaba autorretratos y que en 1967 empezó a padecer la enfermedad de Alzheimer. Esta enfermedad empieza en el hipocampo, donde se aloja la memoria inmediata, y desde aquí se expande a otras zonas afectando funciones de aprendizaje y recuerdo. Este pintor fue haciendo autorretratos a medida que evolucionaba su enfermedad y es dantesca la deformacion de las imagenes que el va obteniendo de como se ve a si mismo.
La enfermedad de alzheimer es progresiva y durante unos 20 años permanece con clínica suave con un deterioro cognitivo leve, hasta que el deterioro se hace marcado y muy evidenciable. De forma que morfológicamente se puede ver en los cortes de cerebro de una necròpsia en pacientes con Alzheimer, la extensión y evolución de la enfermedad y relacionarlos claramente con su deterioro cognitivo.
Desde que empieza la enfermedad histologicamente, hasta que se manifiesta en su periodo de estado clinicamente. Pasan los años suficientes, como para aplicar la pobre teràpia de que disponemos, con la posibilidad de que en estos estadios iniciales de la enfermedad, fueran efectivas. Tenemos muchos años para introducir terapias que eviten la evolución del deterioro.
El tener marcadores biologicos para esta enfermedad y su deteccion precoz, permitiria al menos lentificar la enfermedad , en tanto que no aparecen teràpias mas efectivas.
La actividad de detereioro socialmente invalidante tarda mucho tiempo a partir de las primeras lesiones histologicas en los lobulos temporales.
Las lesiones neurodegenerativas, solo dan una clínica manifiesta cuando alcanzan determinada extension, mientras son soportables y poco expresivas.
El estudio se está haciendo inyectando en cerebros normales y patológicos uno marcadores que permiten reconocer como las placas de la enfermedad de alzheimer afectan a las espinas dendríticas. Se trata de ver cómo la placas amiloides afectan a su entorno.
Se ha visto claramente que la placa amiloide bloquea las espinas dendríticas y empobrece al cerebro de estos implantes vitales para la memoria y el aprendizaje. Se ve claramente que alrededor de una placa, las espinas desaparecen marcadamente. Las espinas se tornan más delgadas y menos numerosas. Las placas mutilan las neuronas y la desconectan del resto.
El estudio de cómo actúa la proteína Tau se hace con un sistema similar inyectando una sustancia fluorescente que tiñe de rojo el cerebro y permite ver si tiene o no, la Tau. Ya que puede ver el deposito patologico de esta proteina.
De forma que la proteína TAU no produce disminución de las espinas dendríticas, por lo menos al principio.
A partir de aqui Javier de Felipe con la colaboracion de investigadores y sobre todo de musicos, han hecho partituras en preparaciones del cerebro de pacientes con tau positivo y Tau negativo. La conversión en partitura muestra que los pacientes con tau positivo tiene más silencios y los volúmenes son más pequeños, mientras que la preparaciones sin TAU, son mas sonoras.
La música está sirviendo para obtener datos que no tienen una clara expresion matemàtica.
Cuando aumenta el depósito de la Tau, se pierden las espinas claramente. Y por tanto se pierden las comunicaciones entre neuronas.
Luis Buñuel que también padeció esta enfermedad, tuvo la suficiente claridad de ideas, para decir: Hay que haber comenzado a perder la memoria aunque sólo sea retazos, para darse cuenta que la memoria es la que constituye nuestra vida. Nuestra memoria es nuestra coherencia, nuestra razon, nuestros sentimientos, sin elloos no somos nada.
Un cuarteto intèrpretò la lectura de las música obtenida de las espinas dendríticas, con un exito extraordinario y puede.
La analogía entre el macro cosmo y el microcosmos, tienen tal similitud, que permite la confusión. Multiples pequeños corpusculos en el caso del cerebro, o múltiples inmensos corpusculos en el caso de los planetas que estan enlazados por fibras. Las imagenes, salvando las magnitud, permiten la confusion.
La armonía de los mundos , 1619 es un libro escrito por Johannes Kepler en la ciudad de Linz . El libro contiene la primera formulación de la tercera ley del movimiento planetario .
En Harmonices mundi Kepler intenta explicar los movimientos planetarios con base en un modelo geométrico formado por diferentes poliedros, relacionando estos con escalas musicales.
Kepler intentó fijar las órbitas de los planetas en el interior de poliedros perfectos, o sólidos platónicos , tal como había hecho en una obra anterior, misterium Cosmographicum .
Para gran decepción suya la teoría nunca funcionó y después de haber un gran esfuerzo en esta obra, las abandona diciendo mostrando que es incompatible con las observaciones y las leyes del movimiento planetario deducidas.
En Astronomía Nueva . Kepler intentó describir estos movimientos postulando una fuerza similar al magnetismo que él pensaba emanaba del Sol .
Kepler expuso creia que cada planeta produce un tono musical durante su movimiento de revolución alrededor del Sol y que la frecuencia del tono varía con la velocidad angular de los planetas.
Algunos planetas producen notas musicales constantes: por ejemplo la Tierra sólo varía un semitono con una proporción de 16:15 (o equivalentemente la diferencia entre una nota mi y uno hace entre su afelio y su perihelio ) y Venus varía en un intervalo más reducido de 25:24. Kepler explica su razonamiento para deducir el reducido espacio de tonos propio de cada planeta en términos esotéricos.
«
En momentos muy poco frecuentes todos los planetas podrían tocar juntos en perfecta concordancia. Kepler propuso que esto podría haber pasado una única vez en la historia, quizás en el momento de la creación.
En un libro anterior Astronomía nueva , Kepler había escrito las dos primeras leyes del movimiento planetario . La tercera ley, que indica que el cubo de la distancia media del planeta al Sol es proporcional al cuadrado de su período orbital, aparecía por primera vez en el capítulo 5 de este libro después de una larga discusión en astrología .
Deduzco otra vez que existe un patrón de forma en el Universo para lo grande y lo muy pequeño.
La similitud enorme de distintos corpusculos, rodeados de halos, parecen los mismos modelos pero a distintas escalas.
Cabe una pregunta, si la forma es tan parecida, lo seran tambien las funciones.
¿Funcionarà un cerebro como un universo?

BIBLIOGRAFIA

1.-EL CANTO DE LAS NEURONAS « Enriquerubio.net enriquerubio.net/el-canto-de-las-neuronas
2.- NEUROANATOMIA HUMANA Aspectos funcionales y clínicos. JL Ojeda Sahagun. JM Icardo de la Escalera. MASSON
3.- Cómo Percibimos el Mundo. Ignacio Morgado. Ariel
4.- Escuchar el canto de las neuronas | Baleares | EL MUNDO
www.elmundo.es › España › Baleares18 nov. 2014
5.- valencianews.es/…/musica-y-alzheimer-con-el-canto-de-las-neuronas-en-loceanografi.
5 sept. 2015 - Música y Alzheimer con “El canto de las neuronas” en L´Oceanogràfic
6.- El canto de las neuronas y la enfermedad de - CSIC - 75 Aniversario
www.75aniversario.csic.es/eventos/detalle/…el-canto…las-neuronas-y…/29-10-2014
29 oct. 2014 –
7.- Alzheimer. Eventos: CONFERENCIA ‘EL CANTO DE LAS NEURONAS …
sagradocorazonbiovedrunavalencia.blogspot.com. 11 ago. 2015 - 22/09/15
8.- Melodías para poder detectar el Alzheimer. https://www.sanganxa.com › Otras noticias. 7 sept. 2015 -

8 Mayo 2017

Sobre la felicidad

Archivado en: Emocion y Sentimientos, FUNCIONES PSIQUICAS — Enrique Rubio @ 18:37

La palabra felicidad ha estado de moda durante generaciones, tanto en bocas de poetas, como literatos, amadores y un sinfín de soñadores.
La dificultad de encontrar una definición acertada es evidente. Es más, posiblemente en el entorno intelectual en que nos desenvolvemos es imposible. Al menos que la simplifiquemos.
Ha sido el sueño de Santos;
Felicidad según Santa Teresa
He cometido el peor de los pecados, quise ser feliz
y de poetas;
Felicidad según Borges
He cometido el peor pecado que uno puede cometer. No he sido feliz

Mi definición de felicidad, o al menos la que he repetido tantas veces que la he hecho mía, es:
Felicidad es no tener dolor ni malestar interior.
Esta definición la usaba cuando me dedicaba al tratamiento del dolor que tanto mutilaba y hacia sufrir a los pacientes, quizas por ello, el dolor es un componente importante cuando esta ausente para ser feliz. No se puede ser feliz con dolor.
Cuando me retire de este menester tan terrible, para el paciente pero que también a mi me afectaba, la definición cambio. Ahora dejo para el final del escrito la que utilizo

Mulltiples palabras, conceptos y definiciones hablan de un estado, de interpretación personal del concepto de felicidad. Este concepto esta sometido a la biología y sobre todo, a esa parte de la biología que se llama psicología. De forma pues que puede haber millones de definiciones de lo que es la felicidad.
Y sobre todo está sometida al tiempo, en determinados tiempos la felicidad es más difícil. Porque sin duda alguna está sometida a avatares y a circunstancias no sometidas a nuestra voluntad y conciencia.
Podemos revisar la literatura sobre este concepto, y lo único que conseguiremos sera complicarnos la vida, porque la definición de cada concepto imprime un nuevo concepto a su vez, que suele ser también indescriptible.
Empecemos revisando la literatura, que es lo único que da alguna forma a este concepto impreciso.
La felicidad es una emoción que se produce en la persona cuando cree haber alcanzado una meta deseada.
La felicidad suele ir aparejada a una condición interna o subjetiva de satisfacción y alegría. Algunos psicólogos han tratado de caracterizar el grado de felicidad mediante diversos tests, y han llegado a definir la felicidad como una medida de bienestar subjetivo (autopercibido) que influye en las actitudes y el comportamiento de los individuos. Las personas que tienen un alto grado de felicidad muestran generalmente un enfoque del medio positivo, al mismo tiempo que se sienten motivadas a conquistar nuevas metas.
Los filósofos griegos se plantearon dos preguntas esenciales: qué es la felicidad y qué hace felices a las personas. Sus respuestas dieron lugar a tres posturas diferentes. Por una parte, se encontraban los filósofos como Aristóteles, que afirmaban que ser feliz implicaba lograr la autorrealización y alcanzar las metas que nos hemos propuesto, logrando un estado de plenitud y armonía del alma. Esta corriente filosófica se conoció como eudemonismo. Se puede uno preguntar qué es la autorrealización y sí esta palabra es extrapolable a todas las culturas.
Otro grupo de filósofos afirmaba que la felicidad significaba valerse por sí mismos, ser autosuficientes y no tener que depender de nadie. En este sentido, los seguidores del cinismo afirmaban que todos llevamos dentro los elementos necesarios para ser felices y autónomos pero para lograrlo necesitamos seguir una vida sencilla y acorde a la naturaleza. Esto habría que preguntarlo a personas lesionadas de manera crónica,con manifestaciones físicas y psíquicas de disconfor.
Por su parte, los estoicos iban un paso más allá y afirmaban que solo se puede alcanzar la verdadera felicidad cuando se es ajeno a las comodidades materiales y se sigue una vida basada en la razón, la virtud y la imperturbabilidad. Este concepto es injuriante.-¿ como me puedo acomodar en lo incómodo y además siempre?.
Por último, la tercera corriente de la filosofía griega que se dedicó a analizar la felicidad fue el hedonismo. Para su máximo representante, Epicuro, la felicidad significaba experimentar placer, tanto a nivel físico como intelectual, huyendo del sufrimiento. No obstante, también indicaba que la clave para ser feliz radicaba en evitar los excesos, porque estos terminan provocando angustia. Epicuro apuntaba que se debe cultivar el espíritu sobre los placeres de la carne y que es imprescindible hallar un punto medio. Esto último lo entiendo mejor, el interpretó como una búsqueda diaria y sin interrupción de caminos para huir de los sufrimientos, y aunque me parece más romántico que real por lo menos tiene una forma.
El filósofo o holandés modelo de sensatez, Spinoza, pensaba que para ser felices es necesario que nos despojemos de las cadenas que implican las pasiones y que lleguemos a comprender el mundo que nos rodea, solo así dejaremos de sentir miedo y odio. Los racionalistas afirmaban que la clave radica en conocer la realidad, este conocimiento nos permite aceptar los sucesos y, por ende, ser más felices. Ni mas ni menos que ser consciente de nuestro subconsciente. Tener conciencia plena, de mi interior y del exterior y poder controlarlos.
A mediados del siglo XIX surgió una corriente filosófica muy interesante denominada “Nuevo Pensamiento” para la cual la felicidad era una actitud mental, una decisión. Según estos filósofos, todos estamos buscando constantemente un camino que nos permita ser más felices, pero la clave radica en aceptar nuestra condición, nuestra historia de vida y nuestro pasado. Cuando tomamos esa decisión conscientemente, nos acercamos a la felicidad.
Matthieu Ricard, un biólogo molecular que dejó su carrera para abrazar el budismo, nos desvela otro de los secretos de la felicidad. Ricard recibió el título del “hombre más feliz del mundo” cuando neurocientíficos de la Universidad de Wisconsin escanearon su cerebro y obtuvieron resultados que lo situaban muy por encima de los demás en la escala de felicidad. Según Ricard, el altruismo y la aceptación del presente son las claves para alcanzar la felicidad auténtica, pero es necesario ser perseverantes a lo largo del camino. También indica que debemos focalizarnos en nuestro interior, en vez de concentrarnos en el exterior, e ir poniendo en práctica pequeños cambios que nos proporcionen alegría interna.
Me gustaría preguntar al Dr. Ricard, como puedo ver en mi interior, lo desapacible. Que órgano de los sentidos utilizó para ello, y en qué lugar, y durante cuánto tiempo. Desde luego haciendo cursos acelerados en grandes ciudades sobre meditación “no”. Les aseguro que esto es útil el primer día el resto de los días es una falacia.
Mihaly Csikszentmihalyi, considerado el investigador más importante del mundo en el ámbito de la Psicología Positiva, cree que la felicidad es un producto, el resultado de un estado de flujo. El flujo sería una experiencia en la cual nos mantenemos muy motivados, absortos en lo que estamos haciendo, hasta tal punto que perdemos la noción del tiempo. Cuando ese estado de flujo representa un reto y conduce al crecimiento personal, también nos reporta satisfacción y felicidad. Que la vida es un flujo continuo está claro, ppero con unas fluctuaciones dependientes de agente concienciables y no concienciables. Y cuando no se conciencia un patógeno es muy difícil evitarlo.

Nietzsche, admite que el ser humano no ha sido concebido para ser feliz, sino que está destinado a sufrir. Los modernos estudios de Tracey, demuestran que en la inflamación crónica determinadas citosinas, imprescindibles para la curación, inducen depresiones. El equilibrio es imprescindible, pero éste está relacionado con el manejo que hace el sistema vegetativo del hombre sobre circunstancias externas cambiantes. Y como la reacción de nuestra biología modifica nuestra genómica y la hace comportarse de manera inadecuada. Lo que podríamos llamar epigenética.

El concepto de felicidad no es una idea meramente filosófica exenta de repercusiones en nuestra vida cotidiana. De hecho, la imagen que tengamos de la felicidad influye en nuestra actitud ante la vida e incluso puede hacer que seamos más o menos felices.
A grandes rasgos, se puede hacer referencia a tres grandes posturas sobre el concepto de felicidad, posturas que provienen de las grandes corrientes filosóficas pero que se han popularizado y forman parte de las creencias de muchas personas.
 Escépticos: son aquellos que están convencidos de que la felicidad no existe o es imposible alcanzarla por lo que ni siquiera la buscan.
 Limitados: son quienes afirman que no existe la felicidad sino momentos felices por lo que debemos darnos por satisfechos las pocas veces que esta toca a nuestra puerta.
 Optimistas: son personas que piensan que la felicidad existe y se puede conquistar de manera definitiva.
Dependiendo de la postura que asumamos, desarrollaremos una actitud más o menos proactiva ante la vida, esperaremos a que la felicidad toque a nuestra puerta o, al contrario, saldremos a buscarla.
En este sentido es particularmente revelador un experimento realizado en la Universidad de Hertfordshire. Estos psicólogos reclutaron a un grupo de personas y las dividieron en aquellas que creían que eran afortunadas y las que creían que tenían mala suerte. A todas se les propuso la misma tarea: contar el número de fotografías que aparecía en un periódico.
Curiosamente, quienes creían que tenían buena suerte terminaban en apenas unos segundos, mientras que quienes consideraban que eran desafortunados invertían mucho tiempo en terminar la tarea. La diferencia estribaba en que las “personas afortunadas” veían inmediatamente un anuncio que señalaba: “deje de contar, el periódico tiene 43 fotografías”. Las “personas desafortunadas” no vieron este anuncio y contaron las fotografías hasta el final.
Este experimento nos indica que la buena o la mala suerte también es una cuestión de actitud, de estar abiertos a las oportunidades. Obviamente, lo mismo vale para la felicidad. Creo que esto es una simpleza, y es veraz sólo en el momento del experimento. Pero pasado el experimento, esto nos sirve para nada, salvo para ser publicado. Esto ocurre en solo momento. Si me creo desgraciado mi elección será desafortunada. No diferente a la elección que sucede a la ingesta de drogas, también es desafortunada e incierta.
Para acercarnos al campo romántico nos es válida la aceptación de la felicidad como un estado de satisfacción plena, una definición simple pero que tiene profundas implicaciones desde el punto de vista práctico:
 La felicidad es un estado subjetivo, cada persona la experimenta de una manera distinta
 La felicidad puede estar provocada por diferentes cosas o situaciones, dependiendo del significado que cada persona le confiera a estas
 La felicidad puede ser un estado duradero, pero también puede caducar.
 Esto se puede entender con más facilidad acerca de la felicidad: sólo que no tiene ninguna utilidad;
 . Depende de cada persona, su origen es plural y su duración es incalculable
Quizás el concepto de que la felicidad no es una meta, sino un camino a recorrer. Es más conservador y está algo más en nuestras manos.

Definiciones de la felicidad.
Una serie de definiciones sobre esta entidad son sobrecogedoras, pero no tienen más veracidad que un cuento de niños.
“Felicidad según Santa Teresa, He cometido el peor de los pecados, quise ser feliz”. Santa Teresa, modelo de Santa y de enamorada de Dios, dice esto porque a ellá no le interesa la felicidad, le interesa el sufrimiento que la acerca a Dios y esa es su realización. Es el aprendizaje del amor a Dios. Tiene una mente plena de la búsqueda de Dios
“La felicidad según Borges He cometido el peor pecado que uno puede cometer. No he sido feliz”. El bueno de Borges, patinó sentimentalmente toda su vida. Y estuvo también obsesionado con el desacierto. Sin embargo me parece acertado en otras afirmaciones.
“Yo no hablo de venganzas ni perdones, el olvido es la única venganza y el único perdón. Al cabo de los años he observado que la belleza, como la felicidad, es frecuente. No pasa un día en que no estemos, un instante, en el paraíso”.
Múltiples definiciones sobre felicidad no son disarmónicas, es cuestión de palabras, el sentido siempre es el mismo:
.
Existen dos maneras de ser feliz en esta vida, una es hacerse el idiota y la otra serlo.
Sigmund Freud (1856-1939) Médico austriaco.
¿Qué hace falta para ser feliz? Un poco de cielo azul encima de nuestras cabezas, un vientecillo tibio, la paz del espíritu.
André Maurois (1885-1967) Novelista y ensayista francés.
Sería muy poco feliz si pudiera decir hasta qué punto lo soy.
William Shakespeare (1564-1616) Escritor británico.
Si quieres ser feliz, como me dices, no analices, muchacho, no analices.
Joaquín Bartrina (1850-1880) Poeta español.
Nadie puede ser feliz si no se aprecia a sí mismo.
Jean Jacques Rousseau (1712-1778) Filósofo francés.
Dad al hombre salud y metas a alcanzar y no se detendrá a pensar sobre si es o no feliz.
George Bernard Shaw (1856-1950) Escritor irlandés.
Las personas felices no tienen historia.
Simone de Beauvoir (1908-1986) Novelista e intelectual francesa.
No eres ambicioso: te contentas con ser feliz.
Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.
El hombre feliz es más raro que un cuervo blanco.
Juvenal (67-127) Poeta satírico romano..

Para terminar provisionalmente, podría concluir diciendo que los tiempos que estamos viviendo la felicidad es un romance mas que un acierto.
Periódicamente acepto una definición de este concepto y en la actualidad me vale el de:
“Felicidad es aguantar.”

19 Abril 2017

LA OBSESION EN LA CONDUCTA

Archivado en: FUNCIONES PSIQUICAS — Enrique Rubio @ 19:29

LA OBSESION EN LA CONDUCTA

Freud tenia razon al decir que parte de lo que decimos o hacemos en un momento tiene un antiguo substrato. Esta acumulado bajo el consciente y aflora cuando puede o lo solicitamos de manera no muy comprensible..

Hace unos dias hablando con un alto ejecutivo de Ayuntamiento, le oía decir. Todos entran, los Alcaldes, muy pasivamente, dulces y bondadosos y escuchan a muchas o a algunas gentes y poco a poco se les va viendo virar, volverse prepotentes, duros, altaneros, no soportadores de contradicción y tendentes al trasiego de las famosas bolsas de dinero, que siempre saben a donde llevarlas, y contagiar o ser contagiados por sus colaboradores. Eso lo aprenden pero que muy bien.
Esto se les nota en la cara, a todos se nos nota en la cara nuestras acciones y nuestras intenciones. La cara es la parte de nuestra biologia que esta mas inervada y mas musculadas y nuestros gestos son claramente expresión de nuestro sentimiento y por supuesto de nuestras emociones. Los musculos de las cara tienen una especial inervación. No sabemos como estamos expresando nuestros sentimientos, al menos que hagamos un curso de espias. De forma que alguien que no sea muy tonto, ni muy joven, sabe leer estas caras.
Excepcionalmente nos engañan. Todos sabemos, cuando nos miente alguien, que cantidad de mentira esta diciendo, cuantas medallas menos de las que dice, tiene y casi siempre lo juzgamos como mas malo de lo que es. Somos expertos en detectar cara de malhechores. Y sobre todo cuando hay una epidemia de ellos, como ocurre en nuestros tiempos.
No se me olvide el tono de voz y su dureza, que es un atributo que utilizan para darse énfasis o postín. Mi Madre que tenia un gran sentido del humor, cuando veía a una estirada o estirado casi siempre mujer, decía mirándome y gesticulando ” Date postin Trinidad. Ya me lo estoy dando mama”
Pero lo terrible es que ellos no se dan cuenta que los estamos calando, que sabemos que son una gran parte de mentira y que además contribuyen a generar una suspicacia.
Nuestra biologia que esta muy bien hecha, necesita saber en cada momento que estado de contracion y posición tienen nuestros musculos y en consecuencia como estan posicionadas nuestras articulaciones. Si no sabemos que la rodilla esta erecta y los musculos flexores y extensores en la correcta postura, perdemos el equilkibrio y caemos. Y esto ademas es inconsciente, es un automatismos no necesitamos pensar en ello. Y se debe a unos corpúsculos que existen en las fibras musculares que mantienen informado al cerebro del estado de contracción y posición de los musculos. Esto se llama propioceccion
Pero esto no ocurre en los musculos de la cara. No existe este tipo de sensor y por tanto nuestro cerebro no esta informado de si estamos serios, sonrientes, enfadados o cualquier otra cualidad de nuestra psique. Solo si uno se entrena, consigue manifestar voluntariamente un estado de ánimo.
Esto hacen esos que no se dan cuenta que sabemos que son embusteros, ladrones, petulantes y muchas mas cosas.
Los seres humanos sabemos reconocer los gestos de otras personas, podemos identificar las emociones solo mirando a la cara de alguien. Podemos no conocer ni siquiera a ese alguien, pero eso no impide que hagamos hipótesis de cómo se siente y en que en muchas ocasiones acertemos. Esto se debe a las neuronas espejo, que se disparan de la misma forma cuando realizamos una acción que cuando observamos a alguien realizarla. El hecho de que nuestro cerebro reaccione igual, explica el aprendizaje por imitación, la emulación y también la empatía, ya que vivimos la acción de otro como nuestra y nos ayuda a comprenderla.
Las neuronas en espejo fueron descubiertas en monos, por el equipo de Rizzolatti , las identificó por primera vez en la especie Maccaca nemestrina y se localizaron en la corteza premotora, la cual está especializada en planificar, seleccionar y ejecutar movimientos.

Me cuesta mucho trabajo, pensar, que el hombre es malo, que básicamente tiene mala intención. Me es más fácil pensar, que la maldad tan habitual en el hombre, es producto de que :
No está terminado todavía.
Esta enfermo
O ambas cosas.
El ciudadano de a pie, le cuesta el trabajo entender que tras conseguir una democracia, durante muchos años perseguida, nuestros representantes no se pongan de acuerdo y además en cuanto tiene ocasión tiene un comportamiento delictivo.
Ello están dotados de una buena capacidad expresión y son capaces de discutir lo indiscutible y pese, a que la justicia los está persiguiendo y sentando en el banquillo, rara vez devuelven lo robado.
Sin embargo en la España que conozco rara vez se había aplicado la justicia a tanta gente principal. Es muy posible que esto no sea suficiente, pero si ha comenzado. Esperemos que continúe.
El cuadro obsesivo compulsivo, es uno de los más frecuentes en el hombre.
Las drogas de una manera genérica y a lo largo de muchos años han posicionado la conducta del hombre.
Cuando los hebreos atraviesan el desierto, huyendo de los egipcios, tomaban o esnifaban, un hongo alucinógeno que obtenían del interior de los pozos. Necesitaban un estímulo que controlará su angustia. A partir de aquí y posiblemente desde mucho antes. La adicción a cualquier tipo de droga se hizo imprescindible para la vida, y lo es más cuando el hombre está inmerso en problemas.
Su adicción repetitiva es plural, pero tiene preferencias y la primera de ellas es al poder y a todo lo que lo proporciona. Dinero, nunca tiene suficiente y pase lo que pase quiere cada vez más. No lo necesita, no tiene en que gastarlo, no le queda vida para gastarlo. Pero quiere tener mas, aunque la forma que utilice para adquirirlo le conduzcan inevitablemente a su torpeza moral y a la justicia.
Pero hay mucha más obsesiones.
El sexo
La agresión de pareja
La agresión sexual a los niños
Los timos informaticos
Y podríamos describir muchas cosas más, a las que el hombre es adicto.
El hombre se adiccióna a múltiples cosas, porque tiene un interior inestable , que se manifiesta por angustia, o inquietud, o malestar en general y busca remedio para equilibrar estas molestias. Y además no es consciente de esto. Es una enfermedad, que va tomando nombres de una enorme variedad de exprersion de sus molestias . No distinta de las manifestaciones clínicas de las neurosis obsesiva. Y al igual que en esta, parece que el hombre no tiene capacidad para redimirse. Su libre albedrio no le permite voluntariamente controlar su inquietud
Después de la revolución industrial, el paradigma de enfermedad cambio.
Ya no se muere de peste, el desarrollo de la sanidad ha inhibido las grandes epidemias y además el número de gente que pasa hambre aunque sigue siendo alto, esta disminuyendo claramente, sobre todo desde que la producción de todo aumenta.
Sin embargo se está desarrollando y de forma progresiva la enfermedad crónica. Que va desde la diabetes, la obesidad, hipertensión, dislipemia, enfermedades desmielinizantes, fibromial y un largo numero de enfermedades, algunas de las cueles son nuevas.
En nuestro tiempo la interaccion entre la inflamación y el cerebro parecen impulsar el desarrollo de la depresión y pueden contribuir a la no respuesta a los tratamientos antidepresivos actuales. Datos recientes han aclarado los mecanismos por los cuales los sistemas inmunitarios innatos y adaptativos interactúan con neurotransmisores y neurocircuitos y aumentan el riesgo de depresión.
Ya estas enfermedades no matan, ni siquiera acortan la vida. Pero son terriblemente invalidantes y costosas.
La única forma que tienen la medicina en nuestros tiempos es tratar cada una de las enfermedades de forma individual. Es lo único que podemos hacer. Y es bastante y consigue muchas cosas ; que la gente viva más tiempo e incluso el cáncer se controla con cierto éxito.
Pero no es concebible que se trate una por una cada una de las enfermedades crónicas. Esto se hace eterno e insoportable.
Necesitamos desarrollar, mecanismos reparadores que posee nuestro organismo, para controlar de una manera más sencilla y breve nuestras patologías crónicas.
Es sorprendente que hayamos llegado, al conocimiento profundo de la patología celular. Y sin embargo el origen de esta patología permanece oculto. Tenemos grandes dificultades para encontrar el origen, o el causante primero que pone en marcha la patología.
Los trabajos de Kevin Tracey, me parecen alentadores. La estimulación del vago es capaz de modificar patologías que alteran la inmunidad, la depresión, la cefalea, e incluso modificar el curso del cáncer. Y todo esto se debe a que el nervio más largo de nuestra economía el vago no está haciendo bien su papel. Hasta el punto que cuando se le ayuda, estimulación eléctrica sí que lo hace y nos devuelve la salud.
Da un poco de miedo ilusionarse con que algo tan sencillo como estimular el vago, pueda remediar gran parte de la patología de nuestro tiempo.
El sistema parasimpático es tan amplio que cuando se estudia su anatomía , se llega a la conclusión “este sistema tienen muchas utilidades” y además la gran mayoría de ellas permanecen ocultas a mi conciencia . Se le ha llamado la autopista del cerebro. Y parece acertada esta definición y se extiende tan ampliamente que evidentemente su labor debe ser muy compleja.
Los médicos conservadores nos reíamos muchos de la filosofía Budista, potenciar los centros de energía, por medio de la meditación y maniobras que potenciaban los Chacras o centros de energia. Y ahora nos damos cuenta que cuando respiramos estimulados el vago de una manera similar a cuando estimulamos eléctricamente en el cuello.
Es evidente que la estimulación del vago es más eficaz que las maniobras biológicas para estimularlo, respiración,meditación, masajes corporales, pero estas maniobras antiguas continúan siendo útiles cuando se las ejecuta con sabiduria.
Cabe preguntarse ,l porqué de una manera relativamente brusca, el vago ha perdido fuerza o efectividad y no es capaz de controlar sistemas como el inmunitario.
Quizás a disminuir y casi desaparecer las epidemias microbianas, donde un germen causaba una enfermedad y está era letal con mucha frecuencia, aparecieron germenes diferentes que no actuaban solos, sino acompañado de una serie de patógenos que le preparaban el camino. (”metaflammation”), vinculado a los inductores (en general como “anthropogens”) asociados con los cambios en el estilo de vida, sugiere una base subyacente para la enfermedad crónica que podría proporcionar una equivalente del siglo 21 de la teoría de los gérmenes.
Estamos pues ilusionados con la idea que la reparación del sistema parasimpático no podía ayudar a conseguir la homeostasis, de una manera más sencilla.
La visión conjunta y extensa de la patología de nuestro tiempo, será equivalente al concepto humanista del conocimiento. Hace falta verlo todo en conjunto, cada parte no es suficiente para explicar él todo.

6 Marzo 2017

MIS NIETOS PIENSAN MEJOR QUE HABLAN

Archivado en: FUNCIONES PSIQUICAS — Enrique Rubio @ 21:30

victor-y-olivia

Qué es primero el pensamiento o el habla en los niños.
Tengo cinco nietos, dos de ellos son gemelos y acaban de cumplir dos años. Tengo que admitir que son objetos de mi atención, mucho más de lo que lo que lo son los otros tres. Quizás porque son más pequeños y gemelos y los tengo conmigo más tiempo que a los demás.
Que es primero la ideación o la capacidad motorica en los niños.
Como yo lo cuento:
Desde hace un año, ahora tienen dos, mis nietos tienen un lenguaje, el lenguaje de los niños. Hablan y hablan sin que logramos entenderlos. Parece que el mensaje es interesante, largo y con una mímica tan extraordinaria, que parecen tener razón.
Hace unos días, Víctor, con un juguete de su prima mayor decía “ no pila, no la la”. Estaba clarísimo, al muñeco se le habían agotado las pilas y no podía cantar en la la. El pensamiento estaba absolutamente elaborado y terminado.
El pensamiento no se podía perfeccionar, pero si el lenguaje. Que le faltaba una construcción Ortodoxa.
“como las pilas se han agotado, el muñeco no puede cantar la la”.
El lenguaje para ellos tiene más dificultades que la ideación.
Cabe preguntarse si en la evolución de los homínidos, la organización del pensamiento fue anterior a la acción motorica y por supuesta la verbal.
Lo he visto en estos niños en anteriores ocasiones, me parece claro que la ideación siempre la tienen clara, pero su falta de verbalización impide que los demás lo entiendan. Pero ellos no se conforman e insisten. Y lo hacen porque lo que tienen que decir está bien ideado, y además ellos se dan cuenta que tienen que repetir la frase porque los demás no lo entienden.
Y además porque por encima de todo quieren conseguir lo que se les antoja. Quizás sea este el mayor estímulo para conseguir perfeccionar lo que sea.
Si no tengo ideas, no puedo expresarlas
Pero si las tengo y tengo dificultaba la expresión, sólo me cabe repetirlas.
Repetir y repetir hasta acertar y emitir unos sonidos como unos adultos creen que deben ser. Pero la idea, está ahí, solo me queda, poder emitir, lo que he fabricado
Esto sería anecdótico, si ocurriera sólo una vez, pero ocurre cada día y cada día aciertan más diciendo lo que quieren decir.
Es más fácil entonces fabricar el pensamiento y las ideas, de lo que lo es fabricar la motricidad, sea del habla o sea del resto de la función motorica.
El problema lo tiene el adulto, que cuando intenta comprender esto, puede entender la motricidad. Un estímulo externo, estimula una neurona y está proporciona una respuesta. Lo que se llama el arco reflejo. Pero esto es sólo para los automatismos de huida o de defensa, para los reflejos. Cuando forma parte del cortejo motor de la emoción. Pero cuando la emoción constituida, forma parte de un contexto social. Necesita la elaboración de un mensaje mucho más elaborado, y entonces necesita de otras zonas del cerebro que coordinen la respuesta.
El cerebro tiene más facilidad en elaborar un pensamiento que en ejecutarlo.
De forma pues que esto es más complejo de cómo lo estamos viendo.
Cuando vemos un acontecimiento similar, entendemos y muy bien lo que ocurre, pero lo que no entendemos también es como ocurre.
Qué parte piensa, que piensa y como lo pone en marcha.
El pensamiento en el ser humano está por encima del resto de los actos. Y posiblemente un pensamiento elaborado es capaz de conseguir una buena motricidad en todo sentido, salvo patología añadida.
Pero seguro que un deseo mas o menos perfilado y una insistencia es capaz de conseguirlo todo. Otra cosa es si esto va por focalidades o trabaja todo el cerebro en conjunto.
Los estimulos transportados por los sentidos, se estructuran desde el tercio posterior del cerebro, pasando por el lóbulo límbico y desde aquí al lóbulo prefrontal. Y este elabora la respuesta motora . La Percepcion-Accion.
Pero el deseo, donde está. Si está en alguna parte seguro que puede seguir el camino de vuelta. Sensacion –Accion. Lo deseo, lo pido e insisto. Si sale mal una vez, lo repetiré, no por hacerlo bien, sino por conseguirlo.
Esto o algo muy parecido tuvo que ser el instigador de la evolución.
Una idea, un camino y conseguiré lo pensado.
Ganas de hacer. Querer hacer. Una motivación y ya elaborare las herramientas para obtener lo que deseo. Consciente o incoscientemente.

Entradas más antiguas »

Gestionado con WordPress