Enriquerubio.net

12 Enero 2017

¿SEGUIREMOS UTILIZANDO PARA APRENDER SOLO EL LIBRO.?

Archivado en: FUNCIONES PSIQUICAS, General — Enrique Rubio @ 16:26

Hace mucho tiempo que tengo con mis amigos y sobre todo con mi mujer frecuentes discusiones sobre “leer o aprender, y si leer en libros y revistas o en procedimientos informaticos”. No llegamos a ponernos de acuerdo, pero yo necesito más comodidad cada vez.
He aprovechado un artículo de Quim Monzó en la vanguardia de jueves día 12 de Enero de 2017.
Habla este autor de Lincoln, una ciudad Argentina, de la provincia de Buenos Aires. Famosa por su carnaval y de como los niños de esta ciudad en la festividad de reyes se reunen en la plaza para recibir los juguetes que les traen los Magos . El ayuntamiento de esta ciudad ha pasado de regalar juguetes a los niños a regalar libros. Con la idea de aumentar su afición a la lectura.
Y habla de la obsesión enfermiza que mucha gente tiene de fomentar la lectura entre los chicos. Y como a menudo los niños huyen de los libros y seguramente se dedicarán en el futuro a otra actividad antes que ir pasando página.
Como anécdota, comenta que en vez de traerles “El Principito”, considerada como una obra ideal para niños, que yo nivel personal creo que los niños son incapaces de entender esta obra. Pues bien en vez de el principito hubo una confusión y le extrajeron el Príncipe de Maquiavelo Esta obra que estuvo prohibida mucho tiempo, debió ser impactante para los niños.
Pero no es esto lo que me sorprende de este artículo. Es la de necesidad de reintroducir el libro como portador del conocimiento, en una época en que el conocimiento se puede adquirir por otros medios que no son específicamente los libros y que son más cómodos y fáciles de manejo. Y sobre todo no ocupan tanto lugar y es más fácil localizar lo deseado.
Escuchaba hace unos días en la radio como existe una tendencia a ver imágenes y escuchar literatura hablada, al mismo tiempo que se abandonan los libros.
Esto no es soportado en General, pues lo contrario, es decir la difusión del libro es defendida por otros grupos.
A nivel personal creo que una de las condiciones que a los prehomínidos lo convirtieron en homínido, es el lenguaje.
Expresar las ideas era el objetivo, y sigue siendo, la misión del lenguaje. El lenguaje es una herramienta para expresar el pensamiento. No puede convertirse esta herramienta en algo más complejo que el propio pensamiento. Al mismo tiempo que la industria que surge del libro, es por lo menos analizable.
Soy neurocirujano ya retirado, pero me gusta el aprendizaje de las neurociencias tanto como leer el Viejo y el Mar.
Tengo una biblioteca aceptablemente grande, sobre todo de revistas americanas de neurocirugía. Hace años que esta sección al mente veo una revista de neurocirugía , porque me es mucho más fácil consultar cualquier medio informático, que buscar uno de los miles artículos que soportan mis revistas.
Durante una época contrataba a un joven estudiante que me idexaba las revistas, y llegue a tener tal cantidad de fichas que era inmanejable. De forma que necesitaba un sistema informático, concretamente una base de datos para mantener el índice de mi revista. Esto resultaba dificilísimo y lo abandone. Porque con la llegada de internet me puse en contacto con todas la revistas de neurocirugía del mundo, entre otras materias. A las que llegaba con una facilidad sorprendente para mí, y que fui manejando de forma más acertada cada vez. Concretamente “Medscape”, me trae cada día por lo menos 10 artículos, novedosos y resumidos sobre materias neurales y además interrelacionados. De forma que cuando veo un artículo de esta revista, que es una síntesis de lo publicado en tiempo real, al mismo tiempo me facilita la posibilidad de consultar articulos similares. Y la posibilidad de acceder al artículo original, unas veces pagando y otra de forma gratuita.
Si esto lo extrapolamos a los libros o la revistas, el esfuerzo de buscar un artículo y los que estan relacionados con el, me lleva días y mucho cansancio. De forma qué a nivel personal no dudó que el sistema informático es mucho mas simple y asequible y por supuesto más rápido.
Deduzco que la información en libros y revistas, no es que vaya a desaparecer, sino que va a ser sustituido por el sistema informático, con todo lo que ello lleva consigo. Para bueno y para malo.
Permítanme un ejemplo:
Cuando estudiaba medicina en Sevilla, la única vez que teníamos posibilidad de ver micro fotografías, en las asignatura de histología o anatomía patológica, era una hora en la catedra de estas asignaturas, en la que un Profesor nos enseñaba materias básicas de una manera rápida. Una semana para cada asignatura durante toda la carrera. No más.
En el estudio de la anatomía macroscópica, tanto del cerebro como del resto de nuestra economía. Esto era distinto eran clases diarias de prácticas anatómicas durante dos años y resultaba muy eficaz para el aprendizaje. De hecho los médicos en General tienen Buenos conocimientos anatómicos.
Después de esto excepcionalmente tuve acceso a las ciencias básicas de la materia que yo barajaba. Podía realmente ver, cerebro, médulas, columnas vertebrales y nervios periféricos, en mi práctica quirúrgica, por lo menos dos veces de semana. Pero preparaciones histológicas de estas materias sólo ocurrirá en las sesiones clínicas que compartíamos como otros servicios. Yo nunca vi un cromosoma. Sabía que era un corpúsculos que tenía ADN, pero no vi nunca una imagen real, salvo los libros . Ahora los puedo ver en You Tuve todos los días.
Cuando empecé a hacer docencia y necesitaba presentar a los alumnos diapositivas. Y quería demostrar les imágenes de operaciones, radiografías , imágenes de microscopía, o de fisiología, o anatomía referentes al sistema nervioso. Me las veía y deseaba y tenía que fotografiar imágenes de libros casi siempre con muchos años de impresión, que me costaban un esfuerzo enorme y por supuesto mucho tiempo.
En la actualidad puedo tener todas imágenes que necesite, y además contrastada con otros autores y de una belleza y perfección extraordinaria. De forma que ni siquiera entró en discusión de la bondad del sistema informático y dudo mucho de la eficacia del libro en estos menesteres.
Los medios de comunicación sirven, para eso para comunicarnos y tenemos que asumir que nos merecemos cierta comodidad a la hora de tener usar estos medios. No confundirnos conque el medio va a ser mas complejo que el contenido.
Estoy seguro que esto será motivo de muchas controversias.
Pero yo ya no utilizo mi biblioteca, salvo en contadas ocasiones. Por supuesto que leo libros y cada día, pero que no sea muy gordos ni con mucha páginas
Sí creo que libro de divulgación, a los que cada día estoy más arraigados.
Y los que más me duele es que empiezo a tirar a la basura parte de mis revistas, lo cual me produce dolor de corazón. Cuando he ofrecido gratuitamente mis revistas a alguna biblioteca o a los jóvenes médicos, desencadenó su risa. No la quieren. Porque todos utiliza el método informático. Por supuesto que esta no es generalizable sigue habiendo mucha gente que lee exclusivamente libros y la informática los aturde.
Como soy médico viejo, lógicamente debía estar pegado a la aquellos soportes de información en que me formé.
Debo ser un traidor, pero la comodidad que me promocionan los métodos informáticos me hacen sentirme más cómodo y actualizado y además los puedo utilizar en presentaciones que realizó acertadamente.
Es un tema de charla frecuente con los compañeros de edades parecida a la mía, cuando comentamos las dificultades que teníamos para preparar una charla para un congreso. Era un mártirio,. Escribir a máquina o a mano la diapositiva, agregar imágenes, fotografiadas de un libro y después fotografiarlas y mandarlas revelar . Y la fotografía. ” Santa María”. Excepcionalmente me camplacian y múltiples vecesA propósito de un artículo de quim Monzó en la vanguardia de jueves día doce de ENERO DE 2017.

Habla este autor de una ciudad Argentina de la provincia de buenos aires famosos por su carnaval y de como los niños la paz a la festividad de reyes se reunieron en la plaza para recibir su juguetes. El ayuntamiento de esta ciudad ha pasado de regalar juguetes a los niños a que es regalar libros.
Y habla de la obsesión enfermiza que mucha tiene de fomentar la lectura entre los chicos. Y como a menudo las niñas huyen de los libros y seguramente and que se dedicarán en el futuro a otra actividad antes que ir pasando página.
Queriéndose que a los niños con el principito considerada como una obra ideal para niños y en vez de precipitó les enviaron el príncipes de maquiavelo. Esta obra que estuvo prohibida mucho tiempo debió ser impactante para los niños.
Pero no es esto lo que me sorprende de este artículo. Es la de comunicarse necesidad de reintroducir el libro como portador del conocimiento, en una época en que el conocimiento se puede adquirir por otros medios que no son específicamente los libros.
Escuchaba hace unos días en la radio como existe una tendencia a ver imágenes y escuchar literatura hablada, al mismo tiempo que se abandonar los libros.
Esto no es soportado en General, pues lo contrario, es decir la difusión del libro es defendida por otros grupos.
A nivel personal creo que una de las condiciones que a los prehomínidos lo convirtieron en homínido, es el lenguaje.
Expresar las ideas era el objetivo, y sigue siendo de lenguaje. El lenguaje es una herramienta para expresar el pensamiento. No puede convertirse esta herramienta en algo más complejo que el propio pensamiento. Al mismo tiempo que la industria que surge del libro, es por lo menos analizaBLE.
Soy neurocirujano ya retirado, pero me gusta el aprendizaje de las neurociencias tanto como leer el viejo y el mar.
Tengo una biblioteca aceptablemente grandes, sobre todo de revistas americanas de neurocirugía. Hace daño que los medios, porque me es mucho más fácil consultar cualquier medio informático, que buscar uno de los miles artículos que soportan mis revistas.
Durante una época contrataba a un joven estudiante que me interesaba la revistaS, y llegue a tener tal cantidad de fichas que era inmanejable. De forma que necesitaba un sistema informático, concretamente una base de datos para mantener el índice de mi revista. Estos resultados dificilísimo y lo abandone. Porque la llegada de internet me puse en contacto con toda la revista de neurocirugía del mundo entre otra materia. A las que llegaba como una facilidad sorprendente para mí, y que fue y manejando de forma más acertada cada vez. Concretamente medscape, me trae cada día -10 artículos novedosos sobre materias neurales y además interrelacionados. De forma que cuando veo un artículo de esta revista, que es una síntesis de lo publicado, al mismo tiempo me facilita la posibilidad de consultar articulos similares.
Si esto lo extrajera de los libros o de revistas, el esfuerzo de buscar un artículo y los que estan relacionados con el me llevaria días y mucho cansancio. De forma qué no dudó que el sistema informático es mucho mas simple y acequible y por supuesto más rápido.
Deduzco que la información en libros y revistas, no es que vaya a desaparecer, sino que va a ser sustituido por el sistema informático, con todo lo que ello lleva consigo.
Permítanme un ejemplo:
Cuando estudiaba medicina en Sevilla, la única posibilidad que teníamos de ver microfotografías, de la asignatura de histología o anatomía patológica, era unas 10 horas en cada curso, dos en total, despues de esto, no volviamos a ver nada al microoscopio
Cuando empecé a hacer docencia y necesitaba presentar a los alumnos una imagen, de microscopía, me las veía y deseaba y tenía que fotografiar imágenes de libros casi siempre con muchos años de impresión, que me costaban un esfuerzo enorme y por supuesto mucho tiempo.
En la actualidad en youtube por ejemplo puedo tener todas imágenes que necesite, y además contrastadas con otros autores y de una belleza y perfección extraordinaria. De forma que ni siquiera entró en discusión de la bondad del sistema informático.
Los medios de comunicación sirven, para eso para comunicarnos y tenemos que asumir que nos merecemos cierta comodidad a la hora de tener estos medios.
Estoy seguro que esto será motivo de muchas controversias.
Pero yo ya no utilizo mi biblioteca. Si algún libro de difusión, a los que cada día estoy más arraigado.
Y los que más me duele es que empiezo a tirar a la basura parte de mis revistas, lo cual me produce dolor de corazón. Cuando he ofrecido gratuitamente mis revistas, a alguna biblioteca o los jóvenes médico, desencadenó su risa. No las quieren. Porque todos utilizan el método informática.
soy médico viejo, lógicamente debía estar apegado a aquellos procedimientos en los que me formé.
Debo ser un traidor, pero la comodidad que me promocionan los métodos informáticos me hace sentirme más cómodo y actualizado y además los puedo utilizar en presentaciones que realizó acertadamente.
Es un tema de charla frecuente con los compañeros de edades parecida a la mía, el comentario de las dificultades que nos suponían preparar una charla para un congreso. Era un mártirio, escribir a máquina o a mano la diapositiva, agregar una imagen fotografíada de un libro . Y la fotografías, rara vez me complacian y múltiples veces fueron eran un churro. Es verdad que algunos de mis compañeros eran expertos en la elaboración de las diapositivas, pero a mí me costaban un riñón.
Recuerdo hace muchos años que presente en Alicante mi experiencia en el tratamiento de los abscesos cerebrales.
Se trataba de una serie, que estudiaba los beneficios entre, el procedimiento clásico de la evacuación por punción, con la extirpación del abceso mediante craniectomia. La presentación fue terrible. Pues con el fondo azul de la diapositiva aparecían una letras amarillas que eran ilegibles.
En la presentación del tema, la discusión del método fue durísima, pero la bronca que me ha hecho mi maestro el Dr Albert, no fue por el temas en sí, sino porque la diapositiva no había manera de entenderla. Era una mezcla de colores que no se podian ver. Y además había tardado meses en prepararla.
Cuando utilizo el ordenador para preparar charlas, y sale todo tan bonito, me siento feliz,
Hemos nacido para ser felices, los procedimientos que nos impiden esta necesidad, tienen que ser modificados y adaptados a nuestros tiempos.
Les aseguro que entiendo a los lectores de libros, pero la información no tiene que ser recogida exclusivamente por el libro hay otros procedimiento. La radio, la televisión el ordenador, la charla y también los libros. Pero la evolución no nos va a permitir otra cosa, caiga quien caiga..
Recuerdo hace muchos años que presente en un congreso de neurocirugía mi experiencia en el tratamiento de los abscesos cerebrales.
Se trataba de una serie, que estudiaba los beneficios entre entregar el acceso, el procedimiento clásico de la el evacuación por punción, comparado con la extirpación mediante craniectomia. La la presentación fue terrible. Pues con el fondo azul de la diapositiva aparecían una letras amarillas que eran ilegibles.
En la presentación del tema, la discusión del método fue durísima, pero la bronca de mi maestro el Dr. Albert no era por el tema en sí, sino porque la diapositiva no había quien la viera. Era una mezcla de colores que no había quien entendiera. Y además había tardado meses en prepararla.
Cuando utilizo el ordenador para preparar charlas. Y sale todo tan bonito, me siento feliz, de la facilidad que tengo con la informática.
Si hay algo de lo mantiene vivo en nuestra necesidad de aprender, y los que conseguimos con este aprendizaje mejora nuestra vida. Quizá no de una manera inmediata y con sus injerencias, pero termina siendo útil e imprescindible.
Hemos nacido para ser felices, los procedimientos que nos impiden esta necesidad, tienen que ser modificados y adaptados a nuestros tiempos.
Les aseguro que entiendo a los lectores de libros, pero la información no tiene que ser recogida exclusivamente del libro hay otros procedimiento. La radio, la televisión el ordenador, la charla y también los libros.
La evolución no nos va a permitir otra cosa, caiga quien caiga.

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

Canal RSS de los comentarios de la entrada. URL para Trackback

Deja un comentario

Gestionado con WordPress