Enriquerubio.net

21 Abril 2018

AUTOINMUNIDAD 1

Archivado en: INFECCION Y DEPRESION, INFECCIONES E INFLAMACION, INFFECCIONES — Enrique Rubio @ 20:36

La autoinmunidad 1.

la enfermedad autoinmune es una respuesta inmunitaria exagerada contra sustancias y tejidos que normalmente están presentes en el cuerpo. esta causada por el sistema inmunitario, que ataca las células del propio organismo .
Se producen en general, por la suma de factores ambientales y genes específicos. sólo un 10%de personas con una mayor susceptibilidad genética desarrollan la enfermedad, lo que sugiere un fuerte desencadenante ambiental, que afecta también al progreso y pronóstico de la enfermedad. la teoría actual es que los antígenos absorbidos por el intestino pueden estar involucrados.3
Cuando fueron identificadas hace más de un siglo, se las asoció a virus y bacterianas, por el parecido de los antigenos o, más correctamente, epítopos) “imitación molecular”, (de los microorganismos y autoantígenos. se produce entonces una respuesta inmunitaria contra el antígeno, y una reacción cruzada con autoantígenos dando lugar a la aparición de procesos autoinmunes. una vez activados estos procesos, la respuesta autoinmune se hace independiente al desencadenante ambiental y, el proceso se autoperpetúa y se vuelve irreversible.4
Otra teoría llamada “efecto transeúnte”. afirma que los microorganismos exponen autoantígenos al sistema inmunitario por medio del daño directo a los tejidos durante la infección activa.4
En el contexto actual puede ocurrir que el aumento de la higiene y una falta de exposición a diversos microorganismos son responsables de la epidemia de enfermedades autoinmunes que se está experimentando desde los años sesenta-setenta.
Se considera en general que la inmunidad adaptativa y el desequilibrio entre las respuestas de th1, th2, th17 y linfocitos t reguladores, son elementos clave en el desarrollo de enfermedades autoinmunes.4
Gran importancia se está dando a la alteración de la permeabilidad intestinal y se está implicando en el desarrollo de un creciente número de enfermedades, entre ellas las enfermedades autoinmunes, en las que el aumento de la permeabilidad intestinal permite el paso de antígenos desde el intestino a la sangre, produciendo una respuesta inmune que puede dirigirse contra cualquier órgano o tejido, en individuos predispuestos genéticamente.3
Se cree que, el aumento de la permeabilidad intestinal aparece antes que la enfermedad y provoca una anormalidad en la exposición al antígeno que desencadena el proceso multiorgánico causante del desarrollo de enfermedades autoinmunes.3
El primero consiste en una susceptibilidad genética del sistema inmunitario a reconocer, e interpretar de un modo potencialmente erróneo, un antígeno ambiental presentado dentro del tubo digestivo. en segundo lugar, debe haber una exposición al antígeno. finalmente, el antígeno debe ser presentado al sistema inmunitario, tras su paso a través de la barrera intestinal, que normalmente es bloqueado cuando ésta funciona correctamente. el epitelio intestinal es la superficie mucosa más grande del organismo e interactúa con el entorno. cuando la mucosa intestinal está sana, con la permeabilidad intacta, constituye la principal barrera para evitar el paso de macromoléculas (nutrientes incompletamente digeridos y ciertas bacterias intestinales). cuando la permeabilidad intestinal está dañada (aumentada), la barrera intestinal pierde su función protectora y pasan al torrente sanguíneo moléculas que no deberían pasar, provocando la aparición de reacciones inmunitarias.3
Otro factor crítico para la capacidad de respuesta inmunológica intestinal es el complejo mayor de histocompatibilidad. los genes de la de clases I y II codifican para glicoproteínas que enlazan péptidos y este complejo HLA-péptido es reconocido por ciertos receptores de linfocitos t en la mucosa intestinal. la susceptibilidad a desarrollar al menos 50 enfermedades se ha asociado con alelos específicos HLA de clase I y II.3
Los dos factores más potentes que provocan aumento de la permeabilidad intestinal son ciertas bacterias intestinales y la gliadina (fracción proteica del gluten),3 independientemente de la predisposición genética, es decir, tanto en celíacos como en no celíacos.56 otras posibles causas son la prematuridad, la exposición a la radiación y la quimioterapia.3
La siguiente hipótesis resume los tres puntos clave que explican la patogénesis de las enfermedades autoinmunes:4
Las enfermedades autoinmunes implican una comunicación errónea entre la inmunidad innata y la inmunidad adquirida.
Los efectos de imitación molecular o transeúntes no pueden explicar por sí solos los complejos mecanismos que participan en la aparición de las enfermedades autoinmunes. más bien, para perpetuar el proceso de la enfermedad, parece necesaria la estimulación continua por medio de antígenos no propios (desencadenantes ambientales). esto implica que la respuesta autoinmune pueda ser en teoría detenida y posiblemente invertida, si se elimina el desencadenante o desencadenantes ambientales.
Además de una predisposición genética y la exposición al factor ambiental desencadenante, el tercer elemento clave necesario para desarrollar la autoinmunidad es la pérdida de la función protectora de las barreras que la puerta de entrada.
CLASIFICACIÓN
ENFERMEDADES AUTOINMUNITARIAS SISTÉMICAS (no órgano específicas): se producen cuando los anticuerpos atacan antígenos no específicos en más de un órgano en particular. así, existe un grupo de enfermedades que, a pesar de tener algunos antígenos específicos de algunos órganos, no presentan exclusividad para estos, como por ejemplo la polimiositis. el mejor ejemplo para este tipo de enfermedades es el lupus eritematoso sistémico, que tiene una mayor frecuencia en mujeres en la mitad de su vida.
SÍNDROMES LOCALES (ÓRGANO ESPECÍFICAS): puede ser de carácter endocrino (diabetes mellitus tipo 1, enfermedad de addison, tiroiditis de hashimoto, etc.), dermatológico (pénfigo vulgar), o hematológico (anemia hemolítica autoinmune), e involucra un tejido en particular.
específicas de órgano
anemia perniciosa
atrofia gástrica
cirrosis biliar primaria
colangitis esclerosante primaria
colitis microscópica
colitis linfocítica
colitis ulcerosa
diabetes mellitus tipo 1
enfermedad de crohn
enfermedad de graves
hepatitis autoinmune
miastenia de lambert-eaton
mastitis granulomatosa idiopática
miastenia gravis
mixedema primario
narcolepsia
neuropatías
oftalmía simpática
pénfigo vulgar
síndrome de goodpasture
síndrome de miller fisher
tiroiditis de hashimoto
uveítis
multiorgánicas o sistémicas
artritis reumatoide
artritis reactiva
algunas dermatitis
enfermedad celíaca
enfermedad de behçet
enfermedad de whipple
esclerodermia
esclerosis lateral amiotrófica
esclerosis múltiple y su variedad enfermedad de devic
síndrome de hughes-stovin
espondiloartropatía
fibromialgia
fiebre reumática
granulomatosis de wegener
lupus eritematoso sistémico
síndrome antifosfolípidos o síndrome de hughes
policondritis recidivante
polimiositis y dermatomiositis
polirradiculoneuropatía desmielinizante inflamatoria crónica
psoriasis
púrpura trombocitopénica inmune
sarcoidosis
síndrome de fatiga crónica
síndrome de guillain-barré
síndrome de sjögren
vasculitis sistémica
vitiligo
parece que no existe ninguna enfermedad que no este asociada a una enfermedad autoinmune
REFERENCIAS
National institute of environmental health sciences (niehs). «autoimmune diseases». consultado el 18 de septiembre de 2017.
Fasano, a (2011 jan). «zonulin and its regulation of intestinal barrier function: the biological door to inflammation, autoimmunity, and cancer». physiol rev 91 (1): 151-75. pmid 21248165. doi:10.1152/physrev.00003.2008.
Fasano, a (2009). «conocimiento del diálogo de interacción entre el microbio y el hospedador». ann nestlé 67 (1): 9–18. doi:10.1159/000225912.
Hollon, j; puppa, el; greenwald, b; goldberg, e; guerrerio, a; fasano, a (2015 feb 27). «effect of gliadin on permeability of intestinal biopsy explants from celiac disease patients and patients with non-celiac gluten sensitivity». nutrients 7 (3): 1565-76. pmid 25734566. doi:10.3390/nu7031565.
Fasano, a (2012 oct). «intestinal permeability and its regulation by zonulin: diagnostic and therapeutic implications». clin gastroenterol hepatol 10 (10): 1096-100. pmc 3458511. pmid 22902773. doi:10.1016/j.cgh.2012.08.012.

ES LA PROTEINA C REACTIVA UN BUEN MARCADOR DE LA INFLAMCION

Archivado en: INFFECCIONES — Enrique Rubio @ 20:10

ES LA PROTEINA C REACTIVA UN BUEN MARCADOR DE LA INFLAMCION
Necesitamos un elemento, buen marcador de la inflamación crónica. Conocemos multitud de factores que marcan la inflammation de manera específica, pero existen pocos que hablen de inflamación crónica global y sobre todo destinados al reconocimiento de las enfermedades autoinmunes, causa da multitud de patógenos de todo tipo, que aumentan cada día y con los que convivimos.
Hace ya bastantes años que conocemos la proteína C reactiva, pero cuando apareció nos parecio un marcador importante de la inflamación. Quizas seria conveniente revisar el tema por si la PCR sigue siendo eficaz
Esta proteína desde hace ya algún tiempo se la considera un marcador fiable de la inflamación. Recientes trabajos muestran que no tienen que ser para mal, sino que puede ser una proteína protectora.
Me limito a describir las dos opiniones recogidas de la literatura reciente.

Es una proteína plasmática circulante, que aumenta sus niveles en respuesta a la inflamación (proteína de fase aguda). El rol fisiológico de esta proteína consiste en unirse a la fosfocolina expresada en la superficie de las células moribundas o muertas, y a algunos tipos de bacterias, con el fin de activar el sistema del complemento, por la vía del complejo C1Q.1
Es sintetizada por el hígado en respuesta a factores liberadores y por los adipocitos.2 3 Es miembro de la familia de las pentraxinas.2 No debe ser confundida con el péptido C ni con la Proteína C.
La PCR es miembro de la clase de reactivos de fase aguda o proteína de fase aguda y su nivel aumenta dramáticamente durante los procesos inflamatorios que ocurren en el cuerpo. Este incremento se debe a un aumento en la concentración plasmática de IL-6, que es producida por macrófagos,2 células endoteliales y linfocitos T, como también lo hacen los adipocitos.3 La PCR se liga a la fosfocolina de los microorganismos. Se piensa que colabora con el complemento ligándose a células extrañas y dañadas, y que realice la fagocitosis hecha por macrófagos, quienes expresan un receptor para PCR. También se cree que desempeña un papel importante en la inmunidad innata, como un sistema de defensa temprano contra infecciones. La PCR aumenta hasta 50.000 veces en estados inflamatorios agudos. Se eleva sobre su nivel normal dentro de las 6 horas siguientes y alcanza el pico máximo en 48 horas. Su vida media es constante, y por ello la principal forma de medir sus niveles, es mediante la determinación de la tasa de producción (y por lo tanto la gravedad de la causa precipitante). El amiloide A sérico es un marcador de fase aguda relacionado, que se eleva rápidamente en circunstancias similares.2 Además se ha demostrado que sus niveles se incrementan en los episodios agudos coronarios, significando un mal pronóstico tanto a corto como a largo plazo.4
La PCR se usa como marcador de inflamación.2 La medición de los valores de la PCR puede servir para determinar el progreso de una enfermedad o la efectividad del tratamiento. Para su análisis se requiere de suero o plasma heparinizado. Hay varios métodos analíticos para determinar la PCR, cómo por ejemplo el ELISA, la inmunoturbidímetría, la inmunodifusión rápida, y la aglutinación visual.
Un test de PCR de alta sensibilidad, mide niveles bajos de PCR mediante el uso de nefelometría láser. La prueba arroja resultados en 25 minutos, con una sensibilidad menor a 0.04 mg/L. La concentración sérica normal en los adultos sanos, usualmente es inferior a 1 mg/L, aumentando ligeramente en la vejez. En mujeres embarazadas al final de la gestación y en inflamación leve e infecciones virales, oscila entre 1–4 mg/L. En proceso inflamatorios activos e infección bacteriana, entre 4–20 mg/L y en infecciones bacterianas severas y quemaduras >20 mg/L.5

Rangos de referencia en pruebas sanguíneas, muestran la PCR de color amarillo grisáceo en el centro
En asociación con la prueba de Procalcitonina se diagnostica de manera significativa los niveles de sepsis.
La insuficiencia hepática disminuye la producción de PCR, pero no otras patologías intercurrentes. Muy pocos medicamentos reducen los valores de PCR, a menos que también intervengan en el control de la patología subyacente que estimula la fase aguda.2

Se piensa que el daño arterial es el resultado de inductores químicos. La PCR es un marcador general para la inflamación y la infección, por ello, puede ser usada para determinar el riesgo de estar padeciendo un infarto agudo de miocardio. Debido a que una PCR elevada puede ser tener múltiples causas, no es una prueba específica.6 El hallazgo de una cifra superior a 2.4 mg/l duplica el riesgo de sufrir un evento coronario que con un nivel inferior a 1 mg/l; por tanto; a pesar de no ser específica, puede orientar el diagnóstico y establecer el riesgo.2 Los valores normales de la PCR varían de un laboratorio a otro.
La proteína C reactiva elevada puede ser la respuesta no la causa de enfermedad
24/06/2016 - 7:21
Niveles genéticamente elevados de la proteína C reactiva (CRP) –una proteína inflamatoria– se asocian con protección contra la esquizofrenia, según un estudio de aleatorización mendeliana publicado esta semana en la revista ‘PLoS Medicine’.
El trabajo, realizado por Behrooz Z. Alizadeh, del Centro Médico Universitario de Groningen, en Holanda, y sus colegas, reveló una falta de asociación entre la PCR y una serie de trastornos somáticos y psiquiátricos, lo que sugiere que muchos de los incrementos relacionados con la enfermedad de los niveles de PCR podrían ser una respuesta en lugar de la causa de la enfermedad.
Los estudios de observación han demostrado que el aumento de los niveles en sangre de CRP están vinculados con ciertas patologías, sugiriendo que estas enfermedades pueden ser controladas con medicamentos que reducen los niveles de PCR.
Alizadeh y sus colegas realizaron un estudio de aleatorización mendeliana usando variantes genéticas que afectan a los niveles de PCR para determinar si el incremento de la PCR tiene una relación causal predecible genéticamente con 32 complejos trastornos comunes.
Los investigadores informan de que el aumento de la PCR genéticamente se asoció significativamente con un menor riesgo de esquizofrenia. Además, encontraron relaciones significativas nominalmente (que aún no se han confirmado) entre el incremento de los niveles de PCR genéticamente y mayor riesgo de artritis, albúmina sérica elevada, presión arterial elevada y trastorno bipolar.
No hubo pruebas de un efecto del incremento de los niveles de PCR genéticamente en cualquiera de los otros 27 resultados estudiados. Aunque este es uno de los estudios más grandes sobre el tema, la fiabilidad de estos resultados depende de la validez de los supuestos de la aleatorización mendeliana, incluyendo la capacidad de las puntuaciones genéticas para explicar las variaciones en el nivel de PCR.
Sin embargo, estos hallazgos sugieren -según los autores– que es poco probable que las intervenciones diseñadas para reducir el nivel de PCR disminuyan el riesgo de que las personas desarrollen la mayoría de los resultados somáticos complejos comunes y neuropsiquiátricos.

Thompson D, Pepys MB, Wood SP. (1999). «The physiological structure of human C-reactive protein and its complex with phosphocholine.». Structure 7 (2): 169-77. doi:10.1016/S0969-2126(99)80023-9. PMID 10368284.
Pepys MB, Hirschfield GM (2003). «C-reactive protein: a critical update». J Clin Invest 111 (12): 1805-12. doi:10.1172/JCI18921. PMC 161431. PMID 12813013.
Lau DC, Dhillon B, Yan H, Szmitko PE, Verma S (2005). «Adipokines: molecular links between obesity and atheroslcerosis». Am J Physiol Heart Circ Physiol 288 (5): H2031-41. doi:10.1152/ajpheart.01058.2004. PMID 15653761.
Oscar Bazzino, Eugenia Natale (2000). «El significado pronóstico de la elevación de la proteína C reactiva en la cardiopatía isquémica». Medicina (Buenos Aires) 60: 239-242. ISSN 0025-7680.
Clyne, Brian; Jonathan S. Olshaker (1999). «The C-reactive protein». Journal of Emergency Medicine 17 (6): 1019-1025. doi:10.1016/S0736-4679(99)00135-3. ISSN 0736-4679. PMID 10595891. Consultado el 24 de septiembre de 2009.
Lloyd-Jones DM, Liu K, Tian L, Greenland P (5 de junio de 2006). «Narrative review: assessment of C-reactive protein in risk prediction for cardiovascular disease». Ann Intern Med 145 (1): 35-42. PMID 16818927. Archivado desde el original el 22 de noviembre de 2015.

19 Abril 2018

Más sobre NEUROGENESIS

Archivado en: ANATOMIA — Enrique Rubio @ 13:01

Más sobre NEUROGENESIS
Cajal insistió en que no existía NEUROGENESIS, sin embargo, el problema es tan trascendente que se sigue estudiando y en se la actualidad, aunque no solucionado sigue teniendo una gran presión en los estudios científicos del sistema nervioso.
En 1963, Joseph Altman realizó experimentos que demostraban que el cerebro de gatos y ratas producían nuevas neuronas aún en la etapa adulta.
Hasta entonces se creía que en la producción de nuevas neuronas sólo ocurría en los bebés antes de nacer. Después de los trabajos de Altman. se comenzó a investigar con mayor detalle la posibilidad de la producción de nuevas neuronas en mamíferos adultos,.

El concepto de plasticidad cerebral supone, la existencia de mecanismo de regeneración del sistema nervioso y por tanto la gran posibilidad de mecanismos que garantizan la homeostasis del sistema nervioso. rev neurol 2007;44:541-550.

La neurogénesis, parece demostrado en el hipocampo y en el bulbo olfatorio de mamíferos adultos. Las neuronas son capaces de generar nuevas neuronas, algunas de las cuáles se integran en circuitos funcionales y parecen ser imprescindibles para procesos como la memoria y el aprendizaje. Sin embargo nos preguntamos por qué, las neuronas del hipocampo y áreas olfativas no son capaces de regenerarse y de sustituir a las perdidas en enfermedades neurodegenerativas como la de Alzheimer o la de Parkinson . L Las nuevas neuronas no se dirigen hacia las zonas donde serían más necesarias y
Posiblemente las técnicas empleadas hacen difícil la explicación de las divergencias

Julia Freund et al., “emergence of individuality in genetically identical mice,” science 340: 756-759, 10 may 2013. Afirma que en el cerebro adulto la neurogénesis asi como la generación de nuevas células gliales es mucho más común de lo que se creía y hay pruebas de que también influye en la plasticidad neural. los oligodendrocitos, que forman la vaina de mielina que envuelve los axones de las neuronas, cuya misión es aumentar la velocidad del impulso nervioso (potencial de acción) y con ella la velocidad de procesado del encéfalo. se cree que los oligodendrocitos adultos no pueden controlar a cantidad de mielinización, por lo que la mielina nueva requiere la generación de nuevos oligodendrocitos y por ello la mayor parte de la proliferación celular en el sistema nervioso es la producción de estas células gliales.
Cinco años más tarde , aparece un nuevo articulo en Nature. La neurogénesis se desvanece en la edad adulta. en el en el hipocampo no nacen nuevas neuronas.
El nuevo estudio que se publica en nature revela que el desarrollo de nuevas neuronas en el hipocampo disminuye progresivamente en los niños y se detiene por completo en la edad adulta.
García Verdugo, de la universidad de Valencia. Junto a Arturo Álvarez-Buylla, junto con el grupo de Zengang Yang, de la universidad de Shangai. Encontraron que las nuevas neuronas se producen temprano en la vida, pero esa tasa de formación de neuronas disminuye rápidamente a medida que los sujetos envejecen.
en el hipocampo
De nuevo el | 2018-04-16 aparece un artículo donde se debate sobre la existencia de la neurogénesis adulta
Con apenas un mes de diferencia en su publicación, dos estudios científicos proponen conclusiones opuestas. reflejan así las posiciones encontradas en la comunidad científica sobre una cuestión que, al margen de lo que pueda aportar sobre el funcionamiento cerebral y los procesos de aprendizaje y memoria, tiene implicaciones en potenciales tratamientos para enfermedades neurodegerativas como el mal de alzheimer.
la polémica llegaba primero de la mano de un estudio en nature, donde un equipo multicéntrico internacional, encabezado por arturo álvarez-buylla, de la universidad de california en san francisco, concluía, tras analizar tejido cerebral post-mortem y obtenido de neurocirugías, que no hay células precursoras neuronales en el hipocampo adulto.
casi como respuesta a una provocación, hace una semana otro trabajo similar aparecía en cell stem cell. la autora principal, maura boldrini, neurobióloga de la universidad de columbia, afirman que ” que la neurogénesis no disminuye con el envejecimiento, ni tampoco lo hace el volumen del giro dentado. en cambio, la vascularización parece menor con la edad. algunas formas de plasticidad también podrían mitigarse, ya que disminuye el número de células que expresan el marcador de plasticidad psa-ncam. esto puede significar que estas neuronas posiblemente establezcan menos conexiones y sean menos activas en el circuito”.
Boldrini recuerda que en estudios previos también se ha encontrado neurogénesis en cerebros humanos de mayor edad. en concreto, alude al estudio de Fred Gage en Nature Medicine, en 1998. Preguntó “¿por qué los investigadores en el artículo de Nature no han podido detectar la neurogénesis en tejido humano dados los 20 años de evidencias acumuladas?” él mismo responde apuntando a las debilidades de ese trabajo: “la larga demora post-mortem antes de la preparación del tejido; que los cerebros se obtuvieron de muchos países diferentes y se almacenaron en medios distintos, algunos de los cuales eran incompatibles con la inmunohistoquímica. además, no tomaron muestras de todo el hipocampo, solo unas pocas secciones y no cuantificaron sus resultados ni el historial de tratamientos y enfermedad en los individuos incluidos, procesos que pueden afectar a la formación de nuevas neuronas. “por tanto, hubo muchos factores de confusión que pueden afectar a la neurogénesis per se o a la posibilidad de verla *.
Los últimos trabajos en la medida en que contribuye a impulsar la investigación, como la que lleva años desarrollando estrechamente con Álvarez-Buylla. empezaron con roedores, donde observaron neuronas jóvenes en la circunvolución dentada del hipocampo adulto, “pero no lo hemos visto en el cerebro humano”, casi se lamenta. García-Verdugo remite a una declaración que los autores del trabajo en Nature han preparado en respuesta al estudio de Boldrini: “en nuestra opinión, la dependencia exclusiva del nuevo estudio de etiquetar proteínas celulares asociadas con neuronas nuevas no es evidencia suficiente para concluir que las células que se observan realmente sean neuronas nuevas. según las imágenes que presentan, las células que denominan nuevas neuronas en el hipocampo adulto son muy diferentes en forma y apariencia de lo que se consideraría una neurona joven en otras especies, o lo que hemos observado en niños pequeños. esta es la razón por la cual en nuestro estudio también realizamos un análisis cuidadoso de la forma y estructura celular con microscopios óptico y electrónico, que revelaron que las células marcadas de manera similar en nuestras muestras cerebrales adultas demostraron que no eran ni neuronas jóvenes ni progenitores neuronales, sino células gliales no neuronales que expresan marcadores moleculares similares”.
Son dos conceptos evolutivos del cerebro humano: “las neuronas nuevas son esenciales para distinguir entre sucesos, lugares, caras y emociones que están relacionadas entre ellas por el tiempo y por ciertas características, un proceso llamado separación de patrones”, explica Gage. Boldrini añade que “las nuevas neruonas en el hipocampo han demostrado ser necesarias para la memoria y la respuesta emocional al estrés”.
Los científicos que declaran que no se produce esa formación de nuevas neuronas no lo consideran un hecho necesariamente negativo, sino que lo plantean como una apuesta de nuestra especie en la que se favorece la plasticidad sináptica.
El problema sigue siendo el mismo, no se dispone todavía de las herramientas adecuadas ese siguen poniendo en duda algunos métodos empleados en los trabajos que avalan la neurogénesis: En el estudio de jonas frisen, del instituto karolinska, se recurrió al carbono 14. como resultado de las pruebas con bombas nucleares durante la guerra fría, este elemento se incorporó a través de las plantas a la cadena alimentaria. el rastreo del isótopo le sirvió a Frisen para datar las células en cerebros ancianos y concluir, en un estudio que se divulgó en 2013, hasta el número concreto de neuronas nuevas que aparecían cada día: 700, según sus cálculos. “sin embargo, esto no ha sido replicado por otros y probablemente, seguirá siendo una especialidad de ese laboratorio”, apunta Sutherland sobre el original experimento.
En cuanto al de Fred Gage, “obtuvieron tejido cerebral de pacientes con cáncer previamente inyectados con el marcador de adn, brdu. brdu solo se incorporaría a la mitosis (nueva producción celular) y encontraron neuronas positivas para brdu. como estaban usando un marcador exógeno, también pudieron comarcar con un marcador neuronal maduro. sin embargo, este estudio no resultó cuantitativo, solo mostró unas (pocas) neuronas nuevas. en comparación, la mayoría de los laboratorios, incluido el nuestro, confían en marcadores endógenos o expresados por el individuo y para un proceso como la neurogénesis tenemos que basarnos en la combinación de diferentes marcadores con el objeto de cubrir el proceso de células madre a neuronas maduras. el experimento con brdu fue fortuito, y nunca se podría inyectar estos compuestos citotóxicos en personas en un entorno de investigación”. Sutherland es taxativo: “en mi opinión hay un declive brusco en la neurogénesis del hipocampo sugranular (sgz) y subventricular (svz) en la primera infancia y las raras apariciones tras ese periodo parecen no tener significado funcional”.
Estos trabajos son esenciales no sólo como conocimiento científico, sino también como la aplicación práctica enfermedades neurodegenerativas.
Junto a autores convencidos de la neurogénesis en el adulto, las pruebas que poseemos no son suficiente para decantarse, habrá que seguir investigando el tema.
¿Existe en el adulto humano “La neurogénesis”? 9 Marzo 2018

Archivado en: ANATOMIA — Enrique Rubio

15 Abril 2018

LAS FUNCIONES DEL CEREBRO REPTILIANO .

Archivado en: ANATOMIA — Enrique Rubio @ 20:24

LAS FUNCIONES DEL CEREBRO REPTILIANO .

Nuestro cerebro de reptil: Es la parte que se activa sin que tengamos que pensar en el. Protege nuestras vidas mucho más rápido de lo que lo harían nuestras capacidades de razonamiento.
El cerebro reptiliano es fácil de enojar, rápido, territorial y agresivo, obsesivo y compulsivo y piensa en imágenes, símbolos y formas. Actúa controlando constantemente nuestra supervivencia, y ello conlleva que la neocorteza no pueda activarse y protege nuestras vidas mucho más rápido de lo que nos llevaría activar nuestras capacidades de razonamiento
Es muy posible que la alerta constante a la que estamos sometidos frecuentemente sean el beneficio que obtienen determinados grupos sociales para atraer nuestra atencion y ejecutar asi sus deseos de poder y manipulación.
El cerebro reptiliano ante estímulos variados, se enoja , es rápido, territorial y agresivo , el sexo le importa demasiado asi como lo que otras personas piensen de el. Es obsesivo y compulsivo y piensa en imágenes, símbolos y formas en lugar de palabras. Se asusta con mucha facilidad y nos impide hacer lo que queremos; desde probar nuevos pasatiempos hasta lograr nuestros sueños. Lo peor de todo, cuando está constantemente en control y luchando por nuestra supervivencia, la neo-corteza no puede siquiera activarse.
El estrés desencadena nuestro cerebro reptil
El cerebro reptil a menudo controla nuestro cerebro durante mucho tiempo después de los “eventos traumáticos”. Es imposible razonar y procesar emociones cuando tu cerebro reptil todavía grita ” que esta inflamado”, y esta intentando repararse .
Los niños descuidados o que viven en situaciones abusivas a menudo se presentan con trastornos de aprendizaje. Estos niños viven en un estado de gran estrés; sus cerebros reptilianos se contentan con sobrevivir. Su enfoque está en pasar cada día; encontrar lo suficiente para comer, no ser golpeado o gritado. La supervivencia está por encima de pensar, el cerebro pensante no importa, por lo tanto, la lectura, la escritura y la aritmética ni siquiera miran. El cerebro reptil permite su supervivencia, pero al restringir el funcionamiento del neocórtex los detiene.

El Sapiens Sapiens , lucha desde hace muchas centurias por controlar el cerebro reptiliano al mismo tiempo que comparte con el la seguridad que proporcióna su automatismo. Algunos seres racionales, tienen la posibilidad ocasional de controlar sus comportamientos, pensamientos y emociones con la poderosa neocorteza; sin embargo esto es potestativo de personas capaces. El budismo nos invitó a la práctica de maniobras que en determinados ambientes y condiciones, puede controlar nuestra mente de manera afortunada, sin embargo una patología ambiental progresiva y abundante no permite una correcta ejecución de estas enseñanzas.
Suponiendo que todo esto sea cierto y el cerebro de los reptiles se deje manipular por estructuras límbicas o telencefalicas, la ejecución no es fácil y pese a la propaganda de las publicaciones , realmente los resultados no son perdurables, porque un entorno tóxico nos resta mutilando
Es evidente que la respiración puede ayudar. Normalmente, el cerebro reptil se encarga de la respiración sin esfuerzo consciente, y la práctica ha demostrado que una buena ejecución de la maniobra respiratoria, puede conectar conscientemente la neocorteza.
La frase de Albert Einstein, aunque con peligro de caer en una paradoja nos ofrece un asidero .
“No puedes resolver un problema desde la misma conciencia que lo creó. Debes aprender a ver el mundo de nuevo.”
Es más útil pensar, que la mancha de la mora con otra verdes se quita
Activar deliberadamente su conciencia es la única manera de liberarse de los efectos del cerebro reptiliano.
Puede que la ”atención plena” sea la clave. Pero esto es “más de lo mismo” intentar controlar por todos los medios, algo así como enlentecer conscientemente y continuamente las funciones reptilianas
La teoría de Macclen sobre el cerebro triuno, es fundamentalmente morfológica y quizás algo funcional, pero no tiene por qué ser cierta aunque de forma anécdotaría nos sirve
Las llamadas a la veneración nacionalista apelan a la naturaleza territorial del cerebro reptiliano. El sexo vende El miedo se paraliza. Ambos cierran la capacidad de razonar.
Los especialistas en marketing y los políticos utilizan nuestros cerebros de reptiles para interceptar nuestra capacidad de razonar.
El estrés inhibe nuestra capacidad de prosperar manteniendo nuestro enfoque en simplemente sobrevivir.

14 Abril 2018

El cerebro reptil

Archivado en: ANATOMIA, FUNCIONES PSIQUICAS — Enrique Rubio @ 20:43

El cerebro reptil
*
“En el fondo de la calavera de cada uno de nosotros hay algo así como el cerebro de un cocodrilo. - Carl Sagan, Cosmos p.276-277
Resumen
Los cerebros de mamíferos y reptiles comparten ancestros y un gran número de atributos funcionales, lo que sugiere que la identificación de principios algorítmicos primordiales (y posiblemente generales) de la función cerebral podría ayudar a enfoques comparativos.
En la corteza de reptil existen tres entradas, que viajan medialmente a través de L1 superficial, y cuyos objetivos son interneuronas GABAérgicas (con cuerpos celulares en L1 y L3) y neuronas piramidales glutamatérgicas
Los reptiles y los mamíferos son los únicos vertebrados que tienen una corteza cerebral con una estructura clara, aunque simple, de tres capas, similar a la del alocortex de mamíferos.
El palio ventral reptil también da lugar a la cresta ventricular dorsal, una estructura que domina el palio de las aves y contribuye a las complejas capacidades cognitivas de las aves, pero cuyo equivalente en mamíferos sigue siendo objeto de debate entre los anatomistas comparativos.
El hipocampo es crítico para las representaciones de memoria relacional o de mapa del espacio alocéntrico
Los reptiles expresan una serie de comportamientos complejos normalmente atribuidos a los mamíferos
Los reptiles también expresan comportamientos sociales interesantes
Los reptiles son ectotermos y sus cerebros se adaptan a condiciones extremas
Los reptiles actuales son un grupo diverso de más de 10,000 especies que comprenden, lagartos, serpientes, tortugas y cocodrilos.

Filogenia vertebrada, morfología macroscópica del cerebro y regiones homólogas en el cerebro anterior.
(A) árbol filogenético de vertebrados y línea de tiempo de los principales eventos en la evolución de amniote. El área sombreada en el árbol filogenético indica “reptiles” tal como se define en el texto. Las líneas rojas (panel inferior) indican el origen de los amniotes (hace 320 millones de años), el origen de los dinosaurios (hace 230 millones de años) y su extinción (hace 65 millones de años). Panel derecho: dibujos esquemáticos que muestran cerebros (vista lateral, izquierda anterior) de representantes de vertebrados: de arriba a abajo, un pez (pez cuchillo), un anfibio (salamandra tigre), un reptil (lagarto monitor), un pájaro (paloma) y un mamífero (hedgehog tenrec). Las subdivisiones principales (ejemplos en color) están presentes en todas las especies, pero aparecen en diferentes proporciones. Adaptado de Nieuwenhuys et al. (1998), con el amable permiso de Springer Science and Business Media. (B) Sección transversal del hemisferio derecho de representantes de vertebrados: de arriba a abajo, un pez (pez cebra), un anfibio (rana), un reptil (lagarto), un ave (paloma) y un mamífero (rata). Los colores representan subdivisiones paliales conservadas. Adaptado de Bruce y Neary (1995), Bruce (2007) y Mueller et al. (2011) .

El plan corporal, patrón corporal, arquetipo o Bauplan de un animal se refiere, básicamente, a la configuración general de su estructura y organización, a la disposición interna de sus tejidos, órganos y sistemas, a su simetría y el número de segmentos corporales y de extremidades que posee.
Lo que la gente generalmente llama reptiles es un grupo definido en parte por la exclusión: reúne especies de amniotas que no son ni mamíferos ni aves lo que hace que los reptiles sean técnicamente un grupo parafilético. A pesar de este punto técnico, los reptiles así definidos comparten muchas características evolutivas, anatómicas, de desarrollo, fisiológicas (por ejemplo, ectotermia) y funcionales.
Los cerebros de reptiles son excelentes modelos para explorar cuestiones relacionadas con la evolución estructural y funcional de los circuitos neuronales de los vertebrados. Lo importante de este estudio es poder comparar la posición que tiene el cerebro de los reptiles al evolucionar hacia los mamíferosm , y permitir identificar similitudes estructurales y moleculares que se deben a ancestros comunes, en una variedad de niveles, regiones cerebrales, circuitos o tipos de células y todo inherente a la funcionalidad compartida. Los cerebros vertebrados se han comparado clásicamente en términos de morfología, conectividad y neuroquímica; sin embargo, la neuroanatomía adulta puede no ser suficiente para determinar homologías sin ambigüedad.
Los vertebrados comparten entre ellos el mayor parecido morfológico no como adultos, sino en su “etapa filotípica” del desarrollo embrionario, un parecido que se refleja en la similitud entre los transcriptomas. La identificación de subdivisiones cerebrales conservadas, establecidas por centros de señalización conservados y definidas de forma única por la expresión combinatoria de factores de transcripción durante el desarrollo, demuestra que todas las regiones cerebrales generales encontradas en mamíferos, incluida la corteza cerebral, tienen homologías en reptiles. La corteza cerebral es parte del palio, una subdivisión del desarrollo del telencéfalo delineada por la expresión de factores de transcripción como Pax6, Emx1 y Tbr1, que se conserva en todos los vertebrados. Los datos de expresión génica muestran que las mismas subdivisiones fundamentales del palio - lateral, ventral, medial y dorsal, que da lugar a la neocorteza en mamíferos - ocurren en vertebrados en desarrollo, a pesar de las morfologías divergentes de las estructuras paliales en adultos. Quiere esto decir que, la corteza cerebral no es una invención de los mamíferos, sino más bien una estructura antigua que es anterior a la división entre sauropsids y theropsids, precursores de los mamíferos.

Bauplan de desarrollo y adulto del cerebro de los vertebrados.
Panel superior: esquema de desarrollo simplificado de las regiones del cerebro de los vertebrados. La expresión combinatoria de factores de transcripción tales como Tbr1, Dlx5 y Gbx2 define regiones del cerebro durante el desarrollo y establece el escenario para una mayor diferenciación en adultos. Tenga en cuenta que Tbr1 y Dlx5 delinean otras regiones que no se muestran aquí. Panel inferior: ilustración esquemática del cerebro de tortuga adulta que muestra subdivisiones principales presentes en todos los vertebrados. El palio lateral y medial expresa diferentes conjuntos de marcadores moleculares durante el desarrollo. Las regiones del cerebro adulto que corresponden al palio lateral y medial son un tema activo de investigación y, por lo tanto, combinamos las dos subdivisiones paliales en una sola región. Adaptado de Puelles et al. (2013) y Swanson (2011) con autorización de Oxford University Press, EE. UU.
Los estudios comparativos de la estructura y el desarrollo cerebral han revelado un Bauplan general , un bosquejo de la arquitectura fundamental a gran escala del cerebro de los vertebrados, que refleja su organización funcional básica.
El telencéfalo integra y almacena información multimodal, y también es el centro superior de selección de acción y control del motor (ganglios basales).
El hipotálamo es un área conservada que controla la homeostasis y los comportamientos esenciales para la supervivencia, como la alimentación y la reproducción.
En todos los vertebrados, los estados conductuales están controlados por circuitos neuromoduladores comunes del tallo cerebral, como el sistema serotoninérgico. Finalmente, los vertebrados albergan un conjunto diverso de órganos de los sentidos, y sus cerebros comparten vías para procesar las entradas sensoriales entrantes. En todos los vertebrados, la información visual de la retina se retransmite y procesa al palio a través del tectum y el tálamo,
Aunque existen estructuras paliales en anfibios y peces, los reptiles y los mamíferos son los únicos vertebrados que tienen una corteza cerebral con una estructura clara, aunque simple, de tres capas, similar a la del alocortex de mamíferos. El palio ventral reptil también da lugar a la cresta ventricular dorsal, una estructura que domina el palio de las aves y contribuye a las complejas capacidades cognitivas de las aves, pero cuyo equivalente en mamíferos sigue siendo objeto de debate entre los anatomistas comparativos. La corteza reptiliana contiene muchas menos subdivisiones que la de roedores, carnívoros o primates: se subdivide en una corteza medial, a menudo llamada hipocampo por los anatomistas; una corteza lateral, equivalente a la corteza piriforme de los mamíferos; y una corteza dorsal en el medio, que recibe entradas multimodales (por ejemplo, entradas visuales en las tortugas). Hay poca evidencia de áreas motoras y somatosensoriales en la corteza reptiliana, pero el control del motor paliativo puede haber evolucionado temprano en la evolución de los vertebrados. Esta simplicidad del cerebro reptiliano facilita el estudio de la función cortical primordial como un todo, y señala los orígenes de la corteza como el cumplimiento de las funciones asociativas generales.

Además de compartir módulos paliales, los mamíferos y los reptiles también comparten un complemento de tipos de células corticales, lo que sugiere que algunos elementos estructurales de los circuitos corticales surgieron temprano en la evolución del amniote. Al igual que la corteza de los mamíferos, la corteza de los reptiles contiene neuronas excitatorias, glutamatérgicas e interneuronas inhibidoras (GABAérgicas). Tanto en mamíferos como en reptiles, estas neuronas tienen un origen de desarrollo común: las neuronas excitatorias son generadas por progenitores corticales multipotentes, mientras que las neuronas inhibitorias nacen en el subpalo antes de migrar a la corteza.
Los estudios clásicos sugieren que la capa de células corticales principales de los reptiles (capa 2, L2) corresponde a las capas profundas de salida de la neocorteza de mamíferos, mientras que su capa 1 (L1) es equivalente a la capa de mamíferos I. Según este punto de vista, la evolución cortical han incluido la incorporación de nuevas capas de células intermedias que actúan como estaciones de entrada y circuitos internos. Morfológicamente, las neuronas piramidales L2 de la corteza dorsal reptil son más similares a las neuronas excitatorias del hipocampo de los mamíferos. De hecho, las neuronas piramidales reptiles tienen, dependiendo de la zona, poco o nada de campo dendrítico basal, y varias dendritas apicales densamente espinas, bastante diferentes de la dendrita única, larga y apical de las neuronas piramidales neocorticales. De acuerdo con esta correspondencia entre capas,
Desafiando esta visión, sin embargo, estudios moleculares recientes han encontrado que los neuroblastos corticales de tortuga y lagarto generan neuronas que expresan marcadores moleculares de capa superior, en una secuencia de desarrollo similar a la observada en mamíferos. Aunque la caracterización molecular de los tipos neuronales en la corteza reptiliana todavía está en su infancia, es posible que la corteza reptil represente un antecedente ancestral para los circuitos corticales de mamíferos más elaborados. Por ejemplo, las neuronas corticales de reptiles, o subconjuntos de ellas, podrían compartir características moleculares (y funcionales) con células de mamíferos de capa superior e inferior.
Son los circuitos cerebrales los que han permitido la mayor parte del trabajo comparativo en el cerebro reptiliano. En la corteza de reptil de tres capas, las entradas aferentes viajan medialmente a través de L1 superficial, donde se abren en abanico de una manera no topográfica. Sus objetivos son interneuronas GABAérgicas (con cuerpos celulares en L1 y L3) y neuronas piramidales glutamatérgicas, con cuerpos celulares empaquetados en L2 y dendritas en L1 y L3. Las interneuronas se proyectan localmente dentro de la corteza cerebral, proporcionando alimentación e inhibición de retroalimentación a regiones específicas de las dendritas de las células piramidales. Se pueden definir varios subtipos interneuronales basados en la expresión de un subconjunto de marcadores genéticos comunes utilizados en mamíferos. Por ejemplo, en la corteza de la tortuga, algunos tipos de interneuronas expresan calbindina, otros expresan neuropéptido-Y, mientras que parvalbúmina (PV) -positivo interneuronas parecen estar ausentes. Dólar
La corteza lateral recibe la entrada olfativa del bulbo olfatorio y se proyecta hacia la corteza medial (hipocampo). La corteza dorsal recibe información del tálamo; en muchas especies, esta entrada es visual y se origina en el núcleo geniculado lateral talámico (LGN) y también eventualmente llega al hipocampo. Las células piramidales del hipocampo se proyectan hacia las cortezas dorsal y lateral, formando un lazo cortical interno. Diferentes especies de mamíferos pueden exhibir grandes elaboraciones en el número y la conectividad de las subregiones corticales ( Figura 3 ). Sin embargo, al examinar estructuras homólogas, se pueden reconocer motivos de circuitos compartidos ( Figura 4 ).

Mientras que los pasos de procesamiento son menores en reptiles, alcanzan el mismo objetivo que en la corteza de mamíferos. La arquitectura cortical es más similar en reptiles en todas las regiones, lo que sugiere que se realizan cálculos similares y posiblemente generales en diferentes entradas sensoriales. Adaptado de: Igarashi et al. (2014) . Foto de mono: RedCoat, Wikimedia Commons; foto de la tortuga: Eurogroup for Animals.
En las tortugas, la estimulación visual desencadena la propagación de ondas de actividad neuronal que viajan a través de la corteza. Estas ondas son más lentas y simples que las observadas en la neocorteza de mamíferos. Se acompañan de oscilaciones relativamente lentas, que son más prominentes en la banda de frecuencia de 20 Hz. Mientras que las llamadas oscilaciones gamma en la corteza de los mamíferos son típicamente superiores a 40 Hz, los resultados recientes en ratones indican que la banda de 20 Hz domina cuando el desarrollo PV-interneurona se detiene artificialmente, consistente con la observación anterior de que la corteza de tortuga carece de interneuronas FV. El papel computacional, si existe, de tales dinámicas se desconoce en la actualidad. El progreso requerirá nuevos enfoques experimentales que permitan el muestreo simultáneo de grandes poblaciones neuronales. Las teorías de computación específicas y basadas en datos en córtex reptil esperan por lo tanto más estudio. En la medida en que la corteza reptil moderna se asemeja a la del ancestro común de reptiles y mamíferos, la comprensión de la función de la corteza reptiliana puede revelar algunos de los cálculos asociativos fundamentales que los primeros circuitos corticales evolucionaron para llevar a cabo.
Los reptiles son ectotermos y deben adaptarse conductual o fisiológicamente a las diferentes temperaturas, haciendo que los cerebros de reptiles sean notables por su adaptación a condiciones extremas. El cerebro de la tortuga, por ejemplo, ha desarrollado adaptaciones notables a condiciones hipóxicas, que han sido conocidas por los experimentadores interesados en la audición, el olfato, el control motor o la fisiología cerebelosa. Como aplicación en la práctica médica, el modelo de las tortugas de agua dulce semi-acuáticas, como Chrysemys picta, son notables por su capacidad para sobrevivir a la hibernación en aguas hipóxicas durante los fríos inviernos del norte, y se ha informado que sobreviven períodos anóxicos de más de cuatro meses a 3 ° C. Desde el punto de vista clínico, esto podría ser aprovechado el pacientes con condiciones anóxicas y frías durante la hibernación y posterior reoxigenación en la primavera.
Durante la hibernación, las tortugas reducen el consumo de ATP en el tejido neural al reducir la permeabilidad de la membrana y, por lo tanto, la necesidad de restaurar el equilibrio iónico mediada por la bomba. Este fenómeno se ha observado en las neuronas de tortuga para canales de Na + regulados por voltaje , los canales de K + activados por calcio sensibles al oxígeno , así como los receptores de AMPA y NMDA. La despolarización neuronal y la sobreactivación del receptor NMDA son un sello distintivo de la anoxia en el tejido neural de los mamíferos y conducen a la muerte celular excitotóxica a través del aumento de las concentraciones intracelulares de Ca 2+ . En las neuronas de tortuga, los tiempos de apertura del receptor de NMDA se reducen en un 65% después de 60 minutos de anoxia, y las corrientes de los receptores de NMDA son silenciadas por Ca 2+ citosólico desencadenado por la anoxia.liberación de las reservas mitocondriales. A pesar de la actividad reducida del canal y la consiguiente actividad eléctrica reducida durante la anoxia, las tortugas parecen permanecer vigilantes y receptivas a los estímulos visuales durante la hibernación (pero menos a los estímulos táctiles). Este mantenimiento de las respuestas visuales en ausencia de respuestas táctiles durante la hibernación sugiere una regulación descendente diferencial de las modalidades sensoriales.
Cuando el oxígeno vuelve a estar disponible, la reoxigenación del tejido, como la observada después de eventos de isquemia-reperfusión causados por infarto de miocardio o accidente cerebrovascular, es problemática en mamíferos porque está asociada con la producción excesiva de especies de oxígeno reactivo (ROS) que dañan células a través de la oxidación de proteínas y la peroxidación lipídica. Las tortugas han desarrollado mecanismos fisiológicos efectivos que permiten ciclos repetidos de anoxia y reoxigenación sin el daño por radicales libres inducido por isquemia-reperfusión de tejidos observados en mamíferos. Estos mecanismos implican una regulación ascendente evolutivamente vieja del óxido nítrico y sus metabolitos, que limitan la generación de ROS y el daño tisular en el tejido cardíaco y cerebral. Por lo tanto, el cerebro de la tortuga, con estas adaptaciones fisiológicas, es un modelo muy útil para el estudio de la función del circuito neural.ex vivo , y el tejido se puede almacenar rutinariamente durante la noche en un refrigerador a 3-5 ° C.
Los reptiles expresan una serie de comportamientos complejos normalmente atribuidos a los mamíferos. Pueden, por ejemplo, aprender a navegar en laberintos, así como a las aves o mamíferos y, probablemente, utilizar una estructura del hipocampo para hacerlo. Sorprendentemente, las tortugas marinas navegan a través del océano hasta su playa de origen, posiblemente usando señales magnéticas, olfativas y visuales. Los reptiles también expresan comportamientos sociales interesantes: pitones y cocodrilos, por ejemplo, incuban sus huevos después de la eclosión, y las madres protegen el nido y proporcionan cuidado infantil. Algunas especies de lagartos exhiben la unión de pares, el cuidado de los padres y forman familias. Otros construyen redes de túneles y pueden vivir en comunidades sociales como las de las ratas desnudas.
Los reptiles habitan en una variedad de nichos ecológicos, como los desiertos terrestres, los bosques templados, las selvas tropicales, el mar y las aguas dulces. Se encuentran en todos los océanos y en todos los continentes excepto en la Antártida. Las tortugas semi-acuáticas, que viven principalmente en hábitats acuáticos pero hacen excursiones terrestres para desovar, ofrecen un modelo de animal interesante para estudiar la navegación. Muchas tortugas son conocidas por sus impresionantes habilidades de navegación y su alta fidelidad al sitio de anidación, o la tendencia de los individuos a regresar a la misma ubicación geográfica o microhábitat para anidar. Los mecanismos subyacentes a estos comportamientos no se comprenden del todo, pero la capacidad de navegación en la tortuga de agua dulce Chrysemys pictaparece depender de la experiencia adquirida durante un período crítico (cuando es menor de cuatro años). Los adultos residentes trasladados, por ejemplo, pueden encontrar rápida y consistentemente nuevos hábitats acuáticos dentro de las 33 horas, a menudo usando rutas precisas y predecibles, mientras que los adultos no residentes trasladados parecen ser incapaces de encontrar nuevos hábitats acuáticos incluso después de 21 días.
El hipocampo es crítico para las representaciones de memoria relacional o de mapa del espacio alocéntrico, donde los objetos se representan en relación con otros objetos. En aves y mamíferos, las lesiones en la formación del hipocampo producen deficiencias selectivas en tareas espaciales que requieren la codificación de relaciones entre múltiples características ambientales (lugar de aprendizaje) pero no en tareas que requieren abordar una única señal o discriminaciones no espaciales simples. Mientras que una extensa investigación comparativa respalda la idea de que la corteza medial de los reptiles es homóloga a la formación del hipocampo de mamíferos y aves, solo unos pocos estudios han examinado la función neuronal de esta estructura cerebral o su función de aprendizaje en el lugar. En uno de tales estudios, Rodriguez et al.(2002) evaluaron los efectos de las lesiones en el hipocampo de las tortugas en el lugar y las tareas de laberinto de cue. Los animales con hipocampo lesionado (y con lesión simulada) realizaron tareas de discriminación de claves correctamente, pero fallaron en el aprendizaje del lugar que se basó en el aprendizaje de espacio alócentrico. Estos resultados indican que las lesiones en el hipocampo de las tortugas deterioran de forma selectiva las representaciones de la memoria tipo mapa del espacio ambiental, reflejando el efecto de las lesiones del hipocampo en mamíferos y aves. Por lo tanto, el hipocampo reptil también puede compartir un papel central en la navegación.
En conclusión, la observación de que los cerebros de mamíferos y reptiles comparten ancestros y un gran número de atributos funcionales sugiere que la identificación de principios algorítmicos primordiales (y posiblemente generales) de la función cerebral podría ser ayudada por los enfoques comparativos. Con este fin, el cerebro reptiliano, con su estructura más simple, puede resultar invaluable para descifrar las cuestiones fundamentales de la neurociencia moderna.
Ir:
Belgard TG, Montiel JF, Wang WZ, García-Moreno F., Margulies EH, Ponting CP, Molnár Z. El palio adulto transcribe la sorpresa al no reflejar las homologías predichas en los diversos sectores del pollo y el ratón. Proc. Natl. Acad. Sci. ESTADOS UNIDOS. 2013; 110 : 13150-13155. [ PubMed ]
Bruce LL Evolución del sistema nervioso en reptiles. En: Kaas JH, editor. Volumen 2. Prensa académica; Oxford: 2007. pp. 125-156. (Evolución de los sistemas nerviosos).
Bruce LL, Neary TJ El sistema límbico de los tetrápodos: un análisis comparativo de las poblaciones corticales y amígdalas. Brain Behav. Evol. 1995; 46 : 224-234. [ PubMed ]
Dugas-Ford J., Rowell J., Ragsdale C. Homologías de tipo celular y los orígenes de la neocorteza. Proc. Natl. Acad. Sci. ESTADOS UNIDOS. 2012; 109 : 16974 - 16979. [ PubMed ]
Felleman DJ, van Essen DC Procesamiento jerárquico distribuido en la corteza cerebral de los primates. Cereb. Corteza. 1991; 1 : 1-47. [ PubMed ]
Fournier J., Müller CM, Laurent G. Buscando las raíces de la computación sensorial cortical en las cortezas de tres capas. Curr. Opin. Neurobiol. 2015; 31 : 119-126. [ PubMed ]
Igarashi KM, Ito HT, Moser EI, Moser MB Diversidad funcional a lo largo del eje transversal de la zona del hipocampo CA1. FEBS Lett. 2014; 588 : 2470-2476. [ PubMed ]
Jackson DC, Ultsch GR Fisiología de hibernación bajo el hielo por tortugas y ranas. J. Exp. Zool. A Ecol. Gineta. Physiol. 2010; 313 : 311-327. [ PubMed ]
López JC, Vargas J., Gómez Y., Salas C. Aprendizaje espacial y no espacial en tortugas: el papel de la corteza medial. Behav. Brain Res. 2003; 143 : 109-120. [ PubMed ]
Luts P., Milton SL Negociando la supervivencia de la anoxia cerebral en la tortuga. J. Exp. Biol. 2004; 207: 3141-3147. [ PubMed ]
Madsen JG, Wang T., Beedholm K., Madsen PT Detectando la primavera después de un largo invierno: ¿coma o lenta vigilancia en las tortugas frías e hipóxicas? Biol. Letón. 2013; 9 : 20130602. [ PubMed ]
Mueller T., Dong Z., Berberoglu MA, Guo S. El palio dorsal en el pez cebra, Danio rerio (Cyprinidae, Teleostei) Brain Res. 2011; 1381 : 95-105. [ PubMed ]
Nieuwenhuys R., diez Donkelaar HJ, Nicholson C. Berlin Heidelberg, Springer-Verlag; 1998. El Sistema Nervioso Central de Vertebrados.
Nomura T., Gotoh H., Ono K. Los cambios en la regulación de la neurogénesis cortical contribuyen a la encefalización durante la evolución del cerebro amniote. Nat. Commun. 2013; 4 : 2206. [ PubMed ]
Variación de Northcutt RG en cerebros reptilianos y cognición. Brain Behav. Evol. 2012; 82 : 45-54. [ PubMed ]
Prechtl JC, Choen LB, Pesaran B., Mitra PP, Kleinfeld D. Los estímulos visuales inducen ondas de actividad eléctrica en la corteza de la tortuga. Proc. Natl. Acad. Sci. ESTADOS UNIDOS. 1997; 94 : 7621-7626. [ PubMed ]
Puelles L., Harrison M., Paxinos G., Watson C. Una ontología del desarrollo para el cerebro de los mamíferos basada en el modelo prosomérico. Tendencias Neurosci. 2013; 36 : 570-578. [ PubMed ]
Rodríguez F., López JC, JP Vargas, Gómez Y., Broglio C., Salas C. Función de conservación de la memoria espacial en el cerebro anterior de reptiles y peces con aletas radiadas. J. Neurosci. 2002; 22 : 2894-2903. [ PubMed ]
Roth TC, Krochmal AR El rol del aprendizaje y la experiencia específicos de la edad para las tortugas que navegan en un paisaje cambiante. Curr. Biol. 2015; 25 : 333-337. [ PubMed ]
Striedter GF Sinauer Associates; 2005. Principios de la Evolución Cerebral.
Swanson LW Oxford University Press; 2011. Arquitectura del cerebro: comprensión del plan básico.
Ulinski PS Corteza visual de tortugas. En: Kaas JH, editor. Volumen 2. Oxford Academic Press; 2007. pp. 195-203. (Evolución de los sistemas nerviosos).

13 Abril 2018

Intersticio, el “nuevo órgano”

Archivado en: ANATOMIA — Enrique Rubio @ 20:34

Intersticio, el “nuevo órgano” del cuerpo humano que la ciencia acaba de descubrir 28 marzo 2018

Solo la tecnología más avanzada le acaba de permitir a los científicos ver algo que siempre estuvo ahí: un espacio intersticial “no identificado” hasta ahora, lleno de cavidades de líquido, presente dentro y entre los tejidos de nuestro cuerpo. Un grupo de expertos lo califica como un nuevo órgano.
Quienes lo descubrieron lo definen como “una nueva expansión y especificación del concepto del intersticio humano”, algo que tradicionalmente en biología se refería al espacio entre las células y los tejidos del organismo.
Paradójicamente “el intersticio” se podría convertir en uno de los órganos más grandes, junto a la piel: los científicos estiman que esta red de cavidades de colágeno y elastina rellenas de líquido aglutinaría más de un quinto de todo el fluido de nuestro organismo.
Lo identificó un equipo de patólogos de la Escuela de Medicina de la universidad NYU, de Estados Unidos, que acaba de publicar sus resultados en la revistaScientific Reports.
Los expertos concluyeron que estas capas intersticiales de nuestro organismo, que antes se creían formadas por un tejido conectivo denso y sólido, están en realidad interconectadas entre sí, a través de compartimentos llenos de líquido.
Estos tejidos están debajo de la piel, recubren el tubo digestivo, los pulmones y el sistema urinario y rodean las arterias, venas y la fascia, una estructura de tejido conectivo que se extiende por todo el cuerpo.
Los investigadores creen que esta “estructura anatómica” puede ser importante para explicar la metástasis del cáncer, el edema, la fibrosis y el funcionamiento mecánico de muchos o todos los tejidos y órganos de nuestro cuerpo.
¿Cómo no lo habían visto hasta ahora?
Con los métodos estándares de visualización de la anatomía humana no se perciben estas estructuras.
Los científicos pudieron identificar este nuevo “órgano” gracias a los avances tecnológicos de la endomicroscopia en vivo, que muestra en tiempo real la histología y estructura de los tejidos.
Según detallan en su estudio, el equipo de investigadores hizo en 2015 una operación para la que utilizaron una endomicroscopia con láser, una tecnología llamada Confocal Laser Endomicroscopy (pCLE), para examinar el conducto biliar de un paciente afectado por el cáncer.
Y tras una inyección de una sustancia colorante llamada fluoresceína vieron “un patrón reticular con senos (huecos) llenos de fluoresceína que no tenían ninguna correlación anatómica”.
Pero cuando quisieron examinarlos en las placas microscópicas de la biopsia habitual habían desaparecido.
Después de hacer varias pruebas, Neil Theise, coautor senior del estudio, se dio cuenta de que el proceso convencional de fijación de muestras de tejidos en placas drenaba el fluido de la estructura.
Normalmente los científicos tratan las muestras con químicos, las cortan en una capa muy fina y les aplican tinte para hacer resaltar las características clave.
El equipo de Theise descubrió que ese drenaje de fluido hace que la red de compartimentos antes rellenos de líquido se colapse, como los pisos de un edificio, y por eso “durante décadas ha aparecido como algo sólido en las placas de biopsia”, dijo Theise, del departamento de Patología de NYU Langone Health.
Cambiando la técnica de hacer la biopsia su equipo logró preservar la anatomía “en vivo” de la estructura, “demostrando que forma parte de la submucosa y que es un espacio intersticial lleno de fluido no apreciado con anterioridad”.
Así, se observan “bandas anchas y oscuras ramificadas rodeadas de espacios grandes y poligonales rellenos de fluoresceína”, describen en su informe.
Para este estudio los científicos confirmaron la existencia de esas estructuras en otros 12 pacientes operados.
¿Cuál es su función?
nvestigadores creen que esta nueva estructura anatómica puede ser importante para explicar la metástasis del cáncer.
Según los investigadores, hasta ahora la ciencia no ha estudiado bien ni el flujo ni el volumen del fluido intersticial del cuerpo humano.
La identificación de este “espacio intersticial” alimenta varias hipótesis.
Los expertos creen que esta red de espacios interconectados, fuerte y elástica, puede actuar como un amortiguador para evitar que los tejidos de nuestro cuerpo se rasguen con el funcionamiento diario, que hace que los órganos, músculos y vasos sanguíneos se contraigan y se expandan constantemente.
Además, creen que esta red de cavidades es como una autopista para los fluidos en movimiento. Y eso podría justificar la idea de que cuando un cáncer alcanza al espacio intersticial se puede expandir por el cuerpo muy rápidamente, en lo que se conoce como metástasis.
Por otro lado Los autores creen que las células que forman el intersticio cambian con la edad, y pueden contribuir al arrugamiento de la piel y al endurecimiento de las extremidades, así como a la progresión de enfermedades fibróticas, escleroides e inflamatorias.

ESPERMA CON IDEALES

Archivado en: FUNCIONES PSIQUICAS, psiconeuroinmunologia — Enrique Rubio @ 19:55

ESPERMAS CON IDEALES
Un banco de semen de Pekín exige a sus donantes que sean leales al Partido Comunista Hospital chino exige leal¬ad al gobierno a donantes de semen
La Vanguardia 10 abr. 2018 ISIDRE AMBRÓS Hong Kong.
En Pekín ya no es suficiente con tener buena salud y unos espermatozoides vigorosos si se pretende ser donante de semen en un banco de esperma. Desde la semana pasada hay que cumplir con una nueva condición que va más allá de cualquier diagnóstico físico y es que a partir de ahora los futuros donantes deberán demostrar “cualidades políticas favorables”, un eufemismo detrás del cual se esconde la demostración de fidelidad al Partido Comunista chino. Este nuevo requisito pone de manifiesto hasta dónde pueden llevar los responsables de un organismo público el culto a la organización comunista que exige su líder, el presidente Xi Jinping, que reclama que el partido ejerza su dominio en todos los aspectos de la vida en el gigante asiático.
En Pekín ya no es suficiente con tener buena salud y unos espermatozoides vigorosos si se pretende ser donante de semen en un banco de esperma. Desde la semana pasada hay que cumplir con una nueva condición que va más allá de cualquier diagnóstico físico y es que a partir de ahora los futuros donantes deberán demostrar “cualidades políticas favorables”, los protagonistas de una de las universidades más prestigiosas de Pekín, cumplen a pie de la letra las consignas del líder comunista chino
Los protagosnistas de este hecho son los responsables del banco de esperma del tercer hospital universitario de Pekín, la lealtad al partido tiene el mismo Valor que la calidad del esperma.
Según el diario South China Morning Post de Hong Kong.
En su publicidad en la red de mensajería Wechat, los interesados, además de tener entre 20 y 45 años, gozar de buena salud y no mostrar signos de alopecia, daltonismo o sobrepeso, “deben ser leales a las tareas del partido, ser dignos, respetuosos y estar libres de problemas políticos”. Unas exigencias que provocaron la burla de numerosos internautas: “El amor por el partido empieza con el esperma”, dijo uno de ellos.
El anuncio precisa, asimismo, que el varón que supere las pruebas será retribuido. Percibira 200 yuanes (25 euros). Un pago que aumentará hasta los 5.500 yuanes (708 euros) cuando culmine todo el proceso, que incluye 10 donaciones en el espacio de seis meses, con el objetivo de asegurar que haya un suministro suficiente para la inseminación artificial.
China, pretende paliar así la escasez de donantes a la que se enfrenta. Una situación influida por la férrea política del hijo único que imperó en China hasta el 2016 y que se estima que evitó unos 400 millones de nacimientos. Tal planificación ha alterado la pirámide demográfica del país y ha acelerado la tasa de envejecimiento de la población.
Sí parece claro que las autoridades chinas van a aumentar las campañas de donación de esperma, ante la creciente demanda de inseminación artificial.
Convertir la idea en piedra. Don Santiago decía que el hombre puede ser el arquitecto de su cerebro, sí se lo propone, y lo puedo aceptar porque ya vengo sospechando algo. Pero que conste que me cuesta.
Quiere esto decir, que un entorno comunista, puede modular el ADN sólo con los ideales. Tenemos que convencernos que lo mecánico no lo explica todo y tampoco hay que asustarse. Todo ideal religioso tiene el mismo sustrato simplemente creer.
Pero la ciencia que profesamos nos tiene acostumbrado a que hay que demostrar lo que se piensa, publicarlo, refrendarlo en metaanálisis. Y revisarlos años después.
Nos cuesta creer en la energía de la mente, y además estamos intoxicados con tanto iluminado, lo malo de esto es que hay que aceptarlo, los órganos de los sentidos no dan para más y Descartes se nos escapó con Antonio Damasio
Pero permítanme complicar el tema más, ¿la mujer que participa en este ensayo no tiene que ser también comunista?, O sólo con un gameto entregado, es suficiente.
¿Como son los individuos que fabrican estas ideas?.
Les aparece durante el sueño, tras una dosis de algo que toman por la mañana, por un conjunto armónico de gente iluminada, que se les aparece el Espíritu Santo cuando están juntos.
No es sólo el Big Data es también algo más, como dice Harari, el homo sapiens sapiens hace ya mucho tiempo que es Dios.
Solamente puedo fabular, y pensar que, así como hay una red de gravitones, particular responsable de la gravedad, debe haber una atmósfera de sabiduría en el universo que explicaría parte de esto.

10 Abril 2018

RECEPTORES DE MEMBRANA Y SU AGLUTINACION

Archivado en: ANATOMIA — Enrique Rubio @ 20:43

receptores-de-membranas-celulares-21-638Modular los receptores de membrana
La complejidad del tema y su desconocimiento por la mayoría de los profesionales de la medicina practica, me llevan a comentar, con una introduccion al tema, “De Molecular Cell. Mario Mellado, director del trabajo e investigador del CNB-CSIC”.

Impedir la agregación de los receptores de membrana podría utilizarse como base para nuevas estrategias terapéuticas contra procesos como la metástasis tumoral, enfermedades autoinmunes o el VIH.
Los receptores de membranas son las proteínas o glicoproteínas que permiten la interacción de determinadas sustancias con los mecanismos del metabolismo celular. Están presentes en varios lugares, la membrana plasmática, las membranas de los orgánulos, en el citosol celular o en el núcleo celular, a las que se unen específicamente otras sustancias químicas llamadas moléculas señalizadoras, como las hormonas y los neurotransmisores.
La unión de una molécula señalizadora a sus receptores específicos, desencadena una serie de reacciones en el interior de las células , se llaman transducción de señal), los estímulos recibidos sobre las dianas celulares y modulado por el ambiente , la presencia de patógenos, el estado metabólico de la célula, et
Los receptores se acoplan de forma de forma diversa a diversas proteinas, una proteína se une al receptor y genera una cascada de señales (transducción de señales) que deriva en un comportamiento biológico concreto.
Los acoplados a proteínas a proteínas G, suponen el 40% de la transducción de señales: Existen 6 subtipos de receptores acoplados a proteínas G que se distinguen por la similitud proteica, su mecanismo o su función.

Esquema de receptor transmembrana
E: espacio extracelular; I: espacio intracelular; P: membrana plasmática.

Similares a la rodopsina. Engloba un conjunto amplio de subfamilias de receptores, como la subfamilia de receptores de dopamina, esenciales para la supervivencia por su implicación primordial en el mecanismo de recompensa, o la subfamilia de receptores de histamina, que tienen implicación en el sistema inmune.
Familia de receptores de Secretina. Engloba un conjunto importante de subfamilias de receptores.
Familia de receptores metabotrópicos de Glutamato y feromonas. Engloba un conjunto de receptores basados en mensajeros secundarios y otros receptores relacionados con el gusto.
Receptores de feromonas de apareamiento por hongos.
Receptores de AMP Cíclico.
Frizzled’ / Smoothened’
Receptores basados en la apertura de un canal iónico que basan su modelo funcional en la apertura de un canal iónico de sodio (Na+), calcio (Ca2+) o cloro (Cl-). Una proteína se une a un receptor y provoca la apertura de un canal iónico por donde discurren ciertos iones, positivos o negativos, que provocan una respuesta biológica concreta.
Factor Neurotrófico Derivado de la Línea Celular Glial (GFRa).
Receptor de péptidos natriuréticos (NPR).
Receptor de neurotrofinas (TRK).
Receptor de tipo Toll.
Receptores transmembrana
Los receptores transmembrana son proteínas que se extienden por todo el espesor de la membrana plasmática de la célula, proteínas transmembranales, con un extremo del receptor fuera de la célula (dominio extracelular) y otro extremo del receptor dentro (dominio intracelular). Cuando el dominio extracelular reconoce a una hormona, la totalidad del receptor sufre un cambio en su conformación estructural que afecta al dominio intracelular, confiriéndole una nueva acción. En este caso, la hormona (u otro ligando) no atraviesa la membrana plasmática para penetrar en la célula. Aunque un receptor sencillo puede transducir alguna señal tras la unión del ligando, lo más frecuente es que la unión del ligando provoque la asociación de varias moléculas receptoras. Los principales tipos de receptores transmembrana son los siguientes:1
Receptores con actividad tirosina quinasa intrínseca.
Dentro de este grupo están los receptores de la mayor parte de los factores de crecimiento, como EGF, TGF-alfa, HGF, PDGF, VEGF, FGF, y el receptor de la insulina. Los receptores de esta familia tienen un dominio extracelular de unión al ligando, un dominio transmembrana, y un dominio intracelular con actividad tirosina quinasa intrínseca. Cuando se une el ligando, el receptor se dimeriza, lo que induce la autofosforilación de las tirosinas del dominio intracelular y activa la tirosina quinasa, que fosforila (y por tanto activa) muchas moléculas efectoras en cascada, de forma directa o mediante proteínas adaptadoras. En muchos tipos de cáncer se han detectado alteraciones en la actividad tirosina quinasa del receptor y mutaciones, por lo que estas moléculas son dianas terapéuticas muy importantes.
Receptores que carecen de actividad intrínseca y reclutan quinasas
En este grupo se incluyen los receptores de muchas citoquinas, como IL-2, IL-3, interferón α, β y γ, eritropoyetina (EPO), hormona del crecimiento y prolactina. La transmisión de la señal de estos receptores provoca la activación de miembros de la familia de quinasas denominadas JAK (Janus quinasas). Estas quinasas activan factores de transcripción citoplásmicos llamados STATs (por signal transducers and activation of transcription), que se translocan al núcleo y activan la transcripción de genes específicos. En otros casos, estos receptores activan la cascada de las MAP-quinasas.
Receptores acoplados a proteínas G
En este caso, la transducción de la señal se realiza a través de proteínas triméricas de unión a GTP (proteínas G), que constan de 7 hélices transmembrana y constituyen la mayor familia de proteínas receptoras (1% del genoma humano). Hay un gran número de ligandos que utilizan estos receptores, como las quimiokinas, vasopresina, serotonina, histamina, adrenalina, noradrenalina, calcitonina, glucagón y hormona paratiroidea, entre otros. Muchas drogas farmacéuticas comunes tienen como diana estos receptores. La unión del ligando provoca cambio de conformación y activación del receptor, que puede interaccionar con otras muchas proteínas G. La forma inactiva une GDP, mientras que la forma activa une GTP. En algunos casos, esta vía de señalización incluye AMPc como segundo mensajero.
El reconocimiento de la estructura química de una hormona por el receptor de la hormona utiliza los mismos mecanismos de enlace no covalente como los puentes de hidrógeno, fuerzas electrostáticas, fuerzas hidrófobas y de Van der Waals.
La equivalencia entre la unión hormona-receptor y la hormona libre es igual a:
[H] + [R] <-> [HR], con
[R]=receptor; [H]=hormona libre; [HR]=receptor unido a la hormona
Lo importante de la fuerza de la señal transmitida por el receptor es la concentración de complejos hormona-receptor, que es definida por la afinidad que existe entre la hormona con su receptor, por la concentración de la hormona y por la concentración del receptor. La concentración de hormona circulante es el punto principal de la fuerza de la señal, siempre que los otros dos valores sean constantes. En reacciones rápidas, la producción de hormonas por las células puede almacenarse en forma de prohormonas, y rápidamente transformarse y liberarse cuando sea necesario.
También la célula puede modificar la sensibilidad del receptor, por ejemplo por la fosforilación. También por la variación del número de receptores que pueden modificar la fuerza total de señalización en el interior de la célula.
Receptores nucleares
Los receptores nucleares o citoplasmáticos son proteínas solubles localizadas en el citoplasma o en el núcleo celular. La hormona que pasa a través de la membrana plasmática, normalmente por difusión pasiva, alcanza el receptor e inicia la cascada de señales. Los receptores nucleares son activadores de la transcripción activados por ligandos, que se transportan con el ligando u hormona, que pasan a través de la membrana nuclear al interior del núcleo celular y activan la transcripción de ciertos genes y por lo tanto la producción de una proteína.
Los ligandos típicos de los receptores nucleares son hormonas lipofílicas como las hormonas esteroideas, por ejemplo la testosterona, la progesterona y el cortisol, derivados de la vitamina A y vitamina D. Estas hormonas desempeñan una función muy importante en la regulación del metabolismo, en las funciones de muchos órganos, en el proceso de desarrollo y crecimiento de los organismos y en la diferenciación celular. La importancia de la fuerza de la señal es la concentración de hormona, que está regulada por:
Los órganos dianas reciben estimulación tanto eléctrica como química. En el caso mas típico, El hipotálamo produce factores liberadores de hormonas que actúan sobre la hipófisis y activa la producción de hormonas hipofisarias, las cuales activan los órganos endocrinos que finalmente producen las hormonas para los tejidos diana. Este sistema jerarquizado permite la amplificación de la señal original que procede del hipotálamo. La liberación de hormonas enlentece la producción de estas hormonas por medio de una inhibición reactiva (feedback), para evitar una producción aumentada.
Disponibilidad de la hormona en el citoplasma: Muchas hormonas pueden ser convertidas en formas de depósito por la célula diana para su posterior uso. Este reduce la cantidad de hormona disponible.
Modificación de las hormonas en el tejido diana: Algunas hormonas pueden ser modificadas por la célula diana, de modo que no activan el receptor hormonal y así reducen la cantidad de hormonas disponibles.
Los receptores nucleares que son activados por hormonas activan receptores específicos del ADN llamados elementos sensibles a hormonas (HREs, del inglés Hormone Responsive Elements), que son secuencias de ADN que están situados en la región promotora de los genes que son activados por el complejo hormona receptor. Como este complejo activa la transcripción de determinados genes, estas hormonas también se llaman inductores de la expresión genética. La activación de la transcripción de genes es mucho más lenta que las señales que directamente afectan a proteínas ya existentes. Como consecuencia, los efectos de hormonas que se unen a receptores nucleares se producen a largo plazo. Sin embargo la señal de transducción a través de receptores solubles afecta sólo a algunas proteínas. Los detalles de la regulación genética todavía no son del todo conocidos. Todos los receptores nucleares tienen una estructura modular similar:
Receptores esteroideos son un subtipo de receptores nucleares localizados permanentemente en el citoplasma. En ausencia de hormona esteroidea, los receptores están unidos en un complejo denominado complejo aporreceptor, que contiene proteínas chaperonas o carabina, también conocidas como proteínas de choque térmico o de calor (HSPs del inglés Heat Shock Proteins). Las HSPs son necesarias en la activación del receptor porque ayuda a cambiar su conformación que le permite unirse a la secuencia de bases del ADN.
Los receptores esteroides también pueden tener un efecto represivo sobre la expresión genética cuando el dominio de transactivación esté escondido, por lo que no se puede activar la transcripción. como resultado de otras formas de señal de transducción, por ejemplo como por un factor de crecimiento. Este comportamiento es llamado crosstalk.
RXS y receptores huérfanos. Estos receptores moleculares pueden ser activados por: hormonas que entran en el interior de la célula de diferentes maneras
Una hormona clásica que entra en la célula por difusión.
Una hormona que fue sintetizada en la célula, de un precursor o prohormona, que puede ser transportada hacia la célula a través del torrente sanguíneo, como por ejemplo retinol
Una hormona que fue completamente sintetizada en el interior de la célula, las prostaglandinas.
Estos receptores están localizados en el núcleo y no están acompañados de proteínas carabina. En ausencia de hormona, se une a su secuencia específica de ADN inactivando un gen. Cuando se activan por las hormonas, se activa la transcripción de genes que estaban reprimidos.
La complejidad del tema y el desconocimiento del tema en medicina por la mayoría de los profesionales, me llevan a copiar el articulo .
Impedir la agregación de los receptores de membrana podría utilizarse como base para nuevas estrategias terapéuticas contra procesos como la metástasis tumoral, enfermedades autoinmunes o el VIH, según publica Molecular Cell.
Mario Mellado, director del trabajo e investigador del CNB-CSIC.
Los receptores de quimiocinas son proteínas de la membrana celular clave en muchos procesos biológicos porque orientan y dirigen el movimiento de la célula. No actúan de manera individual, ni tampoco en parejas, como se pensaba hasta ahora, sino que forman agregados de hasta diez unidades para llevar a cabo su función de una manera más eficiente. Es lo que indica un estudio publicado en Molecular Cell que analiza la dinámica y la disposición de CXCR4 en la membrana celular. Los autores sugieren que impedir la agregación de estos receptores podría utilizarse como base para nuevas estrategias terapéuticas contra enfermedades en las que CXCR4 juega un papel importante como la metástasis tumoral, enfermedades autoinmunes o el Sida (CXCR4 es uno de los receptores usado por algunas cepas de VIH para infectar las células).
El trabajo, llevado a cabo por investigadores del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC (CNB-CSIC) en colaboración con el ICFO (Instituto de Ciencias Fotónicas) de Barcelona y el CNIC (Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III) de Madrid, demuestra que la asociación de estos receptores en grupos posibilita la activación completa de la maquinaria de señalización celular necesaria para que la célula se oriente y desplace correctamente.
“Estos agregados son más activos que los receptores individuales o en pareja, asegura Mario Mellado, director del trabajo e investigador del CNB-CSIC, quien señala además que es un mecanismo que permite a la célula adaptarse muy rápidamente a cambios en el ambiente en que vive y responder de manera muy efectiva”.
Lo más importante del trabajo , es que se han han identificado pequeños péptidos capaces de impedir la formación de estos agregados, bloqueando así la función celular. “Estos resultados posibilitan el desarrollo de nuevas terapias basadas en compuestos que interfieren en la formación de agregados de receptores de quimiocinas específicos. Es una estrategia que podría ser utilizada para atajar enfermedades como el cáncer, la infección por VIH o enfermedades autoinmunes”, explica Mellado
Este proceso de agregación también se ve influido por la actina, una proteína que forma parte del esqueleto de la célula. Todos estos factores regulan y controlan la formación de agrupaciones de CXCR4 en la superficie celular y, como consecuencia, la activación de la maquinaria de señalización necesaria para promover una función completa en la célula. “Ya estamos comenzando a trabajar en la búsqueda de compuestos pequeños capaces de intervenir en el proceso de agregación de CXCR4, y sean prometedores candidatos para el desarrollo de nuevos tratamientos clínicos”, concluye Mellado.

Referencias
Kumar, MBBS, MD, FRCPath, V.; Abul K. Abbas, MBBS, Nelson Fausto, MD and Jon Aster, MD (2009). «Ch3-Tissue Renewal, Regeneration and Repair». En Saunders (Elsevier). Robbins & Cotran Pathologic Basis of Disease (8th edición).

5 Abril 2018

La biopsia en líquido cefalorraquídeo de los gliomas cerebrales

Archivado en: TUMORES — Enrique Rubio @ 13:30

La biopsia en líquido cefalorraquídeo mejora el diagnóstico y pronóstico de los gliomas cerebrales
MEDICINA DE PRECISIÓN
Redacción | 2018-04-03 15:00:00
La biopsia líquida permite, por primera vez, hacer un rápido diagnóstico molecular del glioma y un pronóstico en base a la subclasificación tumoral obtenida a partir del líquido cefalorraquídeo.
Francisco Martínez-Ricarte, primer firmante del estudio, lo conocí cuando estudiaba el ulimo curso de licenciaura se me ocurrio ponerle solo un 9 sobre 10 a su examen, Fran como le llama todo el munco, cariñosamente, tardo muy poco en preguntarme y con cierto enfado, porque no un 10, cuando el tenia 10 en todas las asignaturas de la carera.
No muy alto, con un pantalon corto de verano y con una cara muy graciosa que me invitó a la risa.
Yo le hable de lo delicado para su futuro el tener un espediente tan rico, cuando el libro de Godelmant se iniciaba con el mal porvenir de los estudiantes tan buenos.
Despues de reírnos un rato y yo corregir su nota de 9 a 10 como era lógico, Le pregunte si había leído a San Juan de la Cruz, el no se definió mucho pero me dio la impresión que el tema no le interesaba demasiado, pero si al día siguiente me trajo un poemario de San Juan dedicado.
Me encantó y sigue haciéndolo, ser amigo de Fran, se le ve venir su cabeza brillante y que no es como los demás. Le interesa el trasfondo de la medicina y se fue a trabajar al Servicio de Neurocirugia del valle de Hebron en Barcelona del que yo era Jefe, pero solo me quede un año, pues me jubile y el que había decidido despues de nuestra entrevista, hacerse neurocirujano, se sintió fastidiado. Yo que me quiero hacer neurocirujano después de haberle conocido y ahora usted se va.
Ahora como era de esperar sigue brillndole la cabeza que acompaña de un buen carácter y de algo sublime “ayuda a los demás, por lo menos a mi”.
Me cautivo su trabajo desde el principio, que dirige el famosos Profesor Seoane sobre biopsia en el Liquido Cefalo Raquídeo de los tumores cerebrales.
El trabajo es una maravilla de dirección y de ejecución y consigue simplificar la temida biopsia a cielo abierto de los tumores cerebrales.
Tiene el la suerte de su capacidad de comunicarse y ayudar a todo el mundo, con lo que todos le ayuda a el. Y además trabajar en el Valle de Hebrón, tener por Jefe del Servicio al Dr Juan Sahuquillo y el tienen la capacidad de ser trabajador y ver el revés de cada hora y ponerse al lado de Seoane que es otro igual, sabio el y curioso y amante de la colaboración.
Escribo esta nota, porque quiero manifestar mi alegría de que yo tenga aunque de lejos algo que ver con este articulo y que lo nuevo, pensado y colaborado en un grupo no tiene perdida
Joan Seoane, Instituto de Oncología (VHIO) y profesor Icrea.
Un estudio pionero liderado por Joan Seoane, director del Programa de Investigación Traslacional del Valle de Hebrón Instituto de Oncología (VHIO) y profesor Icrea, ha demostrado que el gracias al análisis genómico del ADN tumoral circulante (biopsia líquida) en líquido cefalorraquídeo (LCR) permite un diagnóstico más adecuado de los gliomas cerebrales, posibilita su clasificación y, por lo tanto, permite conocer mejor su pronóstico. La cirugía de los tumores cerebrales sigue siendo la pieza fundamental de su tratamiento, pero la biopsia líquida en LCR permite un manejo quirúrgico y clínico más preciso de estos pacientes, con un método menos invasivo, y ayuda a determinar el tratamiento a seguir en base a este pronóstico.
El trabajo, que se publica hoy en la revista Clinical Cancer Research, es un claro ejemplo de investigación traslacional en el que también han participado varios miembros del Valle de Hebrón Barcelona Hospital Campus, entre investigadores de diferentes grupos del VHIO y oncólogos, patólogos y neurocirujanos del Hospital Universitario Valle de Hebrón, entre ellos el neurocirujano Francisco Martínez-Ricarte, primer firmante del estudio.
Una de las principales dificultades a la hora de abordar el diagnóstico de un tumor cerebral e identificar los diferentes subtipos de gliomas cerebrales que existen es su localización anatómica, además de los riesgos que supone realizar una biopsia cerebral para la identificación y el diagnóstico del tumor. Hasta ahora la única posibilidad de conocer qué subtipo tumoral afectaba al paciente era mediante una biopsia quirúrgica. “La biopsia líquida, por primera vez, permite un rápido diagnóstico molecular del glioma y, en base a esta subclasificación tumoral, conocer el pronóstico del paciente”, expone Seoane, responsable de esta investigación. “No todos los tumores cerebrales tienen el mismo pronóstico y, en parte, de esto dependerán también las decisiones que se tomen y los riesgos quirúrgicos que se afronten”, explica Martínez-Ricarte, primer firmante del trabajo. En el curso del trabajo de investigación encabezado por Seoane se desarrolló una plataforma que ha permitido estudiar, de forma rápida y simultánea, el genotipo de siete genes relacionados con los gliomas.
El estudio detallado de subtipos moleculares del cáncer es imprescindible para el avance hacia una medicina oncológica cada vez más precisa y para llegar a aproximaciones terapéuticas más efectivas. Por ello, se trabajó tanto con muestras tumorales obtenidas por biopsia tradicional como con líquido cefalorraquídeo obtenido por punción lumbar para llevar a cabo la caracterización histopatológica de los pacientes. “De esta manera, con el análisis del ADN tumoral circulante en el líquido cefalorraquídeo hemos logrado clasificar hasta el 80 por ciento de los gliomas en tres subtipos diferentes. Hay que tener en cuenta que los pacientes de cada uno de estos subtipos tienen una supervivencia media muy diferente, que oscila entre 1 y 15 años. Debido a esta gran diversidad de pronósticos, resulta imprescindible una adecuada clasificación de los gliomas para seleccionar el mejor tratamiento para cada paciente”, afirma Seoane.
“Si le añadimos lo invasivo que resulta hacer una biopsia cerebral y el hecho de que disponer del tejido de una parte del tumor no nos asegura que tengamos una representación exacta del tumor, dada la heterogeneidad intratumoral que existe, las ventajas de poder estudiar el líquido cefalorraquídeo a modo de biopsia líquida son mayúsculas, pues permite el diagnóstico y la subclasificación de los tumores evitando a la vez los riesgos de los procedimientos quirúrgicos”, concluye.
La caracterización genómica de los gliomas es crucial para un manejo quirúrgico y clínico más preciso de los pacientes. Sin embargo, la dificultad para acceder a muestras tumorales por la localización anatómica de los mismos hacía necesario llevar a cabo procedimientos quirúrgicos de alto riesgo. Además, la evolución heterogénea intratumoral suponía un reto añadido, pues obligaba a continuas intervenciones para hacer un seguimiento de la evolución del tumor.
Hasta la fecha, la única técnica no invasiva que se empleaba era una imagen de resonancia magnética en aquellos pacientes sospechosos de tener un glioma. Sin embargo, seguía siendo necesaria una biopsia de tejido para confirmar los positivos. Era pues muy necesario desarrollar un método no invasivo que permitiera caracterizar estos tumores de cerebro y de esta forma facilitar su diagnóstico molecular. En los últimos años ha habido diferentes avances que han demostrado la eficacia de la llamada biopsia líquida a la hora de analizar el ADN tumoral circulante en el torrente sanguíneo. En este caso se ha podido demostrar la eficacia de este mismo método, pero en lugar de en sangre, analizando el líquido cefalorraquídeo. Se abre así una nueva vía tanto para el diagnóstico como para el seguimiento de unos pacientes que tienen pronósticos muy diversos y para quienes resulta crucial una correcta clasificación de los tumores.
Este trabajo que hoy se publica es uno de los primeros pasos de un proyecto de enorme magnitud financiado por la Asociación Española Contra el Cáncer con un millón de euros para investigar el glioblastoma y la metástasis cerebral, y que dirige Joan Seoane. El proyecto, que incluye a varios grupos de investigación de diferentes centros, busca nuevas dianas terapéuticas y tratamientos, así como el desarrollo de nuevos métodos menos invasivos para el diagnóstico molecular de esta enfermedad, lo cual permitirá caracterizar los tumores y así poder seleccionar el mejor tratamiento para cada paciente.
Felicidades a todos y gracias.

Gestionado con WordPress